La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

[P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Oráculo el Miér Ago 13, 2014 9:35 pm





En el Concilio, la mayor parte de los ejércitos han partido, por orden de varios de sus miembros, hacia la Escuela del Lago de la Luna, con el fin de protegerla del ataque de la Santa Inquisición. El enorme castillo negro se encuentra custodiado por varios guardas que Shewë ha dispuesto en distintas zonas.

La entrada está vigilada por dos hombres fornidos, enfundados en armaduras doradas, que cruzan las lanzas frente a la puerta. En los alrededores, hay varios guardas elfos sobre los muros, y dos en lo alto de las torres. Dentro del castillo, los criados realizan sus labores y vigilan los pasillos en torno a veinte soldados, uno de los cuales está situado frente a la puerta del Juzgado. Por supuesto, y como no podría ser menos en una institución mágica, el Concilio cuenta con un conjuro reforzado que impide trasladarse al interior mediante el uso del teletransporte.

La archimaga que se ha quedado a cargo de Ekhleer y del Concilio mientras dura el asedio es Shewë, quien en estos momentos se encuentra en el Juzgado que es su lugar de trabajo, sentada en el asiento del Presidente mientras le arranca melodías a una lira. Su marido se ha quedado en el Bosque Dorado y ella, en el Concilio, puesto que son los dos lugares con mayor protección y donde están prácticamente convencidos de que no sufrirán ninguna molestia.

En el brazo del asiento ocupado por Shewë hay un cuenco que contiene cerezas de los valles de Laurälda, al sur de El Anillo, y, de vez en cuando, toma una de ellas.





INDICACIONES: Xerxes es el primero en postear; luego, Felix y Marya (no importa el orden). La misión, ya comentada en otros temas del Castillo del Mar Espectral, estará capitaneada por Xerxes Break, y tiene como objetivo la recuperación del Secreto de la Oscuridad. Para ello, primero habrá que infiltrarse en el Concilio, teniendo en cuenta las consecuencias de llamar la atención. Cuando consigan llegar al Juzgado, posteará La Diosa.

Oráculo
Oráculo

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Xerxes Break el Jue Ago 14, 2014 9:45 pm

Al fin había llegado el momento de recuperar nuestro Secreto de la Oscuridad, el cual, según mi espía, estaba siempre en poder de la Jueza Suprema, Shewë.

Caminábamos por las calles de Ekhleer, sin llamar excesivamente la atención. Yo iba ataviado con una capa blanca cuya capucha ocultaba mi rostro de las miradas indiscretas. A mi lado, Felix y Marya caminaban con calma, pero con determinación, ambos envueltos en una capa como la mía (también con capucha), solo que las suyas eran de color negro.

Cuando divisamos el Castillo del Concilio, empleé mi ojo mágico para escudriñar su interior, en busca de trampas o peligros. Ubiqué a veinte soldados en el interior, sumados a los elfos que había apostados en las murallas y los dos armarios que custodiaban la entrada. Sonreí. Mi plan de atacar la Escuela del Lago de la Luna para reducir la seguridad de Ekhleer había salido a la perfección.

Sin más preámbulos, chasqueé los dedos de mi mano derecha, cosa que extrañó a mis compañeros, a pesar de que ninguno de ellos dijera nada. Continuamos nuestro camino hacia la entrada, lo que nos debió levar unos diez o quince minutos más. Cuando alcanzamos las puertas, los dos guardias que protegían la puertas no miraron de forma interrogativa. Avanzaron hacia nuestra posición, dispuestos a cortarnos el paso, pero entonces se dieron cuenta de que aquello sería el último error que cometerían en sus vidas.

Sin que pudieran darse cuenta, unas pequeñas y extrañas criaturas comenzaron a aparecer bajo sus pies. Eran muy diminutos, y tenían el aspecto de dos trozos de cuerda unidos por un mechón de pelo. Y es que los Momeraths eran una de mis invocaciones favoritas, pues me permitían acabar con mi adversario sin necesidad de emplear la violencia. En cuanto dos de ellos se postraron sobre las cabezas de los guardas, sus patas se introdujeron directamente por sus orejas, llegando a lo más profundo del cerebro, y permitiéndome controlar sus mentes por pura voluntad. Ambos guardias se detuvieron, mirando al vacío, y esperando instrucciones.

Sin detenerme, cogí mi bastón de mano y golpeé la puerta dos veces. De pronto, las puertas se abrieron de par en par. Ante nosotros había un único guardia, con la armadura manchada de sangre y rodeado de cadáveres. Dichos cadáveres eran sus compañeros, asesinados por un camarada que resultó ser mi espía. Llevaba en su mente un sello mágico que le impedía recordar cualquier cosa sobre mi, sello que deshice en cuanto chasqueé los dedos de camino al castillo. Alcé la cabeza y vi que los arqueros se asomaban para vigilarnos.En cuanto vieron los cadáveres, se dispusieron a dar la alarma, pero ya era tarde. Mis Momeraths comenzaron a saltar sobre sus cabezas, haciéndose con el control de su mente y doblegándolos totalmente a mi merced.

Entonces me dirigí a mi espía:

- ¿Sabes quién soy? - le pregunté, desde la oscuridad de mi capucha
- Sí, amo Xerxes - me respondió mi fiel espía

Sonreí. La destrucción del sello no había dejado secuelas. Le ordené que diera instrucciones a los arqueros para que no dejasen pasar absolutamente a nadie. No nos convenía que nadie interrumpiera nuestra pequeña incursión. Con respecto a los de la entrada, les pedí que abrieran las puertas del juzgado, lugar en el que sabía que se encontraba Shewë, gracias a mi ojo mágico.

Obedientes, aquellos grandullones nos abrieron las puertas de par en par. Shewë estaba sentada en el trono presidencial, comiendo unos frutos mientras revisaba unos documentos. Pude ver como la ira se reflejaba en sus ojos al vernos entrar

- Felix, Marya - les dije mentalmente a mis dos acompañantes - Levantad una barrera. Que nada entre o salga de esta habitación

En cuanto levantaran la barrera, el destino de la Jueza Suprema quedaría sellado para siempre. Agarré con fuerza mi Espejo Generoso, consciente de que una de las batallas más arduas de mi vida estaría a punto de comenzar.
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Marya Enerian el Sáb Ago 16, 2014 4:20 pm

Tras un impresionante despliegue de habilidades chamánicas que sorprendería a mucha gente. Pero tras lo que había vivido en las ruinas nada volvería a ser igual para mí.
"- Felix, Marya - nos dijo Xerxes mentalmente - Levantad una barrera. Que nada entre o salga de esta habitación."
-Que se encargue Felix, hemos venido aquí para ver mis habilidades como posible futura portadora de la oscuridad, dejadmela a mí. Felix, el último golpe te lo concedo a tí-respondí mentalmente también.
Me acerqué a unos metros de mi víctima por su espalda, levitando, sin hacer sonido alguno, y entonces la runa de mi vientre se iluminó y unas 4 puas de unos 3 metros de altura se alzaron desde el suelo en el que se encontraba la elfa más detestable del universo, buscando empalarla a ella y a su laud, que quedaría destruido.
Mientras esas púas salían del suelo y atacaban, la runa de mi vientre se iluminó aún más y salieron seis más desde mi estómago, rompiendo mis ropas y agrupándose en mi espalda formando unas alas al mismo tiempo que lanzaba dos esferas oscuras de las mías(una con cada mano) que buscaron también a su objetivo.
Retiré las puas que atacaban a Shewe(si la habían alcanzado me cederían energía) y empleé dos para proteger mi cuerpo a modo de coraza y otras dos las preparé en mis brazos esperando el contraataque de Shewe.
Según me había contado la Infame, las puas hacían rebotar la magia elemental, absorbían la oscura(a demás de la energía mágica de sus víctimas) y se rompían con la luz. A demás no podían ser controladas simplemente por alguien con el secreto de la oscuridad puesto que era una magia antigua a la vez que se necesitaba mayor conocimiento de las artes oscuras.
Me quedé espectante esperando a la reacción de Shewe, se había levantado polvo, serrín  y diversas partículas cuando las puas rompieron el suelo bajo Shewe, por lo que en estos momentos, no se la podía ver.
Cambié mis ojos a ojos vampíricos que me permitían mejor visión, y entonces...

_________________
Human being lives because two tings: Mind and Blood
My blood is Power. My mind is Revenge.
My way is to kill. Yours is to dye.






