La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Capítulo I: Comienza la Batalla

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Xerxes Break el Sáb Nov 03, 2012 8:41 pm

Música de fondo: https://www.youtube.com/watch?v=7Yto81RygMU&list=PLCXMq_9rzYuj36GoXw-XaLmrx2g6skfUG&index=33&feature=plpp_video

Frío. Era lo único que podía sentir en aquella glacial mañana de Octubre. Una terrible sensación de frío que calaba hasta los huesos y que ni el mejor de mis tés podría remediar. Personalmente, hubiera preferido actuar una mañana de Primavera, pero el tiempo se acababa; Los hombres estaban impacientes, me decía Bast. No podía evitar sentir una gran satisfacción al ver la relajada cara de Bast. Sin duda, hice bien en enseñarle el conjuro "Luz del Alba". Ha sabido aprovecharlo al máximo. En estos momentos, Nayade tiene que estar en su alcoba, durmiendo plácidamente, sin saber que su prometido se iba a enfrascar a la batalla más feroz en la que se ha visto nunca. Va a necesitar abrazar su lado vampírico si quiere salir de esta...

Observé a las tropas desde la cúspide de la Muralla. Me encontraba flanqueado por los demás miembros de los 6 Secretos: Alquamed, Titannia, Iaga, Andurk... Raven. Los seis estábamos ahí arriba, contemplando aquel glorioso ejército que marchaba a través de la blanca nieve, lenta pero inexorablemente. El propio Bast los lideraba. Yo mismo le encargué a Raven y a Titannia que reforzaran los gruesos de nuestras filas con los cuerpos de los arquitectos que construyeron la escuela. Además, están reforzados con el mejor metal mágico que la magia telúrica pueda proporcionar. Necesitarán por lo menos una docena de hombres para abatir a uno solo de mis zombies.

Mi parte élfica me avisó a través de la vista de que nuestros invitados habían llegado. Pude divisarlos en el horizonte, a pesar de la nieve que caía. Eran muchos, lo reconozco. Raven me avisó de que la mismísima Amy Lackless, la Reina Egoista, estaría presente durante la batalla. Dibujé una sonrisa. El mal se había postrado ante nuestras puertas, y estaba dispuesto a atacar con toda la furia que les quepa en el alma.

La Gran Batalla del Muro... si, sin duda, ese sería un buen nombre para este acontecimiento. Acontecimiento que no tardaría en comenzar.

AVISO: La Gran Batalla se narrará por capítulos. Para asegurarme de que haya cierto orden en la narración, NADIE PODRÁ ABRIR UN POST POR SU CUENTA. Yo mismo abriré los post y explicaré, a modo de narrador, lo que va ocurriendo y quien se enfrentará a quién. Perdón por las molestias, y espero que disfrutéis de la historia


Última edición por Xerxes Break el Sáb Nov 03, 2012 9:03 pm, editado 1 vez
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Xehanorth el Sáb Nov 03, 2012 8:59 pm

Ni el mejor de los hechizos térmicos me podía proteger de aquel infernal frío. ¡Era insoportable! Pero eso ahora no importa: la Gran Batalla del Muro estaba a punto de comenzar.

Estaba junto a Crescent y los demás, observando a los hombres que avanzaban hacia su destino. A muchos de ellos les aguardaba una muerte segura. Me sentí mal por eso. Nada hubiera deseado más que resolver esto de forma civilizada. Mas mucho me temo que eso no va a poder ser así. Lo único que me queda ahora es rezar para que caigan los menos posibles...

... y que los muertos vivientes de Amy fueran los primeros en atacar. Mi estomago se retorcía al ver a aquellas criaturas. No obstante, reconozco que me sentí maravillado. El poder de la Reina Egoísta era inconmensurable, solo un necio lo cuestionaría. Pero no la temo. No hay nada que temer, porque tengo el bastón de Padre.

Padre... ¿qué hubieras hecho si supieras que tu hijo se va a la guerra? ¡Y encima con estas pintas! De los diez mil efectivos que eramos, yo debía de ser el único que no llevaba armadura. Sólo una hombrera en el lado izquierdo y una placa cubriéndome el corazón. El resto estaba envuelto en mi característica capa de tonalidades blancas y negras. Me sentí algo ridículo.

Y allí estaba Cres, cabalgando al trote a nuestro lado, luciendo la mejor armadura que había visto en mi vida. Sus ojos no expresaban temor alguno. Era como si la presencia de Amy le hubiera ataviado con una gélida máscara de indiferencia, que me impidió por completo deducir sus pensamientos. Era de lo más aterrador. Parecía tan majestuoso...; los demás iban a su lado, ataviados con armaduras de Wolfkrone, las mejores que había. Guzmán, Félix, Sasha... me hubiera gustado saber lo que pensaban.

Pero todos mis pensamientos se disiparon al oir a un hombre gritando a todo pulmón:

- ¡Objetivo a la vista!

Y allí estaba. El Muro. Una gigantesca fortificación que ha sido capaz de pasar inadvertida a todos los magos del mundo, y que sin embargo parecía que llevaba allí toda la vida. El corazón se me encogió ante la magnificencia del lugar. ¿De verdad íbamos a asediar eso?

Conociendo a Xerxes, querrá que todo salga lo más elegante posible. Esperará a que estemos en posición, y entonces nos atacará con toda su fuerza. Entonces Crescent dio la orden de detenerse. Allí estuvimos, durante unos interminables minutos, obligados a analizar la situación y a soportar aquel frío glacial que te helaba hasta el alma.

- ¿Qué hacemos ahora, Crescent? - le pregunté a nuestro líder

Traté de tranquilizar a Sombragrís, que se tambaleaba nervioso. No le culpo. Yo también lo estoy.
avatar
Xehanorth
Humano

Nombre : Xehanorth
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia)
Rango de mago : Archimago
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 13/08/2011
Edad : 23
Localización : La Torre del Valle de los Lobos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Invitado el Dom Nov 04, 2012 12:30 am

Frio, simplemente era eso. Frio. La Muralla era una zona fria, era una escuela en medio de un páramo helado, ¿ahí iban a combatir?
El muchacho se acercó al grupo de Cres, Xehanort, Guzman y Felix. Desde lo alto estaba su ave Semna, la cual daba vueltas alrededor del ejercito aliado. Sasha tambien se habia molestado en traer unos cuantos arqueros élficos. Los cuales serian recordados para siempre.

Xehanort habló de un plan, el elfo suspiró sin dejar de mirar la Muralla. Luego miró de nuevo a su grupo, uno por uno.


-El plan es atacar, ¿no? Atacar y desinvocar la Mano Negra. Lo entiendo, no es asi de fácil. ¿Pero nos vamos a poner a jugar a juegos de tablero y ya? Cres, yo ordenaré a mis arqueros que disparen en cuanto tu les ordenes a tus soldados que ataquen. Luego lo demás es decisión de cada uno, tenemos que conseguir los secretos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Felix Vonturin el Dom Nov 04, 2012 11:52 am

Aquél frío le resultaba bastante agradable a mi cuerpo el cual digamos que estaba muerto en vida,las nieves dificultaban el paso de los caballos que aun estando herrados no conseguían posicionarse correctamente,la ira corría por mis venas como la mayor inyección de algún brebaje de fuerza,suspire con una sonrisa en la cara y al ver lo que se presenciaba ante mi provoco que soltase una carcajada,una carcajada oscuro y demente,una carcajada de locura.

