La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

La Mansión Egoísta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Mansión Egoísta

Mensaje  Amy Lackless el Vie Jun 17, 2011 6:01 pm

Bienvenidos, bienvenidos sean todos a la Mansión Egoista.

Es una mansión situada en las Cordilleras de la Luna, los muros naturales que rodean la Escuela de la Luna, lugar de aprendizaje de los magos humanos donde, Amelia, con un simple hechizo transformador, se transforma en una simple alumna, para conseguir objetos mágicos, desde ingredientes a gemas con propiedades mágicas. De hecho, ella estudió en dicha escuela, por lo que no hace falta que cambie su aspecto físico. Sólo el color de su túnica, ya que no saben las sendas que finalmente escogió.

De colores negros, esta mansión es prácticamente invisible al ojo humano, ya que en la región que se encuentra siempre es de noche y una oscuridad duradera envuelve el lugar haciendo casi imposible la tarea de encontrar el escondrijo de esta bruja, que está en uno de los valles ocultos por las montañas, cuyo único acceso es el puente que cruza el valle, ya que una barrera oscura defiende el área del castillo, impidiendo las intrusiones enemigas, siendo estas hechizos de teletransportación, de canalización o de localización. Lo que facilita mucho las conspiraciones que se planean en ese lugar.

La entrada está defendida por guardias, armados con fuertes lanzas, y hechizos de tercer grado —osease, hechizos de Tierra, Aire y Agua — Además, estos no son más que simples humanos cuyos conocimientos han sido adquiridos por medios de rituales y hechizos. Por su modo de comportarse, escuchando todas las órdenes de Amelia y cumpliendo sus deseos, hay quien piense que estos son marionetas. Pues bien, no se aleja demasiado de la realidad. Carecen de conciencia propia, y en verdad son como máquinas. No deciden ellos sus movimientos, sino que decide otra persona por ellos.


Bien, pues, pasemos a las estancias.


Lo primero que ve toda persona cuando entra es el lujoso vestíbulo que, pese a ser pequeño, en verdad es la estancia que conduce a las demás estancias, sean los baños, las habitaciones, el comedor...Y demás zonas similares. Contrastando con el negro exterior, las zonas del interior son blancas, o de colores similares, siendo estos el beige, el malva, o colores similares de similares gamas. Además, asimismo está amueblado con muy buen gusto, al igual que las otras zonas de la mansión.

Los dormitorios son amplios, con muebles hechos de madera de ébano, dando un toque fúnebre a la mansión. En cada cuarto hay un armario con ropa, tanto de hombre, como de mujer, asimismo como de niños y niñas. Hay una cama muy espaciosa, de gran tamaño, con sábanas de los más finos materiales, lino, seda, y satén. Las almohadas están rellenas de plumas, aunque pueden ser retiradas y pedir almohadas rellenas de algodón, que resulta un poco más cómodo.

Los baños están contiguos a las habitaciones. En ellos se encuentran Bañeras, lavabos, bidés, inodoros — Hay que ver lo que consigue la magia— y demás comodidades reservadas para el aseo personal. Hay, además, distintos tipos de jabones, bálsamos, aceites esenciales y sales minerales. Siempre se dispone de agua caliente, debido al encantamiento en el depósito de agua que permite alternar de caliente a fría en cuestión de meros segundos.

La biblioteca está justamente en la izquierda de las escaleras. Es un cuarto, cuyas estanterías están fabricadas de madera de ébano claramente, donde reina el silencio. Hay desde libros de magia hasta, finalmente, libros de poesía y prosa. Es donde Amelia suele realizar los estudios que ella voluntariamente hace — sobre química, alquimia, biología, y demás conocimientos avanzados— para que sus planes, estrategias y demás nunca fallen.