Someone: -Bitch...
Me:            -Thanks you
avatar
Marya Enerian
Vampira humana

Nombre : Marya Enerian
Escuela : Fortaleza de Aressher (ex-alumna), Castillo del Mar Espectral (Maestra)
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Oscura en Mar Espectral
Rango de mago : Maga oscura
Clase social : Media-baja
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 18/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Felix Vonturin el Lun Ago 18, 2014 10:29 am

Tras el numerito de Xerxes logramos entrar,no me gustaba el modo en el que habíamos entrado,hubiese sido mejor aplastarlos a todos pero bueno Xerxes parecía que aun conservaba algo de humanidad contra esos Elfos idiotas...

-Siempre me toca la parte aburrida...-Dije haciendo referencia a bloquear la entrada,al menos podría probar el nuevo conjuro de densidad que parecía recordar Loktar.

Me acerque a la puerta y la toqué con una de mis uñas y con una pronunciación casi mecánica dije las palabras necesarias para que la puerta se volviese tan pesada que el suelo tembló y se empezó a resquebrajar en los al rededores de la misma.Con cara de tristeza y una sonrisa torcida mire a Xerxes-Vaya...¿Lo siento? no pensé que se volvería tan pesada.-Obviamente era ironía no sentía nada,esa puerta sería lo suficientemente fuerte como para que se pudiese caer medio edificio y mantenerse en pie,ese era mi plan.

Entonces mire a Marya o a la mujer arrogante que incluso superaba mi arrogancia,lanzarse de esa manera a Shewë pero ahora solo quedaba esperar al movimiento de la misma y Shewë no era ni mucho menos idiota a si que lo mas inteligente sería atacar al estratega de los tres el cual se encontraba a mi lado.

Veamos de que eran capaces las defensas de Loktar,raspando mas aún su mente encontré un escudo de repulsión sería interesante tenerlo en cuenta por si tenía que repeler un ataque de la archimaga hacía Xerxes.


_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  La Diosa el Mar Ago 19, 2014 3:15 pm

Shewë acababa de llevarse una cereza a la boca cuando tres individuos irrumpieron en la sala. Estuvo a punto de atragantarse por el sobresalto, pero tuvo la suerte de que no sucediera nada. No se levantó; sin embargo, la furia anidó en su interior en un instante, e iba a protestar, a llamar la atención de aquellos guardias inútiles que no acataban su orden y dejaban que alguien interrumpiera su labor, pero se detuvo en cuanto sus ojos se fijaron en las caras de los tres visitantes.

No era una visita amistosa, ni tampoco esperada.

¡Guardias! —gritó.

Nadie respondió a su llamada. A la mujer no la conocía; el que vestía de blanco era, sin duda, el famoso Xerxes Break; y el tercero... El tercero era Sir Loktar, ese odioso humano al que el Concilio insistía en retener con algún fin que ella todavía no terminaba de comprender. ¿Estaban allí para atacarla? ¿Para intentar matarla? Entonces Loktar no era más que un traidor, siempre lo había sospechado, y si estaba con Xerxes... Eso significaba que querían quitarle su preciado Secreto de la Oscuridad. «¡Eso nunca!», se dijo. «Has venido a encontrarte con tu muerte, estúpido semi-elfo».

La mujer fue la primera en atacar. Invocó unas púas extrañas y la primera reacción de Shewë fue teletransportarse lejos de ella, a un rincón entre las gradas, solo para ver cómo atravesaban el asiento donde había estado sentada unos segundos atrás. El corazón le latía acelerado; ¿cuánto tiempo había pasado desde la última batalla? Obviando el enfrentamiento con Joseph, no era capaz de recordar cuándo se había visto en una situación de peligro. Ella siempre evitaba los conflictos, los esfuerzos, y encargaba las tareas desagradables a otros de rango inferior.

Apretó los puños, rabiosa. Aquello era una osadía, y quería cortar las cabezas de los tres, pues serían tres males menos para el mundo. Marya, desconocida para la elfa, lanzó dos bolas de magia negra hacia ella y las combatió contraatacando con dos esferas de luz. No obstante, aquella magia lumínica estaba contaminada por haber utilizado el Secreto de la Oscuridad durante tanto tiempo, y tuvo que recurrir de nuevo al teletransporte para escapar, trasladándose al punto contrario de la estancia.

El polvo inundaba el aire allá donde habían brotado las púas.

¡Malditos traidores! —gritó, y luego se rió—. ¡Estúpidos! ¡Este es el Juzgado del Concilio y yo soy la Jueza! ¡Decreto la pena de muerte para los tres! ¡Ah, Xerxes Break! ¡Cómo disfrutaré enviándote al Laberinto de las Sombras!

Alguno de los tres hizo que la puerta fuera más pesada, como si aquello pudiera detener a una experta en Magia Espacial. Sin embargo, todavía Shewë no tenía intención de escapar. Las osadías se castigaban, y estaban en el lugar más adecuado para juicios y castigos.

Ella extendió los brazos hacia el frente e invocó una esfera de llamas. En condiciones normales, solo habría sido fuego, pero, dado el objeto que portaba, estas llamas tenían tintes negros, oscuros, que le daban un aspecto extraño. La propulsó hacia Xerxes y Felix, pero no como lo habría hecho cualquier otro mago, sino añadiéndole a su ataque un hechizo de magia espacial. Este conjuro alteraba la expansión de las fuerzas, de forma que la simple llama acabó convirtiéndose en toda una pared de fuego, veloz, que se abalanzó sobre los dos magos tan temeraria como el fuego de un dragón.

Shewë aferró su lira con fuerza, mirando hacia todos lados, y pensando en lo que se diría en el Concilio cuando les mostrara la cabeza del famoso Xerxes Break.

_________________
Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
La Diosa
Diosa

Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Xerxes Break el Mar Ago 19, 2014 4:38 pm

Furia y llamas fueron la respuesta de la Jueza Suprema ante nuestra visita. Esquivó el ataque de Marya con suma facilidad, algo que ya le reprendería más adelante. Sin embargo, me sorprendí al ver como sus esferas de Luz se hallaban ligeramente contaminadas por magia negra. Tal combinación le habría resultado hermoso a mi amigo Xehanorth, a pesar de nuestras diferencias.

De modo que ha estado abusando del Secreto sin tener ni la más remota idea de cómo usarlo... comprensible. El orgullo puede ser un enemigo letal, más aún cuando sale del propio ser.

Mis pensamientos, no obstante, se vieron interrumpidos al ver cómo empleaba la magia espacial para hacer de sus esferas auténticos mares de fuego y llamas. Al ver que aquel maremagnum iba directo a mi y a Felix, me puse delante, alzando mi Espejo Generoso frente a mí, y dejando que éste realizara su función: absorber el ataque de Shewë en su totalidad.

Debo recalcar que mi Espejo Generoso es sumamente especial. A diferencia del hechizo "espejo", tan característico del Libro del Fuego, mi escudo no devolvía directamente los ataques con potencia doble... al menos, no como se haría normalmente. Cuando mi espejo refleja la imagen de un adversario, el cual está realizando un ataque ofensivo (en este caso el fuego), mi espejo se encarga de absorber dicho ataque, de manera que en la superficie del escudo se puede apreciar cómo el ataque continúa su trayectoria, a pesar de que fuera de él, no ocurra nada. Si el adversario continúa siendo reflejado en el espejo mientras el ataque absorbido continúa su trayectoria, ambos colisionarán, provocando que el adversario reciba un daño equivalente (no el doble) a la potencia del ataque previamente absorbido. Podría decirse que es como una especie de voodoo, en la que el reflejo del adversario es el muñeco, y el ataque absorbido es la aguja con la que se realiza la tortura. Claro que, conociendo el funcionamiento del espejo, neutralizarlo resulta muy sencillo: basta con que el adversario se desplace para que el espejo no pueda seguir reflejándole. Aún con todo, sigue siendo una de los ataques más dañinos (básicamente, porque pilla al adversario desprevenido), y sin duda alguna, una de las mejores defensas que podrían crearse para los duelos de magia.

Es un principio muy similar al de la Magia Espacial, por lo que es posible que Shewë sea consciente del funcionamiento de mi Espejo Generoso. Pero no importa: sólo pretendía repeler el ataque, y esa función la cumplía siempre a la perfección.

Al tratarse de un ataque largo, aproveché la ocasión para comunicarme mentalmente con Felix y Marya:

- Tengo un plan, pero tardaré un poquito en llevarlo a cabo - les dije - Necesito que me cubráis y la entretengáis todo lo posible.

