La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Jue Ago 22, 2013 12:00 am

Había perdido la noción del tiempo. Así, directamente como lo decía: Iba a dormir cuando sentía ganas y salía de mis aposentos cuando ya me había cansado de yacer en mi cama o de leer alguno de los desgastados libros de la biblioteca, o de contemplar el negro horizonte del Reino de la Noche.

Mis días se reducían a eso: Despertarme a la hora en la que me despertase, tomar un desayuno simple y dejar que las horas se fuesen, como las hojas acunadas por el viento, mientras estaba en la biblioteca de la escuela, enfrascada en la lectura de cualquier libro hubiese elegido para esa eterna velada. Y en algún punto de la sempiterna noche pararía de leer y dejaría el libro donde estaba y cenaría y me retiraría a mis aposentos. 

Tampoco es que hablase con mucha gente. Se podía ver que esta escuela tenía muchos más alumnos que la Torre, posiblemente por el hecho de que fuese más... tranquila, sin muertes y sin magos oscuros y todo eso. Sin embargo, también estaba más muerta, pues siempre reinaba un profundo silencio, roto solamente por los pasos de la gente, o el pasar de las hojas, o el tintineo de los cubiertos en el comedor, o el murmullo de las tranquilas aguas del lago. 

Apenas había hablado con nadie desde que estaba ahí: Solo recortaba haber tenido una "conversación" con una alumna. Tampoco había visto a la Señora del Lago, pero suponía que sabía que me había adentrado en sus dominios.

Y de vez en cuando, para romper la rutina, montaba a caballo, volvía a practicar la lucha con las mazas y espadas, arte aprendido en uno de mis viajes hacia las tierras de los elfos, o practicaba la magia del agua. Generalmente, solía hacer lo último, teniendo en cuenta mis razones para aparecerme por este lugar.

Y, sin lugar a coincidencia alguna, hoy era uno de esos días.

La luna apenas se había alzado por el este cuando decidí salir del edificio principal. Anduve junto a la orilla del lago, de aguas negras y profundas, durante unos cuantos minutos, para alejarme de la entrada principal a la Escuela. Aunque podría haber dicho que estaba envuelta en un manto de oscuridad, estaría mintiendo, pues los altos ventanales de la escuela desprendían una luz dorada que iluminaba esta orilla del Lago, que dibujaba con colores dorados sobre las aguas oscuras que rodeaban a la escuela.

Portaba una túnica de lana roja, bordados los bajos, las mangas y el cuello con llamas de colores rojos, naranjas y amarillos. Denotaba mi rango como maga consagrada, aunque realmente era una maestra. Sin embargo, esto no era la Torre, por lo cual no llevaba la simple túnica marrón de los maestros. También tenía una capa del mismo color del cielo, con una capucha que me cubría la cabeza. 

Me hallaba con la espalda al edificio, contemplando mi sombra delimitada por los destellos dorados sobre las aguas. Cerré los ojos durante unos instantes, mientras alzaba las manos hacia el agua, con las palmas abiertas. Tomé aire, para relajarme, y lo expulsé en una larga exhalación.

VèthNänDòhAsh AshTótTótIakNänGajaIakTót
TótEwë EwëTót AshBehvDòhUvChahlIakTót
TótEwë IakNän PùtherReveOblêvfedUvNänDòhAsh
SaselIakChahlUvTót EwëSasel VèthNänDòhAsh

La superficie del agua comenzó a burbujear, y pronto esa zona se alzó de la orilla del agua y comenzó a crecer y creció y creció y creció, y se enroscó consigo misma y pronto adquirió unas facciones más visibles. Su cuerpo entero, más transparente que el cristal, estaba cubierto por una especie de escamas, un poco más translúcidas que el cuerpo del elemental aquel. Una serie de espinas emergían de su "columna vertebral" (cosa que entrecomillo por ser un elemental hecho puramente del elemento acuático), que se hacían más pequeñas cuanto más se acercaban a la superficie del lago. Su "cabeza" era bastante más plana que el cuerpo, pero en su boca había algo blanco, pero al abrir sus fauces aquel sierpe de agua se podían distinguir unos colmillos blancos, como si estuviesen hechos de hielo.

Aquella gran serpiente de agua me contempló, como si se preguntase si la figura de la túnica flamígera fuese quien la había invocado. Incluso podría decir que quería abalanzarse y pegarme un bocado. Cerré mis puños mientras pronunciaba alguna que otra runa, para tranquilizar el elemental. Quizá sería demasiado tarde y me encontraba cansada, o simplemente necesitaba más concentración para tal elemental. Pero intentaría contenerlo.

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Jue Ago 22, 2013 12:26 am

No conseguí coger el sueño ni descansar, mi cabeza era un torrente de pensamientos y recuerdos dolorosos. Me gustaba estar aquí, lo había elegido, había elegido venir a esta escuela para conocer mis poderes, para aprender a controlarlos y para demostrarme a mí misma lo importante que podía llegar a ser, pero ahora esas razones parecían minúsculas, microscópicas, al lado de la sensación de añoranza que tenía. Había abandonado mi casa, mi ciudad, mis amigos... mi familia. Todo.

Obligándome a no pensar más en ello, y con la idea de salir a disfrutar del lugar en el que me encontraba, me levanté de la cama, cogí mi libro y alisé mi túnica blanca.

El pasillo era más largo de lo que recordaba, no me había parecido que tenía esa longitud cuando llegué aquí. Mientras caminaba vi a un par de grupos de alumnos, con túnicas diferentes, hablar en susurros entre ellos hasta que yo pasaba a su lado, todos me miraban de arriba abajo, alguno sonreía y otro simplemente se reía.

"Genial, llevo colgado el cartel de CHICA NUEVA en la frente - pensé para mí, intentando pasar cerca de la gente sin mirarles a la cara o haciéndome lo más pequeña posible.

Decidí buscar un lugar lo más tranquilo para comenzar a leer el libro que me habían dado. Por una parte estaba emocionada, ese libro me enseñaría a controlar mi poder, pero por otro lado significaba el comienzo de una nueva vida, y a mí los cambios me asustaban, sobre todo si eran cambios tan grandes como aquel.
Recordaba a mis padres decirme que aquella escuela era muy buena, que la mayoría de los humanos "especiales" como yo venían aquí, y que seguro haría muchos amigos... Já, hasta yo me lo creía en ese momento.

Salí fuera de la escuela y el frescor del aire libre chocó en mi cara de golpe, como presentándose ante mí. Una nueva temperatura, un nuevo lugar. el silencio que reinaba en aquel lugar me parecía de lo más perturbador, estaba acostumbrada al sonido de la ciudad, al bullicio de la gente y todo aquí era tan tranquilo, tan apacible.

Comencé a escuchar ruidos, pero no era ruido de gente, era ruido de agua. ¿Agua?... sería el agua del lago.
Guiada por este sonido me acerqué hasta donde conseguí vislumbrar a una chica. Llevaba una túnica roja, no una blanca como la mía, por lo que supuse que sería alguien importante.El fijarme en la chica hizo que, por un segundo, me olvidara de la enorme serpiente de agua que tenía delante suyo. Era una serpiente de grandes dimensiones y, lo peor, con un aspecto feroz. La chica seguía delante de aquella serpiente sin moverse, como esperando que aquella bestia le engullera. Apreté los puños, con algo de miedo, nunca había visto nada igual.

- ¡ALÉJATE! - grité sin poder contenerme más, corriendo hacia la chica y moviendo los brazos como loca. Llegué hasta ella y la agarré del brazo, tirando de ella - ¡Corre, tenemos que salir de aquí!

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Jue Ago 22, 2013 12:53 am

De momento no le pedí a la sierpe que hiciese algo complicado. Solo moverse de aquí para acá, sumergirse y volver a salir, todo lo normal. Como si fuese una domadora y esta fuese mi mascota, como si estuviésemos entrenando para ir a sorprender unos pueblerinos, como si fuese parte de una troupe de juglares.

Pero tal, estuve unos cuantos minutos dominando a la bestia, como si no fuese una titánica serpiente lo que se hallaba ante mi, sino una inofensiva culebra de apenas unos centímetros de longitud. Pero eventualmente me cansé y decidí que era hora de emplear otros hechizos, por lo cual tocaba devolver a la sierpe a su forma original: las negras aguas del lago.

AshDòhNänUv TótSaselEwë TótUvChahlIakSasel
AshDòhNänUvfedOblêvRevePùther NänIak EwëTót
TótIakChahl

Y paré de pronunciar la letanía de palabras arcanas, al revés, claro está, para deshacer el hechizo, a causa de un gran griterío que se escuchaba a poca distancia de mi. "¡Aléjate!", gritaba la voz, y continuaba con un "¡Corre, tenemos que salir de aquí!". Y el griterío derrumbó mi concentración, y la chica tiró de mi y se interrumpió el hechizo que mantenía a la serpiente bajo mi voluntad, y en un abrir y cerrar de ojos la serpiente de agua, quizá colérica por haberla invocado para tal nimiedad, o quizá por su naturaleza indómita, decidió abalanzarse hacia ella.