El comedor es un amplia sala, con grandes mesas y muchas sillas alrededor de ellas, donde siempre hay comida caliente esperando a un invitado hambriento. Curiosamente, hay más de diez cocineros bajo las órdenes de Amelia, que se ocupan de que la comida siempre esté en buenas condiciones. Si la comida se enfría, los hechiceros se encargarán de reemplazarla por si alguna vez su Señora decide pasarse por el comedor.

La gran sala que está justamente al lado del comedor es la intensa cocina donde los cocineros trabajan sin descanso, día tras día, para que no falte de nada. Aunque muchos estaréis pensando lo contrario, en verdad son felices trabajando tanto, por que en verdad son esclavos huidos acogidos bajo el manto de alguien que les proporciona seguridad a cambio de su leal trabajo.

En una de las torres de la mansión está el estudio de Amelia, sólo accesible si ella desea abrirlo, por que nadie puede entrar en él sin que Amelia previamente lo abra. En él se encuentran sus secretos más ocultos, sus conspiraciones más trabajadas e, incluso, una bitácora en la que contiene todos los datos accesibles para ella de las personas que conoce, sean sus enemigos o aliados. Es muy común ver frascos, calaveras de distintos animales que hacen como soportes de velas — y asimismo libros— esparcidos por la estancia, estando en mesas, estanterías, taburetes o en el suelo. Una biblioteca circular rodea la mitad de la habitación.

Una gran sala circular se encuentra en el último piso de donde siempre aparece una música agradable. Si, habeis adivinado, es la sala de Baile, donde Amelia suele celebrar fiestas donde pueden acceder todas las personas, desde simples pueblerinos hasta magos, con la simple condición de no intentar dañar a Amelia, pues al estar en su territorio ella sabe cómo aprovechar el entorno. Es decir, que si estáis en su Mansión debéis comportaros bien, si no queréis que la ira de la Reina Egoísta caiga sobre vosotros y os maldiga.

Los últimos lugares de los que quiero hablar son los cuartos de estar, que es donde suele pasar Amelia su tiempo libre, bebiendo te, o leyendo un libro. Quizá practicando magia o demás cosas similares. El caso es que, la estancia le sirve como cuarto de juegos, donde se siente libre para hacer lo que quiera. Mesillas y Sillas de Ébano, un tipo de madera común por el lugar, decoran la estancia. Y ante el balcón, hay unas cortinas. Justo debajo de un retrato de la Reina Egoísta está la chimenea, que nunca está apagada.

Cabe destacar que en toda habitación hay un cordón para llamar a la servidumbre y, que cada estancia está ricamente decorada.




 

~
En el Torreón de los Espejos


Era un torreón bastante grande, y alto, que se alzaba a metros de mi Mansión. Tenía un hechizo de protección creado por mi misma para que nadie pudiera verlo, o entrar sin mi permiso. Estaba en la cúspide, en la habitación cuyas paredes estaban cubiertas por espejos de toda formas y tamaños, con runas escritas en los bordes. Había un gran espejo central, en el suelo, preparado específicamente para aquella ocasión. Tenía trazado con sangre y carbón sobre él un círculo enmarcado en runas con el que pretendía crear la invocación. El círculo estaba rodeado por catorce velas negras, como exigía la llamada.

Susurré una palabra arcano, y en llamas púrpuras tornaron sus mechas. Los espejos reflejaban y concentraban la luz, creando en el aire un poliedro estrellado de catorce puntas, o una estrella de catorce puntas, según desee leer. De mis dedos comenzó a salir la más pura oscuridad, la oscuridad ponzoñosa, y el frío sepulcral se apoderó de la cámara carente de ventanas. La oscuridad rodeó el círculo, y se introdujo en sus trazos, a la vez que yo pronunciaba el encantamiento necesario.




El espejo del suelo tornó en oscuridad, y comenzó a salir una bruma fantasmal. Cuidando de que no se apagara ninguna vela (Por que entonces la puerta se cerraría) levité, y me coloqué sobre el centro del espejo, e introduje mi mano. Esperando que algo la atrapara, la saqué, sacando conmigo una figura encapuchada, que reconocía. Cuando la figura salió completamente, apagué una vela, destrozando el espejo en el proceso.

