La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Entrenando en el valle[Libro de la Tierra]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrenando en el valle[Libro de la Tierra]

Mensaje  Elamay el Jue Ago 27, 2015 3:33 pm

Primer Día

Había decidido empezar a entrenar y a estudiar el libro de la Tierra después de la iniciación al lugar.
Después de haber estado estudiando el libro, decidí que iba a poner a prueba mi conocimiento. Para ello había decidido ir al Valle de los lobos ya que había bastante vegetación, riachuelos y animales. No tenía miedo de encontrarme a un lobo(obvio),aunque por el día no solías ver a casi ninguno.

Seguí caminando por el camino por mi libro en las manos y un gran pañuelo de color naranja para poder descansar una vez hecho algún hechizo complicado.
Decidí no quedarme en la misma explanada ya que aunque se suponía que había un campo de seguridad, no me fiaba del todo;así pues me quedé en un lateral donde cerca había un riachuelo.Iba con ropa cómoda, una camisa de color blanca y unos pantalones cortos normales,había decidido no llevar la túnica, me incomodaba un poco.

Estiré el pañuelo en el suelo y puse el libro encima.Lo abrí por la página donde indicaba el primer hechizo;había decidido que iba a ir por orden del libro en cuanto a hechizos.

Los primeros hechizos eran de ataque, y entre ellos el primero era Lanzas Edáficas

Este hechizo consistía en hacer brotar del suelo unas especies de espinas que volvían por si solas al suelo.
Me puse en cuclillas y puse ambas manos en el suelo.Empecé a mandar energía mágica hacia esa parte y pronuncié las runas.

LindurYeferNänXénEwë

Me levanté y aparté rápidamente para que no me diesen aunque sin éxito. No sabía que había hecho, pero aquellas espinas se hicieron de unos 2 m de altitud. Una me rozó el hombro aunque gracias a la manga corta, se quedó en un roce. Poco a poco fueron  volviendo de su sitio. Me quedé impresionada, era la primera vez que hacía un hechizo serio.
Me animéasí que fui directamente a por el segundo hechizo.

El siguiente era Golpe de Tierra

Consistía en elevar una pequeña porción del terreno y lanzarla. Aquel hechizo también era sencillo así que repetí el mismo movimiento de antes y pronuncié las runas:

YeferEwëTótHirùl

Me fui levantando poco a poco con un pequeño terreno de tierra(no más grande que mi cabeza) y fui moviéndolo en el aire con ambas manos. Solamente tuve un movimiento como si estuviera empujando alguien y el montón de tierra se dirigió hacia esa dirección.

Satisfecha por el resultado, seguí con el libro. El siguiente era Fosa. Este hechizo no lo podría practicar sola ya que si lo intentaba me agotaría toda la energía.

Podría descansar después de intentar ejecutar este hechizo.- dije emocionada.

Volví a poner la misma postura de antes, ya que ambos hechizos eran prácticamente iguales.En este pensé las runas en mi cabeza y fui esparciendo mi energía por más terreno y al levantarme empecé a hacer fuerza para hacer levitar el radio de tierra que había marcado. Después de 5 minutos, todavía no lo había conseguido y me estaba agotando. Puse más empeño y concentración y logré ver que la tierra poco a poco se estaba levantando. Me salió una sonrisa en el rostro pero de repente, me empezaron a temblar las piernas, los brazos, las manos,...todo. Mis parpados decidieron cerrarse y mi cuerpo cayó al suelo inconsciente de cansancio.

Después de un buen rato, cayendo la tarde me desperté. Estaba tumbada en el suelo y tenía los brazos entumidos por la postura. Me levanté poco a poco y fui gateando hacia el pañuelo donde estaba el libro. Empecé a leer y leí que cualquier persona que no fuera una maga consagrada, se desmayaría ya que se le acabaría toda su energía.
Demi boca salió una palabra mal sonante y me puse de pie. Cogí el libro y el trapo y me dirigí a la Torre, concretamente a mi habitación, a descansar y a seguir con el entrenamiento al día siguiente.