Realmente no me sorprendió: Sabía lo que pasaba cuando un hechizo se descontrolaba, y me había pasado a mi un par de veces. Pero aquel par de veces no era una maldita serpiente, segunda solo a Leviatán. Empujé a la chica fuera de la trayectoria de la serpiente, y alcé mis manos hacia las fauces de la serpiente, entrecerré los ojos y grité con voz alta e imponente las siguientes runas arcanas:

GajaLindurAshChahlIakEwëSasel MàmAshIakOblêvReve

Y antes de que llegase a rozarme, pese a encontrarse mucho más cerca de lo que deseaba, aquella gran serpiente acuática tomó un color blanco, que destacaba entre la oscuridad del agua y el cielo, al haberse convertido en hielo. De hecho, era mi magia lo que aún la sostenía para que no impactase contra el suelo y se quebrase en mil y un pedazos. Así que la coloqué sobre las negras aguas del Lago de la Luna y la dejé caer, decidiendo que sería mejor que las aguas fuesen las que derritiesen el hielo, y no gastar más magia con eso.

Y solté un suspiro, aliviada. Podría haber salido mucho peor. Me giré en dirección hacia la chica, que portaba las cándidas túnicas de los aprendices de primer grado, y retiré la capucha oscura que ensombrecía mi rostro. Y entre la oscuridad de la noche y la luz dorada de la Escuela parecía que mi piel estaba hecha también del hielo al que había convertido en hielo.

Miré a la aprendiza de la túnica cándida, y le ofrecí la mano, para ayudarla a levantarse.

¿Te encuentras bien? Ignorando el susto, quiero decir.

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Jue Ago 22, 2013 4:08 pm

Intenté que la chica se apartara de aquella enorme serpiente de agua pero no me hacía caso, al revés, se la veía muy tranquila y nada alterada. Cuando grité que huyéramos de ahí la serpiente pareció reparar en mi presencia, centrando su mirada en mí. Todo pasó muy deprisa, aquella bestia hizo además de lanzarse contra mí, a lo que yo grité y puse los brazos frente a mi cara, esperando un gran golpe o ser mordida por aquella bestia, pero la chica que tenía a mi lado me empujó apartándome de la trayectoria de la serpiente. Caí de culo contra la hierba, haciéndome un gran daño en el trasero. Observé desde el suelo, sin poder moverme por el shock, como la chica de la túnica roja pronunciaba unas palabras desconocidas para mí.

"Va a matarla" - pensé sintiendo que la serpiente conseguiría morder a la chica antes de que ella terminara de pronunciar aquellas palabras, y estuvo cerca, ella consiguió dominar a la bestia transformándola en una gran estatua de hielo que, con sus poderes, dejó que se la tragara el agua del lago.

Yo seguía tumbada en el suelo, con los ojos como platos, me costó apartar la mirada del lago, donde momentos antes había estado esa enorme serpiente, para centrar mi vista en la chica y la mano que me ofrecía.

- Yo... estoy bien - conseguí articular mientras agarraba su mano y me levantaba, notando un dolor punzante en el final de mi espalda a causa de la caída. No paraba de desviar la mirada del lago a la chica y de la chica al lago. - Eso ha sido... ¡alucinante! - exclamé con una sonrisa nerviosa, aún en estado de shock - ¡Pensé que esa serpiente iba a devorarte! Ha sido increíble lo que has hecho... ¡la has transformado en hielo como si nada! Debes tener un poder impresionante - miré emocionada a la chica, era la primera vez que veía una exhibición de poder tan enorme. En la ciudad no había gente así, yo era la única persona que conocía que tuviera dones especiales, y tampoco sabía hacer gran cosa, por no decir nada. La única vez en mi vida que había visto a alguien con poderes había sido en una noche de invierno, estaba ayudando a mis padres a cerrar la panadería cuando un humilde viajero con una capa negra y una túnica roja, igual a la que llevaba esta chica, había aparecido para comprar unos simples panecillos, los más baratos que teníamos. Desde el principio, en cuanto le vi, supe que era como yo. No hablé mucho con él, lo básico que hablas con cualquier cliente mientras los panes salen del fuego: A dónde se dirigía, de dónde venía, qué posada era la mejor para quedarse a pasar la noche... pero cuando el viajero tuvo sus panecillos en la mano y fue a salir de la puerta, se giró y me miro "La escuela del Lago de la Luna es una gran opción" me dijo antes de abandonar la tienda. Meses más tarde estaba montada en un caballo de camino a la escuela para aprender a utilizar mis poderes.

- Me llamo Veda por cierto. Acabo de llegar a la escuela y... - en ese momento me doy cuenta de que me falta algo. Me giro nerviosa hacia todos lados - Mi libro... mi libro no está - por mi cabeza pasan muchas imágenes sobre lo que me podría pasar si pierdo el libro. A lo mejor a los alumnos torpes como yo que pierden libros los cuelgan de los pulgares en alguna habitación del pánico que hay escondida en la escuela, o me expulsan, o me hacen limpiar las cuadras con un cepillo minúsculo... Por fin lo encuentro, a unos pasos de donde estamos nosotras. Me acerco a recogerlo - Debí de tirarlo sin querer cuando tu mascota intentó comerme - le digo a la chica mientras sacudo un poco el libro. Le miro a los ojos y me doy cuenta de lo guapa que es, su piel parece lisa y con brillo propio. Me siento insignificante, hecha un desastre a su lado, con la túnica arrugada y algo manchada de la caída, el pelo despeinado y con restos del susto en mi cara. - Perdón por haberte desconcentrado, no sabía que estabas... bueno, ya sabes, creando serpientes de agua. Todavía no me he acostumbrado a ver gente con tanto poder y menos que sepa hacer cosas tan increíbles.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Jue Ago 22, 2013 8:22 pm

En el momento justo en el que abalanzó sobre ella y antes de que yo actuara, la chica se quedó quieta en el lugar, como si eso habría ayudado en algo. Pero no la culpo, supongo que tenía miedo y que nunca habría visto algo así. En parte, su túnica blanca lo confirmaba.

Eventualmente se incorporó (he de decir que se encontraba tumbada en el suelo, y ni yo misma pensaba que ese empujoncito tenía tanta fuerza), y se quedó intercambiando miradas con el lago y conmigo, aún quizá sin decidir que lo que había visto era real o solo una alucinación. Pero tomó mi mano y se incorporó, comentando que estaba bien.

Dijo, también, que lo que había hecho era alucinante y que tendría que tener un poder impresionante. Asentí suavemente, aceptando los cumplidos, y le respondí.

Oh, tampoco es para tanto. Tienes que ver lo que pueden hacer los archimagos, los que tienen las túnicas doradas. Eso sí es impresionante, te lo aseguro.

Y entonces le devolví la mirada al lago de aguas negras, donde mi figura estaba delimitada por la dorada luz que salía de los altos ventanales de la escuela. Ya podría aumentar el número de personas con las que había mantenido una, aunque corta, conversación, lo cual siempre era bueno.

Y se presentó: Se llamaba Veda y acababa de llegar a la escuela y había perdido el Libro de la Tierra a causa de la conmoción. Así que cuando ella se puso a buscar yo también lo hice, en parte a causa de que era mi culpa por invocar semejante behemot , y en parte porque, bueno, quería ser educada y eso. Pero eventualmente lo encontró ella, y sugirió que lo perdió cuando mi mascota intentó atacarla. Sonreí ante el término "mascota"

Oh, eso no era una... mascota. Al menos no en el estricto sentido de la palabra. Es un elemental, una criatura que puedes crear a partir de los elementos. —Me acerqué un poco más a ella y le di unos toquecitos al Libro de la Tierra. —Aprenderás como crear unos elementales básicos aquí. —Y le sonreí. —No te preocupes, no serías la única que reaccionase así al ver una serpiente tan gigantesca.

» ¿Y dónde están mis modales? Yo soy Lumière Noire, Maga Consagrada y maestra de la Torre. Un placer conocerte, Veda. Eres una de las pocas personas con las que he hablado desde lo que llevo aquí, si te soy sincera.

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Jue Ago 22, 2013 9:36 pm

Miré algo embobada a la chica cuando me explicó lo que realmente era su mascota. Incluso, siendo sincera conmigo misma, sentía una punzada de envidia al oírla hablar de forma tan correcta y acertada de todo aquello.
Bajé la mirada hacia mi libro de la Tierra cuando le dio unos golpecitos y sonreí, sonrojandome un poco, cuando dijo que podría hacer lo mismo, aunque en plan básico. No me imaginaba a mí misma haciendo cosas tan impresionantes la verdad.

- Encantada Lumière - respondí cando dijo su nombre, seguido de todos aquellos títulos que sonaban tan bien.

"¿Sonará mi nombre así de bien cuando consiga ser una maga de verdad?" pensé para mí "ABRID PASO A LA GRANDE E INIGUALABLE VEDA WOODGATE, MAGA DE MAGAS, SEÑORA DE SEÑORAS..." mi pensamiento me hizo sonreír ligeramente, sonaba como poco estúpido.

