La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Anu-Anulan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anu-Anulan

Mensaje  Anu-Anulan el Sáb Abr 02, 2016 1:39 pm

Ficha de Anu-Anulan

♦ Nombre y apellidos: Anu-Anulan, o Anu del linaje de Anu.

♦ Sexo: Masculino.

♦ Edad: 25 años.

♦ Condición vital: Vivo.

♦ Bando: Neutral; adora a Yehnév, o, como se le conoce en su tribu, Padre Išš.

♦ Raza: Humano.

♦ Profesión: No tiene, la verdad.

♦ Escuela: Ninguna.

♦ Clase social: En su tribu, pertenecía a la casta alta.

♦ Descripción física: Anu-Anulan es un individuo alto y delgado, musculoso y ágil, que se mueve con ligereza y seguridad. Es de piel oscura, sobre la cual suele dibujar varios dibujos y diseños, cada uno con su significado ritual propio. Sus cabellos son de color oscuro, y, por lo general, prefería tenerlos cortos, pero los meses de viaje hacen que uno deje de preocuparse por cosas tan triviales. Sus ojos son de un color verde profundo, característica que en su tribu solo se da en aquellos del linaje de Anu.

♦ Descripción psicológica: En cuanto a su carácter, Anu puede parecer un poco arrogante y orgulloso... y lo es. No se puede negar, ¿pero qué os esperáis? toda su vida le han recordado que estaba destinado a cumplir la profecía que el Padre Išš hubo pronunciado hace ya largos años, y, claro, todo eso se le ha subido a la cabeza... Pero eso no quiere decir que sea una mala persona. Es alegre, amistoso, amigo de sus amigos, carismático. O, al menos, lo intenta. Hay muchas cosas que no entiende de la sociedad y de la cultura centrogarnálicas, lo que a menudo puede llevar a malentendidos.

♦ Historia: Anu del linaje de Anu siempre supo que estaba destinado a hacer grandes cosas. El problema era que nunca supo con certeza qué cosas debía hacer.

Una leyenda de su gente decía que el tatara-tatara-tatara-tatara-tatara-abuelo de Anu había llegado a las interminables arenas del padre Išš desde un lugar muy lejano, y que él y su linaje fue bendito con vidas largas y prósperas, y también decía la leyenda que el hijo del hijo del hijo del hijo del hijo del hijo del hijo de Anu el primero estaba destinado a regresar a sus orígenes y reclamar lo que era suyo.

O algo así decían las leyendas. Anu nunca había prestado demasiada atención al sacerdote cuando le contaba las viejas historias de su tribu y le hablaba de mitología y todo aquello. Siempre supo que algún día tendría que realizar alguna gesta grandiosa: se lo recordaba el sacerdote, lo hacía su padre, lo dejaba caer su madre y toda la tribu entera. Ya a la edad de cinco años se había cansado de escuchar qué estrellas se habían alineado el día de su concepción, y no le importaba mucho que el Ojo de Zaúm brillaba con especial fuerza el día de su nacimiento, ni que, cuando lo ungieron con los aceites rituales, la esposa del padre Išš había aparecido en los cielos pese a ser de día. Está claro que Anu-Anulan nunca se preocupó demasiado por los asuntos espirituales y metafísicos.

Él se preocupaba más por disfrutar de la vida que su posición en la tribu le otorgaba, y disfrutaba yendo de caza entre las dunas y los altos monolitos esculpidos por el viento y la arena, y explorando unas antiguas ruinas, preguntándose quién podría haber habitado en un lugar de tamañas dimensiones, y cómo había llegado el lugar a tal estado ruinoso.

Estas eran sus pocas preocupaciones. Al menos, hasta que, un día, el sacerdote lo hizo venir a su tienda para hablar.