Ante nosotros se hallaba quizás la mejor estructura creada por los seres de este mundo,aquello era la viva imagen de una defensa férrea y tenaz.Realmente estaba muy emocionado como no aquella batalla me libraba de mi dolor causado por ambas deidades y me liberaba para luchar por los mismo lo cuales me habían sentenciado,pero todo eso ahora daba igual,el fragor de la batalla acabaría con todo ese dolor y conseguiría salir de allí con el don de la luz,si,¡Eso es lo que iba a pasar y nadie lo iba a impedir!,y cuando digo nadie es nadie.

Cogí una aguja y la introduje en una de las pociones de parálisis que llevaba,después la guarde.Pensé en todas las posibilidades,derrota,victoria,muerte,vida.Estaba concienciado para todas ellas aunque no sabía si mi locura lo asimilaría.

Me volví a centrar en aquella estructura y agache mi cabeza para mirar a Destrero,mi caballo armado,parecía que la armadura anticlimas reducía algo de frío en aquel animal orgulloso,tanto como su amo,su enorme y negra crin se alzaba con mas brillo que nunca,bajo sus patas la nieve derretía,y como no a un lado se hallaba la espada la cuál me había acompañado en estos últimos viajes y la capa del kai.

-No puede ser-Dije riendo,notaba aquel poder inconfundible,el cuál había estado apunto de acabar con mi vida en varias ocasiones,aquel poder por el que hubiese arrasado todo un país,solo por el un su dueña.

-Amy Lackless-Dije en voz alta y entre una carcajada,mi sonrisa se volvió tan maliciosa que hasta un muerto hubiese huido,ahora si que quería salir vivo de aquí.

Llegamos por fin al punto indicado las fuerzas de Crescent y unos cuantos arqueros elficos los cuales me resultaban familiares,se hallaban ante nosotros,entonces lo noté,aquella mirada que se alzaba sobre nosotros no podía ser otra que la de Xerxes,y así era,nos miraba desde su torre la cuál tardaría realmente poco en intentar destruir con su dueño dentro.

Deje de mirarle cuando Xehanort abrió los labios.

Ahora el plan dependía del que para mi era mi único digno rival,era un hombre muy inteligente y no podía dudar de el pero al escuchar la palabrería de mi hermano no pude evitar decir cuatro cosas.

-Claro Sasha,entremos vallamos a por los secretos y les invitamos a un té,esto no es un juego no podemos entrar a si por la buenas,si ellos consiguen causarnos desventajas les estamos regalando la victoria,parémonos a pensar aun queda algo de tiempo.

Cualquiera que me hubiese escuchado no me reconocería,el tipo con mas vanidad y locura del planeta estaba hablando de pensar y no entrar como si de nuestra casa se tratase,aunque parecía que tendríamos que entrar por los portones si o si.


Última edición por Felix vonturin el Dom Nov 04, 2012 5:43 pm, editado 1 vez

_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Iaga el Dom Nov 04, 2012 2:08 pm

El frío duele, mas de lo que te puedes imaginar cuando te encuentras en un clima tan agradable como el de los bosque elficos, pero ese no era el caso, estaba en la muralla observando junto a los demás como se desplazaban los ejércitos que se defenderían el lugar donde había estado viviendo durante un tiempo, la mayoría de esos hombres y muchachos estaban destinados a tener hoy una muerte segura, que injusticia, hechos luchan a muerte por la causa de unos cuantos, y seguramente la misma situación se ceñía sobro los ejércitos que nos iban a asediar...

Había bastante viento lo que me permitía escuchar y sentir las masas de soldados que se acercaban a la muralla, entre ellos había varias energías que destacaban sorprendentemente sobre las demás... debía de tratarse de los que se suponían que venían a robarnos los secretos, los cuales para muchos eran unos "heroes" pero para los que tienen verdadera personalidad no dejaban de ser magos extremadamente preocupados por sus poderes que harían lo que fuera para conservarlos y ya de paso alimentar sus ansias de poder con los secretos.



avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Bast el Dom Nov 04, 2012 5:43 pm

Canción para ambientar el tema alternativa a la de Xerxes: http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=soldier+side+300&source=web&cd=1&cad=rja&ved=0CCYQtwIwAA&url=http%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3DfFLm6zYGXmY&ei=kKeWUOuMOoKwhAf1rYHAAg&usg=AFQjCNFzhy8mtJS6TWD_TTpnhUaVvR56pw
--------------------------------------------------------------------------------

Una armadura negra cubría mi cuerpo, aunque era mas por uniforme que para que me protegiese. A mi espalda estaba la khoplesh negra de Lucien que tiempo atrás había encontrado en el sótano de la torre. Seguía sin saber como había llegado allí, pero había cambiado: ahora era bastante mas grande y estaba mas curvada, como con forma de luna.

El viento frío acariciaba mi piel, aunque en mí no tenía el mismo efecto que en el resto de personas que se encontraban allí. Miré a mis hombres, y luego a los invasores. Ellos sin duda eran mas, pero la Muralla era fácilmente defendible. dejando de banda las trampas mágicas y protecciones arcanas, ese sitio era perfecto: había una gran pendiente entre la escuela de magia y el suelo donde estaban nuestros enemigos, y eso en los lugares por donde se podía subir.

Sin embargo, ahora que apenas faltaban unos minutos para pelear no gastaría mis pensamientos pensando en ello. Mis hombres ya se preparaban para la batalla, tensando pieles y poniendo otras protecciones contra las flechas que nuestros enemigos de seguro nos dispararían a ciegas, y poniendo barricadas donde pocos hombres pudiesen resistir un número de enemigos que les superase varias veces.

Poco a poco, mis ojos carmesíes vigilaron a aquellos que parecían mandar. Reconocí a Sasha y a Xehanorth: no sabía como responderían ellos al verme, pero prefería no tener que enfrentarnos. Sasha había sido mi amigo y maestro, con quien me había internado en el mundo de la lucha, por el que acabaría teniendo un talento...innato, por así decirlo, al dominar su elemento. Xehanorth, era todo lo contrario: teníamos un trato mas formal, y como maestro de la torre me había ayudado más en los otros elementos, cuando aún era un novato. De echo si había dejado la torre había sido porque, al enfrentarme a un asesino que planeaba matarle, acabé con un mordisco de vampiro y la maldición que lo acompañaba, aunque él no lo supiese.

Me obligué a separar la mirada de mis amigos y pronto la única mujer del grupo captó mi atención. Lackless...instintivamente me llevé la mano a la lagrima de Aresher y me pregunté cuanto sabría la directora de la escuela con el mismo nombre sobre la joya o sobre mi pasado.

