La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Un...¿Escalofrío? [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un...¿Escalofrío? [Libre]

Mensaje  Felix Vonturin el Dom Oct 06, 2013 6:20 am

Volver a la vida no fue fácil,y mucho menos después de todo lo que deje atrás,la ultima vez que volví del laberinto había sentido el poder del oscuro aferrando mi alma con fuerza,pero en este caso fue diferente,sentí algo,ni el abrazo cálido de la Diosa ni la mano fúnebre y siniestra del Dios,fue una sensación...¿Caótica? no sabría ser certero con la sensación,pero nunca la olvidaría...

Lo mas difícil fue acostumbrarme al movimiento de mi nuevo cuerpo aunque se asemejaba en gran cantidad al mío no era lo mismo,era un cuerpo humano,ligeramente mas musculado que yo y algo mas bajo,y claro esta con aquél brillo salvaje en los ojos y aquella mirada siniestra y pícara...También habría que hablar de mis heridas,que poco suave fue Garrick al arrancarle la vida a aquel hombre,aun me dolía el cuello y tenía una cicatriz que aparentaba ser un intento de degollarme,aunque bueno mejor dicho,degollar al anterior inquilino del cuerpo.

Se me hacía raro no portar mi clásicas ropas negras,pero tenía que vestir igual que lo hacía este tipo,una túnica algo especial,de color,rojo,negro y dorado,bastante extraño,pero según sabía,Sir Loktar,que así es como se llamaba el dueño del cuerpo,servía al concilio a modo de retribución y arrepentimiento,por lo visto Loktar era un erudito y a su corta edad de treinta y cuatro años tenía mas conocimientos sobre magia ígnea y oscura que muchos archimagos,y eso parecía interesarle lo suficiente al concilio como para mantenerlo muy protegido,darle todo tipo de lujos y ofrecerle la redención a cambio de que mostrase sus conocimientos para poder luchar contra las fuerzas del "Mal".

Toqué levemente la puerta,abierta,y sin complicación alguna accedí al vestíbulo,al parecer Loktar ya había ido alguna vez por la torre ya que ningún alumno huía o daba alarma,es mas,por extraño que pareciese si cruzaban por delante mía sonreían y hacían una reverencia.Sentí un escalofrío recorrerme la espalda al caer en la cuenta de quien podía haber poseído y la emoción me invadía el cuerpo,eso quería decir que ahora podía acercarme al concilio cuanto quisiese,es mas,debería estar cerca de ellos por obligación,Loktar probablemente fuese el consejero del algún archimago y con suerte poseería varías tierras.

La situación pintaba realmente bien,el premió gordo,no se a quien le caía tan bien para que las cosas me saliesen a pedir de boca,supongo que los dioses aun me quería ¿O quizás me quisiese una fuerza superior?.

>>Bien,bien,veamos hasta cuando me duraras de tapadera<<

Sonreí levemente a unos alumnos de primer grado,tendría que labrarme la imagen de santurrón y arrepentido,pero siendo francos con suerte me podría acercar lo suficiente a esa perra que se hace llamar Shewë y acabar con su vida y con toda vida de sus seres queridos,podría abrir los ojos a mi amada Narshel y podría evitar mas sufrimiento innecesario en el mundo.

Todo por el hombre,todo por un mañana,mejor y mas pacifico.

_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un...¿Escalofrío? [Libre]

Mensaje  Narshel el Dom Oct 27, 2013 1:03 pm

Bajé las escaleras principales de la Torre con una sonrisa en los labios que hacía tiempo que no esbozaba. Los últimos días habían sido días de calma, días en los que pude disfrutar de tareas normales y cotidianas, como ayudar a mis alumnos con sus estudios y velar por el buen funcionamiento de la escuela. «Si todos los días fueran así, en todos los lugares...», pensaba y, de vez en cuando, a mi mente acudían pensamientos referentes al continente élfico, aún enfrascado en batallas y en la reconstrucción lenta y laboriosa de El Anillo.

Sin embargo, a todo un océano de distancia, en el Valle de los Lobos se respiraba la tranquilidad de un nuevo día. Al llegar al vestíbulo, creí que estaba vacío, pero, tras una segunda ojeada, me di cuenta de que había alguien. Algunos aprendices pasaron junto a él y lo saludaron; luego se fueron y mis ojos continuaron clavados en el humano, en sus ojos, en su pelo. En su pelo. Una punzada me atravesó el corazón. Recordé a Félix, el pelo de Félix, y, por un momento, creí que había retrocedido en el tiempo, o que había regresado de entre los muertos, o que estaba viendo su fantasma.

