La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Rumores extraños

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rumores extraños

Mensaje  Ferzan el Vie Jul 31, 2015 12:01 am

Comenzaba una nueva semana, octavo día de trabajo en su actual profesión en las afueras de Aleketh, capital...

... Ferzan se hallaba en su dormitorio tirada en la cama con las sabanas deshechas, aquella noche hacia demasiado calor como para llevar siquiera una sola prenda de ropa sobre su cuerpo, ya no era solo por la costumbre adquirida de mano de sus antiguas hermanas de sangre, más bien no había acabado de adaptarse al clima. Su almohada estaba impregnada de sudor, y debajo suya, al lado contrario donde Ferzan apoyaba la cabeza, descansaba la ristra de papeles algo maltrechos que ella tenía por diario robado. Anoche no podía dormir del todo bien, quiso esperar despierta hasta que el sol empezara a asomar por el horizonte, pero termino echando un pequeño descanso antes de que esto ocurriera.

Las horas que ella paso despierta por falta de sueño iban a pasar factura hoy.

Se levanto de la cama en un ímpetu de energía y empezó a vestirse. Aunque su traje habitual le hubiese dado menos calor en su día a día necesitaba dar una mejor imagen más adecuada a sus clientes y al lugar donde se encuentra. Fue por esto que el… llamémosle "compañero" temporal de Ferzan, solicito un turbante y unos harapos largos para ella, para que pudiera protegerse mientras trabajaba a pleno sol. Sus prendas estaban en el comedor bien ordenadas, listas para salir de la habitación, vestirse, llevarse sus utensilios propios como sus cuchillos personales como arma de defensa y salir por la puerta.

Mientras se vestía, su “compañero” espía toco a la puerta, era la señal de que era la hora de ponerse a trabajar. El sabia de sobras lo que Ferzan llevaba encima, sabe que son solo para defenderse pero nunca estará seguro de ello, una razón más para no quitarle un ojo de encima.

Hoy te has despertado a tiempo - fue lo unico que dijo, dirigiendose a la parte trasera del carromato, por lo visto queria seguir en el anonimato bajo esa capucha.
No ha sido buena noche la de hoy, me alegro que sigas igual de callado que siempre - estas ultimas palabras salieron de la boca de Ferzan como un susurro cargado de alivio, mientras se dirigia a lomos del carromato - Espero que el cliente tambien lo sea...

Por suerte para ella, el primer cliente del dia tenia una resaca notable, no deberia hablar mucho. Venia de la capital con destino a un pequeño pueblo dentro del reino ubicado cerca de un oasis, no muy lejos de aqui. Acordaron un par de monedas de oro extra si Ferzan permanecia callada siempre que el lo estuviese, sencillo y bien pagado, perfecto. El principio del viaje fue callado pero a medida que el tiempo pasaba parecia recuperarse un poco, entonces fue cuando hablo, y no fue algo que la muchacha se esperase de alguien sobrio.

¿Has oido los rumores sobre la princesa de Aleketh, joven?
... Que rumores?
¿No eres de aqui verdad? - a pesar de que no emitia buen ver y tampoco buen olor, aquel viejo no era un despistado cualquiera - Haces bien en trabajar aqui, pero si yo fuera tu me marcharia... Primero el rey, despues los emisarios, y de repente esa muchacha al trono, de la nada! - el viejo levanto los brazos expresando incertidumbre, bajo los brazos tras unos segundos y volvio a callarse durante un rato - ... Esto se desmorona... - la resaca parecia afectarle fuerte. Ferzan prefirio callarse un rato, prosiguio el viaje y dejo al viejo dormir.


Última edición por Ferzan el Dom Ago 09, 2015 11:35 pm, editado 1 vez
avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Yandrack el Sáb Ago 01, 2015 12:54 am

Ardia el sol sobre el desierto eterno y las caravanas iban y venían, algunos comerciantes,nobles pero sobre todo gente que huía de la tormenta que se avecinaba.Algunos se desplazaban hacia la costa pero gran parte prefería probar suerte en el recién nacido reino de Innad, un reino que, pese a estar construyéndose disponía de mas recursos, una corrupción nula y una capacidad poco común para la construcción de ciudades y asentamientos en territorios peligrosos



Racks Gotar, uno de los generales de Yandrack en el recién creado reino de Innad era el encargado en aquel momento de escoltar diversas caravanas, tanto de refugiados como de comercio,estando a cargo  de un batallón de soldados del ejercito del crepúsculo,estos eran esteparios bárbaros,como lo era el propio Racks,grandes y fuertes, portaban armaduras negras, unas armaduras que, como todas las del ejercito habían sido habían sido forjadas con el fuego de un dragón y encantadas de forma natural por la utilización de metales tratados con magia, las espadas y lanzas que portaban se equiparaban igualmente al resto del equipo(las habían fabricado de la misma manera), una sola pieza de esa armadura podía llegar a valer una pequeña fortuna y con razón porque, su eficacia en la batalla no tenia igual, si a esto añadimos el duro entrenamiento al que todo el ejercito se somete resulta en la aparicion de tropas de elite preparadas para cualquier cosa.




La compañía escoltaba las caravanas a pie, porque los licantropos no se cansaban fácilmente y Racks así lo imponía a sus hombres, como licantropos debían ser ejemplares dentro del ejercito y mantenían por ello una férrea competencia con el sector vampirico de Harkon. El portador del estandarte paro al ver que Racks se detenía y el resto de hombres lo imito, la bandera mostraba a un hombre y un dragón sobre un fondo indefinido, pero no en actitud tensa o de batalla sino todo lo contrario


¿Que es eso?¿Otra caravana?- pregunto el portentoso bárbaro, esperando que alguno de sus chicos le contestara-parece el carro de un particular señor,es posible que se dirija al oasis- el hombre observo el vehiculo con gesto serio-No es nuestro problema, ademas, van en dirección contraria,¡ADELANTE!-grito-no os paréis- con lo que prosiguieron la marcha mientras, se cruzarían con el carro a pocos metros, puesto que llevaban direcciones opuestas




Ejercito del crepusculo:

_________________




Sangre,Vida y Fuego


narro

pienso


hablo


dialogo de amigo


dialogo de enemigo


Yandrack flashback
avatar
Yandrack
Humano

Nombre : Yandrack
Escuela : Guardiadragones del mar ( ex alumno y ex maestro de la Fortaleza de Aressher)
Bando : La diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de magia básica y de espadas a una mano (Guardiadragones del mar) Maestro Asesino(Guardiadragones del mar)
Rango de mago : Archimago, Experto en Magia del Fuego, experto en magia de la luz
Rango de guerrero : Experto en espadas (una mano), Experto Asesino, aprendiz de miscelanea(combate sin armas)Experto de especialidad física(Paladin)
Clase social : Rey de Innad y de Aleketh(señor del sur) Patriarca de los Dragorath
Mensajes : 592
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Edad : 22
Localización : En Aleketh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Ferzan el Sáb Ago 01, 2015 3:17 pm

El viejo había terminado durmiéndose en el asiento trasero ubicado a la derecha del carromato, al menos eso parecía a simple vista. Ferzan tan solo se limitaba a cumplir con su acuerdo verbal, por lo que no respondería si este no hablaba. Su compañero mantuvo la boca cerrada durante todo el trayecto, con la espalda inclinada hacia adelante y las manos entrecruzadas sobre la barbilla, permanecía en una pose de observación escuchando cualquier conversación que hubiera entre el cliente y ella.