Sin girarme, oí como mi segundo me decía que las tropas estaban preparadas. Miré a Xerxes e hice un cabeceo, indicándole que ya estábamos a punto. Sabía que el planeaba enfrentarse en duelo a los seis magos del otro ejército, y si no esperaba a que llegasen por su propio pié sabia que probablemente me mandaría a mí: mandar a uno de los seis secretos sería como llevar a un soldado armado hasta los dientes con una bandera blanca.

Pasase lo que pasase, la batalla iba a empezar, e iba a decidir el destino del mundo entero.

_________________
Aku-Soku-Zan

Delito-Ejecución-Inmediata
avatar
Bast
Elfo

Nombre : Bast
Escuela : La Torre, Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Lucy Bradley)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero aprendiz (Espadas, dos manos)
Clase social : Desconocida
Mensajes : 410
Fecha de inscripción : 10/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Xehanorth el Mar Nov 06, 2012 7:37 pm

Mis ojos no podían creer lo que estaba viendo: ¡Bast estaba entre las filas enemigas! ¡¿A santo de qué iba Bast a luchar contra nosotros?!

- ¿A qué estás jugando, Xerxes? - me pregunté para mis adentros

Los hombres de Cres se preparaban. La batalla empezaría en breve...
avatar
Xehanorth
Humano

Nombre : Xehanorth
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia)
Rango de mago : Archimago
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 13/08/2011
Edad : 23
Localización : La Torre del Valle de los Lobos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Raven el Mar Nov 06, 2012 7:43 pm

Mi emoción era palpable. Mis ansias de luchar, notorias. Mis ganas de matar en nombre de mi amado... más que evidentes. Observé aquel glorioso ejército que con tanto esmero habíamos creado Titannia y yo. Podía ver en Xerxes un rostro de satisfacción que hizo que mereciera la pena hasta la última gota de sudor que derrame aquel día.

No pude evitar soltar una infantil, carcajada de diversión al ver el elegante porte de Guzmán Elaguadelvalle. Estaba convencida de que estaría más que encantado de batirse en duelo con la mujer que había logrado dar su merecida a su grotesca y vil hermanita. Me sentía tan orgullosa de lo que había logrado hacer hasta ahora, que no pude evitar restregárselo a Alquamed:

- No irás a decirme que lo que he hecho no es digno de un aplauso, ¿eh Alquamed? - le dije, con un tono burlón

Los más grandes de los grandes estaban reunidos allí, en la antigua escuela de la Muralla. ¡Esto va a ser de lo más emocionante!
avatar
Raven
Humana

Nombre : Raven Darkhole
Escuela : Fortaleza de Aressher, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga oscura, Aprendiza de Magia Oscura
Clase social : Plebeya
Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 08/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Andurk el Jue Nov 08, 2012 8:06 pm

No es que me impacientara, pero me aburría bastante tener que estar viendo a los ejércitos avanzar tan lentamente, ya llevaban así un buen rato y aunque estaban ya muy cerca ¿quien sabe? quizás asta se ponen a comer todos juntitos antes de comenzar la batalla.

Ya podía ver a los listillos de turno acercarse junto a los nórdicos y las sabandijas de la bruja, al parecer Amelía se había echado algunas amistades con los siervos de la diosa, se le veía feliz, debía de ser porque por fin había conseguido algunos amigos con los que jugar a ser héroes ¿de verdad iban a intentar vencernos?

De cualquier manera yo estaba muy bien preparado y entrenado para ese día, de hecho me sentía mas poderoso que nunca, era como si un potente Tsunami se apoderase de mi haciéndome sentir imparable a cada instante, al igual que el mismísimo agua, yo, había conseguido adaptarme a las bajas temperaturas que asolaban las tierras muertas, aun así una sensación de frío extremo me cubría.

Observe a los demás miembros de los seis secretos, a Xerxes se le veía orgulloso y algo emocionado, Raven seguía poniéndose mil medallitas por cualquier cosa útil que hacia, además de que se las restregaba a Alquamed una a una, como de costumbre, Iaga se mantenía con una especie de sonrisa forzada, se nota que no estaba acostumbrada a cosas como estas, a los demás no alcance a verlos bien.

Ese día bestia mi respectiva túnica negra, pero es vez estaba bordada de brillantes filos de color azul oscuro, encima de la túnica lucia un peto de metal de color azul marino que relucía y contaba con algunas partes de cuero negro reforzado.

_________________
Yo soy aquel que arrasa todo a su paso,
yo soy ese que te destruye paso a paso.
Yo soy un asesino y tu a mi lado no eres nada  
avatar
Andurk
Cuenta inactiva

Nombre : Andurk de Ripernak
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno)
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, duque de Ripernak
Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 05/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Vie Nov 09, 2012 10:31 pm

La muralla se alzaba frente a nuestros ojos, y nuestro objetivo estaba tras ella. El único problema era que la, muralla era de proporciones titánicas, ni un millar de catapultas podrían derribarla, y no solo por que hubiese oído que entre la piedra y el cemento estaban entrelazados hechizos, sino por lo gruesa que era. Asediarla sería una cosa complicada, pero no era mi intención guiar a mi ejército más allá de la muralla, hacia la Escuela que durante siglos yació olvidada. Solo necesitaba que luchasen contra el ejército de la muralla -y aunque deteste decirlo, ojalá colaborando con el de Aressher para derrotarlos- mientras los demás nos encargábamos de los portadores de los secretos que se hallasen en la escuela.

Estaba montado en mi caballo, Centella, negro como la noche, que destacaba en el campo blanco de nieve.También lo hacía la capa roja que colgaba a mis espaldas, y mis cabellos, negros como la noche también, que me hacían parecer un blanco fácil para cualquier arquero bien preparado. Pero no había ni arcos ni ballestas tan potentes que pudiesen disparar flechas y virotes que llegasen tan lejos. A mis alrededores tenía a Xehanorth, a Sasha -que había traído un destacamento de arqueros élficos-, Felix y Guzmán. Y en la distancia, lejos de nosotros, pero no tan lejos como para no oler el olor a podredumbre, se hallaba la Reina Egoísta y toda su corte. Con los magos, los ballesteros, los guerreros y los no-muertos y los que no eran no-muertos, sino abominaciones nigrománticas. Tenía el presentimiento de que acabaría usando a mis tropas como proyectiles. Era capaz de hacerlo, conociendo a Amelia.

Yo, de mi parte, traje a la mayor parte del Puño del Norte, con todos los guerreros y los arqueros que podía tomar. También había conseguido unos guerreros enanos, atrapados en armaduras de metal completas, con hachas a dos manos o martillos de guerra o algo. Era sorprendente la iniciativa que tomaban los enanos al decir las palabras magia, villano, y peligro en la misma frase. Podía ver entre los estandartes el puño de oro en fondo gris de los Puño-de-oro, La puerta tallada de los Guardianes, el mazo de los Derribamurallas y muchas casas más. Entre los norteños, la mayor parte de los estandartes eran el lobo blanco sobre el fondo negro de Wölfkrone y el chevrón gris sobre fondo azul de Punta del Norte. Pero sobre todo ondeaban los estandartes azules celestes del Puño del Norte.

