La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Ficha de Seath

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Seath

Mensaje  Seath el Mar Oct 27, 2015 6:58 pm

~ Seath el Descamado ~


~ Datos personales ~


Nombre y apellidos: Seath "el Descamado"
Edad: 18 (apariencia)
Sexo: Masculino
Condición vital: Vivo
Bando: La Diosa
Raza: Humano (anteriormente dragón)
Profesión: Aprendiz de magia
Escuela: La Torre
Clase social: Pueblo llano.



Gustos y aficiones: Estudiar, experimentar, y en definitiva aprender todo lo posible sobre magia.
Cosas que detesta: No poder alcanzar sus objetivos. Odia especialmente al resto de dragones y a los nigromantes.
Virtudes y defectos:
Virtudes: Gran paciencia y capacidad de abstracción y concentración, lo que le ayuda en el estudio de la magia. Buen sentido de la orientación.
Defectos: Cuando algo le interesa, tiende a centrarse demasiado en ello y a descuidar el resto de cosas, en ocasiones incluso su propia seguridad. Físicamente es débil.
Manías: Cuando come carne animal prefiere que esté totalmente cruda. La carne cocinada le produce desagrado y la evita a toda costa, aunque puede hacer una excepción si no queda alternativa.
Curiosidades: Es ambidiestro.
Objetivos y metas: Reunir tanto conocimiento y poder mágico como le sea posible. Recuperar su forma original, y la fuerza que una vez poseyó.
Otros datos de interés: Nació ciego, pero con el tiempo desarrolló una "habilidad" que compensaba esa carencia (su gemstone).



~ Descripción física ~


A pesar de haber estado vivo durante siglos, su apariencia humana es la de un joven de unos 18 años. Heredó algunos rasgos de su antiguo cuerpo, siendo el más importante su ceguera, por lo que cubre sus ojos con una sencilla venda. Es de estatura media, complexión delgada, piel pálida y pelo gris claro, lo que le confiere un aspecto inquietante, que a algunos le recuerda al de un fantasma.


~ Descripción psicológica ~


Durante la última etapa de su vida como dragón su comportamiento era errático y violento. Sin embargo, su transformación involuntaria en humano y los acontecimientos posteriores hicieron que el tiempo acabase por calmar su mente y templar su carácter.
Como humano, Seath es reflexivo y prudente, e intenta no dejar nunca que las emociones guíen sus actos. Trata con paciencia y amabilidad a todos a su alrededor, sin buscar nunca conflictos ni involucrarse en problemas innecesarios. Aún así, hay raras ocasiones en las que regresa algo de su antigua fiereza, y si considera que algo le amenaza o se interpone entre él y sus objetivos, es capaz de actuar de manera sorprendentemente fría e incluso cruel.


~ Historia ~


Los dragones son por lo general criaturas gigantescas, majestuosas, y de gran poder. Pocas cosas son capaces de detenerlos, no digamos matarlos, y se les considera una verdadera fuerza de la naturaleza. Pero hay ocasiones... en que la naturaleza es realmente cruel.

Seath nació como una mutación. Ciego, sin escamas, y extremadamente débil, carecía de todas las virtudes que encarnaban los demás miembros de su raza. Por ello, era constantemente despreciado y abusado por todos los demás dragones, haciendo de su vida un auténtico calvario. Para sobrevivir se veía forzado a ocultarse en las cavernas más profundas donde ningún otro era capaz de alcanzarle, y su pálida piel le impedía cazar incluso de noche, lo que le obligaba a ponerse en peligro al robarle presas a otros dragones.
Era una vergüenza, una aberración, y estaba destinado a tener una vida dolorosa y corta. Pero su destino acabó por cambiar.