Ignorando si Shewë había esquivado su propio ataque o no, me puse de rodillas y coloqué las palmas de mis manos en el suelo. Acto seguido, un círculo de invocación se dibujó ante mí. Sin embargo, traerle hasta este plano me llevaría algún tiempo. Esperaba que tanto Felix como Marya pudiesen cumplir con su labor.
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Marya Enerian el Miér Ago 20, 2014 5:52 pm

Xerxes parecía que iba a invocar algo, necesitaba tiempo...Como yo misma había comprobado, Shewe estaba totalmente corrupta por la magia negra del secreto...magia que no le era apta poseer. El secreto la corrompía...yo quería esa corrupción para mí, pero no podía dejar que la ira me poseyese, no.
Había que hacer que la ira la poseyese:
-Shewe, la jueza del concilio, Shewe la archimaga...No se qué más títulos tendrás, pero pensaba que eras más lista...Si ves a Xerxes Break y a una puta como yo-señalé mi ausencia total de ropa excepto por mis guantes y mis botas-Y hace poco mataste a alguien que no le suele gustar mucho quedarse en el Otro Lado...Adivina adivinanza: ¿que tiene el "Rey" en la panza?-señalé a Felix y sonreí. Todas mis palabras y movimientos (me fui moviendo ondulantemente, enseñando mis nuevas curvas mientras hablaba, para captar la atención) estaban enriquecidos con un buen toque de magia negra, fui notando como Shewe se volvía cada vez más y mas furiosa hasta límites increiblemente altos, canalicé mi propia ira hacia ella, aumentándola más. Era increible, esta mujer que ya tenía odio desde el día de su nacimiento, a demás la habíamos enfurecido bastante, inclusive la presencia del propio Félix, todo ello duplicado, triplicado, multiplicado por mi propia ira y por la magia oscura. Si la sangre pudiese hervir realmente dentro del propio cuerpo de una persona, creo que Shewe se autoincineraría. Ahora mismo no tendría prácticamente ninguna clase de control sobre sí misma:-Y bien? Al menos supongo que sabrás cómo se usa el Secreto. ¿podrías mostrármelo?.
Preparé a las puas para absorber la energía oscura y para proteger tanto a felix como a Xerxes.
"-Que comience la función"-les dije telepaticamente a mis compañeros.

_________________
Human being lives because two tings: Mind and Blood
My blood is Power. My mind is Revenge.
My way is to kill. Yours is to dye.






Someone: -Bitch...
Me:            -Thanks you
avatar
Marya Enerian
Vampira humana

Nombre : Marya Enerian
Escuela : Fortaleza de Aressher (ex-alumna), Castillo del Mar Espectral (Maestra)
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Oscura en Mar Espectral
Rango de mago : Maga oscura
Clase social : Media-baja
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 18/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Felix Vonturin el Dom Ago 24, 2014 2:42 pm

Que Marya revelase mi identidad sin mi consentimiento no era para nada de mi agrado,de hecho me enfado,quería matar a Shewë y que segundos antes de matarla supiera de mi verdadera identidad,ver el terror en sus ojos.Aquello solo me incordio y me hizo de rabiar,eran pequeños detalles pero eran mis pequeños detalles,aparte la chica no me caía demasiado bien,Shewë era mía ¿quien era ella para atacarla? y peor aun ¿quien era ella para decidir de que tenía que ocuparme?.

Mire a Xerxes con un resquicio de rabia,este estaba "parando" aquel conjuro con su Espejo del cual no entendía demasiado bien el funcionamiento,pero bueno al menos el ataque fue resuelto hacía otro punto que no era mi cara.

Tocaba volver al combate y cubrir a Xerxes,esta vez un conjuro de mi antiguo cuerpo vendría bien.Tire un par de esquirlas de huesos que llevaba en mi ropaje hacia adelante,chasquee los dedos y estos mismos se expandieron de una manera absurda creando un valle de púas oseas que nos separaba,no contento con eso saque mas huesos y comencé a lanzar uno tras a otro a Shewë los cuales empezaban a expandirse como los anteriores convirtiendo su acabado redondeado en autenticas bolas de pinchos.



_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  La Diosa el Lun Ago 25, 2014 1:25 pm

Xerxes Break utilizó un espejo con el fin de repeler el ataque y lo consiguió. Shewë notó, de pronto, cómo la piel le ardía; soltó una exclamación y, de inmediato, se teletransportó lejos del alcance del espejo. Había visto alguna vez objetos cómo aquel y conocía su funcionamiento. «Pero hace tiempo que no tengo ninguno en mi poder». Al instante, pensó en lo útil que le podría resultar.

La mujer desnuda que se autodenominó puta empezó a provocarla. La archimaga habría respondido con una sonora carcajada, pero, cuando señaló a Sir Loktar y reveló su auténtica identidad, toda la burla se transformó en sorpresa, luego en incredulidad, luego en furia.

¡¿Felix Vonturin?!

Más que pronunciar el nombre, lo escupió. ¿Cómo era posible que hubiera escapado de la muerte, del Laberinto de las Sombras? ¿Cómo era posible que hubiera salido mal algo que ella había hecho? Shewë no lo sabía, no sabía cómo los Secretos lo habían devuelto de nuevo al mundo de los vivos, solo sabía que quería matarlo, matar otra vez al criminal que había mancillado el honor del trono élfico y de toda su raza.

¡¿VIENES A MORIR OTRA VEZ?! —Soltó una carcajada amarga—. ¡Oh, ya veo! Xerxes Break, esa abominación entre un elfo y un monstruo de la raza inferior, te ha convertido en el humano que siempre fuiste. —Volvió a reírse—. ¡Esto es lo que eres realmente, Felix! ¡UN MALDITO HUMANO! ¡Nunca fuiste merecedor de esas orejas que te arranqué! ¿Las recuerdas?

Vio como Sir Loktar, el presunto Felix Vonturin, usó huesos que emergieron del suelo como púas afiladas, y, después, lanzó esferas de hueso. Pero Shewë ya estaba preparada, e invocó un agujero gravitatorio en un lateral de la estancia, de modo que los proyectiles se desviaran hasta ese punto.

¡Traidores! ¡Siervos del Dios! ¡Estúpidos blasfemos! —gritó.

La elfa estaba cada vez más furiosa, y el Secreto de la Oscuridad que pendía sobre su pecho aumentaba aquella ira. Quería torturarlos, torturarlos a todos, comenzando por Felix y acabando por el monstruo medio elfo. Quería probar con ellos hechizos que solo su Secreto le permitía realizar, como los había probado varias veces en el Bosque Dorado.

La furia latía en ella y entonces empezó a lanzar ataques a diestro y siniestro, hacia los tres, sin tener realmente un objetivo fijo. Ataques que eran como lanzas de fuego, como ráfagas de viento. Después se detuvo y las manos se le cubrieron de una sombra oscura. Deshizo el agujero gravitatorio y una de las bolas de púas de Felix le pasó muy cerca. Dos rayos negros fueron propulsados hacia el antiguo rey; si lo alcanzaban, le abrirían heridas corruptas que podrían terminar por desangrarlo.

Aunque Shewë sabía que era un mago oscuro y que, casi con toda seguridad, sus hechizos de sombras serían más poderosos, la ira le impedía pensar en ello. Entonces la archimaga tomó su lira y empezó a tocar una melodía de ritmo frenético, centrándose en Marya. Las notas de la canción viajaron por el aire; cualquiera que la escuchara podría sufrir los efectos, aunque en quien se estaba concentrando era en la mujer desnuda.

Esta melodía tenía como fin silenciar la voz de quien la escuchara, de forma que se vería entorpecida su capacidad para hacer magia y necesitaría un tiempo mayor para poder efectuar un conjuro.

_________________
Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
La Diosa
Diosa

Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Xerxes Break el Jue Ago 28, 2014 11:54 am

Shewë, enfurecida ante el chivatazo de Marya, comenzó a atacar a diestro y siniestro. Llamas y vientos oscuros oscilaban por el campo de batalla, mientras Félix empleaba sus conocimientos de magia ósea para protegerme.

Al cabo de un rato, la invocación se realizó con éxito, desplegándose una gran cortina de humo que surgió del círculo de invocación. Al despejarse, se reveló la figura de un conejo enfundado en un elegante frac. Llevaba en sus manos un reloj de bolsillo, que igualaba en tamaño al de mi querido amigo.

El Conejo Blanco, una de mis invocaciones más preciadas, se giró hacia mi, visiblemente nervioso:

- ¿Por qué me haces esto, Xerxes? - me preguntó, al borde de un ataque de nervios - ¡Sabes que si llego tarde, me cortarán la cabeza!