Mi capa, en cambio, tenía pintado un lobo negro. "El lobo negro sobre el fondo rojo", el blasón que me había ganado tras muchas batallas en las que acababa en medio de un mar de sangre. Sin embargo, ni una de las batallas que libré eran parecidas a estas. Aquí solo tenía a mis hombres, y ya. No tenían sus monturas, pero yo conservaba la mía. No habían torres de asedios, ni catapultas ni lanzapiedras ni escupefuegos. Estábamos en desventaja: Ellos tenían una muralla inmensa que no podíamos ni escalar. Estábamos a merced de sus arqueros y ballesteros, y lanzapiedras y escupefuegos, y escorpiones y flechas de fuego y barriles de aceite y de piedra y hielo, si es que disponían de ellos.

Luego, mi segunda preocupación eran Amelia y su séquito, aquella gran mancha negra que se encontraba en la distancia. Ella sabía que había acudido y yo sabía que ella lo hizo también, pero no me lanzó burla o provocación alguna, y no le dediqué más miradas de las necesarias. Sé que en esta batalla no tenía nada contra nosotros. Bueno, hasta que se aburriese de luchar contra la Guardia del Amanecer y fuese también a por el Puño del Norte, aunque eso diezmaría sus rangos. Pero aunque no me gustase decirlo, esperaba que la Reina Egoísta no nos atacase. Aunque probablemente fuese mucho pedir.

Escuché la pregunta de Xehanorth, pero no la respondí de inmediato. No sabía que decirle, la verdad sea dicha. Podría responderle con una sonrisa y "vencer". No lo hice, sería darle falsas esperanzas. La muralla, el terreno, La Guardia del Amanecer y los Mantos-de-sombras de Amelia, los portadores de los secretos y la escuela que yacía tras la muralla. Malditos sean todas esas cosas.

Solté un suspiro y miré a Xehanorth.

No lo sé, Xehanorth. Hemos llegado hasta tan lejos, y aún no sé por qué. Juré que mis hombres eran tuyos y mis hombres eran tuyos. Lo juré por hierro y el acero, y la piedra y el hielo. ¿Te acuerdas?— Cerré mis ojos y negué la cabeza.— Supongo que tendría que estar acostumbrado. Ya sabes, a liderar un ejército y vencer una guerra. Pero nunca la derrota suponía algo tan grande. Y el hecho de ver a la Reina Egoísta tan cerca de nosotros, sin hacer ningún movimiento, sin intentar matarnos, siquiera... me inspira demasiada desconfianza. ¿Pero qué le vamos a hacer?

Le di una última mirada a mis hombres, a los enanos, a los elfos que Sasha trajo, y a nuestra pequeña compañía. Cinco hombres. « Y la reina Egoísta » pensé con desconfianza, ira y odio y amargura. Y tras eso, escuché a Sasha, y tras eso a Félix. Guzmán no decía palabra alguna.

No va a ser tan fácil. Mira esa muralla. No es solo piedra y hielo y más piedra. En esa cosa hay enredados hechizos viejos, de aquellos que ya nadie conoce. Los ejércitos tendrán que quedarse al otro lado mientras que nosotros cinco...seis— Me esforcé en clasificar, aunque temporalmente, a Amelia como nuestro aliado.— veremos qué hay más allá de esta maldita muralla.— Solté una sonrisa casi irónica— Una pena. No sabéis qué eficaz la diplomacia cuando tienes dos ejércitos a tus puertas.

Espoleé a mi montura y cabalgué unos pocos metros hacia atrás, y me puse enfrente de mis hombres.

Me habéis acompañado hasta el fin del mundo. Os he prometido la muerte y aún así tras mi habéis andado. Os dije que esta no era vuestra guerra y aún así me habéis seguido. No podría pedir más que un ejército tan leal como el vuestro.— «Quizá que seáis más hombres.» Pensé antes de continuar, buscando las palabras.— No os voy a prometer la victoria. No os voy a prometer que por la mañana sigáis conservando la vida. No os voy a prometer que los Mantos-de-sombras de la Reina Egoísta nos traicionen y se vuelvan contra nosotros. No os voy a prometer que la Guardia del Amanecer luche con honor. No os voy a prometer que traeré la victoria desde más allá de la muralla. Nada de eso os puedo prometer. — Miré a todas las personas que se hallaban frente a mi: Los guerreros ataviados con armadura de escamas y pieles de lobo, a los portaestandartes que sujetaban los estandartes que ondeaban violentamente ante el viento. Observé a los enanos encerrados en sus armaduras relucientes portando sus grandes hachas y mazas, y sus ballestas pesadas. Podía ver detrás a los portadores de arcos de tejo y fresno, tan altos como los elfos que los blandían.— Pero una cosa os voy a prometer. Os prometo un baño de sangre. Os prometo una matanza. ¡Os prometo que todos los que quieran hacernos daño morirán gritando! ¡Veo humanos, veo enanos, veo elfos! ¡Veo hombres y mujeres! ¡Luchad con valor! No necesito que luchéis con honor, pero sí os pido que luchéis con valor. No temáis a la muerte más de lo que la temen ellos. Nunca lo olvidéis: "¡El miedo corta más profundo que las espadas!"

Y tras segundos se oyó el desenfundar de espadas y de hachas y el golpear de escudos con espadas y mazas y el ondear de los estandartes, al mismo tiempo con gritos como "¡Por Wölfkrone!", "¡Por Førstgård!", "Salve el Lobo Negro", además de algunos clamos en élfico, como el más común de ellos era "Tôl auth", que si no recordaba mal, se traducía a "Se acerca la guerra". Ni sabía si los elfos me habían comprendido, o si solo clamaban por que lo hacían todos. Yo desenfundé mi espada y la alcé al cielo, e hice que mi caballo se girase, y señalé con la espada la muralla. Mis hombres comenzaron a correr. Podía ver que los no-muertos de Amelia habían comenzado la carga hace más tiempo que nosotros. «Mejor así. Más débiles acabarán.» Pensé, mientras los hombres corrían por mis alrededores, los enanos en la vanguardia, y los elfos en la retaguardia.

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Xerxes Break el Sáb Nov 10, 2012 2:16 pm

Precioso. No hay nada como una buena arenga para alentar a la tropa. Más aún si la arenga la pronuncia el mago más grande de todos los tiempos.

Crescent von Wolfkrone... ahí estaba, cabalgando al galope al frente de sus más leales caballeros. Unos caballeros que, aún a sabiendas de que aquella no era su guerra y que la muerte era casi segura, decidieron apoyar a su monarca.

Lealtad. ¿Qué es la lealtad? ¿Es algo palpable? ¿Digno de fiabilidad? Lo cierto es que no lo sé. Mis intenciones son puras. No soy un hombre malévolo, y sin embargo me reúno con gente que sí podría llegar a serlo. Pero me son leales, más que nada porque saben que tienen mucho que ganar. No digo que la lealtad se compre ni nada por el estilo, pero tampoco defiendo que se defienda como es debido. Lealtad... ¿cuántas personas son capaces de comprender el significado de la lealtad? ¿Pueden los guerreros de Wolfkrone comprender la totalidad de su significado?

