La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Una tarde más en Puerto Agnolia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una tarde más en Puerto Agnolia

Mensaje  William el Jue Feb 27, 2014 9:26 pm

Una tarde más se abría en el cielo en Puerto Agnolia. Los últimos días habían sido días tranquilos, en comparación con los días anteriores, y mi vida regresaba a su cauce habitual tras tantas desviaciones en el camino de mi existencia. A mi alrededor todo era mejorable, pero también sabía que todo podía ser peor. Eso me consolaba. Y agradecía tener, al fin, cierta paz.

Tras un día de trabajo en el puerto, limpiando pescado, pasé la tarde paseando por las calles sinuosas y desordenadas de la ciudad. Aún no me hastiaba la rutina y eso me sorprendía incluso a mí mismo. ¿Dónde estaba mi naturaleza inconformista? ¿Por qué estaban calmados todos mis pensamientos? No sabía si alegrarme, entristecerme o preocuparme por el estado en el que me encontraba. «Igualmente, no estaré así mucho tiempo. Yo sé que no podría llevar esta vida para siempre».

Fuera como fuese, si algo tenía claro era que aquella tarde no iba a cambiar nada. Sin nada mejor que hacer y cansado del trabajo, me senté en el borde de piedra de una fuente, la fuente de una de las plazas principales de Puerto Agnolia. Aunque era una zona donde solían instalarse los mercaderes, no había demasiadas personas paseando por allí; el frío del invierno obligaba a muchos a recluirse en sus casas, o en el interior de alguna taberna perdida, con una buena jarra de cerveza.

Yo, por suerte, tenía ropa con la que abrigarme. Y, si no estuviéramos en uno de los lugares controlados por la Santa Inquisición, habría tenido también conjuros térmicos con los que no preocuparme por el frío. Pero no podía arriesgarme; había una iglesia demasiado cerca, justo en la salida norte de la plaza. Y era domingo, día de misa. «Otra razón por la que apenas hay nadie en las calles», me dije. Seguramente allí estarían aglutinados todos los estúpidos fieles adoradores de la censura y de la represión.

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde más en Puerto Agnolia

Mensaje  Neil Elaithar el Jue Feb 27, 2014 10:39 pm

Las tardes de invierno se me antojaban aburridas y demasiado monótonas. Cosa extraña, ya que normalmente para mí ningún día era capaz de parecerse al otro. En Garnalia podía respirarse la tranquilidad, o eso es lo que aparentaba. A pesar de que casi todo el mundo estuviese sumido en su sueño y utopía perfecta, detrás de esa máscara de perfección  este lugar tiene un rostro putrefacto, sucio y poco agradable. Supuse que no era el único que se había dado cuenta de aquellas cosas, así que decidí no darle más vueltas a la cabeza.

Se me hizo raro encontrarme a mí mismo paseando por las calles de puerto Agnolia y, sobre todo, con la gente que solía haber. Sin embargo, aquella era una tarde en la que la gente apenas se había asomado de sus casas. ¿Quizás era por el implacable frío? ¿O por ser hoy domingo? Realmente, no me importaba. Aquel ambiente tan aburrido conseguía hasta exasperarme. Simplemente me encontraba paseando por ahí, andando sin rumbo fijo y a veces me paraba a mirar el mar.  En calma, tranquilo. Unido al color del sol, daba una apariencia fría, la cuál hizo que un escalofrío recorriese mi espalda. Me abracé a mí mismo, acurrucándome en mis prendas de abrigo y alejándome de allí. En verdad, la humedad del mar sí que afectaba al frío.

Un rato después, me di por vencido, pensando que aquel paseo para tomar el aire había sido en vano. Con razón apenas salía de mi habitación, a no ser que fuera estrictamente necesario. Pero debía aprovechar los días en los que el sol no brillaba tanto, ya que así era menos molesto para mí y me libraba de la migraña.

Sentado en el borde de la fuente de una de las plazas, puede divisar a una persona sentada y con gesto apático. No sé por qué me llamó la atención, quizás porque al igual que yo parecía que no tener nada que hacer. Aburrido y con ganas de entretenerme un poco, me acerqué a él con intenciones de conversar.

Las tardes como estas son aburridas, ¿no crees?—comenté, a la vez que me sentaba a su lado en el borde de piedra—. Tanta tranquilidad... Resulta aborrecible.
avatar
Neil Elaithar
Humano

Nombre : Neil Elaithar
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Espía y "prostituto" para nobles
Clase social : Nobleza, Conde
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 19/02/2014
Edad : 22
Localización : Pfff~ Tienes que aburrirte mucho para querer buscarme.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde más en Puerto Agnolia

Mensaje  William el Vie Feb 28, 2014 2:39 pm

Hay una regla no escrita en cualquier ciudad que se precie: los desconocidos nunca hablan con los desconocidos. Esta regla se acentúa cuando uno lleva un aspecto descuidado y oscuro como era el mío, con el pelo revuelto, y una barba negra incipiente cubriéndome las mejillas. La capa con la que me envolvía estaba gastada y deshilachada por los bordes; mis ojos miraban a ninguna parte y mis labios permanecían cerrados, en un gesto serio que no sugería ni una pizca de amabilidad.

Por eso me sorprendió que aquel joven me dirigiera la palabra. Lo observé durante unos instantes, preguntándome si lo había visto antes, pero luego descarté la idea: tenía la piel demasiado blanca, el cabello demasiado plateado, las pestañas demasiado largas. De haberlo visto alguna vez, lo habría recordado.

