La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Mas que un sueño (Priv.)[+18; Violencia, desnudos, palabras malsonantes]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mas que un sueño (Priv.)[+18; Violencia, desnudos, palabras malsonantes]

Mensaje  Ferzan el Vie Mayo 27, 2016 10:24 am

Se encontraban en mitad de un bosque cerca de un rio. En la orilla, el lobo buscaba sustento liquido con el que reponer su agotado cuerpo, sus fauces ensangrentadas lo marcaban victorioso de una reciente caza. Sobre el terreno a sus espaldas, desde las sombras entre la vegetación se dejaba visualizar la figura de una pantera negra que al ver al lobo, había visto en él una posible presa. Su caza estaba a punto de comenzar cuando ya la caza de el lobo había finalizado, mas no debía dejarse caer ante los brazos de la muerte. Los animales salvajes no conocen el termino de la rendición, ella lo sabía bien, quien se ocultaba lejos de la escena, encima de la rama de un árbol.

Los dos animales se enzarzaron entre sí, mediante garras y fauces, sin llegar a hacerse apenas daño por lo bien que rivalizaban el uno con el otro. En un momento dado, la pantera se apartó del combate, dejando al lobo expuesto a la defensiva contra algo que no sabía que estaba escondido, o siquiera, que estaba allí presente. Escondida en un árbol, Cordera junto a Soñadora, guardaba en sus manos el descanso de aquel animal en forma de flecha. Tenso el arco una sola vez, suspiró, expiró. Su mano firme había abandonado la cuerda con sutileza.

Una vida más descansaba en paz en el otro lado, donde estaba dispuesto a mandar a los objetivos de su misión.

Cayo la noche. Las dos hermanas se reunieron alrededor de una hoguera cerca de un claro con los restos fallecidos del lobo. Una exitosa caza que, una vez más, se celebraría en torno a un silencio inquebrantable. Suku desgarraba la carne del animal sin compasión. Ferzan fue más tranquila con la comida en sus manos, tenía en la mano un trozo de piel del lobo con el cual sostenía la carne, con tal de no mancharse los dedos. Solo se había quitado la máscara para comer, dormir y bañarse. Después de varios días de viaje desde que llegaron a tierras Elficas, se hallaban no muy lejos de territorio hostil, territorio de seres sobrenaturales venidos del otro lado de la vida, allí es donde se dirigían. Al segundo día de pisar tierra en estos lares, podían sentir la palpitación de lo Etéreo resonar en sus espíritus no muy lejos del Reino de Tamika, alrededor de las montañas en el norte. Avanzaron cautas y sigilosas cuando se movían cerca de la civilización, escogiendo cada una un camino distinto a seguir. La jungla y la ciudad. Ferzan apenas llamaba la atención por este segundo lugar, bueno, lo más que una humana podía pasar desapercibida entre los Elfos. Ferzan portaba todas sus pertenencias habituales encima, el dinero en sus bolsillos era el justo y necesario, nada más. La selva abastece, todo sea dicho.

La hoguera estaba situada a los pies de un longevo árbol, cuyas raíces inferiores asomaban grandes y voluminosas al exterior de la tierra. Podían usar la parte inferior del árbol para ocultarse mientras dormían, tenían espacio suficiente para las dos. Ferzan encendió un trozo de madera largo a modo de antorcha improvisada, inspeccionando el lugar de acogida con tal de no llevarse sorpresas, volvió el palo a la hoguera para alimentarla y cubrió una de las dos entradas del lugar, que comunicaba detrás del árbol, con muchas hojas. La otra entrada estaba situada donde la hoguera, por donde ellas entrarían tras apagar el fuego después de calentarse. Allí dentro, Ferzan depositó sus cosas guardando la máscara en su bolsa - Póntela - o eso se disponía a hacer, hasta que Suku la interrumpió grácilmente, transformada en Etérea - Ellos todavía están lejos, póntela, quiero verte como una hermana.