- No me creo que no hayas hablado con mucha gente - respondí a lo último que dijo - Aquí parece que los títulos te dan poder, al igual que una túnica roja. ¡Vamos! debes de ser como lo más de lo más en este lugar. Me acuerdo que en la ciudad donde yo vivo... vivía, el niño más popular era el que tenía la ropa más cara, o los juguetes más caros y brillantes. Tú eres algo así, ropa elegante y juguetes brillantes... y por juguetes brillantes me refiero a serpientes enormes con aspecto feroz. Debes tener a todo el mundo besándote los pies - bromeé - Yo acabo de llegar y he conocido mucha gente ¿sabes? Está el chico que me ha puesto la zancadilla en las escaleras, según el sin querer pero yo sé que no es verdad, la chica que se ha reído "disimuladamente" y el chico de su lado con una nariz enorme, sospecho que son pareja - digo en un susurro exagerado y teatral, poniéndome una mano al lado de la boca, aunque sé perfectamente que estamos solas. Río ante mi propia broma y me sorprendo de lo fácil que me resulta hablar con Lumière e incluso bromear, es como si la conociera de toda la vida. La verdad es que no tenía muchas expectativas sobre mi vida en esta escuela, seguro que es algo genial por el tema de la magia y todo eso, pero en tema sociable... Aunque quién sabe, a lo mejor haciéndome amiga de alguien como Lumière, con esa túnica roja y todo ese poder la gente dejaría de "tropezarse" conmigo por las escaleras.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Jue Ago 22, 2013 10:21 pm

La expresión de su rostro me hizo un tanto de gracia, radicando de la explicación que le di de la verdadera naturaleza del elemental. Era bastante obvio que apenas sabía nada de magia, pues, como dijo ella, era nueva en la escuela. Me recordaba un tanto a mi, hace una infinidad de años, cuando aún era una muchacha que buscaba un refugio de una sociedad que odiaba tanto la magia.

Y tras unos instantes, sonrió, como si pensase en algo que le gustase. Quizá fantaseaba con el momento en el cual consiga tener cientos de títulos y cargos y rangos. Quizá hasta pensaba en ser una archimaga. No tenía ni idea, pero supongo que le gustaban esos pensamientos, por lo que podía analizar de su sonrisa.

Y luego expresó su incredulidad hacia la falta de comunicación entre la gente de la escuela y yo. Me comparó con el niño más popular de la ciudad donde solía vivir, con sus ropas más caras y los juguetes más brillantes. Me hacía gracia esa comparación, y en parte sería verdad. O quizá estaban intimidados por la túnica llameante, o por la armadura del color de la plata que me ponía al ir a practicar la lucha con la espada. O simplemente desconfiaban de mi por mi rutina, la cual reconozco que puede resultar un tanto rara.

De cualquier modo, no había hablado con mucha gente. Quizá porque no me gustaban los alumnos de esa escuela (y justo como dijo ella a continuación, uno de ellos le puso la zancadilla y los demás se rieron), o quizá porque echaba de menos a mis propios alumnos y a mi propia escuela. Se me podía ver un tanto ausente mientras consideraba todas y cada una de las posibilidades, aunque finalmente hablé.

No... Los títulos no suelen dar el poder, excepto en contados casos. Primero consigues el poder y luego te conceden los títulos: tienes que pasar todas las pruebas antes de que te consagren como maga. —Le aseguré, segura de mi misma. Luego me contó sus "aventuras" con los alumnos de la escuela. ¿Recordáis que antes mencioné que no me gustaban los alumnos que aquí habían? Pues eso mismo, no me gustaban la mayoría de los alumnos. —Ay, por la Diosa, qué gente más mala...

Y reí suavemente ante su gesticulación tan dramática, acompañando a su propia risa. Me caía bien esa chica, lo reconozco. Era simpática y todas esas cosas, además de que me resultaba agradable tener alguien con quien charlar en este lugar de noche eterna.

Y hablando de pruebas, ¿has abierto el Libro de la Tierra o no lo has hecho aún?

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Jue Ago 22, 2013 10:57 pm

Asentí con fuerza cuando dijo que la gente de aquí era muy mala. No había tenido mucho tiempo de conocer a la gente en profundidad ni entablar mucha conversación que me hiciera creer lo contrario y, aunque siempre dicen que no hay que juzgar un libro por su portada, este libro tenía la portada con moho, olía mal y encima me gruñía... "Tienes que ser paciente" me recordó la vocecita pedante, que la mayoría de las veces tenía razón, de mi cabeza.

Escuché atenta lo que me dijo sobre conseguir los títulos. Me sonó a que no me sería muy fácil conseguirlos pero quién sabe, yo siempre he tenido un lado pesimista, seguramente no me costarían tanto si me pongo las pilas.

Cuando mencionó el libro, lo cogí con las dos manos, colocándolo entre nosotras y mirándolo con una mueca de disgusto. Era cierto, todavía no lo había abierto y era raro, seguro que todo alumno que llegaba a la nueva escuela lo primero que hacía era lanzarse sobre él, leerlo y presentarse cuanto antes a las pruebas, pero yo no, yo era la rarita que salía de su habitación con el libro encima, en el fondo esperando encontrarse con algo que la distrajera de abrir aquel libro y mira por donde lo había conseguido. No quería abrir el libro, abrirlo significaría que por fin había comenzado esa etapa de mi vida que durante toda mi vida había esperado y ahora temía.

- No...- reconocí en un susurro, abrumada por mis pensamientos, como si todos ellos hubieran formado una gran pelota sobre mis hombros, una pelota enorme y pesada - No lo he abierto aún. Supongo que espero que cuando lo haga muchas luces de colores salten del interior y unas letras luminosas delante de mi cara digan algo así como: CUIDADO CON LAS SERPIENTES ENORMES, NO LES CAES BIEN - bromeé, aunque sin sonreír mucho, notaba que el momento de abrirlo se acercaba y no quería hacerlo, el libro parecía demasiado pesado.

Suspiré algo cansada, no había conseguido descansar en mi habitación del largo viaje que había hecho y ahora, después de haber tenido el encontronazo nada agradable con la mascota de Lumiére, me sentía todavía más agotada. Me senté en la hierba y dejé el libro al lado mío, entre ella y yo, abrazando mis rodillas, rodeándolas con los brazos y pegándolas a mí mientras miraba el lago.

- ¿Te acuerda de cuando tú eras como yo? - le pregunté, queriendo desviar la atención de ese libro - Es decir, ¿también tu comienzo en la escuela fue tan malo? - dije sonriendo - ¿A ti también te sentaba tan mal el blanco? - bromeé - Me siento como la niña pequeña de la escuela... ya sé que hay chico aquí que tienes unos años menos que yo, pero ya llevan sus túnicas azules, y todavía no he visto a nadie con el blanco. Crees que si la tiño pasaré desapercibida, nadie se dará cuenta, hay muchos alumnos aquí y yo sé camuflarme bien - digo susurrando.


_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Vie Ago 23, 2013 12:26 am

Parecía que mis palabras le habían calado bastante hondo, o algo así, lo cual deduje con tan solo ver su reacción ante las mismas. O quizá solo me lo parecía a mi a causa de mi rutina que me resultaba estrafalaria. En fin, rezaba con acabar mi estancia en esta escuela con la mayor rapidez posible, y así poder recuperar un horario normal, en el que me despertaba cuando el sol emergía entre los altos picos de los montes circundantes del valle, y me acostaba cuando la luna coronaba el cielo.

Pero he de reconocer que perder la noción del tiempo resultaba un tanto agradable. Como también lo era el olvidar mis obligaciones como Maestra, tras estar tanto tiempo encerrada en el Valle. No me quejaba, porque mi vida no era mala, pero de tanto en tanto un cambio no me vendría nada mal.

En fin, al oírme mencionar el libro lo colocó entre nosotras y le dedicó una expresión no realmente halagadora, como si detestase cada momento que gastaba mirándolo. Parecía como si no quisiese abrirlo, como si tenía miedo de qué podría pasar al abrir el pesado libro, pasar las páginas y todo eso.

Y reconoció que no lo había abierto. De hecho, su idea de qué pasaría al abrirlo me parecía un tanto... infantil. Nada semejante a qué pasaba en la realidad. Y aunque noté que era una broma, no vi una sonrisa en su rostro, por lo que sospechaba que pasaría otra cosa aún peor, como cortarse con alguna de las hojas, que se le cayese sobre un pie por descuido o estornudar por el polvo que albergase. Porque, ¿qué cosa peor podría pasarle?

Así que sonreí para intentar reconfortarla, aunque ella acabó sentándose en el suelo y dejó el libro a su lado. Yo me retiré la capa, la coloqué en el suelo, y me senté en una parte de ella, y di unas palmaditas sobre la otra parte.

Ven, siéntate, no querrás manchar esa preciosa túnica blanca... —Le dije, sonriéndole. Y tomé el libro, y lo puse sobre la capucha, para que tampoco se manchase, o se viese infestado por hormigas y cualquier otra cosa.

Y tras eso, ella habló. Me hizo tres preguntas, fáciles de responder, pero al mismo tiempo difíciles, también, de responder, a causa de que no solía indagar en mis recuerdos, y menos en aquellos años, cuando era una niñita inocente con una cándida túnica y un libro que era más grande que yo. Sonreí ante ese único pensamiento, y tomé el Libro de la Tierra de Veda, y me tumbé y lo miré, sujetándolo encima mía, y solté un suspiro. Ahora me parecía un libro pequeño, minúsculo, como si no fuese aquel titánico códice que albergaba los secretos del elemento telúrico, el que más intenso se sentía en la Torre, en el Valle de los Lobos.

Sin embargo, este era claramente más viejo: sus bordes estaban un tanto desgastados y algunos trozos de las letras se habían desvanecido, y el suave cuero que se usó para encuadernarse se endureció por tanto pasar de mano a mano.