Bueno, es día de misa. No se puede esperar otra cosa —comenté, mientras echaba un vistazo hacia la iglesia. Luego, mis ojos regresaron al desconocido—. Y hace mucho frío.

Mis palabras no hacían otra cosa que recalcar lo evidente y era consciente de ello. No sabía qué más decir. El chico, por su indumentaria y por su porte, parecía pertenecer a la clase alta. Si era alguien con poder en la sociedad, tenía que medir mis palabras para ahorrarme problemas innecesarios.

No sé si... vos sois de por aquí. Puerto Agnolia es una ciudad alegre cuando cae la noche, incluso los domingos. Pero hay que esperar a que se acabe la misa y a que oscurezca. Entonces ya empieza a sonar música en las tabernas y a pasear los jóvenes por las calles. Puede que ese ambiente sea más de vuestro agrado.

«El ambiente de los que hacen votos en la iglesia y esa misma noche cometen todos los pecados imaginables», pensé. Ciertamente, yo no sabía si prefería los habituales días animados de Puerto Agnolia o las tardes tranquilas como aquellas, mucho menos frecuentes. Me agobiaban el ruido y las fiestas, pero el silencio me ahogaba. Me hacía pensar demasiado, sobre demasiadas cosas.

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde más en Puerto Agnolia

Mensaje  Neil Elaithar el Vie Feb 28, 2014 6:17 pm

Sonreí de medio lado ante la respuesta del desconocido. Si me fijaba mejor en su aspecto desaliñado, a poca gente se le hubiera ocurrido acercarse a conversar con él. Pero a mí nunca me ha gustado meterme en la marea de personas con mentalidad común, así que no era de menester hablar con alguien así con tal de pasar el rato.

Sólo estaba aquí de paso, pero no es la primera vez que piso la ciudad—expliqué, a la vez que me frotaba las manos para intentar entrar en calor—. Me dijeron que este era un lugar interesante, pero fue muy absurdo por mi parte venir de visita una tarde de domingo. Debí haber pensado antes que todo el mundo estaría en la misa.

Me encogí de hombros y suspiré, recordando lo aburrido que era escuchar las palabras de un hipócrita hablando sobre un ente que abarcaba a toda la perfección. La fe era algo que la gente describía como bella, pero a mí nunca me ha hecho falta. Porque por muchas plegarias que hubiera hecho en mi juventud, ningún poder fue a salvarme. Nada más llegó la niebla del pasado, traté de sacar todos aquellos pensamientos de mi cabeza. Sólo conseguían perturbarme, y no quería volver a recordar. Las sombras deben permanecer en la penumbra. Y el futuro, resplandeciente. Porque sé que todo ahora únicamente puede ir a mejor.

Espero que estés en lo cierto y las cosas se animen un poco al caer la noche—comenté en dirección al desconocido—. Tampoco es que vaya a encontrar nada interesante, pero al parecer no hay nada mejor que hacer, así que me conformaré. Después de todo, no quiero hacer que el venir aquí sea en vano.
avatar
Neil Elaithar
Humano

Nombre : Neil Elaithar
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Espía y "prostituto" para nobles
Clase social : Nobleza, Conde
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 19/02/2014
Edad : 22
Localización : Pfff~ Tienes que aburrirte mucho para querer buscarme.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde más en Puerto Agnolia

Mensaje  William el Sáb Mar 01, 2014 1:17 pm

En cierto modo, aquel chico despertaba mi curiosidad. Me preguntaba si sería mago y, como yo, lo escondía en público; me preguntaba si habría pisado alguna vez la Torre, u otra escuela, si alguna vez habría conocido a las mismas personas que yo o habría escuchado nombres que a mí me resultaban familiares. A menudo me sucedía aquello. Todas las personas para mí eran susceptibles de poseer el don de la magia, todas. Quizás buscaba desesperadamente un pedazo de magia en todas las cosas mundanas, algo que me hiciera sentirme un poco más cerca de la que había sido mi casa durante tantos años.

Pero no podía saberlo. Yo escondía mi magia y, tal vez, él también lo hiciera.

Hay una taberna por aquí cerca que podría gustarte —dije, tuteándolo y olvidando ya toda forma incómoda de cortesía—. Sirven buenos vinos y traen buenos músicos a partir de las nueve. Se llama La Escotilla del Capitán. Supongo que, si has estado aquí otras veces, habrás oído hablar de ella.

Habían pasado varias semanas desde la última vez que había pisado aquella taberna. No era un mal lugar para pasar el rato, pero debo reconocer que ir solo resulta realmente aburrido. Puesto que no tenía mejores planes, o ninguno, para el resto del día, se me ocurrió que podría distraerme conversando con quien acababa de conocer.

Podemos ir, si te apetece. —Miré hacia la iglesia de reojo; aún no habían tocado las campanas que indicaban el fin de la misa, pero pronto lo harían—. No me gusta estar tan cerca de una iglesia, y menos un domingo.

El comentario que acababa de hacer me habría hecho correr gran riesgo de haber estado frente a algún devoto. Pero, si aquel desconocido no estaba en la iglesia, no debía de ser un creyente demasiado estricto. Sin más, me puse en pie y me coloqué bien la capa, mientras esperaba la respuesta de mi interlocutor. Cómo echaba de menos poder realizar un conjuro térmico en aquellos fríos días de invierno.

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde más en Puerto Agnolia

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.