Ferzan había visto ya algunos carromatos el dia de hoy yendo en dirección al punto de partida. Llegaban desde el reino de Innad, justo adonde quería ir. Había abandonado su hogar a tiempo para empezar a trabajar en plena jornada de comercio e intercambio de recursos para mucha gente, seria cuestión de tiempo que se encontrara con mas carros de comercio, custodiados a su vez por esos hombres de armadura negra. No paso mucho tiempo hasta que esto sucedio.

El porta-estandartes del grupo que venia hacia aqui y uno de los hombres se detuvieron al instante cuando los vieron, el resto de hombres imitaron el gesto. No era la primera que a la muchacha le sucedía tal cosa, y al no tener ninguna orden de detención contra ella siguió su camino con normalidad sin detenerse. Ellos siguieron caminando sin más después de dar la orden de avance, no parecían buscar a nadie en concreto y tampoco se encargarían de registrar la mercancía que entra al reino, de ser así estarían estáticos en un punto clave de la ruta. Solo parecían ser guardas de seguridad.

... Hmm? - el viejo se había alertado por el ruido que producía el traqueteo de las armaduras del grupo de soldados, al avanzar en masa por nuestro lado eran fácilmente perceptibles por el oído de alguien con una resaca monumental, al que todo ruido no deseado le molesta. Giro la cabeza con lentitud hacia el grupo de soldados armados, realmente molesto por la presencia de ellos. Fruncio el ceño, disgustado por el ruido que hacian, y no se lo penso dos veces antes de dar rienda suelta a su lengua - Estupidos malnacidos, ya podrian aprovechar una sola de sus picas para mandar a pasear la cabeza de la princesa por el desierto... - no habia hablado alto, pero la amargura del viejo se hacia notar facilmente, algo que a Ferzan no le gustaba por la manera en que esto iba a terminar, ya que todavia no lo habia dicho todo - Suerte tienen todos ellos de tener un trabajo sucio del que ganarse la... - el espia que acompañaba a Ferzan apoyo una mano subitamente en el hombro del cliente haciendole un gesto de silencio, aunque ya seria demasiado tarde.

Ferzan solo podia pensar en seguir adelante con su carromato, maldiciendo en silencio las palabras del cliente.
avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Yandrack el Sáb Ago 01, 2015 5:06 pm

La compañía iba pasando al lado del carromato, como quien no quiere la cosa,el ruido de la marcha era bastante audible pero a algunos de los hombres no pudieron evitar captar algunas palabras sueltas, del anciano que se encontraba en la carreta, tales como ``malditos,cabeza,pica,sucio´´, primero fueron miradas hostiles y pronto se detuvieron por férrea orden de Racks


Sucios... y malditos... -hizo un gesto y al momento el carromato se vio rodeado,Con el gran bárbaro a la cabeza del cerco, llamar sucio y maldito a un licantropo sin venir a cuento no era buena idea y por desgracia eso era lo que había entendido la tropa-¿Quien es el que nos insulta sin motivo?- les pregunto a los viajeros que iban en el vehículo

seguro que ha sido la muejer- dijo un lancero de la formacion, el de al lado nego con la cabeza-no no, mira ha sido ese de ahi- dijo señalando al acompañante de Ferzan pero Racks los hizo callar con un gesto-Decid,¿A donde vais y por que motivo?-miro a los ojos a la mujer y noto una sensación de familiaridad, provocada tal vez porque ambos eran licantropos



_________________




Sangre,Vida y Fuego


narro

pienso


hablo


dialogo de amigo


dialogo de enemigo


Yandrack flashback
avatar
Yandrack
Humano

Nombre : Yandrack
Escuela : Guardiadragones del mar ( ex alumno y ex maestro de la Fortaleza de Aressher)
Bando : La diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de magia básica y de espadas a una mano (Guardiadragones del mar) Maestro Asesino(Guardiadragones del mar)
Rango de mago : Archimago, Experto en Magia del Fuego, experto en magia de la luz
Rango de guerrero : Experto en espadas (una mano), Experto Asesino, aprendiz de miscelanea(combate sin armas)Experto de especialidad física(Paladin)
Clase social : Rey de Innad y de Aleketh(señor del sur) Patriarca de los Dragorath
Mensajes : 592
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Edad : 22
Localización : En Aleketh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Ferzan el Sáb Ago 01, 2015 11:58 pm

Tal y como se esperaba era demasiado tarde. Ya habían oído las palabras del viejales amargado y el espía lo había callado tarde y sin mediar palabra, la única parte buena de este infortunio es que pudieron evitar que fuera a peores. La mala, tendrían que mediar con los soldados. Estos rodearon el carromato a paso rápido, lo que obligo a Ferzan a detener la montura que iba a lomos de este con un tirón de riendas. Salir huyendo traería mala reputación al reino sobre ella, su compañero también podría impedir que ella huyese. Aunque no parecían tener armas a distancia también había que ser precavido con un inocente en sus manos.

El viejo gruñón y molesto miro al suelo como si la situación no le importase demasiado, el espía observo la situación con el rostro aun escondido en parte por la capucha, Ferzan apoyo las riendas a un lado de su asiento y miro a los presentes soldados de allí, empezando por el que la había mencionado como culpable, y terminando por el que habia formulado la pregunta.