Lealtad... ¿hasta que punto estarán dispuestos sus soldados a hacer honor a esa palabra?

Levanté mi cabeza y sonreí al sentir el gélido viento de las Tierras Muertas. Soplaba con fuerza, arrastrando pequeños copos de nieve consigo. Ver como avanzaba hacia aquel ejército que cabalgaba con el Sol Naciente a su espalda, hizo que temblara de felicidad... y de rabia. Rabia, porque por primera vez en mi vida, estaba dispuesto a hacer el Mal, con el fin de que triunfara el Bien.

- Ya vienen - comuniqué, con total tranquilidad - Esto se merece un poco de música.

Me giré y me dirigí hacia Iaga:

- Querida - le dije, mostrando la sombra de una vil sonrisa - ¿Nos deleitas con una de tus piezas?

Y decidido a abandonar mi lado benévolo durante unas horas, di por iniciada la Gran Batalla del Muro
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Bast el Dom Nov 11, 2012 11:16 am

Tras las palabras el mago miré a mis hombres. ¿Necesitaban ellos un discurso? ¿Requerían que les dijeron que habían venido a hacer? ¿Pedían que les dijesen palabras de victoría u honor, de sangre y muerte? No. Ninguno lo necesitaba ni nadie lo pedía, pero sin embargo acabé expresando sin apenas darme cuenta al principio mis pensamientos.

-Morir gritando...no creo que ninguno de mis hombres hiciese algo así. ¿Acaso serviría para que los hombres del norte sintieran lástima?¿Se reirían de nosotros y, satisfechos con ver nuestro honor mancillado, nos dejarían seguir con nuestras patéticas vidas?¿Y aunque así fuera, lo haríamos para salvarnos de la muerte?

No, no y no son las respuestas a las tres preguntas. He convivido con vosotros compartido comida y entrenamiento, peleado en el ansía de mejorar por cumplir con nuestro deber, y os conozco.

Si os dijera que no pelearais ninguno de vosotros lo haría, pero cuando os llame a la batalla aquella mezcla de frialdad y ira que os caracteriza. Por que sois temibles por separado y peores juntos. Furiosos a solas, calculadores en grupo os miro y pienso que puede que ese conde que nos ataca sea un lobo, pero entonces se habrá de enfrentar con su propia raza.

Y si caemos será porque será nuestro destino no continuar, pero no auguro aquí el final, y al mirar a nuestros enemigos me recuerdan al mar: porque son como olas, furiosas y poderosas, pero se rompen al estrellarse con el muro al que quieren destruir.

Que no os engañen el que ellos ataquen, ni sus ansías de sangre, ni el odio irracional que nos parecen profesar. Que digan lo que sea, que auguren nuestra muerte y la caída de estas murallas, que se crean sus mentiras, pero hay una realidad que el campo de batalla mostrara...


Y en ese momento, durante un segundo, mis ojos brillaron con el furor animal que solo aquellos como yo, literalmente sedientos de sangre, teníamos: una mirada que exhibía una mezcla de instinto calculador y alma cazadora, una mirada de sangre.

La mirada del perfecto depredador.

-¡Porque ellos son nuestras presas!

_________________
Aku-Soku-Zan

Delito-Ejecución-Inmediata
avatar
Bast
Elfo

Nombre : Bast
Escuela : La Torre, Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Lucy Bradley)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero aprendiz (Espadas, dos manos)
Clase social : Desconocida
Mensajes : 410
Fecha de inscripción : 10/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Felix Vonturin el Dom Nov 11, 2012 12:52 pm

-Tôl auth-Dije en bajo y al unisono con los elfos arqueros que allí se hallaban,trague saliva después de escuchar el discurso Crescent,sin duda había sido motivador y hacía que un fuego dentro de mi ardiese,aquel fuego que desde que aquel demonio se apodero de mi no lo había vuelto sentir,era la rabia y la ira,la malicia,el dolor,la oscuridad,la cuál volvía brillar de nuevo en mis ojos,algo dentro de mi se había desatado,me sentía ciertamente loco.

Tal era la ira y el poder el cual sentía en ese momento que podría haber acabado con el ejercito rival a base de dentelladas y zarpazos.

Ahora comprendía todo,comprendía por que me trataban como un demente,de verdad estaba loco y dentro de mi había un poder que jamas había imaginado,aquel demonio cumplió su palabra,siempre quedaría algo de el en mi.

Un muro se había roto dentro de mi y por fin podía comprender mi verdadero poder,dentro de mi se hallaba la misma persona pero con diferentes caminos,la neutralidad era mi objetivo y esta vez parecía que lo había conseguido tanto lo humano como lo oscuro,los sentimientos todo dentro de mi se había equilibrado,podía utilizar la oscuridad sin preocuparme a que me consumiese.

levante la cabeza note que algo en mi había cambiado,algo interior,pero algo tan poderoso que se podía notar a kilómetros.

Descendí de Destrero y me acerque a Crescent y al resto.

-Creo que es hora de acercarnos y cumplir con nuestro destino.-

Me aventure a decir,los hombre corría con la fidelidad y el honor en los ojos.Yo estaba allí quieto esperando al resto,pero con algo cambiado dentro de mi,ese algo que me facilitaría algo las cosas.


_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Invitado el Dom Nov 11, 2012 8:52 pm

-¡Arqueros! Cargad, tensad... ¡Disparad!

Sasha dió la orden y los elfos, todos como si fueran uno, dispararon sus flechas. Las cuales inundaron el cielo dejandolo totalmente oscuro parcialmente. Y solo se oyó por escasos segundos el silbar de las flechas. Después, la primera fila enemiga cayó.
El elfo se acercó a sus compañeros y miró a Felix, asintió y habló.

-Ha sido un placer luchar con vosotros en esta batalla. Saludemos a la Muerte sin temor.

Dijo y segundos después se transformó en lobo, una feroz criatura de la estatura de una persona. Con una cola de llamas oscuras y pelaje negro como la noche. Con una marca en la espalda que brillaba como las llamas del sol.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Xehanorth el Lun Nov 12, 2012 7:11 pm

La batalla comenzó. Los hombres luchaban y morían por sus ideales. Fue horrible contemplarlo.

Sasha se había convertido en lobo y comenzó a masacrar a las fuerzas enemigas. Era increíble lo letal que podía llegar a ser. Sin embargo, necesitaba un gran esfuerzo para acabar con tan solo uno de aquellos zombies acorazados; yo, por mi parte, derretía la nieve de mi alrededor para convertirlo en agua, con el que paralizaba las flechas que intentaban alcanzarnos a mi y a los que estaban a mi alrededor. Más de una fueron las ocasiones en las que me vi forzado a curar a hombres malheridos. Mi agua era buena. Resistiría.

