La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Ofrecimientos, caballos hiperveloces y rumbo a la Torre [Dakira]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ofrecimientos, caballos hiperveloces y rumbo a la Torre [Dakira]

Mensaje  Nienna Faëlivrin el Jue Ene 05, 2012 7:40 pm

¿Que por qué estaba allí? La verdad, no estaba muy segura. ¿Para qué quería yo un corcel? Ciertamente si que me servía y bastante. Si iba a caballo no tenía que agotarme usando teletransportación. Pero ¿Por qué había venido a Puerto Agnolia para conseguir un caballo? Muy fácil, cuando me dirigía por primera vez a la Torre aquí fue donde me compré a mi primera yegua. No había necesitado un rocín antes ya que vivía como guardia en el Palacio, y allí me prestaban caballos si alguna vez los necesitaba, como cuando me dirigí a Puerto Ewë para coger el barco que me traería hasta aquí. Como el animal no era mío y mi "padre" (el que yo creía que era mi padre biológico para ese entonces) que me acompañó hasta allí, se lo llevó consigo de nuevo a Palacio, pero me dio suficiente dinero para uno nuevo. No se que había pasado con aquella pobre yegua, así que no tenía más remedio que comprarme otro.
Perfecto, acaba de llegar un barco y seguro que traerá caballos élficos.
Me esperé a que se vaciara el navío y vi un elfo que llevaba varios corceles detrás, no me equivocaba. Me dirigí hacia él sin quitarme todavía la capucha de la túnica que me acreditaba como archimaga; me fijé en un caballo totalmente negro con los ojos verdes.
-¿Cuanto pide por ese?- le pregunté (en élfico) señalando al corcel negro. El elfo me contestó y yo asentí con la cabeza para indicarle que estaba conforme con el precio. Abrí la bolsita donde llevaba el dinero y saqué el correspondiente para pagarle.
Incliné la cabeza como despedida cuando me dio la cuerda a la que estaba atado y me alejé un poco. Le acaricié el cuello e hice aparecer una zanahoria en mi mano y se la di. Cuando se la acabó le transformé las cuerdas en unas cabezadas y riendas de cuero e hice aparecer una silla de montar también de cuero pero fina y sencilla. En la cabezada y en la silla había una placa de metal (en cada una) que ponía en élfico Eöl. Ese sería su nombre a partir de ahora.
Me subí a Eöl pero cuando iba a emprender camino tuve una sensación conocida, algo que siempre sentía cuando había alguien con dotes mágicas cerca. Cerré los ojos y los volví a abrir, mis sentidos dirigieron mi vista hacia un poco más allá de donde había descargado el barco. Me bajé de mi corcel y me acerqué a ella quitándome la capucha antes de llegar ante ella. Era una elfa más o menos de mi edad.
-Perdona, pero tú tienes dotes mágicas ¿No es así?-Le pregunté en nuestra lengua.

_________________

avatar
Nienna Faëlivrin
Cuenta inactiva

Nombre : Nienna Faëlivrin
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva, Kin-Shannay
Rango de mago : Archimaga
Rango de guerrero : Guerrera Angelical
Clase social : Noble, Princesa del Reino Élfico
Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 03/01/2012
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ofrecimientos, caballos hiperveloces y rumbo a la Torre [Dakira]

Mensaje  Kirah Lockheart el Jue Ene 05, 2012 10:29 pm

¿Donde estoy? Vale, no tengo sentido de la orientación, pero nunca habia estado tan perdida. Miré a mi derecha y luego a la izquierda, buscando algún indicio que me llevara hasta la tienda. Nada, estaba perdida. Con frustración, me senté sobre un banco que habia cerca, pensando en que hacer a continuación. Me quité la capucha que le cubría la cabeza, para que la brisa me revolviera suavemente el cabello. Rapidamente volví a taparme el rostro con la capucha. Si alguien me reconociera seria nefasto. Aun estoy demasiado cerca de lo que antes habia llamado hogar como para sentirme a salvo. La túnica que llevaba probablemente llamaba bastante la atención, pero era mejor que ir con el rostro al aire y correr el riesgo de que me reconocieran. No estoy segura, pero puede que mi padre haya mandado gente a buscarme, después de todo soy su única hija. Aunque me habria sentido bastante halagada si él hubiera mandado a sus sirveintes a buscarme, prefiero que no lo haga. Habria sido la unica prueba de amor paterno que ha mostrado, pero ha tenido tiempo de sobra para mostrarme afecto. Sin darme cuenta, me puse a refunfuñar por lo bajo. A veces me pasa que me pongo a hablar sola, o a pensar en voz alta.