Oh, sí, me acuerdo. ¿Cómo no iba a hacerlo? —Giré la cabeza, mientras depositaba el libro en el lugar del que lo había tomado. Sin embargo, no me incorporé. Una de las cosas que me gustaba sobre el Reino de la Noche es que las estrellas eran preciosas. —Era una niñita minúscula, un tanto confundida por las circunstancias de mi llegada a la Torre. Imagínatelo, no sabía ni leer ni escribir y ahora leo y escribo en tres idiomas. —Solté una risita, tranquila, entrelazando mis dedos sobre mi pecho. Y suspiré.

» Pero no te creas que fue un simple paseo, pasando de prueba en prueba como quien visitaba a todos los vecinos de su pueblo. Creo que me costó medio día subir el libro hasta mi cuarto tras bajarme con él a los jardines, de lo grande que era. Pero entonces la Torre no era ni diez veces tan animada como es ahora: Apenas éramos un puñado de estudiantes, y ahora hay tantas túnicas blancas como nubes en un día de tormenta.

» Ay, y la túnica blanca... —Mis labios se curvaron en una tonta sonrisa. —Parecía un fantasma, aquí donde me ves. Imagíname andando por una Torre más que vacía, perdida en un valle donde los lobos eran los soberanos, por la noche, con una vela y una cara de haber dormido mal... Creo que más de una persona se llevó un susto por mi culpa. Pero todo acabó cuando decidí pasar de grado.

Y escuché sus palabras, como se sentía a causa de que era la única aprendiza que había visto con la túnica blanca. Como se sentía la "niña pequeña" de la escuela. Como quería teñir su túnica para ser una más del montón.

Pero Veda, eso me remonta a lo que dije antes: Da igual si portas túnicas rojas, azules o violetas, porque si no puedes ni lanzar un simple hechizo de la tierra no conseguirás nada más que hacer el ridículo... —Y volví a incorporarme, y la miré. —¿Qué es lo que te asusta? ¿Que abras el libro y que te coma la mano? ¿O que se te caiga sobre el pie y te quedes coja durante unos días? ¿O qué?

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Vie Ago 23, 2013 12:57 am

Le sonreí agradecida cuando me ofreció sentarme a su lado, encima de la túnica para no manchar el blanco. Escuché con atención lo que comenzaba a contarme, y sonreí ampliamente cuando dijo lo de hablar varios idiomas, la verdad es que eso sonaba muy bien, poder hablar con gente de diferentes culturas, conocer gente diferente... eso me gustaba.

- ¿De verdad hay tanta gente con túnicas blancas? - pregunto asombrada - Vaya... me gustaría estar en esa escuela - reconozco desviando la mirada, bajando un poco el todo de voz cuando lo digo, con temor como si alguno de los alumnos o profesores me escucha y me coge manía por eso.

Río débilmente cuando intenta adivinar por qué tengo miedo a abrir el libro - Lo de que me coma la mano es la razón de más peso - bromeo y acto seguido suspiro - ¡No lo sé!... es todo tan complicado. - me tomo unos segundos, cojo aire y decido sincerarme con la chica que acabo de conocer pero extrañamente me siento cómoda con ella.

- La verdad es que tengo miedo de que el libro me cambie. Todo esto ha sido muy confuso, y solo llevo aquí un día. Demasiados cambios, ya sabes. Una estúpida parte de mí piensa que cuando abra el libro me olvidaré de todo, de mi casa y mi familia. Temo sumergirme en este mundo de magia y olvidarme del mundo que he dejado atrás... Incluso echo de menos a mis hermanos - sonrío con nostalgia - ¿Tú... tú tuviste que abandonar a tu familia cuando fuiste a la escuela? ¿Fue muy duro para ti? ¡todavía hablas con ellos? - me doy cuenta del torrente de preguntas que he soltado y me sonrojo - Lo siento, debes estar cansada de que una novata te de la brasa con sus preguntas estúpidas.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Vie Ago 23, 2013 6:06 pm

Su primera pregunta ante mi anterior explicación fue si decía la verdad sobre la gente de las túnicas blancas.Ante eso, le sonreí y le asentí tranquilamente. De tanto en tanto, me parecía que estaba soñando al ver tantas túnicas blancas en los recintos de la Torre. También dijo, sin embargo, en voz más baja, que le gustaría estar en la Torre. ¿De qué tenía miedo? ¿De que alguien indagase en su mente y leyese esos pensamientos? Ni yo pensaba que aquí hubiese gente tan mezquina.

Y tras eso, rió ante mis intentos de adivinar lo que temía sobre el libro, "reconociendo" que su principal temor era que el libro devorase su mano. Y soltó un suspiro y comenzó a exponer sus razones reales de temer al libro. Tenía miedo de que el mundo de la magia la cambiase, de que dejase de ser ella misma.

Tenía miedo de dejar atrás familia y amigos, dejar atrás su vida anterior para concentrarse solo en la magia. Dijo que temía olvidarse de todo lo que le había pasado hasta ahora, que temía que el mundo de la magia la absorbiese por completo. Y luego me hizo tres preguntas.

Y si las anteriores resultaban un tanto difíciles de responder, estas resultaban casi imposibles. Estuve unos segundos dudando de si mentirle o decirle la verdad.

¿Abandonarlos? Hm... no, no los abandoné. Sin embargo, ellos me ahuyentaron. El pueblo entero, no solo mi familia. Les asustó el hecho de que pudiese hacer magia y decidieron darme caza como si fuera un ciervo. —Solté un suspiro mientras desviaba la mirada al cielo. —Fue duro, sí. Era una niña tonta, pequeña, que tuvo que atravesar un país entero, que era más hielo que tierra, solo porque asusté a unos individuos.

» Y desde entonces no volví a mi pueblo. No les tengo miedo, no pueden hacerme daño. Ya no soy esa niña inocente que conjuró una granizada sin querer. Pero es difícil. ¿Qué pasará al volver? ¿Recibiré solo miradas de odio? ¿O todo el mundo vendrá y, oh, me pedirá disculpas y me dirá que no sabían lo que hacían, tan solo para que usase mis poderes para concederles una buena cosecha? ¿O quizá intentarán amarrarme a un poste y quemarme, como quisieron hacer hace tantos años?—Volví a tumbarme sobre mi porción de la capa, para ver mejor las estrellas.

» ¿Llorará mi madre de alegría al verme, y soltará el cesto en el que guarda las bayas solo por abrazarme? ¿Se quedará pálido mi padre al verme regresar, o lo único que recibiré será fría indiferencia? No lo sé, y es mejor que esto se quede así.

Y me quedé callada durante unos instantes, mis ojos fijados sobre los dibujos formados por las estrellas en el cielo oscuro, siempre despejado, en el cual la luna estaba ausente. Había sido bastante sincera con la muchacha, quizá demasiado. Habría podido mentirle, decirle que todo fue maravilloso, que mi familia me dio su bendición y que mi señor padre me guió hasta el valle. Que les visitaba continuamente y les traía recuerdos de mis travesías.

Pero eso no sería verdad.

¿Y tú, Veda? ¿Cómo acabaste aquí?

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Vie Ago 23, 2013 11:05 pm

A medida que Lumiére iba relatándome su historia, respondiendo a las preguntas que yo misma le había hecho, abría cada vez más los ojos. No podía creerme lo que estaba oyendo, lo que ella había pasado. ¿Cómo podía la gente hacer una cosa así? ¿perseguir a una niña como si fuera ganado? Pero lo que más me costaba creer era que la familia de ella la hubiera rechazado, si mi familia no hubiera estado a mi lado durante mi vida no sé qué habría sido de mí.
Sentí como la rabia se apoderaba de mí mientras la escuchaba hablar de cómo la habían tratado... La miré cuando se tumbó y me quedé en silencio cuando ella lo hizo, apretando los puños e intentando controlarme. Me imaginaba a una pequeña niña corriendo, huyendo, de una muchedumbre armada de antorchas y palos. Mis padres habían tenido cuidado de que nadie supiera lo especial que era, o que si lo sabía, no llegará a esos extremos.
El silencio que se instala entre las dos solo se rompe cuando ella cómo acabé aquí, pero no puedo soportarlo más. Me levanto de golpe y me coloco frente a ella con los brazos en jarras.

- ¿¡Cómo pudo esa gente hacerte algo así!? - exclamó cabreada. Sé que no sirve de nada, pero su historia me ha puesto de mal humor, me dan ganas de ir a donde quiera que sea que ha nacido Lumiére y pegar cuatro patadas a esos idiotas. - Y perdona que te diga esto, ¡pero tu familia es horrible! ¡Nunca debieron darte la espalda... Por la Diosa ¡ERES SU HIJA!! - respiro de forma agitada y sé muy bien que me he pasado y debo parecer una loca histérica, pero necesitaba desahogarme.

Vuelvo a sentarme donde estaba, con un suspiro e intentando relajar mi respiración. Miró a Lumiére y frunzo el ceño, aunque luego acabo sonriendo por lo estúpido del momento, por lo que debe pensar de mí.