Segundo Día

Después de ponerme una camisa de color gris y los mismo de pantalones, de coger una mochila con comida y agua, el pañuelo y el libro, me encaminé hacia el mismo sitio donde había estado entrenando.
Cuando llegué, estiré el pañuelo, puse encima el libro y la mochila, y me recogí el cabello con una coleta negra.

Abrí el libro por donde lo había dejado y me encontré con aquel hechizo...Pasé las páginas y me encontré con la siguiente sección:Hechizos de restauración,protección y mimetización.El primer hechizo era Regeneración.Consistía en que te podías sanar cualquier herida superficial como un arañazo o un corte. Si se quería curar una herida más grabe se tendría que emplear más energía de lo normal.''Para este hechizo tendría que dañarme...''-pensé.No lo dudé.Dije las runas del hechizo de las lanzas y enseguida salieron las raíces hacia el cielo.Me puse al lado voluntariamente para que alguna me rozara.Efectivamente, una pequeña 'cuchilla' me raspó el hombro izquierdo el cual, de la herida, empezó a salir un poco de sangre.
Mientras las raíces volvían a enterrarse, yo me senté encima del pañuelo con las piernas dobladas entre sí. Me puse la mano derecha encima del raspón y dije medio susurrando las runas:

SaselAshNänAshEwë

Al principio tenía los ojos cerrados para concentrarme mejor pero poco a poco fui abriendo los ojos para fijarme como la herida poco a poco iba desapareciendo. Si pudiera ponerle color a aquel hechizo, hubiera dicho que sería verde, ya que me imaginaba como un hilo color verdoso por mi hombro.
Cuando vi que el hombro tal y como estaba antes, dejé que el hechizo se disolviera.Había sido más rápido de lo que pensaba.Empecé a imaginarme en la Torre, en una habitación llena de artilugios y ungüentos de todas las clases, ayudando a los que se hacían heridas.Me gustó bastante la idea, aunque había muchos tipos de magia que quería especializarme.

Después de un rato fantaseando con mi futuro, bebí un poco de agua y me levanté.Pasé de hoja y el siguiente hechizo era Corteza Ancestral.Trataba de que podías transformar tu piel en la corteza de un árbol, tanto para camuflarte como para resistir a los golpes. Este hechizo lo encontraba bastante útil, sobretodo por mi piel.Llevaba los golpes bien, pero mi piel siempre reaccionaba mal.
Esta vez no tocaba nada, dejé las manos colgando y empecé a imaginarme como un hilo verde por todo mi cuerpo.

BehvIakReveChahlHirùl-dije en voz alta.

Estuve como unos 15 minutos para que funcionara este hechizo.Lo que había intentado directamente era cambiar toda la piel de mi cuerpo a la vez pero me había sido imposible.De todo mi cuerpo, solo se transformaron mi cuello, mis dos brazos, mi espalda, el gemelo derecho, y en partes la barriga.
Descansé un poco porque me había sofocado y volví a intentarlo.

Estuve una hora entera con esa rutina hasta que en un último esfuerzo, casi toda mi piel se transformó en corteza de árbol.Mientras mantenía una enorme concentración para mantener aquella piel, me fui observando.Las piernas, los brazos, el pecho, la espalda,...todo;excepto la cara.
Me sentí orgullosa aun así.Dejé que el hechizo se disolviera y observé como rápidamente la corteza se volvía mi piel blanca.

Decidí volver a descansar y aprovechando, comí la comida que me había traído y leí lo siguiente que me tocaba.Esta vez sería el hechizoAntídoto.Como su propio nombre indicaba, el hechizo trata de que con un bol y unas pocas hojas del árbol que sea, creabas un antídoto para cualquier veneno simple diciendo las runas.Me quedé pensativa.