— Bienvenido a mi humilde morada, Su-Riak, de la Casa del Arce

Reparé en el libro que tenía debajo del brazo. Sonreí.


Última edición por Amy Lackless el Jue Dic 06, 2012 9:48 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
Amy Lackless
Humana

Nombre : Amelia Lackless
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumna), Fortaleza de Aressher (Maestra)
Bando : El Dios
Condición vital : Viva
Cargo especial : Señora de la Fortaleza de Aressher, Maestra de Nigromancia
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Nigromancia
Clase social : Reina
Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Riak el Vie Jun 17, 2011 6:31 pm

Tardé demasiado tiempo en encontrar el portal y, cuando lo hice, no aparecí en el lugar calculado. Con el deseo de salir del Laberinto, al borde del delirio, aferré aquel brazo que se extendía hacia mí ofreciéndome la salvación. Sus dedos se cerraron en torno a mi mano y las pesadillas, sombras y voces desaparecieron; en su lugar, una sala repleta de espejos tomó forma a mi alrededor.

Una voz suave, clara y dulce habló:

«Bienvenido a mi humilde morada, Su-Riak, de la Casa del Arce».

Anduve a pasos lentos hasta la pared y me apoyé en el borde de uno de los espejos. Me había llamado por mi nombre completo. Mi nombre real; el que me dieron al nacer. El que había intentado borrar.

Giré la cabeza y me volví hacia ella. Amelia. ¿Cómo demonios conocía ese dato? Sonreí. Raro era que se le escapara algo.

Hace tiempo que ese dejó de ser mi nombre. —Hice una pausa y alcé la mirada, intentando mantenerme firme; no obstante, una parte de mí aún sufría las secuelas del peligroso viaje—. Bonita casa, Reina Egoísta; gracias por vuestra invitación.

Clavé las pupilas en el Ars Sacratorum y supe que nada había sido en vano.
avatar
Riak
Elfo

Nombre : Su-Riak de la Casa del Arce (Riak)
Escuela : Escuela del Bosque Dorado (ex-alumno), Maestro de la Fortaleza de Aressher (magia) y de Rossnatt (Transformación)
Bando : El Dios
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Nessa)
Cargo especial : Maestro de Aressher (magia básica), Maestro de Transformación
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Magia de Transformación
Clase social : Noble, destituido de su cargo como duque de la Casa del Arce, actual Duque de Nyx
Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Amy Lackless el Vie Jun 17, 2011 6:46 pm

Tenía razón; era Riak.

Mi intuición nunca me falló, y si en este momento habría osado fallarme, Riak, y uno de los más poderosos tomos de magia se habrían perdido en el abismo (Así es como me gustaba llamar al susodicho lugar) por siempre y siempre jamás. Por que, casi todas las puertas a él se habían cerrado irremediablemente.

Estaba exhausto; pasó demasiado tiempo en el abismo. Si ese maldito mago no me hubiera interrumpido, hubiere yo llegado a tiempo y conservaría él más que un simple respiro en su cuerpo. Pero, por lo menos, permanecía vivo, y eso era lo que a mí em importaba. Tranquila, me acerqué a él, lanzando curiosas miradas al libro de tapa de piel negra.

Podrás descansar aquí hasta que...— Lo miré, tranquila— Dejes de parecerte a un espectro.

_________________
avatar
Amy Lackless
Humana

Nombre : Amelia Lackless
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumna), Fortaleza de Aressher (Maestra)
Bando : El Dios
Condición vital : Viva
Cargo especial : Señora de la Fortaleza de Aressher, Maestra de Nigromancia
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Nigromancia
Clase social : Reina
Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Riak el Vie Jun 17, 2011 7:10 pm

Reí ante el comentario de la joven.

Faltó poco para que, en lugar de parecer un espectro, lo fuera —dije—. Pero no tardaré en recuperarme...