- Necesitaba decirlo - digo a modo de explicación por lo que acaba de ocurrir. Respiro hondo e intento responder a las preguntas que me hizo antes de que me volviera una loca histérica - Mis padres desde el principio supieron que yo era... "especial". Podía hacer cosas que otros niños no podían, y según mis padres, de pequeña disfrutaba enseñando mis poderes a todo el mundo, hasta que una vez un niño me lanzó una piedra llamándome bruja. Desde entonces mis padres se encargaron de mantenerme a salvo, de intentar que aquello no se repitiera. Les ofrecieron llevarme a una escuela, pero decidieron esperar, esperar a que yo tomara esa decisión, si quería ir o si no. Yo en un principio no quería venir ¿sabes? pero la idea de ver hasta dónde podían llegar mis poderes, de convertirme en alguien importante me tentaba, aunque la verdadera razón que me impulsó a venir fue cuando, una noche, escuché a mis padres hablar sobre los malos tiempos que estábamos pasando. Mis padres son panaderos, pero nuestra panadería no es que sea la más popular de la ciudad, y el dinero no sobraba. Decidí ir a la escuela para librar un poco a mis padres del dinero que mantenerme suponía y, si conseguía llegar a ser alguien, quizá podría ganar dinero y llevárselo - hago una pausa y me miro las manos, frunciendo débilmente el ceño - Mis padres eligieron esta escuela porque es la más popular entre los humanos pero no sé... si la gente en la Torre es como tú, Lumiére, creo que me he equivocado de escuela - le dedico una cálida sonrisa y luego fijo mi vista en el lago. La verdad es que no puedo negar que la escuela sea fea o tenebrosa, tiene unas vistas maravillosas, y siempre me ha gustado la noche.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Sáb Ago 24, 2013 1:44 am

Su reacción era la esperada.

Se levantó de su asiento y se puso a gritar histérica, aunque yo me quedé más o menos indiferente ante su reacción. No era la primera, ni sería la única, que reaccionase de tal manera, y yo ya había aprendido a ignorarlo. El pasado era pasado, al final del todo, por mucho que doliese o por mucho que lo detestase.

Ay, Veda, quizá no sea tu maestra en este lugar, pero te voy a decir una cosa muy importante: La gente tiene miedo de lo que no entiende, y odia lo que no puede conquistar. —Me incorporé y la miré, tranquila. —¿Te acuerdas de la gran serpiente de agua? Te asustó, pensaste que yo estaba en peligro, porque no entendías qué pasaba, no sabías que yo la había llamado.

» No pretendo decir que entiendo los motivos por los cuales toda esa gente se comportó de tal manera, ni pretendo decir que los he perdonado o que lo haré algún día de estos. Vamos, ni de cerca. Sin embargo, ¿qué crees que habría pasado si no hubiese escapado? ¿Crees que estaríamos teniendo esta conversación? Sí, sé que mi familia es horrible y que hicieron cosas horribles, al igual que el pueblo entero, pero me alegro de seguir viva en este momento.


Y eventualmente se tranquilizó, aunque no aseguro que fuese necesariamente por mis palabras, y volvió a sentarse y me contó la historia de su vida. O, al menos, la parte en la que dejaba a su familia para llegar aquí. Excusó su griterío anterior con que necesitaba decir lo que dijo, lo cual yo no dudaba.

Y me contó que, a diferencia mía, su familia sí que sabía el hecho de que era "especial", por decirlo de alguna manera. Que era bruja, diciéndolo directamente. Sin embargo, a causa de un altercado con un niño esto dejó de ser un secreto, lo cual desembocó en la posibilidad de llevarla a una escuela.

Y, aunque como ella lo reconoció, no quería venir, pero aquí estaba. Me confesó que fue para que sus padres tuviesen una boca menos que alimentar, a causa de que la suya no era la panadería más famosa e importante de la ciudad donde vivían. Realmente, tenía que reconocer que la envidiaba.

Y finalmente mencionó que quizá se equivocó de escuela.

Hombre, no son todos como yo. Si lo fuese sería demasiado aburrido, ¿sabes? —Le dirigí una suave sonrisa. —Además, quizá esta escuela no te parezca la que tiene más alumnos amistosos, o quizá no te parezca la más divertida. Pero es una de las más seguras, te lo puedo asegurar.

Así que me tumbé sobre la capa, con mi espalda hacia el cielo, y tomé el libro y me lo acerqué. Rocé el duro cuero que lo encuadernaba, sintiendo los bajorrelieves en los cuales estaban impresos las letras doradas, que rezaban "LIBRO DE LA TIERRA". Lo abrí, y acaricié una de las páginas.

Ay, qué recuerdos me trae esto... —Cerré los ojos dentro de unos instantes, antes de pasar la página. —Ay, la primera lección, el lenguaje arcano. ¿Quieres que te enseñe a leer en arcano, Veda?

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Sáb Ago 24, 2013 3:21 pm

Cuando Lumiére dijo aquella frase: "La gente tiene miedo de lo que no entiende, y odia lo que no puede conquistar." supe que quedaría grabada en mi mente para siempre, y consiguió relajarme. La miré con admiración por cómo se tomó mi reacción y sobre todo por su respuesta, admiraba la valentía que poseía, y como no le tenía miedo a nada.

- No creo que la escuela sea aburrida si todos son como tú - respondí ante lo que dijo - ¡Vamos! ¡serpientes gigantes por todos lados! ¿cómo puede ser eso aburrido? - bromeé - Y sé que esta escuela es segura pero ser una marginada muy a salvo no es muy divertido ¿sabes? Aunque bueno, supongo que cambiaré de opinión cuando conozca a gente que merece la pena - dije manteniendo una actitud positiva.

La miro sonriendo cuando coge el libro y se pone nostálgica, pero sonrío más ampliamente cuando se ofrece a enseñarme - ¿¡De verdad!? ¡Sería genial! - exclamo ilusionada, levantándome, aunque me freno - Pero ¿no sería como hacer trampa?... Tengo ayuda extra - pongo una pícara sonrisa - Aunque con tu ayuda seguro que consigo pasar todas las pruebas en menos tiempo que nadie, haré historia en esta escuela - bromeo aunque sé que es algo imposible. De repente empiezo a tener ganas de abrir ese libro y comenzar con mis clases, aprender a manejar mis poderes e incluso me permito fantasear sobre lo que haré cuando consiga pasar todas las pruebas, aunque sé que lo primero que haré será visitar a mi familia y enseñarles mi túnica y todo lo que he aprendido a hacer... a lo mejor incluso escribo una especie de diario para que pueda leérselo cuando vuelva a verles, así sabrán lo que he vivido, la gente que he conocido, el día a día en la escuela.

Me vuelvo a sentar junto a Lumiére, aunque ahora en frente suyo, con las piernas cruzadas, y la espalda recta, poniendo "pose" de alumna aplicada y con ganas de empezar. Si comienzo a estudiar con ella seguramente se me hará menos pesado comprender todo de nuevas y toda ayuda que me ofrezcan es bien recibida.

- ¿De verdad no te importa ayudarme? No quiero distraerte de tus obligaciones... ¿no te echarán de menos en tu escuela? - pregunto levantando una ceja. Le sonrío - ¿Es complicado el lenguaje arcano? Todavía no he abierto el libro así que no sé qué esperarme, ¿a tí te costó mucho aprenderlo? - pregunto, aunque sospecho que no le debió costar mucho, se le ve como alguien culto y para nada tonta. - Sería genial que me enseñases... gracias por ofrecerte - digo mirando el libro.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Sáb Ago 24, 2013 5:51 pm

La pobre ilusa dijo que no pensaba que todo fuese aburrido, si todas las personas de la torre fuesen como yo. No le respondí ante esto, pero me permití una risita ante el comentario de las serpientes gigantes por doquier. Nunca antes había invocado una serpiente gigante, aunque Veda pareciese pensar que era parte de mi vida diaria.

Y parece ser que mi propuesta de enseñarle el idioma arcano le encantó, pues aunque antes parecía asustada de tocar el libro, ahora hasta llegó a levantarse, exclamando que sería genial y le encantaría. Y luego preguntó que si sería como hacer trampas. Alcé una ceja mientras le dirigía una mirada, como de cómplice.

¿Trampas? No, no, ¿qué va a ser como hacer trampas? El arcano puede resultar un tanto molesto de aprender, y más aún si se te da mal la lectura, o aprender nuevos alfabetos, o todo eso. Pero cuando lo aprendas, podrás arreglártelas tu misma con los demás libros.

Se sentó nuevamente, en frente mía, con las piernas cruzadas y la espalda recta, como si hubiese olvidado todos los pensamientos aquellos de olvidar su vida pasada y todo aquello. Aunque el cambio fue un tanto inesperado, no digo que no fue agradable el ver que pude convencer a una alumna de que estudiase.

Bueno, fue agradable teniendo en cuenta que yo era maestra en otra escuela y todo eso.

Así que me incorporé, sentándome a su lado, y colocando el libro frente a nosotras dos, en el centro. Pasé una página, y al ver que no se veía muy bien, quizá a causa de que el ventanal nos daba de espaldas, un tanto ausente hice un movimiento con la mano derecha, como si delimitase el diámetro de un círculo en el aire, y suspiré, antes de pronunciar unas cuantas runas.

LindurUvMàmEwëNän

Y tras pronunciar aquellas palabras, brotó en la pequeña zona que delimité una esferita de fuego, de un color anaranjado claro, no mayor que un ojo humano. La dirigí y la coloqué en frente del libro, para que pudiésemos leerlo.