A Lani, un pequeño pueblo al noroeste de aqui cercano a un oasis - los ojos del barbaro se habian clavado en la mujer, Ferzan se habia apartado ligeramente el turbante de la frente para emularlo. Los ojos del lider de la patrulla se cruzaron con los de la salvaje, ella sentia en el algo animal, algo fuera de lo corriente en un humano, mas alla de su procedencia... es como si fuera un... no, no puede ser, eso queria evitar pensar ella. Sacudio la cabeza y siguio hablando - Te pido disculpas por las palabras de mi cliente, demasiada bebida nocturna le ha castigado esta mañana, la resaca solo le hace soltar sandeces - una respuesta cruel y sincera sobre sus palabras malsonantes podian ayudar al anciano a que no se pudriese en un calabozo. Aunque este no mediara palabra alguna, en el fondo se lo agradecera
avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Yandrack el Dom Ago 02, 2015 12:48 am

Racks la miro, intuyendo la verdadera naturaleza de la mujer, lo intuía y como tal podía equivocarse pero no le dio muchas vueltas, suavizo el gesto(puso cara de poker) y asintió ante las palabras de la mujer-si yo fuera tu amordazaría a ese borracho que lleváis ahí detrás, la guardia del sol no es tan benévola desde que Dahienna usurpo el poder-los soldados se rieron, por el comentario del capitán-¡En marcha!-les dijo y todos volvieron al paso en perfecta formación


¿Se sabe algo? ¿ el dragón ha decidido ya actuar contra esa maldita bruja?- nadie mas hablo pero todos los que escucharon la pregunta estaban muy atentos a la respuesta- esta haciendo preparativos, y yo personalmente me alegro de que los haga porque nos jugamos mucho con esto, podéis decir orgullosos que vuestro rey reina para protegeros y no para gobernaros- ninguno lo discutió, tanto la organización como,posteriormente, el reino se habían formado por todos aquellos que sufrían abusos de la iglesia y de los reyes y caciques locales, por ello la lealtad hacia Yandrack era absoluta, porque solo estaban con el los que así lo deseaban-Confiad en el, nunca nos ha fallado,y mañana tampoco lo hará...




La marcha se prolongaría durante algunas horas mas pero llegaron a su destino sin contratiempos, a Racks se le ocurrió preguntarse que destino le esperaba a una licantropa solitaria en el desierto,un lobo solitario nunca solía durar mucho.En otro tiempo el mismo había reunido a un numeroso grupo de licantropos para saquear y robar pero eso había cambiado, ahora tenían una vida mejor, una vida digna en un lugar donde eran aceptados



_________________




Sangre,Vida y Fuego


narro

pienso


hablo


dialogo de amigo


dialogo de enemigo


Yandrack flashback
avatar
Yandrack
Humano

Nombre : Yandrack
Escuela : Guardiadragones del mar ( ex alumno y ex maestro de la Fortaleza de Aressher)
Bando : La diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de magia básica y de espadas a una mano (Guardiadragones del mar) Maestro Asesino(Guardiadragones del mar)
Rango de mago : Archimago, Experto en Magia del Fuego, experto en magia de la luz
Rango de guerrero : Experto en espadas (una mano), Experto Asesino, aprendiz de miscelanea(combate sin armas)Experto de especialidad física(Paladin)
Clase social : Rey de Innad y de Aleketh(señor del sur) Patriarca de los Dragorath
Mensajes : 592
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Edad : 22
Localización : En Aleketh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Ferzan el Mar Ago 04, 2015 5:57 pm

Lo había conseguido, había salvado el pellejo de aquel hombre sin perder nada a cambio.

El grupo de soldados comenzaron a alejarse de su carromato, cuando estuvieran lo suficientemente lejos Ferzan rompería unos segundos su acuerdo - No puedo amordazar a los clientes con demasiada lengua pero no te aseguro que la siguiente vez pueda salvarte del calabozo - echo un trago a su zurrón de agua para calmar la sed, fue entonces cuando el hablo - Lo siento... no pude ocultar lo que pensaba, ese ruido me ponía de los nervios - "triste vida te esperaría si no fuera por mi", era lo que ella estaba pensando en ese momento, palabras que se quiso callar por el bien de los dos - ... Gracias - dijo el viejo en voz baja antes de cerrar los ojos, Ferzan aun estaba viendo al grupo de hombres alejarse hasta que oyó su agradecimiento - Descansa - concluyo volviéndose a ajustar el turbante en la cabeza, retomando sus riendas para continuar el viaje. Pensó por unos momentos en aquella persona que les detuvo, en la sensación que le producía su presencia, su mirada al clavarse en los ojos de ella... "No soy la única loba solitaria", fue lo que pensó.

El espía seguía callado recolectando información en su cabeza, a saber en que estaría pensando.

Había transcurrido ya media hora hasta que un oasis comenzó a divisarse en la distancia, uno autentico que no fuese un espejismo más en la lejanía. A su alrededor se hallaban varias casas pequeñas y de mediana ocupación, se trataba de un pueblo muy reducido, la población con suerte se hallaría rondando los 60 habitantes. Este era el lugar al que había que traerle sin duda - Arriba anciano - Ferzan le llamo la atención dando varios golpes suaves y con la mano abierta al asiento trasero donde estaba sentado el cliente - Ha llegado a su dulce hogar sano y salvo - el viejo sacudió la cabeza, estirándose de sus extremidades para desperezarse. La joven había aparcado el carromato en la entrada del pueblo, se levanto y de un pequeño salto sus pies pisaron la arena al fin. Esperaba que el viejo le siguiera una vez bajara del carro, pero en lugar de eso este le pidió un último favor a la muchacha, y es que le ayudara a caminar hasta su casa. Ferzan no se negó y cumplió, apoyo el brazo izquierdo del cliente por encima de su cuello y lo tomo de la cintura con el brazo derecho. El espía los siguió a una distancia media para no despertar sospechas, con la intención de vigilar a la salvaje.

Gracias chica, te agradezco mucho que me hayas salvado de esos brutos que pretendían tomarme
No es nada, pero la gratitud no me da de comer
Ja ja ja, no te preocupes te pagare cuando lleguemos - el viejo comenzó a rebuscar la llave de su casa cuando estaban a unos pocos pasos de llegar. Abrió la puerta, y lo que parecía ser en un principio la morada de un viejo alcohólico en realidad se trataba de un hogar familiar, aquel hombre tenía mujer y una hija! Algo que Ferzan no se esperaba de un señor con esas pintas.
¡¿Ya has estado bebiendo otra vez?! - la mujer de una edad considerablemente mayor se alerto al verlo con los harapos manchados y sudados, y como no, oliendo a bebida. La hija en cambio se alegro de su llegada y fue a abrazarlo.
Querida no te pongas así, solo ha sido una mala noche de... - Calla, tu y yo tenemos que hablar luego - se dirigió hacia Ferzan la cual no había pasado de la entrada - Gracias por traerlo desde la capital joven, espero que no haya dado muchos problemas, yo te pagare el precio - iba a pagarle ella pero su marido insistió en que lo haría el. Se dirigió hacia una habitación al fondo y no volvió hasta después de un tiempo, algo alargado para tan solo buscar el dinero con el cual pagarle.
No te preocupes, se ha portado muy bien - aunque podría haberse portado mejor no quería darle a la pequeña una mala imagen de su padre. Sonrió levemente hacia la pequeña para dar a creer que decía la verdad, esta era la primera (y posiblemente ultima) vez que Ferzan sonreía en todo el día.

El viejo volvió de la habitación con una bolsa de dinero, dentro de ella especifico que estaba el dinero extra por cumplir el acuerdo y un par de monedas más por la molestia de salvarlo ante los hombres de Innad - Acepta también la bolsita por favor, por si pierdes la que ya tienes, considéralo un pequeño detalle - era algo que Ferzan no entendía del todo bien pero no discutió, la acepto y se despidió de ellos cordialmente.