Acaricié la cubierta del libro y admiré sus detalles, cuidadosamente trazados, en relieve, sobre la portada. Aquel objeto emanaba una densa aura oscura; valiéndose de un simple contacto, cualquier mago avispado habría adivinado su contenido. Bueno, más que adivinado, imaginado. Pocas personas en el mundo han tenido la fortuna de hojear el volumen... y yo estaba a punto de hacerlo. Lo tenía allí, en mis manos, y aquel fue motivo suficiente para hacerme olvidar la mala experiencia que acababa de vivir.

¿Has visto, Amelia? El Ars Sacratorum lejos de Narshel y de la Torre; ¡en manos de un nigromante! —Sonreí—. Creo que ha llegado la hora de derrocar a la Señora de la Torre... ¿dónde estaba? Ah, sí, el Templo...



~FIN DE ESCENA~



avatar
Riak
Elfo

Nombre : Su-Riak de la Casa del Arce (Riak)
Escuela : Escuela del Bosque Dorado (ex-alumno), Maestro de la Fortaleza de Aressher (magia) y de Rossnatt (Transformación)
Bando : El Dios
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Nessa)
Cargo especial : Maestro de Aressher (magia básica), Maestro de Transformación
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Magia de Transformación
Clase social : Noble, destituido de su cargo como duque de la Casa del Arce, actual Duque de Nyx
Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  William el Mar Ago 16, 2011 12:18 am

Según rumoreaban, la Mansión Egoísta —residencia de la poderosa Reina Egoísta—, se hallaba en las inmediaciones de la Escuela del Lago de la Luna. Resultaba irónico que una devota de la oscuridad se hospedara cerca de una escuela de magia; no obstante, cuando se trataba de ella, nada resultaba extraño... La gente que decía haberla visto, aseguraba que era una nigromante totalmente excéntrica e imprevisible. Yo no me fiaba demasiado de tales rumores, pero no me quedó más remedio que seguirlos: eran la única pista que tenía para llegar hasta la famosa (y a la vez ignota) Reina Egoísta.

Pasé varios días recorriendo las Cordilleras de la Luna; puesto que el sol nunca emergía, no acertaría a precisar cuántos. La perpetua noche dificultaba mi búsqueda: me vi obligado a malgastar energías en incontables hechizos para ver en la oscuridad. Estaba a punto de darme por vencido cuando mis ojos avistaron la silueta de un torreón. Era de color negro obsidiana y, por consiguiente, me costó varios minutos identificarla.

Tiene que ser ahí —susurré.

Eché a andar y pronto llegué a las puertas de la mansión. No me había equivocado; allí se erguía, bella y tenebrosa, la residencia de la Reina Egoísta. «Espero que esté dispuesta a ayudarme», deseé. Yo, con tal de que me prestara un Ars, habría aceptado hacer cualquier cosa que me pidiera.

Me arreglé un poco las ropas y me dispuse a entrar, pero, a la entrada de la casa, unos guardas me impidieron el paso.

Disculpad, tengo que hablar con la Reina Egoísta... Es urgente —expliqué.

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Amy Lackless el Mar Ago 16, 2011 12:30 am

Los cuervos sobrevolaban los torreones y los alrededores de mi mansión. Ellos eran mis centinelas y me mantenían al corriente de las inmediaciones. Un día, uno de los cuervos se posó en mi cuello y en su característico lenguaje (Que lo traducía mediante un simple hechizo del primer libro) lo entendía. Alguien parecía estar buscándome. Pues bien, le dejaría encontrarme.

Si no quisiese, nunca me encontraría, pues un hechizo de camuflaje mantenía oculta la Mansión y sus alrededores camuflados como montañas. De hecho, el lugar donde me hospedaba yo parecía más una fortaleza que nada. Estuve siempre pendiente de saber donde andaba aquel muchacho que tenía bastantes agallas para verme.

Una noche, bueno, a una hora en la que estaba despierta, uno de los cuervos lanzó un único graznido.