- Te pido disculpas - le dije, con la mayor amabilidad posible - No te habría llamado si no fuera importante

El Conejo no pareció muy convencido de la veracidad de mis palabras. Seguía estando muy nervioso, mirando a todos lados, sin saber qué hacer.

- Necesito tu ayuda - insistí, mientras uno de los ataques de Shewë impactaba contra los huesos que invocaba Felix - Cuanto antes empecemos, antes acabaremos y antes podrás marcharte

El Conejo dudó, todavía impaciente. Finalmente, se giró y fijó su mirada en Shewë, quien había comenzado a tocar su lira para infundir a Marya bajo un hechizo silenciador:

- Está bien - accedió finalmente mi diminuto amigo - ¡Espero que mi cabeza no ruede por esto!

Dando un brinco, el Conejo Blanco se posó sobre mi hombro. Estábamos listos para el combate. Desenfundé mi estoque del bastón y cargué contra Shewë, dispuesto a acabar con su vida
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Felix Vonturin el Jue Ago 28, 2014 12:49 pm

Todos mis ataques habían surtido el efecto esperado,distraer,la invocación ya estaba hecha.El conejo blanco...

-¿Entonces ahora es cuando la aniquilamos?-Dije sonriendo con felicidad.

Un ataque directo y descubierto era el que estaba a punto de realizar Xerxes,bueno me tocaba posicionar,con una sola palabra me volví inmaterial y crucé la habitación a toda velocidad,por lo que mientras Xerxes corría y se preparaba para el ataque me volví a materializar a la espalda de Shewë y justamente cuando esta esquivaba el ataque de Xerxes convertí mi mano en una afilada cuchilla de huesos lanzando un ataque directo hacía esta,la secuencia ya había comenzado.

En cierto modo sentía pena por Shewë lo que iba a sufrir ahora era peor que una tortura mental,bueno era eso y mas que eso y aun mas para una persona como ella,ahora esta tendría que bloquear mi ataqué y ahí es cuando se iniciaba la tercera fase del juego y del justo final de la jueza del concilio.

_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Lenguaje ofensivo

Mensaje  Marya Enerian el Jue Ago 28, 2014 1:09 pm

La elfa puta esta comenzó a tocar una melodía con su lira de los cojones, un sonido constante y cansino, qué estupidez...
A palabras necias, oidos sordos, tapé mis orejas con unas puas que hicieron rebotar la magia sonora y me dispuse a observar lo que sea que había invocado Xerxes...una especie de conejito blanco regordete achuchable e hiperactivo al cual parecía que le daba un ataque epiléptico con algo relacionado con llegar tarde y cortar cabezas. Ignoré toda cosa que pareciese una locura, trabajando con estos dos personajes nadie sabe lo que puede pasar...
Parecía que Xerxes se guardaba algún truquito mental, le sería más fácil ahora que YO la había vuelto mas débil de mente, rompiendo sus defensas.
Ahora tocaba meterla en un bucle.
Cuando esquivó el ataque de Felix, me dispuse a atacarla a base de púas salientes tanto del suelo como de mi misma.
Las esquivó no sin cierta dificultad debido a que la ira cegaba sus sentidos, sin embargo una de ellas le rozó el pelo.

_________________
Human being lives because two tings: Mind and Blood
My blood is Power. My mind is Revenge.
My way is to kill. Yours is to dye.






Someone: -Bitch...
Me:            -Thanks you
avatar
Marya Enerian
Vampira humana

Nombre : Marya Enerian
Escuela : Fortaleza de Aressher (ex-alumna), Castillo del Mar Espectral (Maestra)
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Oscura en Mar Espectral
Rango de mago : Maga oscura
Clase social : Media-baja
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 18/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  La Diosa el Vie Ago 29, 2014 12:51 am

«¿Entonces ahora es cuando la aniquilamos?».
Shewë dejó de tocar la lira, ya sin prestarle ninguna atención a Marya, y de su garganta escapó una carcajada que parecía la risa de una loca.

¿La muerte no te ha hecho madurar? ¿Es que tengo que matarte dos veces, estúpido miserable?

Tiró el instrumento musical al suelo, sin ningún cuidado. La Magia del Sonido requería paciencia y delicadeza, y no estaba en posición de tener ninguna de las dos cosas en ese instante. Xerxes Break se lanzó a atacarla con su bastón; tenía el conejo en el hombro, pero no se fijó. Lo esquivó impulsándose con el viento, se arrastró a un lado, y entonces notó la presencia de Felix Vonturin, parásito en un cuerpo ajeno, a su espalda. Se volvió para encontrarse cara a cara con las cuchillas de hueso, y no tuvo tiempo de pensar; hizo lo primero que se le ocurrió, guiada por sus impulsos, y levantó una porción de suelo para interponerla entre su enemigo y ella. La cuchilla se clavó en el suelo levantado y lo atravesó. Shewë vio las púas a escasos centímetros de su rostro.

Los tres enemigos no le daban ni un segundo de descanso. Justo después del ataque de Felix, Marya la atacó con numerosas púas, y tuvo que conjurar al viento para desviarlas, para esquivarlas, mientras sentía como la ira iba consumiéndola, contaminando su alma, que ya hacía tiempo que se pudría. ¡Cómo sentía el Secreto de la Oscuridad, tan negro, tan ávido de poder, apretado contra el pecho!

Harta ya de los ataques continuos, hizo desaparecer su propio cuerpo para transportarse a la esquina opuesta de la sala, lejos de los atacantes. Ante sus ojos, vio destrozado su preciado juzgado, destrozados los asientos del triunvirato, destrozadas las gradas; huesos y púas por todas las esquinas. Murmuró las palabras del conjuro de levitación y se descubrió a sí misma cansada. Ya no estaba tan entrenada para los combates como antaño; había pasado mucho tiempo protegida, disfrutando de la vida como una reina, sin tener nunca peligros, mandando a otros a morir por ella.

Y aunque, en el fondo de su ser, era consciente de todas esas cosas, se negaba a creerlo. Porque ella era Shewë, la Duquesa del Cedro y del Saúco, la Jueza Suprema del Supplicium, la esposa del Presidente del Concilio y, en realidad, la auténtica líder de todas las fuerzas mágicas al servicio de la Diosa. ¿Qué eran aquellos tres magos monstruosos contra ella? ¡Nada! ¡Apenas una molestia! ¡Soñadores infelices que se creían capaces de matarla!

«Igual las circunstancias te permitieron matar a Lord Strord, pero no tendrás la misma suerte dos veces, traidor». Le resultaba agradable la idea de matar a Sir Loktar y a Felix Vonturin de una sola jugada.

Le vino entonces a la cabeza un tipo de hechizo para el que capacitaba la Magia Espacial. Y murmuró las runas correspondientes desde su posición, y relució con un curioso brillo oscuro la zona donde se encontraban sus oponentes... y cambió el espacio donde se encontraban. Si hubiera tenido más fuerza, si hubiera estado más lúcida y no la hubiera cegado la ira, si el largo tiempo de exposición ante el Secreto y las provocaciones de Marya no hubieran desbaratado todas sus emociones, entonces los habría enviado al primer acantilado que se le viniera a la mente, los habría enviado a los Volcanes de los Dragones, a que se consumieran en las llamas, a que los devorara algún dragón.

Pero no jugaban estos factores a su favor, y lo único que pudo hacer fue transportarlos contra la pared, arrojarlos contra ella con toda la fuerza que le daba la rabia, y esperaba ver estallar sus cuerpos cuando sufrieran el impacto.

_________________
Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
La Diosa
Diosa

Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Xerxes Break el Vie Ago 29, 2014 9:28 am

La Jueza esquivó los ataques combinados que le lanzábamos, tal y como había previsto. Primero mi espada, luego los huesos de Felix y, finalmente, las púas de Marya. El Conejo Blanco captó estas tres acciones y las grabó en su mente.

Ella, mientras tanto, empleó su dominio de la magia espacial para expulsarnos a gran velocidad hacia una de las gruesas paredes del juzgado. Mi Conejo Blanco se nos adelantó y, haciendo gala de sus modestas habilidades en el campo de la magia temporal, realentizó la velocidad en la que nos desplazábamos, provocando que el impacto fuera mucho más leve.

Medio aturdidos, yo y mis compañeros nos fijamos en que teníamos a la jueza suprema delante de nosotros, al otro lado de la sala. Observé que nos encontrábamos en la misma posición que antes.