¿Acabas de ver lo que he hecho? ¿Lo que pronuncié? Básicamente eso es el arcano: Dices cosas, haces magia, tan fácil como eso. Aunque parezca que hablo en el idioma normal, aunque un tanto ida —Llevé mi mano a la página del libro —, realmente estoy pronunciando conjuros, que verás en el libro escritas con estas —Di un toquecito sobre la página del libro, donde se encontraban, iluminadas1, algunas de las runas, acompañadas por explicaciones en el alfabeto común de las tierras humanas, y debajo de la explicación en el alfabeto humano, aparecía traducido en el curvo alfabeto de los elfos la misma explicación. — runas tan raras. Las que están dentro de los cuadritos y eso, quiero decir.

» Esta primera runa, la que ves aquí —La señalé con el dedo —Se llama "Ash", y se pronuncia como la A de Veda, y en el idioma antiguo significaba calor... Y esta ot... —Me interrumpí a mi misma. —Veda, ¿sabes leer?




1 Iluminado en el sentido de los manuscritos, con los dibujitos y todo aquello. He aquí ejemplos por si acaso, o por si se es demasiado vago para buscar xD

Spoiler:
Spoiler:

Tened en cuenta que no es necesario que sea tan extravagante. Solo decoradito xD

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Sáb Ago 24, 2013 6:36 pm

El corazón me latía un tanto deprisa y notaba un cosquilleo ligero en la punta de los dedos de las manos. Por fin había llegado este momento, iba a introducirme en el mundo de la magia y sabía que cuando pasara no volvería atrás, mi parte necesitada de conocimiento no me lo permitiría, necesitaba conocerlo todo sobre mí, conocer todo lo que era capaz de hacer.

Lumiére se sentó a mi lado y, ante la falta de buena iluminación, utilizó su magia para hacer aparecer una pequeña bola de fuego de la cual estaba tentada de tocar, aunque no era tan estúpida como para hacerlo.
La forma en que explicaba lo que acababa de hacer hacía parecer que era extremadamente fácil realizar cosas así, pero aplicadas a mí no sé si me resultaría tan sencillo.
Suspiré asintiendo a sus explicaciones y sin apartar la mirada del libro, mirando todo lo que me iba señalando. Cuando me señaló una runa en particular fruncí un poco el ceño, aunque sonreí cuando puso el ejemplo de mi nombre. Calor... ¿mi nombre tenía calor? Era curioso...

Levanté los ojos y la miré cuando se interrumpió, haciéndome esa pregunta. ESA pregunta... me sonrojé un poco y miré el libro, evitando su mirada. ¿Debía mentirle y quedar como una niña culta que sabe leer de todo, aunque eso supusiese no enterarme algunas veces de lo que decía? ¿o debía decir la verdad, quedar como inculta, pero enterarme de las cosas?

Carraspeo un poco antes de hablar - Sé leer... pero no sé leer todo - levanto la mirada hacia ella - Hablando solo de un idioma. Mis padres eran campesinos, teníamos dinero y cuando ellos quisieron pagar a alguien para que me enseñara a leer todo, pero me negué, no quería que gastaran dinero en mí y menos se lo diera a alguien que pudiera estafarles y cobrarles de más. - hago una pausa y rozo la hoja del libro con la yema del dedo - He aprendido algo por mi parte, compré un libro con mi dinero... Aún recuerdo cuando mis amigas me miraron raro por haberme comprado un libro y no un vestido. Supongo que me interesaba más aprender a leer que a llevar ropa bonita para gustar a los chicos - sonrío - Aprendí muy poco, pero pensé que al llegar aquí sería más fácil, habría más libros, más tiempo para intentar conseguir leer por mi cuenta. - le miro sonriendo, algo avergonzada - ¿Aún sigues queriendo enseñarme? ¿aunque te pueda costar más por esto?

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Sáb Ago 24, 2013 6:49 pm

Me alegró el hecho de que supiese leer, al menos un poco, lo cual facilitaría mi trabajo. Si no, tendría que haberle enseñado a leer, antes que nada, a causa de que el libro no estaba escrito en arcano sino en los dos idiomas de la gente que usaba la magia: El idioma humano y el élfico.

Pero saber que lo entendería sin que yo estuviese presente me alegraba.

Me contó como sus padres se empeñaron en pagarle a alguien para que le enseñase a leer, pero ella, al no querer que sus padres gastasen dinero en ella, se negó a seguir las indicaciones del tutor y todo aquello. Eventualmente se compró ella misma un librito y aprendió a leer ella solita. Me gustó el empeño que puso en aprender, y, aunque no lo hiciese muy bien, era mejor que nada.

Ah, Veda, no digas tonterías... ¿Te crees que mis alumnos son príncipes de tierras lejanas, que viajan en carruajes de oro y de plata? —Apreté los labios un segundo —Bueno, algunos quizá lo son, pero lo que quería decir es que muchos de mis alumnos no saben ni leer, y tienen que aprender primero a leer en alguno de los dos idiomas (sea el élfico o el humano) para poder pasar al arcano. Así que, el hecho de que sepas leer, aunque no se te de tan bien, ayuda mucho al aprendizaje. —Y le sonreí.

» Así que está bien, sigamos. —Posé el dedo sobre otra runa, de forma más curiosa y decorada con guirnaldas de color oscuro — Esta runa de aquí se llama "Behv", como si pronunciases la b de bosque y al acabar soltases un suspiro. Se traduce a "negro". —Bajé otra vez más el dedo, a la tercera runa. —¿Y esta cómo se llama? Lee la explicación, así vas practicando un poco más.

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Sáb Ago 24, 2013 8:54 pm

Sonreí ampliamente cuando me explicó que, muchos alumnos suyos que eran el triple de ricos de lo que yo llegaría a ser en mi vid, o que en sus venas corría sangre noble, no sabían leer. La idea de ser más lista que algunos engreídos nobles me animó.
"Cuando sea una gran maestra y volviera a la ciudad me regodearé delante de aquellos niños ricos que siempre se reían de los más pobres. Seguro que ellos no saben leer, y mucho menos hacer magia." pensé con algo de diversión.

Miré el libro con interés cuando Lumiére siguió con su clase. - "Behv... Negro - repetí concentrada para que mi mente lo grabara. Seguí con la mirada su dedo cuando bajó a la tercera runa y fruncí el ceño, arrugando un poco la nariz.

- "Caeth" - murmuro con cuidado, procurando no equivocarme - Y se traduce por Ci... ci-cielo - sonreí cuando conseguí leerlo y lo leí todo otra vez pero ahora de forma seguida - Es la runa "Caeth" que se traduce como Cielo - miré a Lumiére ilusionada y con una gran sonrisa en mi cara antes de volver a fijar la vista en el libro. Estaba impaciente por aprender todas aquellas runas y comenzar a hacer hechizos de verdad. Seguí leyendo las runas, aunque en algunas me atascaba o, al intentar ir muy deprisa mi lengua se trababa.

- "Do" - pronuncié la siguiente runa mal - No, "Doh"... No, así no... Ag, esta no me gusta - dije desesperada, era como si mi lengua se riera de mí. - Es Roca, y se pronuncia "D-...Do" - sigo sin conseguir atrapar la pronunciación y saco la lengua haciendo un sonido de disgusto. Espero que las demás runas no se me atraganten tanto como lo hacía la de Roca.

Mi mirada impaciente pasó por encima de todas las letras hasta ver una que me sonaba.

- Esta la conozco - dije señalando la última runa de todas - Sé que es Dragón. Me gustan los dragones, de pequeña mi padre me contaba muchos cuentos sobre ellos. Creo que son las criaturas más impresionantes de todas - comenté mientras pasaba el dedo por encima de la runa del libro - Y se pronuncia... "Zyln"... No, "Zyn" - arrugo la nariz no muy segura de cómo he pronunciado la runa - "Zyn" - vuelvo a decir.

- ¿Cuándo podré hacer hechizos? - pregunto sin apartar la mirada del libro. La sensación de verme haciendo magia por fin no para de crecer dentro de mí. - Aunque espero que se me dé mejor que leer estas runas - bromeo riendo. Miro a Lumiére - ¿Qué clase de hechizos podré hacer? ¿Puedo hacer levitar a alguien? ¿o eso no se puede hacer?... ¿puedo hacer que el jardín de mi casa sea la envidia de las demás? - me río pensando en aquella señora vieja que vivía unas casas más alejada de la mía y siempre tenía un jardín perfecto. También pensé en cómo se cabreaba si algún niño se acercaba y rozaba, aunque fuera sin querer, alguna de sus flores. Aquella mujer salía hecha una furia gritando toda clase de groserías. Sería divertido ver su cara si yo tuviera un jardín diez veces mejor.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Sáb Ago 24, 2013 9:32 pm

Realmente me gustó el empeño que puso en aprender, pues, como dije anteriormente, no quería ni abrir el libro temiendo que este le comiese la mano y se le cayese en el pie y se cortase la mano con una hoja de papel. Sin embargo, ahora estaba leyendo las runas del libro, poniendo toda su alma en pronunciar cada runa correctamente. Al menos, el nombre.

Me caía bien esta chica.