<<Bien, veamos ya qué es lo que quiere ese mocoso>>


Él ya llegó al puente, según las imágenes que me transmitían los ojos de las estatuas de grifos que coronaban la entrada del puente. En ese momento estaba degustando una taza de te, y, sin querer salir yo misma a recibirlo, pronuncié un hechizo. El chico debería levitar en el aire. Y pronto una energía no vista tiró de el y lo guió por estancias hasta postrarlo junto a mi. Yo, como si nada, le di un sorbo al te.

Te doy la bienvenida a mi hogar, Rojo. Ahora será mejor que me digas qué es lo que buscas antes de que te despedace y te transforme en una quimera no-muerta— Le dije, con total naturalidad.

_________________
avatar
Amy Lackless
Humana

Nombre : Amelia Lackless
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumna), Fortaleza de Aressher (Maestra)
Bando : El Dios
Condición vital : Viva
Cargo especial : Señora de la Fortaleza de Aressher, Maestra de Nigromancia
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Nigromancia
Clase social : Reina
Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  William el Mar Ago 16, 2011 12:44 am

Estaba aguardando la respuesta de los guardas cuando, de pronto, fui arrastrado por los interiores de la mansión. Al principió me sobresalté pero, a medida que iba avanzando, me acostumbraba a la sensación. Finalmente, llegué a una salita donde una joven tomaba el té tranquilamente, como si mi presencia allí fuera la cosa más normal del mundo. Me sorprendió descubrir que aquella muchacha de apariencia frágil fuera una de las más poderosas nigromantes del mundo.

Ahora llegaba la gran pregunta: ¿cómo debía actuar? Su bienvenida no había sido precisamente acogedora, pero bueno, ¿qué podía esperar de una nigromante?

Mi nombre es William —comencé, aunque supuse que aquel detalle carecía de importancia—. Estoy... Bueno, escuché rumores y pensé que... —Bajé la mirada y tomé aire. Quizás todo aquello había sido una tontería desde el principio—. Pensé que... —me detuve unos segundos, dubitativo; no sabía cómo debía referirme a ella— vos —me decanté por el tono formal, puesto que, nigromante o no, estaba frente a una reina a la que, además, quería pedirle algo— podríais tener en vuestro poder cierto libro de magia negra..., un Ars, supongo que lo conoceréis... —Suspiré—. Quizá os parezca osado, pero vos sois mi última alternativa. Necesito ese libro... —Reparé en el delatador color de mi túnica—. Yo... hace tiempo que me alejé de los buenos propósitos; aunque no porte la túnica negra, os aseguro que no... que no rindo lealtad a la Diosa...

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Amy Lackless el Mar Ago 16, 2011 1:16 am

¿William, dijo? Sonreí, tranquilamente, alejando la taza de te de mi rostro. La dejé sobre su correspondiente plato, y me crucé de piernas y apoyé mis codos sobre los brazales de madera de la silla en la que estaba sentada, y entrelacé los dedos, sin esforzarme en ocultar la sonrisa, mientras miraba al joven de arriba a abajo.

William...William...Así que tú eres el famoso Will. No esperaba verte por aquí, sinceramente. Riak me habló muy bien de ti.

Hice una pausa y tomé un sorbo de té. Mientras, sondeé su mente. Lo que decía era cierto, o eso aparentaba ser. Yo misma induje otros recuerdos en mi mente varias veces para que las situaciones vayan como quisiera si me sometían a un sondeo. Muy práctico el hechizo ese, seré sincera.

No es que haya oído hablar de los Ars. Es que tengo uno de ellos en mi posesión.

Oí mencionar a la diosa. Maldecía a todos y cada uno de sus...engendros. Hijos no se les podía llamar, de cualquier modo. En mi mente bullían millones de ideas, cada una más perversa que la anterior. Anticipándome a lo que iría a decir, abrí la boca y comencé a hablar.