Y sonreí. Estaba hecho. La gran Jueza Suprema del Concilio de archimagos había sido finalmente derrotada. Y con un gesto de triunfo, volví a desenvainar el estoque, cargando contra mi adversario... otra vez
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  La Diosa el Dom Sep 07, 2014 1:41 pm

Shewë se creyó satisfecha cuando vio los cuerpos impactar contra la pared, pero, en cuanto Xerxes Break volvió a atacarla tal como la había atacado apenas unos minutos atrás, la sonrisa desapareció de su rostro. Lo esquivó y se encontró con las cuchillas de hueso de Felix, y luego la atacó Marya con las púas, y, de esta manera, la sucesión de ataques se fue repitiendo una y otra vez, y aunque la archimaga quisiera cambiar el curso de los acontecimientos, no importaba lo que hiciera: sus tres oponentes repetían siempre las mismas ofensivas.

«¿Qué está pasando?», se preguntaba, pero apenas tenía tiempo para detenerse a pensar en las posibilidades. Probó a atacarlos de distinta manera, probó a defenderse, a esquivar, ¡y nada! Si hubiera estado más cuerda, si hubiera sido dueña de sus emociones, como lo era muchos años atrás, antes de tener el Secreto de la Oscuridad, antes de conocer a Lord Strord, habría entendido enseguida lo que le estaban haciendo, se habría fijado en la invocación de Xerxes y podría dejar de centrarse en el hecho de que el condenado Felix había escapado del Laberinto de las Sombras, para intentar matarla en el mismo lugar donde ella lo había condenado a muerte.

¡¿Piensan que no me estoy dando cuenta de este truco?! —chilló, mientras volvía a parar las cuchillas de Felix—. ¡Soy Shewë, de la Casa del Saúco, elfa de El Anillo, Jueza del Supplicium! ¡La raza humana es inútil, es escoria! ¡No se pueden engañar los sentidos de una elfa!

Y dio por hecho que la repetición de ataques pretendía confundirla, cansarla. «Yo tengo más reservas mágicas que ellos. Si quieren jugar al agotamiento, veremos quién se sale con la suya». Continuó haciendo uso de su preciado Secreto, defendiéndose, pensando en los tres cadáveres sobre su juzgado, y dispuesta a mostrar el valor de su hermosa túnica dorada.



INDICACIONES: Postea primero Xerxes, luego Felix (quien recibirá un mp), y después vuelvo a postear yo.

_________________
Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
La Diosa
Diosa

Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Xerxes Break el Dom Sep 07, 2014 6:09 pm

Estoque, huesos, sombras. Estoque, huesos, sombras.

Estoque... huesos... sombras.

Estoque...

***

Respiraba con dificultad, debido al cansancio. El Conejo Blanco había cumplido bien con su cometido, encerrando la mente de la archimaga en un bucle temporal del que no sería capaz de escapar hasta que decidiera dejar de lado su orgullo y aceptara su destino. Claro que, conociéndola, tardará MUCHO en hacerlo.

Ahí estaba su cuerpo, de pie, cabizbaja e inmóvil, pues todavía se hallaba bajo los efectos del bucle.

Con una sonrisa triunfante, me acerqué a ella, consciente de que no se enteraría de nada de lo que ocurriera a continuación. Contemplé el Secreto de la Oscuridad, que colgaba de su cuello. Podía sentir como su poder emanaba sin reparos. Miré entonces a la cara de esa mujer que había propiciado tantos problemas

- Veamos qué hay dentro de esa cabecita tan dura - musité

Coloqué mi mano derecha sobre su cabeza y procedí a leerle la mente, sabiendo que sus defensas estarían desactivadas debido al bucle. Y lo que vi no me gustó nada:

Ella se reía al contemplar como Felix era torturado por sus guardias. Él Sufría. Y en su agonía, también sufría yo. Todavía recuerdo con amargor cómo expulsaron su alma al Laberinto de las Sombras.

Me indigné al ver que trataba con desprecio a todos aquellos que hubieran tenido el "descaro" de nacer sin unas orejitas puntiagudas,  cuando al amparo del secreto y las sombras engañaba a su marido con uno de ellos. ¿Acaso se podía ser más hipócrita?

Escuché detenidamente como Xehanorth les advertía de la presencia de Mark Hammerhand en la Batalla de la Mansión de las Brumas, y reí al ver como se enfrentaba a ella con serenidad y descaro. Ahora que ha obtenido la túnica dorada, sé que llegará lejos. Aunque me preocupa que esta información pueda acabar conduciéndolos al Vinteren Riv. A Tai eso no le gustaría nada.

Negué con la cabeza al presenciar todos los juicios que ella había dictaminado. La "trampa" de Riak, el Juicio de Félix... su autoridad no tenía límites. Era una verdadera tirana.

Pero sobretodo, sentí algo que no había sentido jamás: rabia. Rabia por la impunidad con la que efectuaba sus fechorías. Rabia por emplear el nombre de la Diosa para llevar a cabo actos deleznables. Rabia por saber que había por ahí una joven mujer llamada Catherine que sufría bajo el yugo del tormento  y el llanto.

Escudriñé todos y cada uno de los secretos de su mente, grabándolos a fuego en la mía propia. Toda su vida. Sus bellos recuerdos. Sus miserables veredictos. Pero sobretodo, grababa todos y cada uno de los secretos de aquella famosa organización conocida como "El Concilio".

Nada se me escapó. Sin embargo, no me sentía conforme. Servidor iba a cumplir con su promesa... y sin embargo, estaba a punto de romper otra.

- Tenía pensado emplear la Mano Negra para privarte de tu magia - dije, en voz baja, consciente de que no me escucharía - Esperaba con ello que la humildad se instaurara en tu corazón, volviéndote noble y justa, como toda buena Jueza debería ser.

"Pero está claro que eso no cambiaría nada. El fruto de tu descaro no es la magia, sino tu propia alma. Alma consagrada a la Diosa por un motivo que jamás comprenderé. Eres la prueba palpable de que los Seis Secretos son necesarios, para limpiar este mundo de gente que abuse de la magia para imponer su mala voluntad."


La miré a los ojos. Estaban vacíos, sin brillo, mirando a la nada:

- Debería matarte ahora mismo... pero eso iría contra mis votos. Claro que... tampoco tengo por qué salvarte

Tras dedicarle aquellas últimas palabras, le arrebaté del cuello el Secreto de la Oscuridad. Esta vez si. Era el auténtico. Mi ojo mágico pudo corroborarlo.

Una vez de vuelta en mi poder, di media vuelta y me dispuse a partir, no sin antes posar mi mano sobre el hombro de mi camarada y susurrarle al oído:

- Toda tuya, Felix
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Felix Vonturin el Miér Sep 10, 2014 5:52 pm

Contemple como la Juez caía bajo su propia rabia,como la consumía y la impedía darse cuenta que el bucle era infinito que era su fin,su sentencia.

Xerxes se acerco a ella con una seguridad implacable sabiendo que sería incapaz de salir gracias al propio orgullo de la misma.Este poso la mano sobre la elfa,suponía que estaba rastreando hasta el ultimo recuerdo,nada se le escaparía ni siquiera mi juicio,bueno al menos no era el único que lo había vivido dos veces.

Tras acabar se acerco a mi y dijo lo que quería haber escuchado desde el principio "Toda tuya..." Una sonrisa siniestra se dibujo en mi rostro y comencé a andar hacía ella firmemente y con decisión,por el camino mi mano fue tomando un aspecto cadavérico arrugando la piel de la misma y casi consumiéndola hasta los huesos.Al llegar a ella me pare unos segundos,me quede frente a ella y la mire el rostro por ultima vez o al menos por ultima vez a como lo tendría actualmente.

Agarre sus orejas con ambos manos las cuales empezaron a volverse negras traspasando la corrupción y la ponzoña a las orejas de la misma.La corrupción se expandió rápidamente infectando también algunas partes del rostro.Bueno la venganza ya estaba consumada pero ahora tocaba lo que de verdad deseaba,la mano que se había empezado a consumir ahora tenía unas largas uñas las cuales clave con fuerza animal en el estomago de la Juez,una vez mi mano estaba dentro de ella esta empezó a convulsionar lo cual provoco en mi una sonrisa,ahora toda su energía vital,todos sus conocimientos mágicos y sus recuerdos formarían parte de mi,en los últimos segundos de vida de la juez la cual estaba consumida con un aspecto decrepito despertó.El miedo en su mirada termino por satisfacer tanto mis expectativas que se podría decir que fue mejor que un orgasmo.