El espía le esperaba de brazos cruzados en un rincón del pueblo bien apartado de los demás, una vez Ferzan volvía al carromato la siguió en silencio. Ella continuo su jornada con otros clientes sin sobresaltos, al mediodía paro a comprar comida y otro zurrón de agua en la capital, pidió un leve descanso para recuperarse del madrugón que tuvo esta mañana y siguió con el trabajo al atardecer, donde atendió un cliente mas y regreso a casa por orden del espía, el cual le pidió que volvieran más pronto de lo habitual dado que tenía que ocuparse de un asunto importante que ella desconocía por ahora.

Ferzan entro en su casa a hacer recuento de los beneficios de hoy, no obstante al abrir la bolsa del viejo se encontró con un trocito de papel diminuto que había doblado numerosas veces. Lo saco de la bolsa y lo examino, el contenido era escaso y la letra estaba algo torcida, como si lo hubiesen escrito con prisas. La nota decía así:

"Ven a mi casa antes de que termine el atardecer"

Suponiendo que lo había escrito el viejo, Ferzan no sabía si malinterpretar el llamamiento de aquel hombre, pero decidió aceptar e ir a su morada. Solo había alguien que se interponía entre ellos dos, había que pensar como quitárselo de encima.
avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Ferzan el Dom Ago 09, 2015 11:29 pm

Ferzan salió de casa con las mismas vestiduras puestas, sus dagas con sus respectivas fundas ocultas debajo del atuendo y su zurrón de agua enganchado a la cintura. Esta vez guardaba consigo las dos bolsas de oro, la que tenia de siempre y la que el viejo le regalo, ambas llenas de oro que había repartido por igual, una de ellas estaba a la vista enganchada a la cintura junto al zurrón de agua y la otra se hallaba oculta debajo de los harapos. Después de leer la nota se había decantado por una decisión arriesgada y firme, tenía que distraer de alguna manera a la persona que iba tras ella observando todo lo que hacía. Ella sabía que habían vuelto a casa antes de tiempo por una buena razón, algo importante le estaba esperando para renunciar a las dos últimas horas de su jornada. Tenía la cabeza ocupada pensando en que motivo tendría el viejo para querer hablar con alguien como ella, como pequeño pasatiempo momentáneo mientras rompía la nota en cachos diminutos para después esconderlos bien dispersos por uno de los cajones de su escritorio.

Fuera de casa se encontraba el pequeño campamento del espía bien instanciado en un rincón de las afueras de casa, con un lecho donde reposar seguro sobre una tienda de campaña bien atada a la arena para protegerse de las tormentas y un poste de madera que guardaba una jaula con un cuervo que serviría de mensajero. El individuo se encontraba sentado en su campamento, escribiendo una carta en ese momento, aun oculto bajo su vestimenta azul marina oscura.

Así que para eso hemos vuelto... - Ferzan se cruzo de brazos situándose enfrente de el - Te falta mucho?
No - respondió el espía con sequedad, como era de esperar no dejo ver el contenido de la nota a Ferzan por mucho que esta intentara leerlo por encima del hombro. Lo único que ella llego a divisar fue que era un mensaje largo.
Tantas líneas necesitas para contarles lo bien que me estoy portando?
Son asuntos de arriba, nada que te convenga - Ferzan intento deducir que era lo que estaba tratando con aquel mensaje. "El cuerpo es demasiado extenso para un simple informe de situación, además este tipo de informes siempre los suele enviar cuando termino de trabajar pero el había ordenado volver antes de tiempo sin mi consentimiento siquiera, como si se tratara de una urgencia, además esta persona es un espía privado, tan solo tenía que estar únicamente a mi cargo, solo a mi cargo, al de nadie mas... Tenía que tratar algo importante sobre mi? Debatirlo en persona con otra gente? Mmmm, como lo llamaba la gente civilizada... si, reunión, esa era la palabra" - Saldremos en breve, dame un segundo
La realeza te está esperando para tratar algo importante verdad? Tanto si es mi asunto como el tuyo creo que deberías decírmelo, al menos antes de quitarme tiempo de trabajo que se traduce en oro - la muchacha le había hablado casi interrumpiendo su ultimo comentario, lo cual provoco que parara de escribir para observarla a la cara - No soy ninguna rebelde que se escabullira a la mínima que tu te vayas, así que te rogare que me dejes trabajar con un cliente mas, sola
Y porque quieres estar sola?
Para que tu vayas a la capital y te ocupes de tus asuntos como es debido
Y que pruebas tengo yo de que tu no te largaras? - Ferzan en ese momento ya se había despojado las dagas de sus harapos, dejándolas caer en la arena debajo de sus pies. Dejo caer también la bolsa de oro que tenia a la vista y el zurrón incluso, después de echarle un trago largo - Sin armas, sin oro, sin comida, sin bebida y sin ningún lugar mas adonde ir. Guárdalas hasta que vuelva como prueba de que regresare al final de la jornada, si no lo hago asumiré las consecuencias - ella consideraba que eran buenas pruebas de que por su bien debía volver a tiempo. El espía la observo con detenimiento y le hizo un gesto con la mano, levantando el índice y el corazón - Dos horas... eso es lo que te queda de jornada, si vuelvo aquí y todavía no estas recorreré tierra y mar para llevarte a la soga si es necesario - la muchacha estaba en lo cierto al ver que se trataba de algo urgente, el espía dejo su carta a medio hacer en la tienda, guardo bajo su traje las pertenencias de Ferzan y se preparo para marchar a la capital a caballo - No arruines la poca buena imagen que tengo de ti, Ferzan

Ella afirmo con la cabeza manteniendo la seriedad, había logrado zafarse de la parte difícil del plan, ahora venia la otra parte. Debía llegar hasta la casa del viejo en un tiempo aceptable, y si cargaba con el carromato tan solo tendría tiempo de hacer la ida y la vuelta, si tenia suerte. Ferzan cogió el caballo suelto de su pequeño establo, el cual se encargaba de transportar el carromato todos los días, dejando el trasto de madera en el sitio. Alimento y dio de beber a la montura para ganar tiempo mientras el espía se perdía en la lejanía. Tomo las riendas del animal, las coloco en su sitio y se preparo para montar en él y poner rumbo hacia Lani.

El ocaso comenzaba a dar paso a la noche en breve, apenas se podía percibir ya el clima caluroso del desierto que a diario atosigaba a los transeúntes del lugar. Ferzan empezaba a sentir algo de frio durante el viaje, el viento que chocaba con su piel ya no era ni de lejos tan cálido como el que soplaba el resto del día. No obstante continúo a gran velocidad sobre su montura, la ausencia de calor haría que el animal no se deshidratase tan rápido. Ferzan trataba de revisar sus espaldas vigilando que nadie la siguiera, su línea de visión era algo reducida como para echar vistazos rápidos, pues el turbante le hacía a su vez de visera para protegerle los ojos de la arena que el viento levantaba a su paso.

