La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Capítulo III: El Salón de la Tierra

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Xerxes Break el Dom Dic 16, 2012 9:46 am

El día avanzaba. Y cuanto más se desplazaba el Sol por el cielo, más cruenta se volvía la batalla en el exterior.

Lo observaba todo a través del Espejo Generoso, mi fiel escudo, que se había enfrentado conmigo a múltiples peligros. Gracias a él, jamás había recibido un rasguño. A través de su reflejo podía observar todo lo que sucedía, como si de un Óculo se tratara. Y ahora, observaba satisfecho como nuestros invitados avanzaban por el interior de la Muralla.

El primer duelo se celebrará en el Salón de la Tierra. Era una gran habitación, cuyas paredes estaban hechas de piedra pura y cuyo tejado abovedado era tan alto, que un gigante podría estar de pie allí sin ninguna dificultad. Las ventanas en las paredes de piedra regalaban la luz que se filtraba al gigantesco árbol que había en el centro de la estancia. El resto de la habitación era como un pequeño invernadero, donde crecían todo tipo de pequeñas, pero curiosas plantas y flores de tierras extrañas.

A Titannia le encantaban esas flores. Aún me cuesta creer que haya decidido marcharse. No estaba en los planes que Flextus ocupara su lugar. Y estoy convencido de que él, no habría imaginado ni en sus sueños más íntimos, que llegaría a poseer el poder de la Mano Negra. Tardará un rato en acostumbrarse a su presencia constante, pero en cuanto le haya cogido el trunquillo, sabrá agradecer el íncreíble poder que le he concedido. El poder para resucitar a Kradovah.

Pero no lo tendrá nada fácil. Pues su contrincante no es otro que el legendario Crescent von Wolfkrone, el Comandante en Jefe del ejército que hoy ha venido a visitarnos, y que con tanta culpa han abandonado hoy el combate.

Nuestros invitados están a punto de llegar al Salón de la Tierra, y Flextus ya les está esperando. Mientras él y Cres luchan, los demás deberán seguir avanzando hacia sus respectivas salas. El combate final se acerca...

... ¡esto va a ser de lo más emocionante!
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Dom Dic 16, 2012 12:09 pm

Después de a ver obtenido el Secreto de la Tierra y conseguir es magnifico poder de la Mano Negra, conseguí curar por completo el huevo de dragón que Bast me dio, luego seguí las ordenes de Xerxes y me dirigí a la cuya sala donde tendría que enfrentarme a a Crescent fon Wolfkrone, había oído hablar de el en la Torre, pero rara vez se le veía por allí, así que nunca lo había visto en persona, la sala era grande y muy alta, algunas de las plantas que había por allí no las recordaba a ver visto nunca, y un gran árbol se situaba en el centro. Estuve observando la sala al completo durante un buen rato, mientras que mi adversario llegaba.

Llevaba una armadura de cuero reforzado, de color marrón y que no me cubría los brazos, estaba adornada con algunos bordados de color dorado que dibujaban figuras que tenían que ver con la naturaleza, también portaba unos brazaletes dorados en cada muñeca, que se me ajustaban a la perfección, y en la cabeza un yelmo de hierro que también tenia figuras doradas dibujadas e iban a juego con el chaleco de cuero, en mi cinturón portaba un hacha grande.

Me senté en el suelo con la espalda apoyada en el árbol, para esperar a Crescent.
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Dom Dic 16, 2012 5:27 pm

No me gustaba el lugar.

No me gustaba nada de nada. Se parecía a la torre, al menos por el interior, y si se omitían todos los árboles y todas las flores que crecían, y aquel gran árbol en el medio de la sala, que parecía ser el pilar que evitaba que toda la construcción cayese. Por todo lo que veía podría intuir el hecho de que tuviese que enfrentarme contra el portador del secreto de la tierra.

Por muy extraño que pareciese, por el mero hecho de haberme educado en las arcanas artes de la magia en unos lugares similares -claro está, si se quitan todos los árboles del interior de la sala-, no me sentía cómodo en este lugar, por muy al norte que estuviese y por muy lleno de vida que estuviese. Aquí podría encontrar tres cosas: La victoria, la derrota, o incluso la muerte. Y prefería que de ellas tres solo encontrase la primera.

Le avisté: Estaba ahí sentado, apoyado en el gran árbol que parecía hacer de pilar, que con ramas milenarias parecía sujetar las paredes. Llevaba una armadura de cuero y un yelmo de hierro, decoradas con diseños dorados recordando a la naturaleza, a diferentes animales y a diferentes plantas y flores. También llevaba unos brazaletes dorados, uno en cada brazo, y un hacha colgando de su cinto.

Yo portaba mi armadura de acero, unida por tiras de cuero curtido. Era una armadura de placas, que si se pintaba de dorado y se le sacaba brillo acabaría brillando más que el sol y que el oro bruñido. Era también resistente, y tenía pintado sobre el pecho el lobo blanco de los Wölfkrone, aunque en mi espalda, sobre mi capa roja, quedaba emblasonado el lobo negro que era mío propio. Hablando sobre la capa, me la quité, por que podría ser un estorbo.