Pero no fue así. Era un humano, no podía ser él. Al acercarme, al ver mejor su rostro, supe quién era y suspiré, tranquila, notando cómo desaparecía la garra que, por un segundo, me había oprimido el alma.

Sir Loktar, cuánto tiempo sin veros por la Torre —lo saludé, con una sonrisa cortés.

La semejanza de aquel hombre con quien una vez fue el rey del Reino Élfico siempre había sido asombrosa, pero no caí en la cuenta de ello hasta entonces. Lo había visto alguna vez por el Concilio, alguna vez por la Torre, y sabía que servía al Consejo de Archimagos como pago a un delito pasado, aunque no alcanzaba a recordar cuál.

Mis ojos repararon en las ventanas, que estaban cerradas, y, con un gesto de la mano, hice que se abrieran, permitiendo que la luz del día inundara el amplio vestíbulo de mi escuela. La brisa entró y recorrió la estancia; era suave como un beso. Entre los árboles, los pájaros trinaban y su canto llegaba hasta mis oídos y también hasta los suyos. Hasta el olor de la hierba fresca llegaba a la Torre y la piedra no parecía tan fría. ¿Era un día precioso o yo lo veía como tal?

¿Puedo ayudaros en algo? —le pregunté.

Me quedé frente a él, con la mirada fija en su rostro y los pensamientos fijos en otros asuntos.

_________________


.: La Señora de la Torre :.


avatar
Narshel
Humana

Nombre : Narshel Letswick Even
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva, Kin-Shannay
Cargo especial : Señora de la Torre, Maestra de Magia de la Tierra
Rango de mago : Archimaga, Especialista en Magia de la Tierra
Clase social : Plebeya
Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 21
Localización : La Torre

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un...¿Escalofrío? [Libre]

Mensaje  Felix Vonturin el Dom Oct 27, 2013 4:10 pm

Mi corazón se volcó completamente al ver de nuevo su rostro,simple y llanamente no podía articular palabra,tenía en mente un par de conjuros para defenderme pero...para Felix,este ya no es tu cuerpo,es el de un agente del concilio o hasta ese punto sabía yo,respire hondo y sonreí con amabilidad.

-Buenos días Señora de la torre...veo que su aspecto sigue siendo tan bueno como siempre...-Sabía que Loktar había mantenido un par de veces contacto con Narshel,no sabía hasta que punto y por eso debía seleccionar las palabras que decía con cuidado.

La ventanas se abrieron de par en par con un movimiento de mano de La Señora de la Torre,Oh...su dulce y cálida magia inundaba todo,la magia que un día tuve a mi lado,la magia que me protegió y sano en repetidas ocasiones,la magia que anhelaba con tanto tesón y sopesar en mi corazón.

-Vaya...tan servicial como siempre,mis superiores me han pedido que recopilase información sobre la vida del difunto Félix aquí,es probable que escondiese varías cosas aquí,posiblemente varios objetos mágicos entre ellos...un plano con cierto valor para un integrante del concilio,ademas estaría bien saber si...bueno,ya sabe que el prometió venganza y muerte para todos los miembros del concilio,a si que se sospecha que de alguna forma pudiese resucitar y queríamos comprobar si vos sabrías algún dato de relevancia...Tan solo tendría que permitir que me hospedase aquí por un par de días para encontrar lo que busco y responder a un no muy largo carrusel de preguntas...

Bien,aun conservaba la capacidad de improvisar de la que siempre había dispuesto pero en esta ocasión me costo algo mas,no estaba hablando con una cualquiera,si no con el amor de mi vida y en esta situación mi probable anfitriona...

-Bueno dígame Narshel,¿Esta dispuesta a colaborar?en el caso de que no lo estuviese no supondría ningún problema,para mí,para mis superiores,la diosa sabrá.

Dije sonriendo con cierta malícia y brillo feroz en mis ojos.

_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un...¿Escalofrío? [Libre]

Mensaje  Narshel el Jue Oct 31, 2013 6:45 pm

Se mostró gentil al responder a mi saludo y yo le sonreí, como siempre hacía, o pretendía hacer, ante las palabras agradables que acudían a endulzar mis oídos. Pero en mis ojos, antes brillantes de alegría, se dibujó una nube, una sombra de tristeza que era muestra de las sensaciones que aún me producía el hecho de recordar la ejecución de mi antiguo aprendiz. «Y más si estas palabras vienen de un hombre que se le parece tanto...».

Mencionó la posibilidad de que Félix pudiera resucitar o de que intentara hacerlo. Yo negué con la cabeza de inmediato, con suavidad.