Pero eran muchísimos. No... eran demasiados. Y también muy resistentes. Esa batalla iba a durar una eternidad
avatar
Xehanorth
Humano

Nombre : Xehanorth
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia)
Rango de mago : Archimago
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 13/08/2011
Edad : 23
Localización : La Torre del Valle de los Lobos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Bast el Miér Nov 14, 2012 11:40 am

Observé el chocar de tropas. La gran mayoría de mis hombres se refugiaban tras la muralla, pero algunos esperaban fuera por si el enemigo trataba alguna táctica que necesitase una maniobra rápida. Sin embargo, este se había lanzado en un ataque directo, tratando de vencer por simple poder de batalla.

La batalla no iba a empezar así.

Antes de que nadie se diese cuenta ya no estaba en la muralla, si no en el campo de batalla, concretamente enel lugar de choque de los dos ejércitos. Allí puse una mano en el suelo y un pequeño muro de estalactitas creció, separando ambos ejércitos. Ni uno solo de mis hombres se encontraba en el lado opuesto a nosotros, y solo aquellos mas lanzados del ejercito enemigo se encontraban en nuestro lado, como Sasha.

Me alejé unos pasos del maro y levanté la mano izquierda hacia el licántropo, que estando como estaba en su furor asesino no percibió mi jugada hasta que fue demasiado tarde. Unos hilos de fuego rodearon su cuerpo, y antes de reaccionara estiré de ellos, lanzándolo en el espacio entre yo y las estalactitas. Esto os puede parecer irreal, pero mi fuerza era suficiente como para levantar al gigantesco lobo, y una vez en aire la suya no le servia de nada.

Miré al que una vez había sido mi maestro, preguntándome que haría. ¿Me atacaría? ¿Se sentiría decepcionado? ¿Entendería que, para bien o para mal, mi camino se parecían demasiado a el que él mismo había recorrido? ¿Influiría de alguna manera que me hubiese convertido en vampiro? No podía predecir su reacción, pero yo no pretendía hacerle daño, como atestiguaba el hecho de que, aunque los hilos que le habían sujetado habían sido incandescentes, no tuviese ninguna quemadura en el cuerpo.

Tras unos segundos de silencio, durante los cuales mis tropas volvieron tras las murallas, hablé:

-Tenía entendido que ibas a participar en los duelos, Sasha. ¿Malgastarás tu tiempo enfrentándote a cuatro muertos vivientes o pelearás por el secreto del aire que tanto ansías?

No hice eso por orden de Xerxes, sino por mi propio pié, en parte porque una parte de mí odiaba ver a mi antiguo maestro destrozando a aquellos de mi ejercito que eran humanos, mis soldados. Sin embargo, tampoco me faltaba razón: por lo que tenía entendido los duelos se celebrarían al mismo tiempo que la batalla, y mi viejo amigo, si es que aún le podía llamar así, no se podía multiplicar y participar en ambos.


_________________
Aku-Soku-Zan

Delito-Ejecución-Inmediata
avatar
Bast
Elfo

Nombre : Bast
Escuela : La Torre, Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Lucy Bradley)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero aprendiz (Espadas, dos manos)
Clase social : Desconocida
Mensajes : 410
Fecha de inscripción : 10/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Bast el Dom Nov 18, 2012 12:27 pm

---------------------------------------------------------------------------
perdon por el repost, peroesto ha sido escrito después de que Alquamed, Titannia y Guzman fueran abandonados por su user (pobrecitos :_( )
La cuestión es que consideré importante que en vez de editar mi anterior tema lo pusiese en un tema nuevo para que saliese en últimos temas. de lo contrario alguien podría no darse cuenta y postear sin tener en cuenta este giro de los acontecimientos.
---------------------------------------------------------------------------

Mientras yo me encaraba con Sasha Alquamed había decidido bajar al campo de batalla y, aprovechando su secreto, descargar una lluvia de fuego arcano sobre el enemigo. No se sabe si por mala suerte o por algún arquero resentido al ver tanta destrucción y muerte, pero antes de que se diese cuenta el piromante tenía una flecha en el cuello.

Al ver esto decidí que la batalla con el licántropo podía esperar, y modifiqué la barrera de estalactitas para que separase también a mi antiguo maestro de mi ejercito. Luego me dirigí hacia mi compañero, al ser el mas cercano a él y tener mi velocidad de vampiro llegué antes que nadie, pero poco había que hacer: su vida se le escapaba como el agua se escurre entre los dedos de quien intenta agarrarla.

Pero no era lo único que se escapaba, pronto noté como una energía desconocida surgía de mí, y sorprendido advertí que se trataba del secreto de Alquamed. Fuera por mi afinidad a su elemento, fuera porque el secreto buscaba un nuevo poseedor al morir su antiguo recipiente, o quizá por ambas razones, sin quererlo el séptimo de los seis debía participar en los duelos.

_________________
Aku-Soku-Zan

Delito-Ejecución-Inmediata
avatar
Bast
Elfo

Nombre : Bast
Escuela : La Torre, Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Lucy Bradley)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero aprendiz (Espadas, dos manos)
Clase social : Desconocida
Mensajes : 410
Fecha de inscripción : 10/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Felix Vonturin el Dom Nov 18, 2012 4:31 pm

Aquél choque fue una autentica locura,hombre contra bestias y hombre contra hombre luchaban por uno estúpidos ideales,eso dañaba el equilibrio y era algo que estaba completamente fuera de lugar,como que los seis jamas deberían de haber existido y tanto como que quisiesen sellar la magia y privar a la gente que nacía con el don,aquí hacía falta justicia,y la justicia se poso en un arco que arrebate a uno de los arqueros.

Tense la fleche y apunte aquél hombre de piel morena,que no contento con sellar la magia quería matar a hombres inocentes.

Mis ojos ávidos concibieron el momento exacto para lanzar la flecha al cuello de aquel ser que amenazaba cualquier ideal de justicia.

Sentí como la flecha escapa de mis dedos y como impactaba contra mi objetivo,segundos después el que parecía ser el general del bando contrario se apresuro a ir en su ayuda << Demasiado tarde>> alzando la vista para encontrarme con la vista de Xerxes,aquel hombre que decía que era capaz de inundar nuestras vidas de justicia,aquél que con esa promesa la cual era incumplida inmediatamente,convenció a 6 personas para que luchasen a su favor,bueno mas bien ahora eran 5 personas las que seguían luchando.

Note la presencia de mi hermano bastante distante,el muy estúpido se había lanzado al campo de batalla y en el suelo se hallaba mientras el resto de unidades seguían combatiendo.

Devolví el arco al muchacho al cual se lo había arrebatado sin motivo aparente y lancé una ultima mirada a la muralla,suponía que ahora Xerxes querría un combate justo.

_________________

"Todo el mundo tiene derecho a morir al menos una vez."


avatar
Felix Vonturin
Cuenta inactiva

Nombre : Felix Vonturin Slash
Escuela : La Torre
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago oscuro
Clase social : Noble, Antiguo rey del Reino Élfico
Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : Limbo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Invitado el Dom Nov 18, 2012 4:41 pm

Todo pasó muy rápido, mientras Sasha mataba a soldados enemigos, de pronto apareció un muro de estalactitas y segundos después se vió flotando en el aire. Y para mas sorpresa, vió a su alumno Bast en el bando enemigo.
Cuando volvió de nuevo al suelo miró a Bast, el cual habia conseguido el secreto del Fuego. Se transformó de nuevo en elfo y preparó un hechizo de agua junto con otro de Aire.