-Te avise Ni dioses...ni reyes...Solo...Hombres-La deje entonces caer al suelo entre ultimas lagrimas mudas y con los ojos abiertos de par en par de terror-Acabare con todos vosotros,este sera un mundo justo y lo reinaremos con puño de hierro si es necesario,tu eres la prueba de que este mundo necesita un cambio y nosotros se lo daremos,incluido a tu marido.-Chasquee los dedos y en mi mano apareció una lanza de huesos con un estandarte en el mango.Mire el cuerpo ya con últimos estertores de vida y casi corrupto por completo,le sonreí y clave el arma en el corazón de ella dejando ver que el estandarte era un sol y una luna,dejando entrever de quien había sido obra de esto,comencé a caminar hacía el grupo con el brazo goteando de sangre pero con mucho mejor aspecto,el aspecto habitual de un brazo.

Me notaba mas poderoso,era mas poderoso y nada podía pararme.-¿Y ahora que?¿Quien sera el siguiente de estos perros en caer?-dije sonriente y feliz recolocando mi sombrero y limpiando la sangre en mi túnica.

_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  La Diosa el Miér Sep 10, 2014 8:30 pm

Y volvieron a ser once en el Concilio.

El cadáver espantoso de la Jueza del Supplicium, elfa corrupta en cuerpo y alma, cayó sobre el suelo, y su espíritu se encaminó al Otro Lado; murió, después de siglos de existencia, y con su muerte se cumplía el primero de los destinos que nosotros, los dioses, habíamos determinado.

Felix Vonturin, Xerxes Break y Marya Enerian. Conocía sus nombres, sus pensamientos, sus historias, sus fortalezas y debilidades. Renegados de los dioses, desamparados que buscaban un equilibrio, seres ambiciosos que creían que los mortales eran los dueños del mundo. No sabían cuán equivocados estaban.

Bajé de los cielos con serenidad y pureza. Tomé la forma de una mujer de cabellos rubios, piel blanca y ojos claros, envuelta en ropas de gasas del color de la nieve. Me rodeaba un aura de luz. Llevaba los pies descalzos, pero andaba sobre huesos y púas sin sufrir ninguna herida. Me detuve junto al cuerpo de mi archimaga, y las faldas de mi vestido la acariciaron levemente.

Uno ha sido asesinado como pago a sus errores —dije, y el resto del mundo fue silencio, y se avivaron las luces de la estancia—. Dos de mis dorados han caído a manos de los desamparados. Y el siguiente en caer, ¿quién será?

Mis ojos se fueron deslizando sobre cada uno de ellos.

¿Serás tú, Xerxes Montgomery Break, el de las intenciones nobles y los métodos sanguinarios? ¿Serás tú, Marya Enerian, mujer de ambición infinita, que anhelas más poder del que debieras? ¿O serás tú, Felix Vonturin, criatura cruel y despiadada que nunca debió regresar?

»Al final, todos caerán. La muerte es el regalo de los mortales. Nacen las debilidades de cada uno del dolor que les ha traído la vida. El dolor origina el mal, así quiere el Dios que sea. Y quien se aparta de mí, quien se aparta de la Justicia y de la Verdad, inevitablemente cae en sus garras.


Desde el momento en que pisé el mundo mortal, el juzgado quedó sellado, nada ni nadie podría entrar, ni salir. Xerxes había estado siempre en mi lado, Marya en el mundo de la Oscuridad, y Felix había traicionado a los dos. Pero todos renegaban de todos los dioses.

No es tarde aún para recibir el Perdón.

Y la luz se intensificó.

_________________
Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
La Diosa
Diosa

Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Xerxes Break el Miér Sep 10, 2014 8:50 pm

Shewë ha caído. Quedan once.

Lo que vino a continuación, no obstante, logró sorprenderme sobremanera. La mismísima Diosa, encarnación de la Luz y del Bien, se había dignado en bajar a saludarnos. Su luz era cegadora, hasta para mí.

Despotricó contra nuestras personas, alegando que éramos unos desamparados a los que al final la muerte alcanzaría, como a todos. No obstante, también dejó caer que el perdón todavía estaba a nuestro alcance:

- ¿Perdón? - escupí, fuera de mis casillas - Si hay alguien aquí que debería disculparse, esos sin duda sois vosotros.

"Vosotros los dioses sois la fuente de todo poder. Gracias a vosotros, la magia tiene potestad para campar a sus anchas, cambiando el mundo. Moldeándolo. Embelleciéndolo.  Y gracias a vosotros, que sois a la par egoísmo y generosidad, bendecís a los humanos con vuestro don para emplearlo en vuestro nombre.

Pero el poder, como bien decís, acaba corrompiendo hasta al más recto. Esa mujer que yace muerta a vuestros pies es la prueba de ello. Devota servidora de una diosa a la que ha correspondido con crueldad e inmisericordia. ¡Y tenía la osadía de hacerse llamar jueza! ¡¿Cómo habéis podido permitir que una de vuestras elegidas pudiese actuar de tal modo?!

Nosotros los desamparados estamos aquí para enmendar vuestros errores. Gracias al poder de la Mano Negra, privaremos de vuestro don a todos aquellos que no sean dignos de ello. Mas esa mujer no merecía seguir viviendo. De haberlo hecho, sólo habría propagado más muerte e injusticia.

Cumpliremos con nuestra misión. Y espero de buenas y de corazón que vos, máxima encarnación de la bondad y la sabiduría, os quitéis del medio."


Debo admitir que me sentí bastante aliviado al poderle decir cuatro cosas bien dichas al ser más poderoso de ESTE universo. Aún así, no estaba muy seguro de cómo se lo tomaría, por lo que me preparé para invocar a la Mano Negra por si las cosas se ponían feas.
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Felix Vonturin el Jue Sep 11, 2014 1:30 am

Al ver la aparición "estelar" que ocurrió ante nosotros solo sentí rabia,ira y odio,incluso de manera involuntaria mi cuerpo de preparo para el combate cubriendo mi piel por una gruesa capa de hueso y oscuridad.No era la primera vez que estaba ante la presencia de uno de los dioses,de hecho habrían sido ya unas tres o cuatro veces,pero aun así poder sentir su poder abrumador era algo a lo que uno no se acostumbraba,algo tan inmenso...pero ¿y si todo acababa hoy?.

Después de que echase su discurso me lo tome como una amenaza,algo que no podía permitir que pasase era morir y menos ante un dios,directamente podría consumir mi espíritu y eso Arthur no podía arreglarlo.Mi manera de responder fue desplegar mis alas de angelicales a modo de burla e interponerme entre Xerxes y la Diosa,mientras esto pasaba mis cuerpo seguía creando la armadura de huesos y un escudo y una lanza del mismo.Teníamos que salir vivos de allí fuese como fuese,pero ahora no podíamos caer.

También todos los huesos del suelo comenzaron a cobrar vida y a formar esqueletos con vida propia,toda ayuda era buena si nos salvaba de lo que podía ser que pasase.

Mire a la diosa-Hacemos la justicia que no sois capaces de desempeñar,aun puedes dar la vuelta e irte,o desaparecer junto con el resto de los tuyos-no dejaría que nada ni nadie juzgase nuestras creencias pues era la mas noble y justa de las mismas.

_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Marya Enerian el Jue Sep 11, 2014 4:49 pm

Entró la Diosa en escena. Pero no sentí odio por ella, odio era lo que tenía hacia los estúpidos de la cueva, sobre todo por Lisabetta...
Sin embargo la oscuridad de mi interior aborrecía y se sentía dolida por aquella presencia luminosa. Mi piel ardía, pero el dolor solo me hizo más fuerte. Estaba desnuda, y todos pudieron ver cómo la runa de mi vientre intensificaba su poder, una fina capa de oscuridad cubrió mi cuerpo desnudo facciones, volviéndolas grisaceas. Sonreí en todo momento, y ladeé la cabeza a un lado cuando pronunció
"¿Serás tú, Marya Enerian, mujer de ambición infinita, que anhelas más poder del que debieras"
Aparté las alas que había creado Félix suavemente con la mano:
-Felix, si eres tan amable...-dije haciendo vibrar mi garganta. Me encaré a la Diosa, notaba como su presencia me dolía, pero el dolor no hacía más que intensificar mi ira, y mi ira me hacía más fuerte:-Mi siempre odiada Diosa...tú, que nos llamas desamparados, debes saber que no estamos solos. Nos tenemos los unos a los otros, cada uno con su diferente poder, haciendonos más y más fuertes por nosotros mismos. Quizás los dioses deberíais dejar de mirar tanto por los seres inferiores, porque si os preocupais tanto, os poneis en peligro. Nosotros nos tenemos los unos a los otros...pero yo tengo un nuevo Señor...¿has oido hablar del Enmascarado, cariño?-acaricié la runa de mi vientre con mis dedos-¡¿Qué mejor que el de un Matadioses?!.-sonreí:-"El incorruptible será corrompido"...quizás tú seas la siguiente...