No, eso no puede ser. Para resucitar primero tendría que salir del Laberinto de las Sombras, algo que ya es difícil. Tendría que encontrar a alguien dispuesto a devolverlo a la vida, alguien de gran poder, como un nigromante, o un buen grupo de magos. Y espejos..., ¿cuántos espejos interdimensionales hay en el mundo? Muy pocos, puede que cada vez menos. Yo no creo...

Lo miré de nuevo. Realmente no creía que pudiera encontrar la forma de resucitar, pero ¿y si no fuera así? Si no fuera así, ¿qué haría? ¿Qué estaría dispuesto a hacer? No podía saberlo.

Pero bueno, si son órdenes directas del Concilio, no voy a rebatirlas. Podéis quedaros aquí todo el tiempo que necesitéis, sir Loktar. Yo la única información que puedo aportaros es sobre el tiempo que él pasó en la Torre, cuando fue mi aprendiz. Si queréis buscar en su antigua habitación o en cualquier otro lugar, solo tenéis que decírmelo, pero, por favor, avisadme de los movimientos que deis. —No conocía demasiado a aquel hombre; no podía confiar plenamente en él—. Al fin y al cabo, yo también soy vuestra superior.

Analicé su rostro y su mirada con sumo cuidado, como buscando algo en sus ojos que no dijeran sus palabras. Sus ojos eran crípticos, unos ojos que escondían muchas cosas, las suficientes, quizás, como para atormentar su conciencia o poblar sus recuerdos de imágenes amargas. Él me miraba y, por un momento, me sentí incómoda.

Decidme, ¿por dónde queréis empezar?

_________________


.: La Señora de la Torre :.


avatar
Narshel
Humana

Nombre : Narshel Letswick Even
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva, Kin-Shannay
Cargo especial : Señora de la Torre, Maestra de Magia de la Tierra
Rango de mago : Archimaga, Especialista en Magia de la Tierra
Clase social : Plebeya
Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 21
Localización : La Torre

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un...¿Escalofrío? [Libre]

Mensaje  Felix Vonturin el Miér Nov 06, 2013 3:25 am

Sonreí ante aquella autoridad que pretendía rezumar...aquello si bien la conocía se le podía llamar desconfianza,y hacía bien en desconfiar...ya que el "enemigo" estaba mucho mas cerca de lo que ella se pensaba.

-Cierto,Señora,vos sois mi superior,pido disculpas por mi osadía...

Esboce una leve sonrisa cálida y me dispuse a coger aire,carraspee un par de vece y coloqué mi melena blanquecina y de toque plateados a mi espalda,rasqué un par de veces el corte que surcaba mi cara de izquierda a derecha.En aquello segundos urdí un plan para causar el desconcierto en el concilio,cuando pillamos por sorpresa a Sir Loktar este tenía la misión...no se exactamente que misión pero estaba ordenada por Shewë...ya esta,todo sencillo,podría recuperar el plano,averiguar cuanto sabía sobre mis planes el concilio,saber la ubicación de los secretos en casi cualquier momento y lo mas importante,tener cerca a Narshel,bueno en realidad solo era lo mas importante en el ámbito personal.

-Empezaremos por algunas preguntas simples,no serán demasiado complejas.-Carraspee de nuevo y la mire con la astuta y salvaje mirada que me caracterizaba-Bien Señora,Tenemos entendido que uno de los Ars fue robado por Félix aquí,aunque luego su alumna Lumiere y vos fueron capaces de recuperar ¿Comprobaron que el libro se encontraba en perfectas condiciones?Es decir,¿No le faltaba ninguna hoja? -Aquello de hacer preguntas a las cuales sabía las respuestas era muy divertido,claro que faltaba una hoja,en estos momentos estaba en manos de Patrick,yo ya la tenía mas que sabida,el conjuro de presdigitación salió de allí,pero bueno aquello no hacía nada mas que comenzar.-Bien tengo otra pregunta...¿Es cierto que en repetidas ocasiones mientras Félix portaba la túnica negra tuvisteis la oportunidad de darle muerte y que sin embargo lo dejasteis escapar?-Tres veces me dejo escapar y la cuarta me intento dar muerte aunque solo me hirió de gravedad,un fracaso por su parte,podría haber evitado,la caída de un reino,la muerte de muchas personas,y la muerte de un archimago.-¿Tiene constancia de algún tipo de amistad que hubiese entablado el susodicho con algún otro mago de influencia que se encontrase en algún momento de su estancia aquí?-Arthur,Thomas,Patrick,Garrick,Sorin,Vonscatel y Nuark,principalmente eran mis amistades mas allegadas aunque solo acudían en momentos que me hacían falta,Sorin no acudió al juicio por la posibilidad de que se le quemase su blanquecina piel de vampiro,Vonscatel se encontraría diseñando algún artefacto y Nuark,bueno Nuark se encontraría entre alcohol y las piernas de alguna fulana mientras contaba que el era un erudito en la magia de tierra y que podría hacer enfermar a una población entera sin problema alguno.-Siento estas preguntas pero son necesarias Mi Señora...¿Alguna vez Félix y vos mantuvieron algún tipo de acercamiento?-Solo un beso,un beso que no olvidaría nunca,el concilio era consciente de aquello y Narshel lo sabía-Me refiero a...bueno...temas de cama-Nunca,pero era divertido despistar o incluso sonrojar a Narhsel-Y mi ultima pregunta ¿Comparte algunos ideales del susodicho?-Esta pregunta sabía que o no la respondería o lo haría negativamente pero en el juzgado vi la duda en sus ojos,vi el miedo a que llevase razón...-"Ya sabe,ni dioses,ni reyes,solo hombres"-sonreí con astucia y mis ojos brillaron con suavidad mientras la miraba impaciente.
avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un...¿Escalofrío? [Libre]