Estaba huyendo, arrastrándose a duras penas por las laberínticas cavernas mientras intentaba escapar del dragón que le perseguía. Le habían descubierto robando comida, y se lo hicieron pagar con fuego y dentelladas. Las heridas del dragón ciego eran graves, pero el instinto de supervivencia tiraba de él, obligándole a no detenerse por nada. Finalmente consiguió dar esquinazo al dragón mayor, quien decidió dejar a aquella patética criatura morir en las profundidades.
Seath sabía que estaba acabado. Reptó con gran dolor por las oscuras cavernas, tan profundas que ni siquiera él había llegado antes hasta allí, y entró en una enorme estancia natural con una charca en el centro. Sería aquí donde encontraría su final, demasiado oculto para que nadie hallase su cuerpo jamás. Se acercó a una de las paredes y se dejó caer, esperando en silencio a que sus heridas acabasen con él.

No esperaba despertar de nuevo, al menos no vivo. Pero cuando lo hizo, le sorprendió encontrar que sus heridas habían sido remediadas en gran parte, si no curadas del todo. Desconociendo el por qué, volvió a examinar el lugar en el que se encontraba. La estancia no parecía tener nada fuera de lo común, salvo por un detalle en particular. La pared junto a la que había dormido no tenía una superficie rocosa como las demás, sino que era lisa y suave al tacto, recordando a un enorme cristal.
Pero lo más interesante con diferencia, Seath percibía algo extraño en el cristal. No sabía bien qué era, pero parecía como si estuviese resonando con energía... la cual él podía sentir. No duró mucho más tiempo consciente, pues pronto el sueño volvería a apoderarse de él.

Pasó el tiempo, a Seath le era imposible saber cuánto. Lo que sí sabía era que el cristal le estaba haciendo algo, le estaba cambiando de alguna forma. Su cuerpo, antes pequeño y raquítico, estaba comenzando a crecer y cobrar una fuerza que nunca antes tuvo. Aumentaba en tamaño cada vez más, y sentía cómo una extraña energía le inundaba. Se sentía más fuerte que nunca... y pronto, sus pensamientos empezaron a tornarse oscuros y violentos.

Cuando Seath finalmente emergió de sus cavernas, ningún dragón lo vio venir. El descamado se cobró su venganza, aprovechando el elemento sorpresa y su nuevo poder para despedazar a sus hermanos antes de que pudiesen reaccionar. Hubo algunos que lograron defenderse y plantar cara, pero un número alarmante de dragones cayó ante su ira. Cuando su sed de sangre se hubo saciado, se retiró de nuevo a las profundidades.
Pasó mucho tiempo en aquella caverna, alimentándose de la energía del cristal, aparentemente ilimitada. Mientras tanto, el creciente poder corrompía su mente y quebraba su cordura, volviéndole mucho más sanguinario y agresivo incluso para el estándar de los dragones. En ocasiones salía a la superficie por la noche para matar todo lo que encontraba en su camino, a veces arrasando por completo pequeñas poblaciones humanas. Así pasaron años, décadas, siglos... hasta que algo lo cambió todo.

Unos humanos de túnicas oscuras encontraron la manera de entrar en las cavernas que eran consideradas dominio de Seath. El dragón no tardó en darse cuenta, e inmediatamente acudió a defender su territorio con furia, pero le esperaba una amarga sorpresa. Aquellos humanos, tan frágiles en apariencia, blandían un poder que ni siquiera el dragón ciego era capaz de superar. Le vencieron e inmovilizaron con una facilidad vergonzosa, y por mucho que la bestia demente rugía y se revolvía, acabó cayendo inconsciente ante aquellos hechiceros.

La siguiente vez que despertó, no lo hizo como dragón, sino como humano... en el interior de una oscura celda.
(Continuación en el rol con Yandrack)


La primera regla de una Escuela de Alta Hechicería consiste en que ningún aprendiz debe rebelarse contra su Maestro.




Seath
Humano

Nombre : Seath "el Descamado"
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de primer grado
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 27/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Seath

Mensaje  Lady Admin el Miér Oct 28, 2015 12:16 am

Ficha aceptada, Seath.

Lady Admin
Admin

Mensajes : 1890
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario http://latorre.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.