Este hechizo no lo podré realizar.No tengo ni bol ni ningún veneno simple que curar.-dije un poco molesta.

Una semana antes, cuando estaba estudiando, fui a la biblioteca y cogí varios libros sobre envenenamiento y tipos de venenos para estudiarlos.Quería saber que tipos de venenos podía curar con aquel hechizo y, aunque pareciera mentira, podía curar bastantes de ellos.
Seguí pasando las páginas hasta llegar a otro hechizo.Este ya era de otra sección:Hechizos de empatía con animales y plantas.Esta sección era mi favorita del libro. El primer hechizo que tocaba era nada más y nada menos que Tranquilizar a lo animales, al que le seguía Escuchar la voz de un animal.Estaba muy ilusionada, pero decidí dejarlo para el siguiente día.Me encontraba cansada por el hechizo de transformación.Tampoco quería practicar todo los hechizos en un día.

Tras decidir dejarlo para otro día, recogí todo y me dirigí a la Torre.

Tercer Día

Volví a hacer la misma rutina que estos dos días y me dirigí al Valle de los Lobos.
Cuando llegué, dejé todo en el suelo y empecé a estirarme un poco.Decidí practicar los hechizos aprendidos anteriormente para entrenarlos.

Una vez entrenados,volví a coger la mochila y el libro y me adentré en el bosque.Estaba contenta porque ahora tocaban los hechizos de Tranquilizar a los animales y Escuchar la voz de un animal.Estaba ansiosa por esta parte de hechizos y del libro.
Mientras caminaba, empecé a oir un leve chillido agonizante. Me dirigí corriendo hacia él y cuando llegué al causante de aquel ruido, me tapé la boca con ambas manos.Se trataba de un pequeño cachorro de lobo que estaba atrapado en una trampa.Seguramente durante la noche habría caído en ella y habría estado agonizando de dolor.
En este caso me resultaría más fácil ya que se trataba de un lobo.Me puse a 4 patas y me fui acercando poco a poco hacia él.
Empecé a acariciarlo y poco a poco, empecé a susurrarle en el oído.

Shhh,tranquilo,ya pasó todo, estoy aquí contigo...KhuOblêvHirùl-le susurré mientras lo acariciaba.
El hechizo parecía ser que había funcionado ya que el lobo empezó a lamerme la cara.Con fuerza le quité la trampa,lo cogí con ambas manos mientras le susurraba para que no se alterara, y le di una patada con ira al cachivache. Lo acuné en mis brazos y le dije:

Tranquilo, te vas a poner bien.

Le puse una mano encima de la pata ensangrentada y empecé a recitar el hechizo de Regeneración.Enseguida, la pata del lobezno volvió a como era antes.
Lo dejé en el suelo y el lobo empezó a correr alrededor mía alegre.Empecé a reírme por la situación. Le dije que se acercara, y aprovechando la situación, empecé a fijarme en él, en sus movimientos, en como me miraba,...
Estaba poniendo en práctica el siguiente hechizo.Creí que lo estaba haciendo mal pero cuando el lobo, antes de irse corriendo por el interior del bosque me ladró un ¡Gracias!.No sabía muy bien porqué, pero me ilusioné muchísimo y empecé a dar saltos como una loca.

Volví a donde solía ponerme para entrenar ya que ya no necesitaba estar dentro del bosque.Pasé las paginas y los siguientes hechizos eran Comprender a una planta y Comunicarte con las plantas y animales.Enseguida me di cuenta que con lo que me había pasado con aquel lobito, se podría decir que nos habíamos comunicado.
Me acerqué a una pequeña flor que había por allí y lo toqué con ambas manos.Cerré los ojos y al segundo, en mi cabeza empezaron a aparecer imágenes de como se reproducía, afloraba y germinaba esa misma flor.Me estaba mostrando como recogía surtidos para sobrevivir mediante sus raíces y la tierra.Me quedé fascinada.