Mensaje  Narshel el Vie Nov 08, 2013 8:46 pm

Sus preguntas eran, cada una, peor que la anterior. Entorné los ojos mientras lo escuchaba, manteniendo la espalda recta, en una apariencia de firmeza y seguridad, aunque mis manos se entretenían retorciendo los hilos sueltos de las mangas de mi túnica. Alguna vez abrí los ojos de par en par, otras levanté una ceja, y llegué a preguntarme si no sería alguna estrategia de ciertos miembros del Concilio para buscar formas de desprestigiarme. Tendría que escoger con cuidado mis respuestas.

Sí, es verdad que Félix robó el Ars que guardábamos en las habitaciones abandonadas. Se trataba del Ars Sacratorum, concretamente. Puede que fuera una imprudencia dejar un artefacto tan poderoso en un lugar como ese, pero ¿quién iba a imaginar que sucedería algo así? Durante todos los años que estuvo mi Maestra a cargo de la Torre, nadie lo encontró, ni tampoco durante mis primeros años. Nadie lo buscó —argumenté, tratando de alejar cualquier posible acusación—. Félix no pudo tener tiempo de arrancar ninguna hoja, lo descubrimos en el momento en que se disponía a robarlo. Ni siquiera creo que lo hubiera abierto. Después de ese intento de robo, decidí que el mejor escondite para ese libro era el Laberinto de las Sombras y abrí el portal hacia esa dimensión. Es lo que habría hecho cualquier archimago, pero, aún así, los nigromantes ganaron esa batalla y consiguieron hacerse con ese libro.

El Laberinto de las Sombras, ese lugar terrible e inexpugnable, de donde nada debería regresar. Allí había ido a parar el Ars Sacratorum y había regresado a las dimensiones terrenales. Allí había ido a parar el alma de Félix y... Mientras contemplaba a Sir Loktar, no dejaba de pensar en la posibilidad de su regreso.

Su siguiente pregunta me incomodó, aunque no sabía que estaban por venir preguntas peores.

Es cierto que lo dejé escapar en alguna ocasión. El vínculo que une a un aprendiz con su maestro es fuerte. No es tan sencillo aceptar que alguien a quien has instruido en las artes de la magia ha optado por la túnica negra. Yo no quise creerlo. Pensé que acabaría rectificando, arrepintiéndose, dándose cuenta de su error. Pero no fue así. —Mis ojos se clavaron fijamente en Loktar. Era una mirada dura—. La Diosa nos instruye en los caminos de la justicia. Vos mejor que nadie deberíais saber que todos, o casi todos, tienen derecho a una segunda oportunidad. Yo quise dársela a Félix y, solo cuando supe que ya era imposible que volviera a ser quien fue, intenté darle muerte. Hoy ya no está con nosotros y se ha hecho justicia. Eso es todo.

¿Qué más querría saber? No me gustaba el cariz que estaba tomando el interrogatorio. «¿Tiene constancia de algún tipo de amistad que hubiese entablado el susodicho con algún otro mago de influencia que se encontrase en algún momento de su estancia aquí?», fue su siguiente pregunta. Yo suspiré.