Ahora es cuando me pides que te deje el Ars durante un tiempo para poder...¿Qué?¿Conquistar a esa pelirroja?— Al finalizar la oración solté algo similar a un quejido, seguido de una perversa y delatadora sonrisa.—

_________________
avatar
Amy Lackless
Humana

Nombre : Amelia Lackless
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumna), Fortaleza de Aressher (Maestra)
Bando : El Dios
Condición vital : Viva
Cargo especial : Señora de la Fortaleza de Aressher, Maestra de Nigromancia
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Nigromancia
Clase social : Reina
Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  William el Mar Ago 16, 2011 1:34 am

Su forma de hablar me resultaba, cuanto menos, exasperante; cuando pronunció el nombre de Riak, más todavía. Sabía que había sondeado mi mente, y no ofrecí ninguna resistencia, al fin y al cabo, poco tenía que esconder.

«Ahora es cuando me pides que te deje el Ars durante un tiempo para poder... ¿Qué? ¿Conquistar a esa pelirroja?», dijo con tono socarrón. La sonrisa que sucedió a tales palabras fue más que esclarecedora. La Reina Egoísta no solo conocía a Cathy, sino que ella era la causante de lo que le estaba sucediendo.

¿Fuisteis vos quien la envenenó? —pregunté, aunque era más afirmación que pregunta.

Clavé una mirada furiosa en la nigromante, pero esa fue toda mi reacción. En otras circunstancias, no habría dudado un solo segundo en atacarla pero, en aquel momento, no moví un solo músculo. Una parte de mí deseaba vengar a Cathy; otra le agradecía que la hubiera envenenado. Me sorprendí a mí mismo obedeciendo a esa segunda parte. «Si Cathy recordara se acabarían todas mis posibilidades». No había verdad más cierta que aquella.

Podríais darme el Ars en compensación.

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Amy Lackless el Mar Ago 16, 2011 1:56 am

¿Darte?Solté mi característica risa cantarina— No, cariño, no voy a darte el Ars. Lo máximo que haré será prestártelo, y créeme, te voy a poner condiciones. No pienso dejar que nadie se apodere indefinidamente de tan poderoso grimorio.

Sonreí y me levanté de mi asiento, abandonando la taza de te. Desaparecí de la habitación tocando un artefacto que me llevó a la biblioteca. Con facilidad, localicé el grimorio y lo tomé entre mis brazos, y usé el mismo artefacto para desaparecer. Aparecí en uno de los torreones, y vi como uno de los cuervos tenía cogido en el pico un colgante de plata con un amuleto decorado con perlas y esmeraldas. Usé el mismo artefacto y aparecí otra vez en la sala.

Dejé el grimorio desinteresadamente en la silla mientras, levitando (Will era bastante alto) ataba el collar al cuello de William. Entonces, me alejé.

No me molestaré en decir cual es el nombre del collar. Directamente, pasaré a sus funciones. Si intentas quitártelo, el Ars desaparecerá y se anulará cualquier hechizo que formularas con él. Si intentan quitártelo, pasará lo mismo. Eso también pasa si le das a otra persona el Ars. Osea, que si el collar o el Ars ya no están en tu posesión, el Ars volverá a mi. Después, puedes vender el collar...o haz lo que quieras con él— Me encogí de hombros haciendo que tomara el Ars— Y si le pasa algo al Ars, aunque sea un trozo de página roto— fruncí el ceño— Ni tus dioses paganos se apiadarán de ti.

Dicho esto, lo saqué de la Mansión con el mismo hechizo. Me senté otra vez y tomé el te, notando como se materializaba un cuerpo.

¿No te han dicho que espiar conversaciones ajenas es de mala educación, Riak?

_________________
avatar
Amy Lackless
Humana

Nombre : Amelia Lackless
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumna), Fortaleza de Aressher (Maestra)
Bando : El Dios
Condición vital : Viva
Cargo especial : Señora de la Fortaleza de Aressher, Maestra de Nigromancia
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Nigromancia
Clase social : Reina
Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Riak el Mar Ago 16, 2011 2:08 am

La educación..., los modales... Todo eso no son más que tonterías —dije, esbozando una leve sonrisa.