Me encaminé hacia aquella persona que yacía bajo el árbol mientras desenfundaba la espada.

Había venido aquí por mi secreto, y sin él no me marcharía.

La suerte estaba echada.

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Xehanorth el Dom Dic 16, 2012 6:08 pm

Los seis llegamos a una habitación de gigantescas proporciones. Todo allí rebosaba de vida, y un gigantesco árbol era el que sostenía el techo que sobre nosotros se encontraba. Apoyado en aquel ancestral roble, vi algo que desearía no haber visto:

- ¿Flextus? - musité, sorprendido - ¿Qué estás haciendo aquí? ¿Qué significa esto?

No lograba salir de mi asombro. ¿No me digas que nos ha traicionado? No. No puede ser. Debe haber alguna explicación. No es posible...
avatar
Xehanorth
Humano

Nombre : Xehanorth
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia)
Rango de mago : Archimago
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 13/08/2011
Edad : 23
Localización : La Torre del Valle de los Lobos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Dom Dic 16, 2012 7:14 pm

Estaba sumergido en la tranquilamente mis pensamientos cuando los aquellos seis magos irrumpieron en la sala, por fin habían llegado, entre ellos había varias caras conocidas como por ejemplo la el maestro Xehanorth, la verdad es que me incomodo su presencia pues seguramente estaría pensando mal de mi, - Si sobrevivo, te lo explicare- Esas fueron las únicas palabras que le dijo al que una vez fue uno de sus maestros, después se fijo en el que parecía ser su adversario, portaba una armadura de acero, y se acercaba a mi directamente sin mediar palabra alguna mientras desenvainaba su espada, yo me levanté de el suelo en ese momento, y me puse a alerta, antes de hacer nada, di una especie de soplido hacia arriba que hizo que me flequillo se moviese y después volviera a su sitio.

A mi alrededor aparecieron cuatro gigantescas raíces, que se movían como si tuvieran vida propia, pero yo las estaba controlando, eran de color marrón verdoso y poseían numerosas espinas venenosas, le hice un gesto de advertencia a Crescent para después decir unas palabras - hagamos de este, el mayor de los 6 duelos -
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Xehanorth el Dom Dic 16, 2012 7:19 pm

No entendía absolutamente nada. ¿De verdad piensa Flextus enfrentarse a Cres? ¿Por qué? ¡No tenía ningún sentido!

"Si sobrevivo, te lo contaré", me dijo.

No lo veía nada claro. Pero no teníamos tiempo que perder. Los demás nos aguardan para los duelos. De modo que posé mi hombro en Cres y le susurré:

- Buena suerte, amigo mío

Y sin más dilación yo y los demás empezamos a correr hacia la puerta que había detrás de Flextus. Este no hizo nada para impedirnos pasar, de modo que la cruzamos inmediatamente.

Cres... por favor, ten mucho cuidado.
avatar
Xehanorth
Humano

Nombre : Xehanorth
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia)
Rango de mago : Archimago
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 13/08/2011
Edad : 23
Localización : La Torre del Valle de los Lobos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Dom Dic 16, 2012 7:53 pm

Xehanorth habló por los cinco magos que quedaban tras mi, mientras me acercaba a aquel individuo, de nombre Flextus. Flextus, Flextus, Flextus, aquel nombre me sonaba: Negaba haberlo conocido alguna vez, al menos haber coincidido con él en alguna ocasión, pero sí escuché aquel nombre, que ahora me parecía viperino, ser murmurado por alguno de los alumnos y maestros de La Torre. Creo que Ulga se encargó de examinarlo en su prueba de guerrero, y si había vencido a aquella señora era cosa, cuanto menos, algo molesta. Más que nada por que lo hizo a la primera.

Bueno, había parado justo cuando él se había levantado. Sujetaba la espada bastarda con la mano derecha sin problema alguno, mientras le dedicaba una mirada, no asesina, no desagradable, sino fría, fría e impasible. Tendría que concentrarme a fondo, no esperaba que esto fuese un campo de rosas, sino más bien uno de fuego y de piedras afiladas y estacas de hielo y demás cosas hirientes.

Antes de que Xehanorth y los demás se marchasen, o al mismo tiempo de que lo hiciesen, lanzó un soplido y a su alrededor salieron de la tierra cuatro raíces espinosas, de un color verdoso y marrón. De esas espinas parecía que goteaba un líquido, y no necesitaba ser un genio para darme cuenta de que se trataba de veneno. La manera en la que estas ondeaban, y el hecho de que el veneno cayese de las espinas como si nada, pues parecían segregarlo continuamente, podría decirse que era para provocar.