_________________
Human being lives because two tings: Mind and Blood
My blood is Power. My mind is Revenge.
My way is to kill. Yours is to dye.






Someone: -Bitch...
Me:            -Thanks you
avatar
Marya Enerian
Vampira humana

Nombre : Marya Enerian
Escuela : Fortaleza de Aressher (ex-alumna), Castillo del Mar Espectral (Maestra)
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Cargo especial : Maestra de Magia Oscura en Mar Espectral
Rango de mago : Maga oscura
Clase social : Media-baja
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 18/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  El Dios el Sáb Sep 13, 2014 11:43 am

Fue divertido ver cómo mataban a otra archimaga del Concilio, pero la escena de los tres mortales encarando a la Diosa fue mil veces mejor. Ella podría tener el control sobre todo el mundo de la superficie y tres de las cuatro escuelas de magia principales, podría tener a sus túnicas doradas, a sus unicornios con sus templos elementales... Podía tener muchas cosas, pero tres traidores se habían atrevido a enfrentarla y no los había matado.

No era más poderosa que yo, aunque llevara tanto tiempo creyéndolo.

Como era un espectáculo digno de contemplar desde una posición humana y había pasado tanto, tanto tiempo desde la última vez que nos encontramos en algún lugar del mundo mortal, me aparecí en el Juzgado del Concilio en el cuerpo de un hombre de pelo negro y largo, piel morena y ojos negros, vestido completamente de oscuro, encapuchado, y, cuando lo hice, se redujo la luz de la estancia, hasta volver a su iluminación natural.

Los ojos de ese cuerpo que tanto le gustaba usar repararon en los míos. Le sonreí. Me odiaba tanto como yo la odiaba a ella, y nuestra guerra era la madre de todas las cosas.

¿Has venido a ver cómo está este mundo, mi venerada Señora? Ni los mortales te respetan.

Xerxes Break había dicho que deberíamos disculparnos por nuestros errores. Los valores que defendían estos rebeldes desamparados eran valores propios de la Diosa, pero el aspecto que presentaba el cadáver de la archimaga era, sin lugar a dudas, una imagen hermosa para cualquiera de mis servidores. Yo, encarnación del Mal, Creador de las Sombras, había conseguido corromper el alma de una archimaga. ¿A cuántos de mis nigromantes había purificado ella?

Sin necesidad de andar y sin necesidad de magia, me desplacé junto al semi-elfo en menos de un segundo, y le cubrí la boca con una mano totalmente negra, hecha de sombras, que selló todas sus palabras y paralizó todos sus movimientos.

Rebelde desamparado... —Mi voz era grave, fría—. Podría haberte agradecido la muerte de Shewë, pero tienes razón: si hubiera seguido viviendo, habría propagado más muerte e injusticia. Debería haberla convertido en nigromante. A los míos no los dejo morir tan fácilmente. Les gusta regresar.

No había en el mundo lugar donde se reuniera tanta energía como aquel juzgado en el que nos encontrábamos los dos dioses creadores. Desde el comienzo, sabía que la intención del que se llamaba Líder de los Seis Secretos era invocar a la Mano Negra.

Y ahora calla y solo mira cuál es el poder de la auténtica "Mano Negra".

Aparté la mano con la que le tapaba la boca y Xerxes Break cayó al suelo, sin sentido. Los dos que quedaban en pie me habían vendido su alma a cambio del dominio de las sombras para luego convertirse en traidores. Atravesé los esqueletos invocados por Felix como si mi cuerpo fuera el cuerpo de un fantasma, mientras observaba aquella sala que conocía tan bien como el resto de lugares del universo. La ciudad de Ekhleer era una ciudad negra. Habría sido mejor que fuera sede de la Necravia y no del Concilio.

Al cabo de unos segundos, me detuve frente a Marya Enerian, y miré a la Diosa.

¿Has oído hablar del Enmascarado Matadioses? —le pregunté, y aunque era más una burla que una pregunta seria, hablé con el mismo tono grave. Luego, volví a centrar mis ojos sobre la mujer desnuda—. Mi ingenua traidora..., es curioso cómo a los mortales les cuesta concebir la eternidad, lo que no tiene ni principio ni fin.

»El incorruptible será corrompido. Bonitas palabras.


Me volví, de nuevo, hacia mi eterna enemiga.

Esa parte la dicté yo. Sí, tal vez tú seas la siguiente, mi Diosa. ¿Acabarás siendo mía? ¿Tentada por la Oscuridad como tentada fue tu elfa por las Sombras?

Desaparecí en la nada, para volver a aparecer justo en el lugar donde se encontraba Felix Vonturin, cubierto por su armadura de huesos. Una ráfaga de viento que no procedía de ninguna parte se levantó a nuestro alrededor, sin tocar a nadie salvo a los esqueletos, que fueron empujados al fondo de la sala.

Sé recompensar la lealtad, pero también sé castigar los errores. Te ofrecí poder y libertad, pequeño Felix, y te di poder y libertad, y a cambio solo me pagaste con traición. Tienes un alma podrida, pero no lo suficiente. El Secreto de la Oscuridad regresa a los Traidores, y tú eres un traidor. La traicionaste a Ella, me traicionaste a mí. Y, como parece que mi Necravia no está tan interesada en castigarte como lo estaba esta elfa muerta del Concilio, he tenido que venir yo.

Mi mano atravesó su cuerpo, de nuevo, como si fuera la mano de un fantasma, y cerré el puño en torno a su corazón, que latía rápidamente. Lo envolví con sombras; su alma se removió, y todo en él era frío...

Has hecho atrocidades dignas de cualquier nigromante. Ven conmigo. —Apreté su corazón—. Vuelve conmigo. Deja que te corrompa de nuevo; verás todo lo que puedes obtener. Olvida para siempre la luz, conviértete en una criatura de la noche, pues todo en ti será sombra y el Sol solo podrá debilitar tu poder, mientras que yo lo incrementaré..., y volverás a ser mi siervo. La palabra justicia no escapará nunca más de tu boca.

La Oscuridad se propagó por cada rincón de su ser, en un doloroso proceso. La Diosa sabía lo que pretendía y permanecía seria, muy seria.

_________________

LisabettaVentusLucyAngelicaLiehDahiennaChaos

avatar
El Dios
Dios

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  La Diosa el Sáb Sep 13, 2014 11:45 am

Esto no es justicia —dije.

Y entonces, apareció el Dios. Su esencia oscura se mezcló con mis luces, devolviendo la sala a su aspecto original. Se burló de mí, dejó a Xerxes Break inconsciente sobre el suelo y luego se dirigió hacia Marya. Negué con la cabeza del cuerpo que había tomado.

Solo muere lo que alguna vez ha estado vivo —añadí, mientras observaba cada movimiento que hacía el hombre moreno que contenía la esencia del Dios del Mal—. El Enmascarado, ese engendro que creaste, sembrará el caos en el mundo aunque no te es leal, como han sembrado el caos los Traidores. Pero no vencerás. Prevalecerá el Orden sobre el mundo de pesadilla que buscas crear sobre la tierra de los mortales.

Fue hasta Felix y su mano de sombras traspasó la armadura y la carne del hombre, hasta alcanzar su corazón. Pretendía corromperlo; estaba apagando todo rastro de luz que pudiera haber en su interior, y lo hacía delante de mí. Así era como pensaba cumplir otro de los destinos profetizados, y nada se puede hacer para cambiar la Voluntad de los Dioses cuando ha sido escrita por el Oráculo en el Templo Sin Nombre.

No podía permitir que alcanzara la corrupción total; por lo tanto, yo también desaparecí para reaparecer junto a Felix, y traspasé, con una mano blanca, clara y luminosa, su armadura de hueso y su cuerpo, y cerré los dedos en torno a su corazón, mezclándose mi esencia con la esencia del Dios. El contacto fue molesto para mí, pero también lo fue para el Dios, y, sobre todo, lo fue para Felix Vonturin. Toda su alma tembló al recibirnos, todo su cuerpo tembló, se resquebrajaron todos sus conjuros, y solo quedó el humano, presa de un terrible dolor.