Deshice el hechizo de invisibilidad que me había ocultado de las miradas y descubrí mi presencia ante Amelia, aunque ella ya sabía que estaba allí desde el principio. La sonrisa se esfumó de mi rostro. Había presenciado el encuentro casi desde el primer momento; había visto como la nigromante le prestaba su Ars a William, al cual, días antes, le había negado el "préstamo" de mi Ars.

¿Por qué se lo has dado? —pregunté, intentando encontrar algún atisbo de maldad en sus acciones—. Ni tú ni yo obtendremos ningún beneficio; todo lo contrario, si no cuida del Ars, solo te perjudicarás...

Me acerqué a ella y apoyé las manos sobre el respaldo del sillón donde se sentaba.

Amy, intuyo que se me escapa algo, ¿no es cierto? —susurré—. Si me cuentas lo que tramas, tal vez pueda ayudarte.
avatar
Riak
Elfo

Nombre : Su-Riak de la Casa del Arce (Riak)
Escuela : Escuela del Bosque Dorado (ex-alumno), Maestro de la Fortaleza de Aressher (magia) y de Rossnatt (Transformación)
Bando : El Dios
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Nessa)
Cargo especial : Maestro de Aressher (magia básica), Maestro de Transformación
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Magia de Transformación
Clase social : Noble, destituido de su cargo como duque de la Casa del Arce, actual Duque de Nyx
Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Amy Lackless el Mar Ago 16, 2011 2:18 am

HAY beneficios, alma mía.

Sonreí notando como se acercaba a mi y como apoyaba las manos en el respaldo de la silla, inundando la sala de aquel olor dulce que desprendía el vino de los bosques de Tamika, una provincia élfica. Un vino del que él estaba muy aficionado. Le di un sorbo a mi te antes de continuar hablando. Pero cuando iba a decir algo, él dijo unas cuantas palabras.

Oh, es verdad, tu aun no lo sabes. Bueno, permíteme ponerte al día. William, Catherine y Crescent son...por decirlo de alguna manera, de la misma generación de magos de La Torre, todos se sacaron las túnicas rojas casi en la misma fecha. Al menos, en el mismo mes. Lo que casi nadie sabe, es que Crescent también está enamorado de Catherine. Es fácil, por que probablemente Crescent se entere de que Will tiene el Ars en sus manos y planea algo malo, aunque también debería estar preocupado por las fallas de memoria de Catherine. Cuando Crescent se de cuenta de lo que trame...Es fácil, irá a por él y probablemente lo matará. Si no, lo dejará lo bastante débil como para morir. Y es muy fácil clavar un puñal en la nuca a un guerrero exhausto, no importa cuantas medidas protectoras use. Morirá en el acto. Y, de paso, eliminaremos a la furcia pelirroja.

Retiré el flequillo que emborronaba mi mirada y le di un sorbo al té.

¿Alguna pregunta más?

_________________
avatar
Amy Lackless
Humana

Nombre : Amelia Lackless
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumna), Fortaleza de Aressher (Maestra)
Bando : El Dios
Condición vital : Viva
Cargo especial : Señora de la Fortaleza de Aressher, Maestra de Nigromancia
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Nigromancia
Clase social : Reina
Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Riak el Mar Ago 16, 2011 2:33 am

No pude evitar soltar una carcajada al escuchar su comentario.

¿Furcia pelirroja? No se me había ocurrido llamarla de esa manera...

Rodeé la silla y me coloqué frente a ella, paseando mi mirada del té a sus ojos y viceversa. Era un plan retorcido y lleno de maldad; en otras palabras, un plan perfecto.