Es cierto que todavía están lejos de aquellas palpitaciones, mas no debían descuidarse más de la cuenta en liberar su espíritu interno. Ferzan se coloco la máscara, junto a un suave suspiro su cuerpo humano se desvaneció liberando una anatomía animal que la identificaba como Guardabosques Etérea. Su ropa había desaparecido, su máscara ahora formaba su rostro completo. Cordera y Pantera estaban la una frente a la otra, calladas durante unos segundos como es de menester en ellas, las palabras sobraban durante el saludo de aquellas dos hermanas.

Cuanto tiempo, Princesa de Deeva.
Sabes cuánto odio que me llamen Princesa.
Y qué hay de tu amada pelirroja? A ella también le dices lo mismo?
Eir es Eir, tu eres tú - se cruza de brazos y gira levemente la cabeza por un momento. La pantera se echó a reír entre dientes.
Por lo visto yo no soy la Reina con la que querrías estar... Sé que lo has imaginado alguna vez, un Reino gobernado por dos Reinas y ni un solo Rey... Tal cosa sería posible? Es algo que deberían de haberte inculcado padre y madre.
Nuestros padres solo me enseñaron lo que debía saber, antes de dejarme a mi suerte.
Los odias...
... Los odiaba, hasta que aprendí a razonar, fue entonces cuando les di las gracias por haberme hecho lo que soy.
Y que eres?
Lo que estás viendo con tus propios ojos.
Quien eres?
Tu hermana, tu amiga... y la futura esposa de la mujer más hermosa del Reino del Norte.
Esposa... - abrió los dientes removiéndose por su alrededor - Te crees una civilizada ahora?
Y si el día de mañana lo soy? Y si el día de mañana estaré cargando con un ramo de flores ante el altar, ante la mujer que amo?
Una líder como ella no tiene tiempo para casarse - le susurra al oído - El día de mañana puede que sea demasiado tarde para que eso ocurra.
Cordera la coge suavemente de las fauces, pasando su brazo por debajo de estas - Siempre se puede soñar lo imposible, tal vez se cumpla.
Tal vez, aun perdiendo tu condición de exiliada.
Si ocurre será ante las demás hijas del bosque, no ante los civilizados.
Tarde o temprano dejareis de ser indígenas, hermana menor.
No vamos a abandonar lo que somos, hermana mayor.
No lo decía solo por ellos, sino también por... aquellos otros.
La muerte no va a impedir que se cumplan nuestros sueños. Los Gehrich deben caer bajo la mano de las verdaderas hijas del bosque y la naturaleza. Si nosotras las Etéreas no lo hacemos, quien lo hará?
Pantera permaneció callada durante un rato, volvió a hablar con total seriedad, algo que no era muy habitual en ella - Quien ha dicho que ellos impedirán que se cumplan tus sueños?
Cordera juzgó fácilmente su tono - Que estas insinuando?
Recuerdas el sueño que me contaste hace unos días?
El de la taberna, si.
Y sabes bien que son una contraparte de nosotras, verdad? - Cordera no respondió esta vez, solo asintió vagamente - No quiero responder de lo que he visto más allá del limbo, solo diré que Eir tiene la razón en lo que te dijo en la forja. Prepárate para lo que sea que vayamos a encontrarnos allí.


Cordera suspiró alto, mientras su transformación se desvanecía y con el brazo que sujetaba las mandíbulas de su hermana, se quito la mascara depositándola en la bolsa - Para lo que sea, así es... - apretó el puño, no quería verse mermada por el miedo a lo desconocido. Suku sonrió por lo bajo en aprobación - Vigilare, tu descansa - volviendo a su forma animal. Se regocijó al lado de Ferzan mirando en dirección a la hoguera cuyo fuego ya estaba más que extinguido, ella por su parte se apegó a la espalda de la Pantera mirando hacia la otra entrada, había tardado un buen rato en dormirse.

... ... ... ... ... ...

A la mañana siguiente se encontraban en un lago lejano adonde habían acampado. Ferzan estaba sumergida en el agua hasta el vientre, recogiéndose el pelo después de bañarse la cabeza. Suku cuidaba de sus pertenencias en la orilla. Ambas no querían perder la vista de sus alrededores.

_________________

avatar
Ferzan
Señora de los lobos (humana)

Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.