Aún queda en ti un deseo de Justicia, Felix Vonturin, regresa conmigo puesto que a mí me pertenecías antes de caer en las garras del Mal. Olvida las sombras. —Yo también apreté su corazón—. Que todo en ti sea luz, que la Noche debilite tu poder y que alcances bajo el Sol la plenitud de tu espíritu, actuando en nombre del Bien.

Combatieron Luz y Oscuridad dentro de su alma, pero ni yo podía purificar todas las sombras del Dios ni Él podía corromper todas mis luces. El mortal no podría soportar el encuentro de las dos fuerzas mucho tiempo sin que su alma se desintegrara para siempre. Él lo sabía, y yo también.

Apartamos nuestras manos al mismo tiempo, y al mismo tiempo nos alejamos de Felix retrocediendo un par de pasos.

No debiste apartarte nunca de mí —lo reprendí—. Yo te habría guiado hasta la Felicidad, pero preferiste este camino y ahora en ti será todo dolor. En las noches y en los días. Dijo el Dios que uno recibirá una maldición y dije yo que esa maldición sería una maldición dual. Te he salvado de convertirte en su siervo, pero solo he podido darte dolor a cambio de mantener luces en tu alma.

»Has cometido demasiados errores. Todo error tiene una consecuencia.


La luz se intensificó. Cuando aparté la mirada de Felix Vonturin, el Dios, que ya había cumplido su tarea, ya no estaba en el Juzgado del Concilio.

En ti, traidor Felix, en ti comienza todo.

Con esas palabras, que retumbaron en los oídos del antiguo rey de los elfos, desapareció el cuerpo de la mujer rubia y abandoné el mundo de los mortales.



OBSERVACIONES: En principio, el primer efecto que notará Felix Vonturin de esta maldición dual de los dioses será el siguiente: cada vez que vaya a utilizar su magia sufrirá un dolor intenso, procedente de su alma y semejante al que ha sufrido en el momento en que la esencia de Luz y de Oscuridad se encontraron en su corazón. Esto se debe a que el Dios ha buscado debilitarlo durante el día aumentando la presencia de sombras dentro de él, mientras que la Diosa ha intentado debilitarlo durante la noche aumentando la presencia de luces. Por lo tanto, serán los atardeceres y los amaneceres los momentos en que sentirá un dolor menor, mientras que en los puntos más altos del día y de la noche este dolor se intensificará.

A medida que vayamos avanzando por la profecía, estos efectos se irán modificando y se darán indicaciones de la evolución. Ahora puede postear quien quiera, y ya puede abandonar el juzgado quien lo desee, pero que nadie se lleve el cuerpo de Shewë.

_________________
Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
La Diosa
Diosa

Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Rol-Master el Sáb Sep 13, 2014 4:48 pm

Tras la desaparición de la Diosa hubo un fuerte crujido tras ellos y apareció el Enmascarado derritiendo un pedazo del techo para entrar levitando, al tocar el suelo vio a los dos chicos y a su súbdita, se posó en el suelo y se acercó andando lentamente, su capa ondeaba por la brisa que entraba a través de los agujeros que había en la sala.

En su camino se cruzó el cadáver de la archimaga el cual se levantó levitando hasta que su cara quedó a pocos centímetros de la de él, acto seguido el mismo cuerpo voló hacia el fondo de la sala haciendo un ruido sordo al doblarse la capa y saltar los guijarros mientras rodaba. Todo quedó en silencio, Marya sin pensarlo pero sin ser obligada se arrodilló ante él.

- ¡Miraos! -.

Xerxes despertó al instante gritando y agarrándose la cabeza mientras la nariz empezaba a sangrarle debido al dolor de escuchar la voz de aquel ser en su mente, Feliz cayó de rodillas pero estaba tan aturdido que no gritó mientras de su boca comenzaba a brotar sangre. Marya sin embargo tembló al sentir el poder de su señor, a ella no le dolía pero su cabeza se saturaba, a pesar de ello tanto poder le resultaba agradable. La runa de su vientre vibró y la oscuridad que surgió le rehízo el vestido que acostumbraba a llevar en su putrefacto y frió castillo.

Al dejar de oír la horrible voz todos le miraron para evidentemente escuchar lo que tuviera que decir que por suerte para sus cabezas fue con su grave voz normal.

- Miraos ¿Vosotros sois aquellos que deseáis matar a los dioses? -.

Los cuerpos de Felix y Xerxes volaron hasta colocarse a ambos lado del Enmascarado, la cara del chaman se veía cansada y la del mago oscuro pues estaba prácticamente ausente. Acto seguido y al igual que habían hecho las deidades introdujo sus manos en el pecho de ambos como si se tratara de un fantasma, pero en vez de hacerles nada les dio energía para volver en si mismos del todo, cuando las sacó ambos cayeron de rodillas, Xerxes tosió pero se vio de nuevo capaz de moverse por si solo. Feliz pudo respirar de una forma más tranquila.

El Enmascarado se dirigió a Marya y la tomó de la mano para levantarla con suavidad. En su mente la chica escuchó de nuevo la voz:

- Volvamos a casa Marya -.

La vampiresa asintió y siguió a su señor aferrada a su brazo como si de una novia enamorada se tratara. Al pasar junto a los dos chicos el Enmascarado se detuvo, deformó la zona superior de su mascara y dejó ver como el enorme poder surgía de sus ojos azules, les miró y dijo:

- Si deseáis ver sangrar a un dios, seguidme, si creéis poder solos morid como os plazca -.

Los restos de las enormes puertas salieron volando y al salir Marya vio muchas partes desmenuzadas de los guardias acompañadas de ríos de sangre que corrían por los canalones de lluvia, al girarse para mirar si les seguían vio un enorme símbolo con sangre pintado en la fachada del Concilio, la chica se aferró aun más debido a la felicidad que sintió al reconocer la runa de su vientre allí pintada.

_________________

Rol-Master
Master

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 19/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Felix Vonturin el Jue Sep 18, 2014 3:24 pm

Solo recuerdo un dolor inmenso,mi alma quebrando y dispersando toda su esencia de un manera descontrolada,el toque de los dioses había sido letal para mi un toque cruel para ellos un toque equitativo que no subsanaría nada en mi ser solo conseguiría quebrarlo mas si cabía. Oscuridad y Luz en un mismo ser estrechando un solo corazón humano,tanto poder...no...podía ser asimilado por mi cuerpo el cual de manera involuntaria comenzó a absorber de la misma manera que lo había hecho con Shewë...Solo quedaban convulsiones mientras las manos de ambos estrechaban mi ser.Mi armadura se resquebrajo como si de hojas de otoño se tratase y la consciencia desapareció de mi cuando lo ultimo que quedo fue: "En ti, traidor Felix, en ti comienza todo."Después nada,solo oscuridad y mi conciencia intentando sobrevivir levemente para ver lo que se aproximaba.


Flashback

Entonces mire a mi padre a los ojos-¿Que quieres decir con que mi destino aun no esta escrito? Se supone que la diosa ilumina el destino de todos...¿Acaso mi vida estará ligada a la oscuridad?-Rápidamente mi padre,el rey,el hombre...nego-Para nada...solo...eres un alma libre,nada esta escrito para ti...no necesitas de nada ni de nadie por que nunca lo tuviste,naciste libre y has de morir libre.Esa es la razón por la que no puede venir conmigo Arkonte...Aeglos tiene el destino de ser el heredero de mi reino y es cierto que es un chico con un don especial en la magia pero tu tienes algo que jamas el ni nadie tendrá, la libertad...

Fin del Flashback

El sabor de la sangre se hacía mas notable cuando una voz fuerte y tenebrosa retumbo en mi cabeza,el único ruido notable en la sala fue un impacto contra la pared de lo que deduje que era el cuerpo de Shewë y después los gritos de Xerxes cubriendo la habitación mientras la voz seguía retumbando.

"Miraos ¿Vosotros sois aquellos que deseáis matar a los dioses? "-De nuevo mi ser volvió a ser estrechado pero esta vez para sanar las heridas del mismo pero sin borrar la "quemadura" que los dioses habían dejado en mi.

"Si deseáis ver sangrar a un dios, seguidme, si creéis poder solos morid como os plazca "-¿Poder atacar directamente a los dioses?¿Acaso hablaba en serio aquel ser de olor pútrido?No había tiempo para averiguarlo,me levante rápido pero torpe y debilitado,mire a Xerxes y le hice un gesto para que me siguiera,podía ser la solución a nuestra utopía,podríamos llevarla acabo por fin...Después salí tras El Hombre y Marya.

_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P. PR] Misión en el Concilio (Priv. Xerxes, Felix y Marya)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.