Un hombre salió de una calle cercana llevando a un caballo por las riendas, perdón, Yegua. Eso llamó mi atención, ya que yo buscaba especificamente una tienda donde comprar una montura veloz. Puesto que no tenia nada mejor que hacer, me asomé al callejón. Un gigantesco cartel de madera estaba colgado en medio de la calle. Decia claramente "El pony trotador, compra y venta de caballos". Ya podian haber puesto el cartél más visible, pero bueno, quejarme no me sirve de nada. Me adentré en la tienda, admirando a los magestuosos animales que tenian expuestos. Abrí mi bolsa de viaje y conté el dinero que llevaba encima. Ahora es cuando se le agradece a tu padre el hecho de aumentarte la paga. Al escaparme de casa, fuí lo suficientemente inteligente de llevarme mis ahorros. Podria comprarme un caballo y llegar a mi destino antes. ¿Que destino? Si aún no tengo ninguno. Bueno, irme lo más lejos que pueda de mi casa, pero no tengo dirección especifica. Me di una vuelta por las instalaciones, analizando todos los caballos, y al mismo tiempo recordando lo que antes habia sido mi hogar. Un caballo en particular llamó mi atención. Era de color marrón y tenia una mancha blanca en la frente, a juego con sus patas. Sus crines eran de un color más claro y sus ojos, uno azul y el otro marrón. Este hecho me pareció gracioso, con lo cual decidí llevarmelo. Resultó ser yegua, y algo más cara de lo que tenia previsto, pero bueno, un capricho se lo puede permitir cualquiera. -Naminé, ese será tu nombre- Le susurré mientras le acariciaba el lomo. En lengua élfica, Naminé significa buena suerte y fortuna. Me perceió un nombre adecuado para mi nuevo corcél. La yegua pareció estar de acuerdo, porque relinchó de alegria.

Miré a mi al rededor, en busca de algun sitio donde poder conseguir una silla y unas bridas. Una elfa a mis espaldas, hizo aparecer una silla en su corcel, como por arte de magia. Mi sorpresa fue tal, que me quedé enbobada observandola. La magia me fascinaba, er algo tán especial y bello. Mi sueño es convertirme en una maga, pero claro, eso solo funciona si tienes un don para ello. Yo, claro esta, no soy nada fuera de lo común, bueno, en realidad si lo soy, pero no se usar la magia. La maga se acercó a mi. Tendria mas o menos mi edad. Me sorprendió su capa dorada ¿Una archimaga? Imposible, no estaria en un lugar como este. Podria simplemente teletransportarse. Si, he eido muchos libros de magia y se grán cosa acerca de su historia y sus hechizos. Lo que me dijo la joven desconocida me sorprendió. -¿Yo? ¿Dotes mágicas?- La miré con cara de sorpresa, como si acabara de ver un fantasma. Claramente me estaría gastando una broma. Me habria hecho mucha ilusión si fuera real, pero no, no es posible que yo me convierta en maga. Desde luego me habria gustado estudiar en una de las escuelas de hechiceria, ya que actualmente no tenia ni casa, ni familia, ni mapa. Estaba perdida. -No lo se, nunca me he considerado una persona con dotes mágicas.- Le contesté con calma. La mirada seria de la archimaga me hizo dudar. -¿esto va en serio?- Me atreví a preguntarle. -de verdad... ¿De verdad puedo usar la magia?-

Naminé, mi yegua:

_________________
avatar
Kirah Lockheart
Cuenta inactiva

Nombre : Kirah Lockheart
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Pueblo llano, Cazadora
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ofrecimientos, caballos hiperveloces y rumbo a la Torre [Dakira]