Pronunció la tercera runa correctamente, y al pasar a la cuarta... bueno, aunque lo hizo bastante bien con la lectura, no consiguió pronunciarla correctamente.

Es Dóh, Veda. Casi lo tenías. —Le sonreí. —Sigue así.

Y, sin embargo, tras la cuarta runa pasó directamente a la última. ¿Se había leído las demás runas del tirón al haber desarrollado en pocos segundos un superpoder de lectura? ¿O simplemente pasó de ellas, como si quisiese dar a entender que quería practicar los hechizos y lo quería hacer ya?

En fin, quién sabrá.

Pasó directamente a la última runa, Zyn, que significaba "dragón". Me dijo que ella la conocía de antes, a causa de que le encantaban los dragones y que su padre le contaba historias de dragones. Dragones. Sonreí ante esa confesión, y miré un poco hacia el horizonte.

Zyn. Ah, dragones... ¿Sabes que conocí uno, Veda? No, no te lo he contado aún... —Sonreí bajando la cabeza, cerrando los ojos, rememorando. —Sus escamas eran negras como la noche y eran suaves como la seda, y era enooooooorme. Se llamaba Ankyatne... Pero han pasado muchos años desde que lo vi por última vez. En fin, sigamos.

Tras mi breve paréntesis, una de mis suposiciones anteriores se hizo realidad: Quería lanzar hechizos. Sus preguntas eran simples: ¿Podía hacer tal cosa? ¿Podía volar como si fuera un ave? ¿O podía invocar un bosque en mi jardinito y ser la envidia de todas mis vecinas?

Le dirigí una sorpresa antes de responder.

Claro que puedes levitar a gente, aunque es mejor que consigas su permiso. Claro que puedes tener el jardín perfecto. Si quieres, puedes nadar durante horas bajo las aguas de los lagos y los mares, pues podrás respirar bajo el agua. —Giré mi cabeza hacia ella —Y puedes curar heridas y hacer como que nunca existieron. Puedes hacer de todo.

» Pero antes, Veda, tienes que aprender el alfabeto arcano. —Le sonreí. —Y tras eso quizá te enseñe algún hechizo que no aprenderás hasta más tarde. Como el teletransporte, o la telepatía, según quieras.

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Sáb Ago 24, 2013 11:20 pm

Cuando le conté lo mucho que me gustaban los dragones, ella miró al horizonte y confesó que había conocido a uno. Yo abrí mucho los ojos cuando lo dijo, cuando yo pensaba en dragones lo máximo que alcanzaba era a recordar los dibujos de aquellos libros desgastados que leía sobre caballeros con hermosas armaduras que no temían a nada, o cuando escuchaba leyendas sobre grandes dragones que habían luchado contra oscuros poderes.
Sonreí mientras la escuchaba hablar sobre el dragón que conoció.

- Te envidio - confesé - Te envidio tanto... daría lo que fuera por conocer a un dragón, y todavía más por tocarle. He escuchado tantas historias sobre ellos que parece como si lo conociera todo, todos los secretos que guardan y aún así no he mirado a ninguno a los ojos. Dos de mis grandes sueños cuando sea una gran maga es viajar, viajar por muchos lugares, y conocer un dragón.

Le miro con curiosidad cuando me responde a todas las preguntas sobre lo que podré hacer cuando comience con los hechizos y río por lo de pedir permiso a alguien antes de hacerle levitar. Hacer de todo. Aquello no sonaba nada mal.
Finjo una mueca de disgusto cuando me dice que antes de realizar hechizos tengo que aprender el arcano, pero sonrío ante lo último que promete.

- ¿Y me llevarás algún día a tu escuela? - pregunto ilusionada - ¿Me presentarás a tus alumnos? Me gustaría mucho verte en acción, enseñando a los alumnos de tu escuela y ver como te tratan como a una gran maestra. Seguro que impones respeto, ¡vamos! sabes hacer serpientes gigantes, tienes unos poderes alucinantes, ¡conoces dragones!... ¿hay algo que no hagas o hayas hecho? - pregunto riendo.

Cojo el libro de la tierra entre mis manos e intento concentrarme, aunque mi mente está un poco lejos, fantaseando con una futura vida en la que vuelo sobre un dragón, exploro las profundidades de los mares o doy envidia a ancianas con jardines perfectos.
Leo las runas en voz alta, una por una y repitiéndolas todas al menos una vez, para quedarme con todas ellas, pidiendo consejo a Lumiére cada vez que una de ellas se me resiste, no sé su significado o la pronunciación correcta.
Me cuesta un tiempo y esfuerzo leerlas todas, comprenderlas y grabarlas en mi mente, auqnue esto último no es problema ya que siempre he tenido facilidad para recordar las cosas, pero cuando termino de hacerlo suspiro y dejo el libro a un lado, tumbandome boca arriba sobre la hierba y descansando un poco, dejando a mi cabeza respirar también de tanto asimilar conocimientos. Me seco la frente, aunque de forma exagerada como si estuviera sudando ríos, y vuelvo a incorporarme, mirando a Lumiére sonriendo de oreja a oreja.

- ¿Y ahora ya puedo hacer hechizos? - pregunto ilusionada, aunque algo cansada y con un poco de dolor de cabeza, pero sin ver la hora de ponerme a decir hechizos y hacer moverse cosas o curar heridas, o sentirme poderosa.

No sé cuánto tiempo llevamos ambas sentadas con el libro de la tierra como único tema de conversación, también ignoro si Lumiére está tan cansada como yo o si lo único que hago es retenerla aquí, sin dejar que pueda ir a otro lado o hacer lo que una maestra tenga que hacer. Estoy a punto de preguntarle cuándo tendrá que volver a su escuela, o si tiene que hacerlo pronto, pero me muerdo la lengua y me quedo callada, haciendo gala de mi parte egoísta.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Dom Ago 25, 2013 12:39 am

La verdad, la reacción de Veda era la esperada. Se quedó asombrada, pasmada, anonadada y toda la sarta de sinónimos al enterarse de que no solo había visto, sino conocido y tocado a un dragón en la vida real. Aunque eso fue mucho atrás. A día de hoy quizá haya vuelto a los volcanes, hogar de los de su especie, o quizá esté viajando por el mundo.

O quizá haya muerto.

Nunca se puede ignorar esa posibilidad. Así que oí las palabras de Veda, escuchando solo la mitad, pues mi mente estaba concentrada en elaborar las posibles vidas del dragón de negras escamas, Ankyatne. Escuché, sin embargo, sus deseos: El viajar, y conocer un dragón. Algún día le diría que hay un lugar del mundo en el cual los dragones abundan, pero no son necesariamente amistosos.

Me miró con curiosidad cuando le expliqué lo que podría hacer con la magia, y alcé ambas cejas en sorpresa al ver como fingía una mueca de disgusto, que pronto se convierte en una sonrisa al escuchar mi promesa. Y acabó preguntándome si algún día la llevaría a mi escuela. Si algún día le presentaría a mis alumnos.

Bueeeeeeno... es posible que lo haga. —Le dirigí una mirada que parecía tener escrita un "pero" —Si te portas bien y todo eso. —Mencionó el hecho de imponer respeto por invocar gigantescas serpientes de agua. —Bueno, si impongo respeto por algo es porque soy Maestra. Los que realmente imponen respeto son los Archimagos, ¿sabes? Con sus túnicas doradas y la gran cantidad de poder que tienen... —Y finalmente preguntó que si había algo que no haya hecho o que no hiciese. —Hay bastantes cosas que no hago, Veda. No creas que yo soy omnipotente, o que por ser maga puedo hacer lo que quiera o algo así...

Así que cuando su curiosidad se vio saciada tomó el libro y lo leyó y lo leyó y lo leyó hasta la saciedad, pronunciando en voz alta los nombres de las runas, preguntándome de tanto en tanto como se pronunciaban los nombres de algunas runas, pero, generalmente, haciéndolo ella sola grandes progresos en tal poco tiempo.

Y se pasó el dorso de la mano por la frente, y me miró sonriente. Me preguntó si ya podía hacer hechizos. Le sonreí, y le asentí.

Tomé el libro y pasé las páginas, buscando algún hechizo relativamente fácil para que ejecutase. Pasé algo así como treinta segundos yendo de página en página, hasta encontrar un hechizo bastante fácil: Un hechizo que aceleraría el crecimiento de las plantas.

Así que dejé el libro en frente de ella, y me levanté de la capa, y creé otra bolita de fuego, que moví cerca de la orilla buscando algún guijarrito, y lo encontré al poco tiempo. Lo tomé, y me senté junto a Veda, y miré el guijarrito y me imaginé una semillita de amapola.

AshNänUvReveZyn

El guijarro redujo muchísimo su tamaño, hasta quedar del tamaño de un granito de arena, aunque realmente era una semillita de amapola. Se la enseñé, colocada en el centro de la palma de mi mano, su color oscuro perfectamente visible sobre la claridad de mi mano. Tomé un puñado de tierra con la otra mano y enterré la semillita en él, y lo coloqué entre nosotras dos, sobre la capa.

Bien, Veda, el hechizo que te propongo es que hagas crecer esta pequeña semillita en una gran flor. Mira esa página y primero enuncia1 las runas para que vea que realmente puedes leer el hechizo. Y tras eso... Bueno, pues inspira fuertemente, coloca tus manos sobre la tierra y... —No se me ocurría ninguna manera de explicarle que canalizase su energía. — y piensa que toda tu fuerza va hacia las manos y que sale de ellas y se funde con la tierra, ¿vale? Y cuando lo hayas hecho, aún concentrándose en que tu fuerza va hacia tus manos y se la prestas a la tierra, pronuncia el encantamiento.