Cuarenta minutos después había llegado al poblado de Lani, solo tenía media hora para charlar, los otros cuarenta minutos pertenecían a la vuelta. Con esto sobrarían 10 minutos por si surgía algún improvisto. El poblado se mostraba mas o menos igual que esta mañana, al tratarse de un sitio tan particularmente pequeño la actividad comercial era mínima, los productos que no se podían conseguir aquí habría que buscarlos en la capital o en otro pueblo mas cercano, eso explicaría la razón del porque la población de este lugar está ocupando los mercados la mayor parte del tiempo. Ferzan no se había encontrado con el cliente en las calles del poblado, no obstante vio de reojo a su hija y a su esposa algo lejos de donde estaba, pero esta vez no deseaba entretenerse más de la cuenta.

Se aproximo a la puerta del viejo y dio varios golpes en esta a modo de aviso - Quien es? - su voz inconfundible sonó al otro lado, la chica sin fiarse del todo miro a su alrededor esperando algo o alguien espiándola - La carromatera de esta mañana - parecía haber reconocido su voz en cuanto abrió la puerta sin dudar. El viejo se encontró con Ferzan cruzada de brazos en la entrada, la invito a pasar dentro pero ella rehusó un momento - Que buscas de alguien como yo? - No busco devolverte a la prisión, pasa por favor, solo vamos a hablar sin presiones

Después de tener a alguien siguiendo sus pasos durante toda una semana, le costaba confiar en cualquiera que le invitara a entrar en su casa así por las buenas. No obstante aquella persona no parecía ser un "cualquiera", sabia donde había estado hace 2 meses por alguna razón y esta misma mañana demostró su sinceridad confesando su odio hacia la princesa de Aleketh. Aunque fuera arriesgado ella tenía pruebas de que podía ser un buen contacto, tal vez.

Ferzan termino aceptando.

... Como lo sabes? - cerró la puerta después de entrar, aproximándose a la mesa donde el se había sentado en una silla aparte - No sé si tomarme esa pregunta como una ofensiva - el viejo rio ligeramente - Solo los pobres y amargados de este reino desconocen los rumores de la princesa que reside aquí. Bueno, pobres, amargados, extranjeros y presos, en tu caso los dos últimos, y si me preguntas porque se eso ultimo... - se acomodo con la espalda inclinada señalando a la joven y posteriormente a sus brazos - Te vi llegar a la capital escoltada por la guardia real, la vestimenta, el pelo, la pintura de guerra... estaba allí ese mismo instante, era de color marrón tal vez? - Ferzan  se sorprendió levemente al oír eso, se arremango las mangas de su vestimenta superior mostrando la pintura de guerra que tenia marcada en la piel - Marrón oscura - concluyo volviéndose a colocar bien los harapos - Entonces es cierto que estabas allí aquel día, pero siendo sinceros no termino de confiar del todo en ti
No soy un espía si es lo que piensas de mi - de nuevo Ferzan no se espero esa cuestión tan rápida por su parte - Los espías de Dahienna visten únicamente con la vestimenta que casualmente llevaba tu compañero, ya he visto a mas de uno salir de la capital y no es el primero que me cruzo en el mismo carromato donde voy yo. Siempre callados y con los oídos bien agudos, cierto no? Estoy en lo correcto? - la chica asintió con la cabeza - Así es, no esperaba que te dieses cuenta tan rápido… supongo que puedo confiar en ti, no obstante no nos conocemos aun, creo que ya va siendo hora, no? - había dado pruebas de que no era un espía mas como pensaba, pero quiso asegurarse de con quien estaba tratando.
Asintio con la cabeza - Me llamo Cadoc, trabajo con mi mujer en el comercio y la produccion de textil y prendas de buena calidad
Awilix Ferzan, creo que sabes bien de donde vengo
Aja, el día que te capturaron en Aleketh yo comerciaba mis productos en la plaza de entrada a la capital, ahí fue cuando te vi. A que pez gordo has robado para ir directa al calabozo?
Era un carromato cargado de recursos, viajaba por una de las rutas comerciales mas importantes de aquí. Intentamos robarlo pero estaba custodiado, ellos se escondieron entre el cargamento. Me pillaron, me encarcelaron, y despues con el tiempo logre ganarme la libertad condicional trabajando como carromatera
Intentamos? - repitio el hombre indeciso por la expresion en plural
Eramos muchas, no fui salvaje de la noche a la mañana. Ellas me acogieron en su seno desde muy joven, hemos estado juntas alrededor de veinte años. No nos dedicabamos a realizar vulgares atracos, nuestro objetivo era la recompensa, no la persona que la guardaba - se cruzo de brazos acomodando su espalda en la silla - Pero eso no quiere decir que no haya tenido que verme obligada a asesinar a alguien
Mmm, tal y como dije en su momento, no fue buena idea que te asentaras aquí
Es una lástima que esa elección no esté en mi mano, Cadoc
Y aunque no lo este, no vas a pasarte la vida haciendo esto, detrás de ese engendro enviado por una princesa cuya reputación en el pueblo llano carece de bondad, ya que todos sus rumores no son precisamente buenos, o si? - (silencio alargado) - Lo idóneo seria que buscaras un buen lugar donde ejercer tu profesión, libre de personas que te digan exactamente que hacer y como, pudiendo cobrar un buen sueldo a cambio de un trabajo bien hecho, o espera... tal vez...
avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Ferzan el Lun Ago 24, 2015 7:11 pm

… Tal vez…?

Un segundo, tengo algo que quizás te interese -  Cadoc abandono el comedor camino a su dormitorio, Ferzan desde su sitio pudo escuchar como aquel hombre abría y cerraba cajones con algo de prisa, arrastrando un par de papeles sueltos de un lado a otro. Tardo unos momentos en volver con lo que parecía ser un papel entre sus manos, plegado en sí mismo un par de veces. Volvió a su sitio en la mesa pero esta vez no se sentó, aparto la silla y desplego el papel antes de extenderlo sobre la mesa. Era un mapa de Garnalia Sur, tenía marcados varios lugares de interés importantes así como los nombres de los reinos dentro de toda la región, incluida la isla de “Samhaín” y el Puerto de Maresnegros.