Mensaje  Nienna Faëlivrin el Sáb Ene 14, 2012 8:29 pm

Alcé las cejas con sorpresa al escuchar su respuesta, aunque bien pensado no era tan raro que no supiese sobre sus dotes, la pregunta era, entonces, qué hacía aquí una elfa de su edad y siendo de la nobleza, había vivido toda mi vida rodeada de la familia más noble, La mía recordé, y prácticamente no me costaba diferenciar entre la peble y familias de renombre.
-Sí que va en serio, sí-dije con una sonrisa en el rostro. Extrañamente, me recordaba un poco a mí, solo que ella parecía ilusionada por tener magia por motivos muy distintos a los míos, que eran que al fin conseguiría dominar a la bestia que me dominaba en las noches de luna llena.
Realmente me había costado mucho conseguir mi objetivo, gracias en parte a Cres, aquella noche de plenilunio en que lo ataqué, él me animó para que no me rindiera, aunque solo me dijese que incluso a los magos más poderosos se les resistían algunas cosas, pues aquella vez yo ya era archimaga y no había avanzado para nada en mis propósitos.
Cerré los ojos un momento para volver a la realidad y volví a sonreír, esta vez más ampliamente.
-¿Nunca has hecho nada o ha pasado algo a tu alrededor, por mínimo que fuese, que te pareció fuera de lo normal?-le pregunté mirándola. Mientras le decía eso, me acerqué a su yegua y le hice aparecer las bridas y la silla, aunque un poco más elegantes y femeninas que las de Eöl- Seguro que sí, mi instinto nunca falla-solté una breve carcajada-. Y las bridas y la silla son un regalo.- dije guiñándole el ojo.

_________________

avatar
Nienna Faëlivrin
Cuenta inactiva

Nombre : Nienna Faëlivrin
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva, Kin-Shannay
Rango de mago : Archimaga
Rango de guerrero : Guerrera Angelical
Clase social : Noble, Princesa del Reino Élfico
Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 03/01/2012
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ofrecimientos, caballos hiperveloces y rumbo a la Torre [Dakira]

Mensaje  Kirah Lockheart el Dom Ene 15, 2012 6:07 pm

La respuesta afirmativa de la elfa me dejó sin palabras. No podia creermelo. ¿Yo? ¿Una maga? Sonaba bien. -(Dakira la archimaga)- Bueno, eso era exagerar un poco. -Pues... A veces me pasaban cosas raras. Hay veces que el agua parece obedecerme.- Le contesté con timidez. Cualquier persona me habria tomado por loca, pero esa joven me inspiraba confianza. Para mi sorpresa, hizo aparecer una silla y unas bridas en mi yegua. Le quedaban perfectas. La silla era de color negro con algunas decoraciones en blanco y plateado. Las bridas, también negras, tenian unos pequeños bordados élficos en los bordes. -Increible...- Dije, sin poder salir de mi asombro. -Muchisimas gracias-.

La miré con los ojos brillandome de ilusión. -¿Significa esto que puedo aprender magia?- Pregunté. Me fijé de nuevo en su capa dorada, que resplandecia con los rayos del sol. En ese momento empecé a admirar a mi acompañante. No parecía mucho mayor que yo, y sin embargo ya era archimaga. -¿Tu Podrias enseñarme?- La elfa me habia caido muy bien, y me habria encantado que fuera mi maestra. Pero claro, si yo estudiara magia deberia hacerlo en la Torre. La escuela en el reino élfico estaba demasaido cerca de lo que habia sido mi hogar, y alli corria el riesgo de que mi padre me encontrara. Al pensar en mi padre, la tristeza se reflejó en mi rostro. -Yo... No tengo a donde ir.- Dije en voz alta sin darme cuenta. Los tristes recuerdos de mi infancia comenzaron a asaltar mi mente. Con un tremendo esfuerzo, los ignoré.