Tan astuta como siempre, querida... No esperaba menos de ti —comenté—. Entonces, resumiendo: nos quitamos al héroe de turno, a la furcia pelirroja —sonreí con complicidad— y al idiota sin principios de un solo movimiento. Interesante... Me encantaría ver como los tres acaban cayendo en tu trampa, matándose entre ellos. Solo hay una cosa sobre la que me quedan dudas... —Alcé la mirada y clavé en ellas mis ojos verdes—, ¿desde cuándo eres tan avispada en asuntos del corazón?

avatar
Riak
Elfo

Nombre : Su-Riak de la Casa del Arce (Riak)
Escuela : Escuela del Bosque Dorado (ex-alumno), Maestro de la Fortaleza de Aressher (magia) y de Rossnatt (Transformación)
Bando : El Dios
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Nessa)
Cargo especial : Maestro de Aressher (magia básica), Maestro de Transformación
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Magia de Transformación
Clase social : Noble, destituido de su cargo como duque de la Casa del Arce, actual Duque de Nyx
Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Amy Lackless el Mar Ago 16, 2011 2:47 am

Reí junto a él.

Sí, lo sé, es un plan perfectamente malvado.

Rodeó la silla y se colocó frente a mi, dando largas miradas a mis ojos y al te que estaba bebiendo, del que apenas quedaba un sorbo. Y ese sorbo lo bebí y dejé delicadamente sobre el platito. Correspondí a su mirada y sonreí ante su última pregunta.

Mi alma, como puedes observar, soy mujer, y a las mujeres nos apasionan los temas del corazón. Y yo se sondear mentes. De hecho, he sondeado la del trío problemático. Me se de memoria las veces que se han rozado, cuantas noches han pasado juntos contemplando las estrellas...

Le dirigí otra sonrisa mientras me levanté, y abrí uno de los ventanales de la sala, inundándola con la fría brisa de la noche perpetua. Noté como las cortinas de seda ondearon con la brisa y sonreí al sentir su tacto. Desaté los tirabuzones y sacudí la cabeza, dejando que una aureola flameante rodease mi cabeza.

Ahora, si me disculpas, tengo a unos niñatos problemáticos que vigilar. Y si eso, matar.

Salté por la ventana. Un cuervo comenzó a volar rápidamente, a muchos metros sobre William, siguiéndolo.


_________________
avatar
Amy Lackless
Humana

Nombre : Amelia Lackless
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumna), Fortaleza de Aressher (Maestra)
Bando : El Dios
Condición vital : Viva
Cargo especial : Señora de la Fortaleza de Aressher, Maestra de Nigromancia
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Nigromancia
Clase social : Reina
Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Riak el Mar Ago 16, 2011 3:55 pm

Me senté en una de las sillas y observé como la brisa nocturna mecía los cabellos de Amelia con suavidad. La luna proyectaba sus rayos de plata sobre aquellos mechones rojos, imprimiendo así un hermoso brillo en ellos.

Si no te importa, me gustaría quedarme aquí un rato... —Esbocé una media sonrisa—. Ya sabes, para ver como despedazas a nuestro querido trío...

Me puse en pie y eché una mirada en derredor, en busca de alguna bebida que resultara apetecible al paladar.

¿Tienes vino por aquí? —pregunté, acercándome a la ventana—. Hmmm, ¿adónde se dirige el rojo? —añadí, siguiendo la travesía del cuervo.
avatar
Riak
Elfo

Nombre : Su-Riak de la Casa del Arce (Riak)
Escuela : Escuela del Bosque Dorado (ex-alumno), Maestro de la Fortaleza de Aressher (magia) y de Rossnatt (Transformación)
Bando : El Dios
Condición vital : Vivo, Kin-Shannay (Kai: Nessa)
Cargo especial : Maestro de Aressher (magia básica), Maestro de Transformación
Rango de mago : Nigromante, Especialista en Magia de Transformación
Clase social : Noble, destituido de su cargo como duque de la Casa del Arce, actual Duque de Nyx
Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 04/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Mansión Egoísta

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.