Joven Anu, octavo en portar el nombre sagrado, ya es hora de que cumplas la profecía hablada por el padre Išš hace ya generaciones —y sacó de un cofre de aspecto antiguo una losa de piedra con extraños dibujos grabados en su superficie. Anu conocía aquel pedrusco: lo llamaban Piedra de la Palabra, y en ella grabó el padre Išš la profecía que marcaría todo el linaje de Anu desde Anu el primero, el que llegó a sus arenas desde tierras lejanas. Gran parte de los glifos ya resultaban ilegibles, pero todo el mundo en la tribu se sabía la profecía de memoria. Incluso Anu, que no era muy dado a lo espiritual.

Y escuchó al sacerdote repetir la profecía con ensayado dramatismo, un tanto excesivo para el gusto de Anu-Anulan.

Hablaba de abandonar las Arenas de Išš y cruzar un «abamat» (¿qué significaba esa palabra? El sacerdote decía que era como un gran cuenco de agua, pero muy grande) y vagar por mil tierras hasta encontrar un «namuuru» (otra vez, una palabra que Anu desconocía, pero esta vez ni el sacerdote pudo solucionar sus dudas) para encontrar un... «kalbi naa'ilu bet ibruq erbu». Ni Anu ni el sacerdote tenían idea alguna de qué querían decir esas palabras.

... y solo entonces se cumplirá la profecía —terminó el sacerdote. Anu y él se miraron durante mucho tiempo.

Pero señor —preguntó Anu tras unos instantes de silencio incómodo—, ¿qué es un naamuru?

Padre Išš te guiará.

Pero...

Padre Išš te guiará.

Claro, a Anu del linaje de Anu no le convencía la respuesta. Querría haberle dicho algo a lo «Padre Išš me de paciencia para no usarte como diana», pero cuando se le ocurrió ya estaba montado sobre el camello con sus provisiones y su equipo, dispuesto a buscar el abamat y luego el namuuru y luego el kalbunaílu o lo que hubiese dicho el viejo sacerdote tiempo atrás.

En fin, tocaba encontrar el Gran Cuenco. Padre Išš seguramente lo guiaría por el buen camino.

♣ Gustos y aficiones: Le gusta cazar, pasear por las interminables arenas del Padre Išš, el licor que se hacía en su tribu con las bayas del oasis cercano...

♣ Cosas que detesta: Que le digan qué hacer, y, en especial, que le obliguen a hacerlo. Claramente, todo esto de la profecía del Padre Išš no le hizo demasiada gracia.

♣ Virtudes y defectos: Es bastante arrogante y cabezota: si tiene razón, la tiene. A fin de cuentas, ¿no es el elegido del Padre Išš?

♣ Manías: Ninguna.

♣ Curiosidades: Nada que destacar.

♣ Objetivos y metas: Regresar a su tribu (cumplir la profecía ya es opcional, ¿no?)

♣ Otros datos de interés: Nació a finales del verano.

La primera regla de una Escuela de Alta Hechicería consiste en que ningún aprendiz debe rebelarse contra su Maestro

Anu-Anulan
Humano

Nombre : Anu-Anulan
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 27/02/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anu-Anulan

Mensaje  Yandrack el Sáb Abr 02, 2016 5:28 pm

ficha aceptada

_________________




Sangre,Vida y Fuego


narro

pienso


hablo


dialogo de amigo


dialogo de enemigo


Yandrack flashback
avatar
Yandrack
Humano

Nombre : Yandrack
Escuela : Guardiadragones del mar ( ex alumno y ex maestro de la Fortaleza de Aressher)
Bando : La diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de magia básica y de espadas a una mano (Guardiadragones del mar) Maestro Asesino(Guardiadragones del mar)
Rango de mago : Archimago, Experto en Magia del Fuego, experto en magia de la luz
Rango de guerrero : Experto en espadas (una mano), Experto Asesino, aprendiz de miscelanea(combate sin armas)Experto de especialidad física(Paladin)
Clase social : Rey de Innad y de Aleketh(señor del sur) Patriarca de los Dragorath
Mensajes : 592
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Edad : 22
Localización : En Aleketh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.