El siguiente hechizo podría decirse que era el más difícil del tema, se trataba de Sentir la vida;un hechizo con el que podías toda clase de vida alrededor tuya y dependiendo de cuanta energía emplearas, esta especie de área aumentaría.
Me senté en el pañuelo con las piernas dobladas entre sí y puse mis brazos encima de mis piernas.Cerré los ojos y en mi cabeza pensé en las runas''KhuVèthEwëTótIak'' Empecé a imaginarme como ese hilo verde  empezaba a esparcirse en forma circular partiendo del centro que era yo.
Notaba como iba creciendo poco  a poco y también como me topaba y sentía las diferentes vidas como plantas y animales.Cada vida tenía un color, la de las plantar era de color marrón y la de los animales eran de color azul.Percibí tres elementos cerca del riachuelo,seguramente unos niños jugando en la orilla.Me aparecía de color rojo.
Poco a poco,fui disolviendo el hechizo y el círculo fue volviendo a mi otra vez.Me quedé cansada después de aquello.

Creo que me he pasado...me he emocionado y lo he ido ampliando más y más sin querer-dije en alto con cansancio.

Descansé un poco comiendo y estirándome en el pañuelo. Volví a coger el libro y empecé a leer los siguientes hechizos.
La siguiente sección era Animar objetos,crecimiento y transformación.Este tema también me interesaba, sobretodo en el tema de transformación.
El primer hechizo era Animar objetos sin vida.Tenía que tener una imagen clara del objeto y decir las runas en alto para del 'vida'.Pensé en la trampa a la que pateé pero me decidí por las cosas dentro de mi mochila.Cogí una manzana que había dentro y empecé a mirarla.Cerré los ojos y me imaginé esa misma manzana y dije en voz alta las runas:

LindurAshDòhEwëKhu

Volví a abrir los ojos y la propia manzana empezó a moverse por sí sola.Empezó a saltar y de repente, salió rodando de allí con velocidad, a lo que me quedé boquiabierta.
No le di más vueltas y empecé a leer el siguiente hechizo.Se trataba de Hacer el crecimiento de las plantas más veloz.Como su propio nombre indicaba, se trataba de que con ambas manos,tenías que tocar la tierra y tras decir las runas, cualquier semilla iba a crecer bastante alto.
Me levanté para ir a un trozo de tierra alejado de mi sitio y puse ambas manos en el suelo.A continuación,pronuncié las runas en alto:

UvLindurEwë

Al segundo,empezaron a crecer hierbajos, flores e incluso árboles a lo que tuve que apartarme enseguida ya que me darían.Me quedé impresionada de como en estos día me resultaba tan fácil esta clase de magia,aunque observándolo mejor,no habían crecido mucho al apartarme enseguida.Igualmente,me quedé satisfecha con el resultado.Ahora había un rincón con más flores y árboles de lo normal.
Volví al libro a por el tercer hechizo pero me lo pensé mejor y decidí dejarlo para el siguiente día.No había prisa.
Recogí mis cosas y me fui.

Cuarto Día

Me vestí,recogí la mochila y el libro de magia y me encaminé hacia el valle.
Cuando llegué me llevé una grata sorpresa ya que estaba lleno de ciervos.Llevaba yendo todos estos días y nunca los había visto corretear por este valle.Dejé las cosas en el suelo y me fui acercando poco a poco.Fueron huyendo poco a poco hasta que se quedaron tres.Me estaba acercando  uno que me estaba mirando y comiendo a la vez.Las orejas las estaba moviendo a cada paso que hacía;estaba tranquilo pero atento.

No te quiero hacer nada...-le dije con un tono normal.

Estábamos a diez centímetros,con lo que levanté la mano para tocarlo.Él retrocedió un poco y yo me eché atrás.Estaba empezando a entenderlo.Notaba seguridad en él.Volví a levantar la mano y le acaricié el lateral del cuello peludo.Se dejó.Cuando me eché para atrás, el se dio media vuelta y se marchó.