-Bast... ¿Por qué haces esto?

Dijo antes de lanzar el hechizo, el cual consistia simplemente en unos perdigones de hielo junto con una onda de aire afilada como una espada.
Sabia que eso no iba a servir de mucho, pero le ayudaría como distracción para poder seguir avanzando.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Bast el Dom Nov 18, 2012 10:22 pm

He de reconocer que, aparte de con Xerxes, no había tenido demasiada relación con ninguno de los seis, pero de alguna manera encontraba que el era el que mas se me parecía por la relación que ambos teníamos con el fuego, y de la misma manera completamente opuesto a mi cara vampírica.

E incluso aunque no lo fuese hubiese sentido su muerte, como hubiese sentido la de cualquiera de aquellos extraños magos sin nada en común. Lastima por su final y unas palabras de respeto pronunciadas en medio de la batalla, eso era lo que le hubiese dedicado en otro caso.

Sin embargo, no solo había muerto, si no que le había visto agonizar ante mis ojos por culpa de esa saeta traidora. Además, había recibido de él el secreto del fuego, y me sentía endeuda con el hombre del desierto.

Todas esas circunstancias hicieron que me girara a ver el culpable de tal traición, y vi como uno de aquellos arrogantes magos devolvía un arco a uno de los arqueros. un fuego conocido ardió dentro de mí. Ese mago...podía ser superior a mí, muy poco probable que igual, imposible inferior, pero en ese momento deseaba encontrarme con él en los duelos, fuera o no lógico ese sentimiento.

Entonces Sasha volvió a las andadas. ¿Que pretendía, cuando mi ejercito ya había vuelto a la seguridad de la muralla? Al menos pude probar en aquellos patéticos ataques, que no estaban ni a mi altura ni a la de mi antiguo maestro, que mi control del elemento fuego había mejorado brutalmente cuando vaporicé los perdigones antes de que me alcanzaran y bloqueé con un escudo la onda de aire. Me di cuenta que si antes mi escudos eran mas fuertes de lo normal, ahora eran incluso varias veces mas resistentes. Pronto surgió en mí curiosidad por cuanto habría incrementado el nivel de mis ataques...

Pero no fue en ese instante, porque sentía una mezcla de colera y frialdad ante la muerte de mi compañero. ronuncié unas palabras y una serpiente de roca surgió del suelo, atrapándolo. Se podía librar de ella fácilmente, pero le paró el tiempo suficiente como para que me escuchara.

-Deja de hacer estupideces, Sasha. Si de veras quieres el secreto del aire habrás de esperar al duelo, o no tendrás ni siquiera la posibilidad de recuperar tu preciado objeto, ¿entendido?-dije, descargando sin querer en él parte de la rabia que me había producido el mago oscuro.

_________________
Aku-Soku-Zan

Delito-Ejecución-Inmediata
avatar
Bast
Elfo

Nombre : Bast
Escuela : La Torre, Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Lucy Bradley)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero aprendiz (Espadas, dos manos)
Clase social : Desconocida
Mensajes : 410
Fecha de inscripción : 10/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Xerxes Break el Lun Nov 19, 2012 4:45 pm

Alquamed había muerto... lo cierto es que no tenía remedio. Harto de esperar, se abalanzó hacia el campo de batalla, prendiendo fuego a todo aquel que se cruzaba en su camino. Le consumió su propia rabia. Olvidó que es mejor no avivarla demasiado.

Fue entonces cuando me di cuenta. Imagino que la culpa habrá hecho que se olvide, pero pude leer su mente con total claridad. Me esperaba algo por el estilo, pero no pude evitar entristecerme al ver el Secreto de la Tierra en el suelo.

Titannia se había marchado.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La situación es peor de lo que me imaginaba. Alquamed ha caído antes de tiempo y Titannia ha decidido desertar. Desconozco sus motivos, pero puedo adivinarlos. El fragor de la batalla puede anular hasta la más férrea de las voluntades. Estoy de que Xehanorth estará de acuerdo conmigo.

En cualquier caso, hemos perdido a dos de los nuestros, uno de ellos incumpliendo las normas... típico de Felix. Bueno, estoy seguro de que cualquiera en mi lugar hubiera hecho lo mismo.

- Raven... ya sabes que hacer

Ella me miró con una maliciosa sonrisa en el rostro. Si en algún momento sintió lastima por su compañera desaparecida, comprender mis instrucciones borró todo rastro de duda o miedo. La sed de sangre la llamaba. Y cuando eso ocurría, nada podía detenerla. Y como si de un torbellino se tratara, se envolvió en el conjuro "Nube Oscura" y se lanzó al campo de batalla, dispuesta a cumplir con su misión.

Con respecto al Secreto de la Tierra... tal vez pueda hacer un fichaje de última hora. Si esto era posible, en ese caso se me agotaba el tiempo. Inmediatamente después de que Raven se marchara, me dirigí a Andurk:

- Andurk... tráeme a Nayade

Y sin decir nada más, pronuncié las palabras del conjuro de teletransportación y desaparecí de allí.
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Flextus el Lun Nov 19, 2012 4:51 pm

Me parecía completamente absurdo que yo tuviera que luchar en una batalla en la cual directamente no me incumbía, todo por el trato que hice con Bast, ahora me tocaba luchar contra el puño del norte, que así es como le llaman los nórdicos a su ejercito, y a los bichos de mala muerte que la señora de la fortaleza había traído, pero nada comparado a la satisfacción que sentiría cuando volvería a ver a Krahdovah, sin duda me encontraba en el momento mas crucial que había vivido asta este día, pero lo que mas me dolía era haber tenido que irme de la torre, aunque si sobrevivía volvería, pero quien sabe, tal vez ya no me acepten de la misma forma que antes, mis compañeros eran esqueletos con "vida" con armaduras de piedra, y también había soldados humanos de la guardia del amanecer, todos ellos preparados para vivir una batalla que sin duda marcaría muchas vidas y destinos, pero sobre todo muchas muertes.

Al empezar la batalla, los bárbaros se lanzaron contra nosotros acompañados de un lobo, mejor dicho, un licántropo, que se trataba del Sasha, Bast hizo una barrera que separo a los dos ejércitos, y pobre de los que quedaros en nuestro lado, ya que fueron exterminados a la velocidad de un relámpago por los soldados de la guardia del amanecer, menos Sasha.

Un flechazo irrumpió en el cuello del portador del secreto del fuego, todo estaba pasando muy rápido sin duda, y mientras tanto la barrera de Bast seguía impidiendo un gran derramamiento de sangre.