Tú eras una salvaje hace dos meses, una guerrera, se supone que sabes usar un arma con eficacia, no?
Aja, adonde intentas llegar? – Ferzan se levanto de la silla para examinar mejor el mapa
Conoces las escuelas de lucha física?
Sé que es una escuela, pero nunca he oído hablar de escuelas de lucha física
Veras, esta de aquí te podría interesar – el viejo apunto a un punto del mapa ubicado al sur de los Volcanes de Dragones, al este de Guardiadragones de las Arenas – Se llama…
Guardiadragones del Mar? – Cadoc se sorprendió un poco al ver la velocidad de lectura de la joven
No esperaba que leyeras tan…
Rápido? Antes de ser salvaje mis padres me enseñaron a leer, pude practicar la lectura con cartas robadas de manos de mercaderes y carromateros, no solo me llevaba las cosas de interés
Entiendo – volvió a dirigirse al mapa – En las escuelas de lucha física puedes perfeccionar tu estilo de combate, sea cual sea la especialización mientras sea para guerreros. Las hay para los guerreros que pertenecen a “El dios”, las hay para los que están del bando de “La diosa” y para los que son neutrales
Cómo? El dios y La diosa?
Mmm creo recordar que son dioses de culto elfico… - Cadoc se rasco la cabeza, no estaba del todo seguro con esa respuesta – En pocas palabras, La Diosa es el bien y la luz. El Dios es el mal y la oscuridad. Aquí no se trata mucho sobre esa religión, mas allá de Yehnév que es nuestra única divinidad aquí. Sea como sea, tu eres neutral, no perteneces a ninguno de los dos tal y como era de esperar, por lo que Guardiadragones del Mar es mejor para ti, además es la que más cerca esta. Al ser una escuela neutral te acogerán bien, podrás tener un lugar donde guardar tus pertenencias y una habitación personal siempre y cuando te examines allí y practiques sobre lo que has decidido entrenarte, no lo confundas con una posada Ferzan.

La chica permaneció callada escuchando las palabras del viejo, pensó y recapacito un momento en silencio sobre todo lo que había dicho de las escuelas, antes de responderle – Eres muy insistente con que me aleje de aquí cuanto antes, le has estado dando vueltas al tema antes de que llegara, verdad?
Considéralo un pago por haberme salvado de la prisión por un tiempo, o de algo peor que eso
Gracias – irrumpió la joven casi de golpe, abandonando el porte serio un momento – Tan solo llevo una semana con este ritmo de vida y no es nada agradable tener a alguien a tus espaldas que controle todo lo que haces, liberarme de esa molesta cadena seria un alivio. Se agradece mucho la preocupacion, Cadoc

Tranquila chica, ya dije que no es nada, ahora estamos en paz – sonrió, apoyando una de sus manos en el hombro de la joven como gesto de confianza. Volvió al mapa – Aun a pesar de ser la más cercana está lejos de aquí. Si vas por el sur tendrás que pasar por el castillo de Laylawan, seguido de las ruinas de la escuela de poniente y Guardiadragones de las Arenas, que no debes confundir con Guardiadragones del Mar – Cadoc trazo una línea divisoria con su dedo índice marcando el camino en el mapa y las localizaciones – Después de Laylawan el camino será más peligroso, los bosques no son abundantes aquí pero no creo que sea buena idea sumergirse demasiado en ellos, tu comprenderás eso mejor que yo.

Más de una vez me he visto obligada a mantener la distancia con otros grupos nómadas para evitar enfrentamientos internos. La gente de la capital no entenderá esto dado que siempre estarán resguardados tras esas murallas, pero en el bosque no hay muralla ni guardias que puedan salvarte – menciono Ferzan basándose en hechos pasados de su vida – De hecho, situaciones como esta las he vivido más o menos por aquí – Ferzan señalo la frontera entre Qala Raml y Afraqasa – Que casualmente es por donde debo pasar

Entonces avanzaras más preparada, supongo – Cadoc volvió a sentarse en la silla, Ferzan imito su gesto – No será un camino corto como el que has recorrido desde la capital hasta aquí, aprovisiónate bien donde puedas después de alejarte de la capital. Ese sitio ya no es un lugar seguro, el reino vecino cada día parece tener a más hombres armados y preparados para futuras batallas… me temo que se avecina una guerra, y está más cerca de lo que creemos – el viejo tendió su mano al frente para acercarle el mapa a Ferzan, indicándole que podía llevárselo.
La muchacha parecía preocupada después de oír todos esos malos rumores de la princesa de Aleketh, mas aun por la reciente mención de una guerra – Estarás aquí durante la guerra? Me has ayudado mucho y no me gustaría que te pasara algo

Cadoc rio al oír sus palabras – Bromeas? Si expulsan a esa bastarda de este reino estaré más que contento… aunque una guerra es una guerra, por suerte no estamos cerca de la capital, un pueblo como este pasara desapercibido por las tropas enemigas. Sabes bien que no puedo irme, tengo una familia que cuidar y un trabajo que atender, esta es mi vida y aquí es donde me tiene atado. Tú aun no estás atada a ninguna parte, no tienes hijos ni estas casada, aprovecha la libertad que aun eres joven.

Si, tienes razón – Ferzan rio y plegó el mapa como estaba, antes de ponérselo en un bolsillo de sus ropajes – Gracias de nuevo Cadoc, debo irme antes de que ese hombre descubra que no estoy antes de la hora – ambas partes se despidieron y se levantaron de sus sillas. Cadoc la acompaño a la puerta – Volveremos a vernos en cuanto sea una mujer libre, hasta entonces cuídate mucho, eres un buen hombre.

Suerte jovenzuela, te deseo mi más sincera gratitud por lo de esta mañana. Que la divinidad de las arenas te acompañe allá donde vayas – Ferzan realizo un gesto con la mano alzada después de salir de su casa, expresando que había captado su mensaje

Cuarenta minutos de ida, 25 minutos de charla y otros cuarenta minutos de vuelta. Cinco minutos sobrantes mas los diez que había ahorrado para imprevistos sumaban quince. Había vuelto antes de la cuenta a casa y esto estaba bien. Una vez llego al pequeño establo a sus afueras, volvió a amarrar al caballo en su sitio después de darle de beber. Cuando Ferzan alcanzo a llegar a la puerta de su hogar, otro caballo solitario venia de Aleketh cuyo dueño logro reconocer enseguida por la vestimenta.

Y el dinero? – pregunto el espía desde su caballo, se había detenido en la puerta de su casa. Ferzan saco la bolsa que Cadoc le regalo al mediodía cargada de dinero. La tuvo escondida todo el tiempo bajo sus harapos por si el volvía antes de tiempo, para tener una prueba material de que su mentira para escabullirse de casa no saliera a la luz – Aquí esta, a estas horas del día no puedo ir por ahí con una bolsa de dinero a la vista de todos. Puedo irme ya? – el espía asintió con la cabeza regresando a su puesto después de dejar su caballo amarrado en su pequeño campamento.

Ferzan se deshizo del turbante dejándolo en su escritorio, al fin era libre de quitarse esas vestimentas. Se sentó en su cama, saco el mapa y lo desplego de nuevo, recordando todo lo que le había dicho Cadoc – Serán varios días de duro viaje, pero no más duros que esta miserable vida – volvió a plegarlo, escondiéndolo bajo la almohada junto a su diario, donde acostó la cabeza un buen rato antes de cenar.