Una vez colocado todo,volví a coger el libro,donde observé que me quedé en el hechizo de Transformar algo en otra cosa.Consistía en que pensaras en un objeto y decir las palabras arcanas.Miré a mi alrededor y vi una roca medianamente grande.Me senté delante de ella y empecé a mirarla.Después de concentré y puse las manos delante.

AshNänUvReveZyn

Pasados unos minutos,todavía seguía igual.Me estaba costando más de lo habitual.Tenía en mente la piedra y la estaba convirtiendo en mi cabeza en un muñeco de juguete como los que tenía mi hermano,''mi hermano...''.Al pensar en mi hermano,la idea de la piedra desapareció y provoqué un gran agujero en la piedra.El trauma del lobo había sustituido todos lo buenos momentos que había tenido con mi hermano y lo había reducido a eso...decidí descansar aunque todavía no eran ni las diez de la mañana.Descansé una media hora y seguí con el hechizo.Logré moldear un poco la roca,pero sin éxito.Era con el primer hechizo con el que me atascaba tanto tiempo.Llevaba como más de una hora en ello y no lo conseguía.''Tal vez no esté hecha para la transformación...''-dije desanimada.Así nunca iba a controlar a la loba.
Removía la cabeza de un lado a otro y empecé a pensar positivamente.Lo lograría,solamente estaba teniendo un obstáculo.
Me pasé al otro hechizo para renovar y el siguiente era Modificar el peso de un objeto,y como su propio nombre indica,se trata de que el objeto aumente o disminuya su peso.
Cogía una piedra pequeña y comencé a decir las runas de aumento.

ReveAshDòhEwëIak

Empecé a notar como esa magia verdosa entraba dentro de la piedra más y más hasta el punto que no podía sostener aquella piedra ni con ambas manos.La dejé caer y se oyó un gran estruendo cuando la roca cayó al suelo.Ahora provocaría lo contrario.Mirando la piedra,dije las propias runas:

IakVèthOblêvDòh

Pasó unos 30 segundos y es cuando decidí coger la piedra.La cogí sin ningún problema,es más,pesaba menos que en su peso real.Me sentí orgullosa porque parecía que no me había estancado.
Volví al hechizo de antes con la misma piedra y volví a intentarlo.Después de una media hora, conseguí formar un muñeco bien formado.Me sentí orgullosa de nuevo.Lo toqué con un dedo,y lo hice menos pesado.Lo cogí y lo guardé en la mochila de recuerdo.
Volví a coger el libro y pasé las páginas.Quedaba el último tema;el último tema y podré presentarme a la prueba de primer nivel de magia.
Decidí practicar los últimos hechizos que había hecho,sobretodo el de transformación.Estuve toda la tarde descansando y siguiendo practicando los anteriores hechizos ya que no solo es aprender nuevos hechizos,también es el reforzarlos y mejorarlos.
Después de un duro día de trabajo y esfuerzo,me volví a la Torre.

Quinto Día

Prepara y más pronto de lo habitual,me dirigí las Valle de los Lobos.Suponía que estos últimos hechizos iban a ser más difíciles ya que los había estado estudiando la semana pasada.
Cuando llegué,abrí el libro y empecé por el último tema;Elementales de Tierra...el tema más difícil del libro.
Estaba preparada,así fui directamente a por el primer hechizo;El elemental del Bosque.Consistía en crear un ser que es mitad árbol y mitad hombre.Este,al ser invocado, te defendería y al instante de crearlo podría crear un pequeño bosque.Por aquella razón me había despertado más temprano de lo habitual.Estaba en una parte desierta del valle,donde no había nada.
No sabía muy bien como comenzar este hechizo pero aun así,me acerqué a un árbol medio y lo toqué con una mano.Empecé a decir las runas:

IakAshDòhIak

Empecé a notar como algo dentro del árbol empezaba a moverse y a cambiar.Observé como todo el árbol se moldeaba y pegado a él empezaba a salir un bulto de madera.Puse la otra mano en el árbol porque notaba como que necesitaba más fuerza.Aquel bulto un poco más alto que yo,empezó a moldearse.Poco a poco,averigüé en él una forma humana.
Paso una media hora para que acabase y fuera completa.Lo observé detenidamente.No tenía ojos,ni boca,ni nariz.Toda su forma era como la de un humano pero hecho de madera.Lo toqué con una mano en el pecho y noté que no tenía corazón,pero había algo que sí se movía.Me aparté de él y le dije que me siguiera,y este me siguió.Intenté hablar con él pero no me respondía.Le dije que se podía marchar,y él,se marchó.A lo que me voy a girar para volver, de repente oigo un ruido extraño.Me giro y veo como varios arboles van creciendo en aquel rincón solitario.Seguramente sería obra del hombre árbol.

Volví con mis cosas y miré el siguiente hechizo que seguía.El Duende de las Flores.
Consistía en tener en tus manos una flor cualquiera y diciendo las runas convenientes, se crearía a un ser con piernas y brazos y de estatura unos 30 cm.Solían servir para mensajería,aunque necesitan vegetación para ello.

Arranqué cualquier flor que había por allí, una flor blanca, y la sostuve entre ambas manos.

AshOblêvBehvOblêvSasel

Después de una media hora,conseguí crear un mini ser con los pétalos de la flor como cuerpo y las raíces como articulaciones.Lo dejé en el suelo y se quedó quito o quieta,no estaba segura si siquiera tenía un sexo,al lado mia.
Descansé un poco y seguí con el siguiente hechizo.El lobo del Rosal consistía en que a partir de una rosa cualquiera,creabas a un lobo...el cual su cuerpo era un matorral de rosas.Este hechizo me tenía intrigada.Para este hechizo venía preparada,le pedí de antemano al jardinero de la Torre que me diera una rosa por la mañana si era posible, a lo que este me dio una rosa blanca.
La saqué de la mochila, y de la bolsa en la que estaba metida para protegerla.
La dejé en el suelo y la toqué con ambas manos.Empecé a imaginarme a un lobo de color blanco puro con rosas blancas por todo su peludo pelo.

ReveSaselAshIak

Después de otra hora, logré crear al lobo.Di unos cuantos pasos hacia atrás y observé mi obra.Era un lobo precioso,tal blanco y puro que te hacía daño mirarlo;y aquellas rosas tan perfectas como la tenía en mis manos.El lobo se me quedó y le respondí sonriendo:

Puedes irte.

Y se fue adentrando poco a poco por el bosque.
Descansé porque ese hechizo me había costado lo mio y después de otra hora,volví a coger el libro.Solo quedaba un hechizo,Gólem de Piedra.Como indicaba el nombre, se trataba de formar un gólem de piedra .
Empecé a imaginarme a un gólem de piedra y empecé a decir las runas.

PùtherEwëTótReveAsh

Después de una media hora(extrañamente me había costado menos que el lobo)conseguí crear un gólem perfecto.
Me quedé pensativa.Había terminado el entrenamiento.Podría asistir a la prueba.Decir utilizar dos días más para reforzar los hechizos y presentarme.

Sexto y Séptimo Día

Aquellos dos días estuve entrenando todos los hechizos,de principio a fin,pero sobretodo los últimos que había entrenado.Me quedé prácticamente todos esos días hasta muy tarde y perfeccionarlo. Ahora si,ya estaba lista.

TERMINADO

_________________
Spoiler:

De peque
avatar
Elamay
Licántropa humana

Nombre : Elamay Buttercup
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Clase social : Pueblo llano-Burguesia
Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 15/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.