1 Con enunciar me refiero a decir "Ash, Behv" en vez de "Ash,Behv"

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Dom Ago 25, 2013 1:28 am

Cuando asintió ante mi pregunta de si podía realizar hechizos sentí un cosquilleo en el estómago. Gracias a la ayuda de Lumiére sabía que estaba preparada, ahora comprendía las runas. La miré mientras buscaba en el libro algún hechizo fácil que pudiera realizar, cosa que no le costó mucho tiempo. La miré sin comprender cuando dejó el libro y, creando una bola de fuego como la que había hecho al principio cuando abrimos el libro, empezó a buscar algo por el suelo. Estuve a punto de levantarme a ayudarle pero encontró lo que buscaba y volvió a mi lado. Pronunciando un hechizo hizo que el guijarro de su mano se convirtiera en una semilla, la cual enterró. Yo la miraba sin comprender pero pronto me explicó lo que tenía que hacer.

"¿Hacer crecer una flor? -pensé notando como parte de mi confianza se desvanecía - ¿de verdad podré hacerlo? sonreí, algo nerviosa, y asentí ante todo lo que me dijo.

- Está bien - suspiré y miré el libro, tomándome un tiempo para repasar las pronunciaciones correctas en mi cabeza. Miré una última vez a Lumiére, con una sonrisa nerviosa y me coloqué enfrente del montículo de arena de rodillas, respirando hondo. Coloqué las manos sobre el montículo - Yo puedo... - me susurré para tranquilizarme antes de cerrar los ojos y quedarme en silencio.

"Piensa que toda tu fuerza va hacia las manos y que sale de ellas y se funde con la tierra" recordé las palabras de Lumiére y cogí una gran bocanada de aire.
Comencé a notar un ligero y casi inexistente cosquilleo en los codos, aunque no supe muy bien si eso era por la energía que intentaba llevar a mis manos. Después un calor se instaló en mis brazos, calor que pronto bajó hasta mis manos. Respiré hondo una última vez y me concentré en la tierra.

"Como si pasaras tu energía a la tierra" me recordé. Poco a poco el calor y el cosquilleo de mis manos fueron desapareciendo y, de alguna manera, sabía que esa energía la había conseguido pasar a la tierra. Abrí los ojos y, de forma alta y clara pronuncié el hechizo.

"Uvd, Lindùr, Ewë" solo tardó unos segundos hasta que la semilla comenzó a crecer. Intenté no perder la concentración y seguí con las manos sobre la tierra, viendo como aquella semilla se transformaba en una preciosa amapola. Me aparté cuando creí que podía hacerlo y sonreí mirando orgullosa como la planta crecía.

- Adoro las amapolas - dije sin dejar de sonreír. Me sentía bien, me sentía sobre todo orgullosa. Aquello lo había hecho yo, lo había conseguido, podía hacer magia y la sensación de saber que podía hacerlo era la mejor sensación del mundo. Me giré para mirar a Lumiére y le sonreí, agradecida, como nunca antes lo había estado con otra persona - Lo he hecho - dije sin poder creérmelo y, sin previo aviso, me lancé contra ella para abrazarla, sin dejar de darle las gracias. - Gracias, gracias, gracias - me empecé a reír sin saber muy bien por qué y volví a mirar la flor que acababa de hacer crecer. Era hermosa. Me levanté y me acerqué a ella, tocando su tallo. - Es bonita ¿verdad? - miré a Lumiére sonriendo - Gracias - dije una vez más antes de volver a mirar la flor, incluso podía olerla, y olía muy bien. - Eres una gran amiga - le dije a Lumiére pero siendo incapaz de apartar mis ojos de la flor.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Lumière Noire el Dom Ago 25, 2013 2:20 am

Veda parecía estar hecha un manojo de nervios. A medida que le explicaba el hechizo, y a medida que se preparaba para realizar el hechizo, parecía que su confianza en si misma se desvanecía, como si volviese a ser la chica que conocí al inicio de la velada. Así que volvió a mirar el libro, repasando una vez más todo lo que tenía que hacer.

Y finalmente accedió a hacer lo que le pedí, suspirando. Me miró una vez antes de ponerse en frente del montoncito de tierra, y respiró, colocando ambas manos sobre el montículo. Y aunque no sabía si estaba canalizando su energía hacia sus manos y luego hacia la tierra, pronto vería si conseguiría o no hacerlo.

La semillita brotó y pronto creció una preciosa y grande amapola, de pétalos rojos como los rubíes. Sonreí al ver que lo había conseguido. Sin embargo, ella era la que más contenta estaba de las dos, pues por fin había dado un primer gran paso. Murmuró unas cuantas palabras en asombro antes de lanzarme a mis brazos, dándome un fuerte abrazo de agradecimiento.

Y eso que yo no era de abrazar a la gente, pero esta vez correspondí.

Felicidades —Le dije. —Es preciosa.

Sonreí ante aquel comentario de que era una gran amiga, y contemplé aquella florecilla alegre durante unos instantes, pero por curiosidad alcé la mirada al cielo y podía ver que la luna ya se había alzado en el cielo. Solté un suspiro y dejé de abrazar a Veda, incorporándome.

Bueno, se está haciendo tarde, ¿no es así?

Contemplé otra vez la amapola, tan roja y tan bonita, y se me ocurrió una idea. Sonreí mientras me cruzaba de brazos y la observaba.

HirùlOblêvBehvOblêvSasel

Y contemplé como del tallo principal de la amapola crecían dos tallos más, y estos acababan en ramificaciones que hacían de dedos. Así que apoyándose en sus nuevas manos, sacó sus "piernas" del montoncito de tierra, que resultaron ser las dos raíces entretejidas para así poder apoyarse en ellas. Al haber hecho esto, brotaron dos hojas, las cuales no estaban presentes en el tallo original, y las batió y las batió y echó a volar, posándose en el hombro de Veda.

Escúchame bien, señorito —Dije con cierto tono juguetón, mirando al duendecito de las flores, que tenía unas facciones un tanto humanas dibujadas en el cáliz, debajo de los pétalos. —Tu misión es guiar a Veda de nuevo a su cuarto, por si acaso. Y por si alguien le molesta... no sé, revolotéale en la cara, o algo.—Y le guiñé un ojo a Veda. —En fin, ha sido una velada encantadora, pero ya se hace tarde... Así que, nos vemos.

Y extendí mis manos hacia el frente, y con un movimiento materialicé la capa sobre ellas. Tras eso, ejecuté el pase mágico y mi figura se desvaneció, reapareciendo en mi cuarto.

_________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Lumière Noire
Humana

Nombre : Lumière Noire
Escuela : La Torre, Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Básica (La Torre)
Rango de mago : Maga consagrada, Experta en Magia de Agua
Rango de guerrero : Guerrera experta (Espadas y mazas, una mano), Guerrera aprendiz (Mazas y martillos, dos manos), Aprendiza de Hielo
Clase social : Plebeya
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Veda Woodgate el Dom Ago 25, 2013 4:51 pm

Asentí cuando dijo que se estaba haciendo tarde. La verdad es que ya me sentía algo exhausta y no veía la hora de tumbarme en mi nueva cama, cerrar los ojos y soñar con flores gigantes que brotaban del suelo.
Miré a Lumiére con curiosidad cuando se acercó a la flor y pronunció un hechizo que hizo que la flor que acababa de hacer crecer empezara a cobrar vida. Le salieron brazos, piernas en forma de tallos e incluso tenía cara. Sonreí maravillada y reí cuando Lumiére dio aquellas órdenes a la criatura que acababa de crear.
La rapidez con la que Lumiére desapareció me impidió despedirme en condiciones y me quedé un momento a solas, allí parada y con mi nuevo amigo sentado en mi hombro, mirando el lugar donde segundos antes había estado mi amiga. Sonreí para mí y noté como aquella pequeña criatura me tiraba suavemente del pelo, dando a entender que era hora de irse. Recogí el libro  y lo sujeté contra mi pecho mientras me daba la vuelta para volver a mi habitación, sin dejar de sonreír recordando todo lo que había pasado.

- Creo que a partir de ahora me va a gustar más vivir aquí - le dije al pequeño duende mientras recorría el camino de vuelta.

Cuando volví a mi habitación dejé el libro sobre la mesilla y lo primero que hice fue tirarme sobre la cama, cansada pero feliz. Ya tenía ganas de que comenzara un nuevo día para volver a practicar nuevos hechizos. El deseo de convertirme en una gran maga. Quería convertirme en alguien tan extraordinario como Lumiére, me haría amiga de un dragón y viajaría a lugares que nunca antes había visitado nadie. Aunque para eso primero debía pasar mis pruebas.

_________________
"En el mundo hay solo dos cosas que hacen que la vida sea digna de ser vivida: el amor y el arte. Yo únicamente creo en la segunda."
avatar
Veda Woodgate
Cuenta inactiva

Nombre : Veda Woodgate
Escuela : Escuela del Lago de La Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Media
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Junto a las aguas negras del lago {Privado para Veda}

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.