Ahora solo quería descansar…
avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Ferzan el Jue Oct 01, 2015 6:47 pm

Los días venideros transcurrieron con normalidad. La inquietud entre la población cada vez iba en aumento, hasta tal punto que la posibilidad de una guerra entre Aleketh y el Reino vecino se convertía en un tema muy común para Ferzan. Las personas de las que se encargaba en su trabajo casi siempre sacaban el mismo tema, tarde o temprano. Algunos al igual que Cadoc compartían la opinión de que la princesa podía ser realmente incrédula aunque tuviera las de perder, algo que le resulto positivo a la gran mayoría de la población. Otros solo veían muerte y familias destrozadas si esto seguía adelante, que nada cambiaria, que la guerra era innecesaria… Habían unos pocos neutrales que trataban de emigrar a otros reinos en buscar de una vida prospera y pacífica, dejando atrás un pasado que ellos creían perdido para siempre.

Como era de esperar, Ferzan y Cadoc no pudieron volver a encontrarse, de hecho así estaba pactado ya desde un inicio. Antes de ser una salvaje libre, primero debía deshacerse de las cadenas que la tenían sujeta a su vida como carromatera. Aunque salir de prisión para acabar así no sea una libertad en su totalidad, por lo menos resultaba mucho mejor que ensuciarse los nudillos con otros prisioneros problemáticos cada semana.

Han pasado ya varios días desde que Ferzan regreso del hogar de Cadoc, con el mapa en sus manos.

Aquella mañana se había despertado más temprano de lo habitual, no fue por su propia cuenta, la despertaron, o más bien, aquello la despertó. Un fuerte rugido se abrió paso por el cielo, cuando el sol apenas empezó a asomarse por el horizonte. Cuando agudizo su oído después de sobresaltarse en la cama, le había parecido oír un fuerte movimiento de alas alejándose de su casa. Seguido de esto, el techo de su casa comenzó a prenderse en llamas.

Al tratarse de una vivienda de baja clase, los cimientos solo cubrían el suelo y las paredes de la propiedad. El tejado estaba formado de paja y madera, ambos materiales sujetos a los cimientos de la casa con un par de clavos mal puestos. Estaba hecho de una manera tan pobre que una tormenta de arena podía llevarse media casa consigo sin ningún problema, gracias a los dioses esto no llego a pasar cuando Ferzan vivía en ella, hasta hoy.

Se levanto con rapidez, vistiéndose con sus vestimentas habituales. Buscó algo donde esconder sus pertenencias, dentro de uno de los cajones del escritorio en el comedor encontró una mochila ligeramente maltrecha de tela. Dentro colocó todo el oro almacenado de su trabajo, el mapa de Cadoc, sus ropajes indígenas y lo poco que le quedaba de provisiones. Coloco sus dagas envainadas en su cintura, guardadas tras sus empuñaduras junto a un zurrón de agua. Comprobó el peso de la mochila, esta podía resistir bien aun con todo adentro. Si salía esta vez de su hogar seria para siempre, debía estar segura y al mismo tiempo, actuar con prisas antes de terminar sepultada bajo su techo. Las llamas del pajar pronto tomaron posesión de la madera que sostenía esta estructura, estas vigas de madera ya empezaron a caer antes de que Ferzan pudiese atravesar la puerta. Escapó de ahí dentro tan rápido como pudo, sacudiéndose las escasas cenizas que entraron en contacto con su ropa.

El rugido volvió a repetirse en la lejanía. Ferzan miro hacia la capital y vio no uno, sino varios dragones apostados en los cielos de Aleketh. Aquellas mágicas criaturas que antes conocía de cuentos infantiles ahora los podía ver con sus propios ojos desde bien cerca. Siempre había creído en ellos, y más aun después de pasar la frontera entre Garnalia Norte y Sur, cuando pudo ver el primero en persona pasando cerca de los Volcanes de los Dragones.

La guerra había comenzado. Los extraños rumores se habían hecho realidad.

Uno de los dragones que sobrevolaba Aleketh pudo incendiar su techo con un par de cenizas de una de sus llamaradas, si hubiese sido un impacto directo hubiera derribado la casa con suma rapidez pero no fue así. Además aquellos dragones parecían estar bien controlados por el momento, no derribaban hogares colindantes ni se lanzaban llamaradas entre ellos. Ferzan miro por un momento la tienda de campaña de su espía, vacía.

Ya de por sí, ella no era muy confiada con extraños, con el menos todavía.

¡Ferzan! – una voz la llamo a sus espaldas - ¡Tenemos que irnos de aquí, ya!

Cuando se dio la vuelta no respondió, su asombro fue demasiado para que pudiera asimilarlo tan rápido. Reconoció con rapidez sus cabellos rubios, su mirada pacifica, esos brazos fuertes que la sostenían cuando era tan pequeña. No había olvidado su rostro en todo este tiempo.

¿P… Pa-Papa? – después de dar unos pasos hacia su dirección, termino por acercársele con prisas. Estaba frente a él, toco su rostro, sus brazos, su tacto no le engañaba al palpar su piel, era real – Que estás haciendo aquí? Como sabes que…?

¡No hay tiempo ahora! Sígueme al establo y marchémonos de este infierno. Te lo contare por el camino.

Espera! – la exclamación de Ferzan le hizo detenerse – Porque me abandonaste tan joven en el bosque con toda esa gente? Sabes lo que he sufrido allí sola? Lo sabes acaso? ¿¡Porque lo has hecho?!

Las palabras de la salvaje denotaban una dolorosa verdad sobre su pasado. Tanto dolor acumulado había dejado a ambas partes en un pequeño silencio de apenas unos segundos – No podía dejar que tu madre descubriese lo que eres, lo siento… Ahora vámonos, Ferzan.

No fue por eso papa, se bien porque lo has hecho… - En la manada no solo se cuidan los unos a los otros, también se sufre, esto Ferzan lo sabía muy bien.

Pero esta vez, quien iba a sufrir era él.

Lo abrazó con fuerza, tomando su espalda con firmeza. Su respiración entre cortada llego a oídos de su padre. De manera liviana y ágil, tanto como la propia vida, antes de que este pudiera reaccionar, una de las dagas de Ferzan se desprendió de la empuñadura, dándole una fuerte puñalada al corazón…
avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Ferzan el Vie Oct 16, 2015 6:56 pm

Manejada por la ira y el rencor, no se había arrepentido de su cometido, mas se había sentido orgullosa de la reciente puñalada que había asestado a quien había considerado por unos momentos como su padre. La mano con la que empuñaba la daga no estaba manchada en sangre, sino en arena. La carne y la piel de aquello que estaba frente a ella se estaba disolviendo en cálida arena que recubrió parte de su extremidad.

Alejado de toda aquella escena, cerca de la casa en llamas estaba el encapuchado. Sus pasos se dirigían hacia la salvaje con lentitud, pensaba que su distracción unida al ruido provocado por el fuego al crepitar en la paja y la madera le serviría para esconderse de la evidente verdad que Ferzan tenía más que asumida a estas alturas.