_________________
avatar
Kirah Lockheart
Cuenta inactiva

Nombre : Kirah Lockheart
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Pueblo llano, Cazadora
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ofrecimientos, caballos hiperveloces y rumbo a la Torre [Dakira]

Mensaje  Nienna Faëlivrin el Dom Ene 22, 2012 6:57 pm

Me agradeció lo de las bridas y yo le dije que no era nada.
Sonreí divertida, parecía que quería pero no podía creérselo.
-Sí que puedes-le dije aún con la sonrisa contenta de que estuviese ilusionada-, pero lamentablemente yo no puedo enseñarte ya que no soy maestra de ninguna de las escuelas.
La miré cuando dijo que no tenía donde ir con una sonrisa triste.
-Tranquila, la escuela se convertirá rápidamente en un nuevo hogar para ti- dije poniéndole una mano en el hombro y sonriéndole alentadoramente-. Antes había cuatro escuelas, pero la Escuela del Sol Poniente, la del Desierto Eterno, quedó destruida por causas que ahora no recuerdo; así que tienes tres opciones: la Escuela del Bosque Dorado, la Escuela del Lago de la Luna y... La Torre- nombré la mía después de una breve pausa, quizás para darle importancia, quizás para darle un aura de misterio, quién sabe.
-Si has venido hasta las tierras humanas tu sola y dices que no tienes ningún sitio donde ir, he de suponer que estás huyendo, así que tranquila, descartamos el Bosque Dorado. Ahora bien, puedes elegir: ¿La Torre o el Lago de la Luna?- le pregunté mirándola- Yo misma estudié en La Torre junto con mi hermana, la Princesa Aliwen. Ella también es archimaga, al igual que Narshel, la Señora de La Torre; y el edificio es precioso, es como una aguja que se alza sobre los árboles del Valle de los Lobos- recordé las vistas que se veían desde las almenas-. La escuela del Lago de la Luna no tengo el placer de conocerla, así que no te puedo dar una opinión, solo sé que el elemento de esa escuela es el Agua, así como el de La Torre es la Tierra y el del Bosque Dorado el Aire. Tuya es la decisión de dónde realizarás el aprendizaje de la magia hasta que consigas ser una maga consagrada.

_________________

avatar
Nienna Faëlivrin
Cuenta inactiva

Nombre : Nienna Faëlivrin
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva, Kin-Shannay
Rango de mago : Archimaga
Rango de guerrero : Guerrera Angelical
Clase social : Noble, Princesa del Reino Élfico
Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 03/01/2012
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ofrecimientos, caballos hiperveloces y rumbo a la Torre [Dakira]

Mensaje  Kirah Lockheart el Lun Ene 30, 2012 10:53 pm

La respuesta de la elfa fue bastante decepcionante. ¿No podia ser mi maestra? Mi sonrisa ilusionada se transformó en una muece de decepción, pero que supe ocultar gracias a la estricta educación de mi padre. Mencionó unas cuantas escuelas de hechiceria, las cuales yo conocia todas. La torre... Esa era la que mas me atraia. Siempre me habia fascinado ese aura de misterio y elegancia que rodeaba esa escuela. -¿En la torre hay humanos, cierto?- Pregunté con una sonrisa. No tenia pensado ir a la escuela de los elfos de todas formas. Estaba demasiado cerca de mi antiguo hogar. Y la otra... simplemente no me atraia. -¡Quiero ir a la torre!- Exclamé con ganas. El siguiente comentario me sorpendió. ¿Como sabia la archimaga que yo estaba huyendo? Preferí no seguirle la conversacion por ahi, ya que era doloroso pensar en ello. Lo siguiente me sorprendió aun mas. ¿La hermana de la princesa? ¡Imposible! -¿Eres la princesa?- Pregunté a un volumen demasiado alto. Inmediatamente me disculpé por mi poco disimulo. Escuché con atención mientras me describia detenidamente las diferentes escuelas. Eso no me hizo cambiar de opinion: La torre seguia siendo mi destino. -¡Quiero ir a la torre! Pero... No se como ir- Respondí cabizbaja. Acaricié la silla de Naminé y me subí de un salto. -¿Podrias indicarme como llegar?- Pregunté esperanzada.

_________________
avatar
Kirah Lockheart
Cuenta inactiva

Nombre : Kirah Lockheart
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de primer grado
Clase social : Pueblo llano, Cazadora
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ofrecimientos, caballos hiperveloces y rumbo a la Torre [Dakira]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.