No sé demasiado sobre la vida personal de mis alumnos, como comprenderéis. Sí puedo deciros que, en sus tiempos de aprendiz, mantuvo una estrecha relación con la archimaga Estela, pero luego ella desapareció y dudo que volvieran a encontrarse. Si alguna vez trató con algún otro mago de relevancia, no podría concretaros con quién. Se relacionó con el resto de aprendices de su generación, como es normal en cualquier alumno. No sé nada más.

Tal vez el hombre se estuviera dando cuenta de mi incomodidad, porque se disculpó por las preguntas que estaba haciendo. Pero no se detuvo. Es más, sacó a relucir el tema que estaba temiendo que sacara. «El maldito beso». Habían expuesto la imagen en el falso juicio para capturar a Riak, a la vista de todos, y, aunque nadie me había pedido explicaciones, aunque no me hubieran reclamado nada y todo formara parte de un "teatro", yo sabía que aquello había quedado grabado en la memoria de todos. Que hubo algo de verdad en las palabras de Shewë cuando me acusó de traición, de relacionarme con magos oscuros... de esa manera. Y el hecho de que mantuviera a Haku en la Torre no haría más que fomentar las habladurías. «¿Qué importa lo que piensen?», me dije con rudeza.

Apreté los puños.

¿Perdón? —dije, incrédula, cuando hizo referencia a los temas de cama—. ¡Por la Diosa, era mi aprendiz! Fui su maestra, su guía, su mentora. ¿Cómo podéis pensar eso? Yo lo instruí en las artes de la magia, como he hecho con todos mis alumnos. Jamás se me ocurriría mantener una relación de ese tipo con un aprendiz. Siempre me he sentido como una madre para ellos… —Respiré hondo, incapaz de mantener la calma—.

»Es cierto que hubo un beso. Solo un beso. La imagen que se mostró en el juicio estaba totalmente fuera de contexto.
—¿Pero cómo iba a explicar que mis labios estuvieran tocando claramente los suyos? ¿Cómo iba explicar que lo había hecho para salvar a quien hoy era un mago oscuro?—. No fue un beso de amor, ni de deseo, ni de nada. Un simple beso no significa nada, no supone una relación más allá de eso. Lo hice… Lo hice porque era mi obligación, porque fue la única manera que encontré de que me llevara hasta el espejo interdimensional. Había vidas en juego, había vidas que salvar. Es la obligación de cualquier archimaga hacer lo que esté en sus manos y sacrificarse para servir al Bien.

«¿Cómo es posible que algo tan simple y tan breve pueda traer consecuencias de esta magnitud?». El corazón me latía acelerado, la sangre me hervía en las venas. Cada vez estaba más convencida de que todo aquello estaba pensado para hundirme, para recriminarme mis errores.

Y la siguiente pregunta no calmó los ánimos. «¿Comparte algunos ideales del susodicho? "Ya sabe, ni dioses, ni reyes, solo hombres"». La imagen del momento en que esas palabras escaparon de los labios de Félix vino a mi mente, desgarradora. Casi creí que volvía a verlo en el centro del juzgado, con el rostro cubierto de sangre. ¿Cuánta razón había en esas palabras? ¿Había razón? Tal vez hubiera lógica, pero no verdad. ¡Era un asesino!

¿Estáis insinuando que he negado a la Diosa? Creo que no tendría que contestaros a eso. —Pero le contestaría. Señalé con el dedo mi túnica dorada—. ¿Por qué creéis que llevo esta túnica? Siempre he servido a la Diosa. No cuestionéis nunca mi lealtad al Bien. Yo jamás compartiría los ideales de un asesino, los ideales de alguien que pretende derrocar a quien nos da poder. Alguien que pretende exterminar la magia en el mundo. ¿De veras creéis que una Señora de Escuela podría apoyar semejante atrocidad?

No podía contenerme más. No podía dejar de pensar en quién estaba detrás de Sir Loktar para que él estuviera haciéndome preguntas tan comprometedoras.

Nunca, jamás, podréis acusarme de traición. ¿Quién os ha enviado? ¿Quién os ha dicho que me preguntarais sobre estos temas? Porque podéis decirle de mi parte que, si tiene alguna duda sobre mi lealtad, podría presentarse directamente ante mí en lugar de enviar intermediarios.


_________________


.: La Señora de la Torre :.


avatar
Narshel
Humana

Nombre : Narshel Letswick Even
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva, Kin-Shannay
Cargo especial : Señora de la Torre, Maestra de Magia de la Tierra
Rango de mago : Archimaga, Especialista en Magia de la Tierra
Clase social : Plebeya
Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 21
Localización : La Torre

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un...¿Escalofrío? [Libre]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.