Conocía bien a su padre, demasiado bien para haber estado con él tan solo desde su nacimiento hasta los seis años. Sabía perfectamente que podía ser un hombre claro y de pocas palabras, cuando lo vio aparecer se esperaba al menos una explicación, por muy breve que sea, antes de sacarla por la fuerza de allí. Siempre había ocultado su licantropía a madre, podía ocultarla durante muchos más años de la misma forma que ya lo hacía cuando Ferzan era pequeña, la razón de su abandono no tenía lógica. Después la silueta falsa de su padre se entretuvo mas en hacerla razonar que en sacarla de este lugar, cuando dejo bien claro que debían marcharse cuanto antes.

Ferzan le había mentido, no sabe la razón por la cual le abandonaron, su objetivo era comprobar cuál era la reacción de su “padre”. Lo que si sabía, era quien estaba detrás de todo esto.

Sin terminar de ver como la figura completa de lo que tenía enfrente terminaba por disolverse solo, mezclándose con el resto de la arena del desierto, se había dado media vuelta para encarar al responsable, contrarrestando su intento de puñalada trapera con el arma que tenia desenvainada - ¡Tu traición se puede oler a un kilometro de distancia! – exclamaba airada sin dejarse llevar por la ira, pues la incertidumbre también estaba presente en ella.

Aquel hombre sonrió, una sonrisa que no mostraba bondad alguna – Aleketh va a caer… Va a caer, va a caer, y con ella muchas vidas incluyendo la de nuestra ilustrísima princesa – extendió sus brazos en el aire como si se encogiera de hombros, dejando ver las dos dagas que portaba, mostrando su irremediable locura – Nunca me hizo caso, porque… ¡¿POR QUE?! Siempre estuve en contra de esta disputa… Sangre desperdiciada, vidas destruidas por intentar salvar algo que ya está perdido. ¡Me ha condenado! ¡Esa furcia me ha condenado para siempre! ¡Me ha condenado a vivir como un desecho social como tú, Ferzan, como tú! Todo por su avaricia insaciable…

La muchacha no quiso atender a sus discursos. Se acerco al encapuchado cuyo nombre e identidad real le eran un misterio todavía a estas alturas. Dejo que el acero respondiera por ella, respondiendo aquella persona de la misma forma – Quien coño eres tú, y de que conoces a mi padre? – preguntó al momento que ambos adversarios chocaron sus dagas entre sí, frente a frente.

Ahhhh, tu padre, tu padre… Si, el intento convencerme de que no lo hiciera – no se había quedado atrás con su fuerza física. Poco a poco fue ejerciendo mayor fuerza que ella durante el choque, provocando una separación entre ambos – Una mala idea, una mala influencia para el Sur de Garnalia… y tenía razón! Tu padre tenía razón en aquello, por no hacerle caso me encuentro en esta situación, sin un lugar adonde ir, sin riqueza que me acompañe… Fui su marioneta todo este tiempo, no me había dado cuenta, HASTA ESTE PRECISO MOMENTO EN EL QUE ME ENCUENTRO! – se había lanzado torpemente contra Ferzan, la cual había bloqueado con suma facilidad su ataque frontal hacia el vientre de la chica, propinándole una patada en el tobillo para hacerle caer al suelo. Sin darle oportunidad a incorporarse de pie, le había cortado en la muñeca con una de sus dagas. El dolor se apodero de aquel hombre, dejo caer la daga que sujetaba con esa mano y la salvaje la había apartado con una patada.

Resulta indignante que creas conocer a mi padre mas que yo. Intentabas engañarme, te pensabas que por liberarme de prisión iba a ser tu esclava de por vida – el hombre que tenia por un simple espía se levanto lo más rápido que pudo, cubriéndose la muñeca para evitar perder demasiada sangre. Se le había caído la capucha en aquel instante, su melena de color rubio ceniza y sus rasgos maduros no le fueron reconocibles a Ferzan. Tendría alrededor de cuarenta años, puede que incluso más – Si pensabas que yo salvaría tu miserable vida, te has equivocado de persona. Me has sometido a una vida bajo tus ordenes, ahora yo te castigare por ello – la joven se había vuelto más firme y tranquila respeto a sus palabras, a pesar de que no estuviera obrando del todo bien con aquel sujeto – Que sabes tú de mi padre?

Y que ganaría diciéndotelo? Voy a morir igual se supone, no? Que me darás a cambio de esa información? Una mejor vida en el otro lado? Odio a tu padre, no quiero ni recordar que siquiera existió esa persona, solo de pensar que ha tenido una hija como tu… me hierve la sangre solo de pensarlo! – Ferzan avanzó hacia él a paso rápido, con una daga por delante de su pecho – Alguien como tú, que lo único que hizo durante su vida fue vivir a costa del sufrimiento de otros. Si, esa es la clase de persona que eres! Un monstruo que se alimenta de lo que otros cosechan, como si fuera tuyo… BASTARDA! – le había visto venir de frente con un ataque demasiado previsible, un golpe descendente con su daga. Ferzan se echó hacia el lado donde tenía su muñeca malherida, agarrandole el brazo donde tenía la daga por la muñeca. La daga de Ferzan, ensangrentada por el corte a su muñeca, apuntó a su cuello. Ignorando si hizo bien o mal no dudo, en unos instantes le había cortado el cuello por la nuez.

No le mereció la pena razonar con un loco que no atiende a palabras. Respondió de la misma forma que el, con acero.

Dejo caer el cadáver de aquel que había estado manipulando su vida durante su instancia en este desierto. Uso parte de su vestimenta para limpiar la sangre impregnada de su arma, colocando el cuerpo boca arriba para cargarlo después de guardar sus dagas – He robado, he matado, he destrozado el futuro de muchas personas… pero lo hice para salvaguardar el futuro de muchas otras. Seas quien seas, descansa – Ferzan fue muy consciente de lo que ella misma había hecho en el pasado. Lo último que necesitaba es que alguien como él, como el hombre inerte que tiene en sus brazos, decida qué hacer con su vida en su lugar, como si se tratase de un objeto.

Había dejado el cadáver en la pared de su hogar consumiéndose bajo las llamas. Pronto el fuego llegaría al cuerpo, las cenizas le darían el descanso que se merece. Sin saber a ciencia cierta si había obrado bien con todo aquello, bajo al establo después de asegurarse que tenía todas sus pertenencias a salvo. Tomó uno de los caballos que antes dirigían su carromato, dejando atrás la Capital de Aleketh en plena guerra. Sea quien sea la princesa, la cual solo conocía por el nombre, si realmente es tan mala persona como dicen, se le castigara por sus pecados.

Ferzan se había convertido en una mujer libre, libre de las ataduras del pasado.
=======================================================================

Fin del hilo.
avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores extraños

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.