Entonces supe que era el momento, me tocaba actuar a mi, yo tendría que usar la magia para salir de esta y dar un paso mas a la victoria, me arrodille en el suelo y puse mis manos sobre la tierra cubierta de nieve, empecé a formular frases, mientras un pequeño temblor azotaba suavemente la tierra, estaba haciendo un hechizo de agua, estaba utilizando una gran cantidad de agua subterránea que había bajo el campo de batalla, con la intención de usarla potentemente contra las fuerzas enemigas aprovechado que una barrera nos separaba para poder calcular donde debía salir el agua, de pronto justo en la superficie donde se encontraba el ejercito rival, empezó a salir gruesos y potentisimos chorros de agua hirviendo hacia arriba, con una fuerza que atravesaría el metal, los chorros empezaros a a llevarse a todos los soldados enemigos por delante, ocasionando muchas bajas, este ataque no duro mucho aunque lo suficiente para bajar un bien numero de rivales, me puse en pie de, debía reservar energías, la batalla iba a ser larga y dura...









avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Iaga el Mar Nov 20, 2012 4:31 pm

No podía aguantar mas, ya había habido suficientes muertes de personas que no deberían estar involucradas, y para colmo, Alquamed en un ataque de furia se lanzo al frente bombardeando mortalmente al ejercito rival, de respuesta, recibió un flechazo en el cuello que le transporto a la muerte, desde donde estaba pude contemplar quien había sido el culpable, un retorcido elfo que poseía un rostro que inspiraba locura absoluta, para colmo, Titannia desapareció, mostrándonos así su retirada, la comprendía, y sabia perfectamente porque lo había hecho, en ese momento yo también deseaba liberar al secreto del Aire y marcharme para siempre, pero lo que no quería era decepcionar a Xerxes, el había trabajado mucho para llegar asta donde estaba, pero aun así yo dudaba que todo su trabajo mereciese la pena, si tenia a todos los magos en su contra, esperando la oportunidad de arrebatarnos el don de la mano.

En ese momento, empuñe mi mas valioso tesoro, mi flauta, mientras la miraba fijamente pensaba "ojala que esto funcione" y a mi alrededor apareció un especie de brisa mágica que impedía totalmente que yo fuera víctima de alguna flecha u ataque como le sucedió al portador del secreto de el fuego, con un gesto majestuoso, empecé a tocar una extraordinaria melodía, una melodía que iba transportada por el poderoso viento llevándola a cada rincón del campo de batalla y de alguna manera, llamando la atención de todos los que luchaban en el, los soldados de la guardia del amanecer miraban dudosos y a la vez con un gesto de tranquilidad por la melodía que había conseguido que dejasen de gritar y alzar sus armas como si de locos se tratase, mientras que en el ejercito rival, los norteños se quedaros en un completo silencio, mientras todos se miraban entre si como si estuvieran buscando algo que les explicara lo que estaba sucediendo realmente, pues aquella melodía, no era cualquiera, estaba acompañada de un poderoso hechizo, algo que para muchos era una melodía corriente, preciosa pero corriente, para los soldados del norte les estaba significando algo mas, ellos estaban entendiendo en sus mentes un claro mensaje que se disolvía con la musica y los vientos.
------------------------------------------------------------------------------------------------
https://www.youtube.com/watch?v=lMbhPhSGzIo
------------------------------------------------------------------------------------------------

" ¿De verdad es luchar lo que queréis? se que para vosotros la lealtad es algo muy importante, pero vuestra vida también lo es, se que no queréis decepcionar a vuestro general ni tampoco que os tachen de cobardes, pero la mayoría de vosotros tiene familia que os esta esperando e hijos que todas las noches preguntan por vosotros por que ellos os necesitan ¿de verdad pensáis que ellos os dirán cobardes por volver a estar en vuestras casas junto a ellos?
La diosa no os perdonaría nunca que murierais luchado aquí, ni tampoco que abandonéis a vuestros seres queridos por una causa que no os pertenece, el verdadero cobarde es el que se queda aquí aun queriendo marcharse y todo por que temen que se lo echen en cara, y los valientes son aquellos que se largan de aquí sin preocuparse de lo que piensan ya que si eso es lo que desean eso debéis hacer.

¡Valientes soldados del norte, salid de este matadero y aceros con el honor de que por una vez habéis hecho lo que de verdad deseabais! aquí solo moriréis y ni siquiera os recordaran como es debido...
"

Este claro mensaje aparecía en las mentes de los soldados del norte que oían casi hipnotizados la melodía que desprendía mi flauta, en el horizonte ya se podía ver a los soldados dudosos de si estaban haciendo lo que de verdad deseaban, y poco a poco muchos arrojaban sus armas a suelo, otros no sabían que hacer y se miraban entre si, y algunos se aferraban a irse, pero muy pocos mostraban querer quedarse realmente.

Iaga miraba satisfecha lo que había conseguido con la musica, muchos soldados se iban directamente como si ya no les importase la batalla y mucho menos los demás soldados, el puño del norte estaba cayendo como si sus nudillos se resistiesen a golpear.

avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Raven el Miér Nov 21, 2012 3:18 pm

Xerxes había comenzado su treta. Iaga estaba utilizando su flauta para embaucar al ejército invasor de que abandonara la lucha. Yo mientras tanto, revoloteaba sobre el campo de batalla con el conjuro "Nube Oscura", en busca de cierta persona. Persona que no tardé en encontrar.

- Ojo por ojo - pensé, recordando las instrucciones de Xerxes

Recuerdo que torció una mueca de disgusto al darme aquella misión. Después de todo, fueron compañeros. No obstante, el fin justifica los medios. Era su deseo, y para mí, eso era más que suficiente. De modo que saqué uno de mis cuchillos, lo envolví en un halo de oscuridad, y sin pensármelo dos veces, lo arrojé contra mi objetivo.

- Ojo por ojo - volví a pensar - Diente por diente

Y con una malévola sonrisa, me alejé envuelta en mi Nube Oscura, dejando que la daga que clavé en su cuello terminara de hacer el trabajo.

Ahora, debo encargarme de los monstruos de Amy.
avatar
Raven
Humana

Nombre : Raven Darkhole
Escuela : Fortaleza de Aressher, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga oscura, Aprendiza de Magia Oscura
Clase social : Plebeya
Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 08/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Bast el Jue Nov 22, 2012 4:12 pm

Miré una última vez a mi viejo maestro y me fui, dándole la espalda, mientras mi conjuro que lo retenía desaparecía. Ni siquiera me preocupé por si aquel mago oscuro trataba de volver a atacar traidoramente: escudo era incluso mas poderoso que antes y no podía hacer ningún ataque capaz de atravesarlo sin que to supiese que la serpiente había sacado los colmillos.

Murmuré unas palabras y dos alas, una negra y la otra roja, crecieron de mi espalda, y me llevaron hasta lo mas alto de la muralla. Una vez allí abrí una puerta que llevaba a su interior, pero antes de hacerlo me giré hacia los seis magos que pretendían enfrentarse a nosotros.

-¿ Esperáis algo en concreto o vendréis una vez a los duelos?

_________________
Aku-Soku-Zan

Delito-Ejecución-Inmediata
avatar
Bast
Elfo

Nombre : Bast
Escuela : La Torre, Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Lucy Bradley)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero aprendiz (Espadas, dos manos)
Clase social : Desconocida
Mensajes : 410
Fecha de inscripción : 10/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Comienza la Batalla

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.