Luego, sus palabras; no sabría decir si es cierto del todo, pero parecía murmurarlas con sorna, con una lengua serpentina destilando veneno de aquellos colmillos con los que, si realmente fuesen colmillos de serpiente, daría la muerte a todo el mundo tras envenenar con una gota cada mar y cada río y cada lago y cada pozo. No le hice el más caso del necesario.

Tres hechizos fueron los que conjuré: El primero fue aquel que le daría a mi piel la dureza de la piedra, para evitar que las espinas ponzoñosas penetrasen la piel y la carne y vomitasen su horrible ponzoña en mi sangre, para luego probablemente sucumbir a una muerte lenta, quizá incluso dolorosa, si no realizaba los hechizos necesarios.

Tras eso, conjuré aquel hechizo que me permitiese ser ágil y liviano como los vientos entre las hojas para poder esquivar -esperemos- cualquier cosa que me lanzase, y poder alcanzarme para efectuar un golpe directo que me ayudase a ganar esta lucha.

El tercero y el último lo conjuré pasando la mano por el filo de la bastarda, y con cada palabra, con cada centímetro recorrido, el filo de esta comenzaba a arder, hasta llegar a blandir las llamas como cualquiera que sujetase un palo. Podría quemar las raíces, los árboles, todo, podría reducirlo a un infierno ardiente y, posteriormente, a cenizas.

Pero no me lancé al ataque, sería una locura como ninguna, pues él portaba el secreto y yo no portaba ninguno. Mejor sería esperarle a que atacase para poder ya después contraatacar y, ojalá, abrirme paso entre la maraña de ramas y raíces y espinas y ponzoña que formaban su escudo.

No me gustaría esto.

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Dom Dic 16, 2012 8:23 pm

El hombre seguía sin mediar palabrería alguna, solamente susurro algo antes de hacer arder su espada, interesante, una espada ardiendo en una sala llena de vegetación... ¿loco?... no creo, ¿imprudente? es posible, aunque tal vez lo que pretendiera es echarlo todo a arder... seria una pena que se perdieran tantas plantas de ese modo tan cruel, conforme iba haciendo sus hechizos me fije un poco mas en el, y me dio la impresión de que se trataba de un demonio encarnado en persona, aunque claro, eso solo eran pensamientos mio, aunque con esa espada ardiendo, se parecía mas de lo que creía...

Sin ni siquiera moverme de el sitio, hice un chasquido con los dedos de la mano derecha y al rededor de Crescent, empezaron a brotar a gran velocidad una especie de tallos pequeños, que estaban repletos de espinas puntiagudas, esas espinas no eran cualquier cosa... si yo fuera el no me atrevería ni a pisarlas aun llevando botas de metal... a su alrededor aparecieron cientos de ellas impediendo le pudiese desplazarse por el suelo, después murmure unas palabras y estire mis manos, de las cuales apreciaron un ponente chorro de agua acompañado de varias esferas, que se dirigían hacia Crescent con el objetivo de apagar su espada.
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Dom Dic 16, 2012 8:50 pm

Se quedó observando mientras murmuraba mis hechizos, y eso fue una cosa imprudente, pues podría haberme atacado y me habría pillado con la guardia baja, por lo que toda esta farsa de los secretos había acabado, al menos, para mi, en menos que cantaba un gallo. Pero no lo hizo, sino que se dedicó a observarme, y nada más acabé yo de conjurar mis conjuros hizo su próximo movimiento.

No se movió, y apenas llegué a escucharlo, pero escuché pequeños tallos salir del suelo, todos con las espinas venenosas. Tenían que ser espinas venenosas. Pegué un salto hacia atrás, saltando por encima de los tallos y las hiedras y todas las plantas que conjuró en aquel momento, y tras eso, lancé una estocada llameante hacia esos tallos: por la cercanía que tenían unos a otros acabarían todos ardiendo, y, además de evitar que los emplease en mi contra, podría usar yo las llamas contra él.

Pero no tuve momento para dormirme en el lecho de rosas, ni de saborear las mieles de la gloria, pues en menos de lo que canta un gallo lanzó en dirección mía un gran chorro de agua acompañadas de varias esferas del mismo elemento, y, estas, dirigidas a mi espada, querían apagar las llamas. Por tal busqué refugio y lo hallé detrás de un escudo mágico que conjuré con la mano izquierda, que hacía que el agua que venía ante mi se congelase hasta formar una gruesa cúpula de hielo. Esta pesaba, sin embargo, y cada impacto se notaba.

Así que debía ocuparme de él y evitar que me ahogase con tanta agua. Mientras seguía bloqueando, dirigí mi mirada a la sala, buscando algo que pudiese servirme para interrumpir el hechizo. Solo pude fijarme en el árbol. Ondeé la espada llameante y dejé que las llamas brillasen a su alrededor. Murmuré unas palabras y como si lanzase la espada señalé el árbol, y dejé que parte de sus llamas fuesen disparadas hacia una de las ramas que estaban sobre Flex, esperando a que impactase, para que ardiese y acabase cayendo sobre él. O yo qué sé, que cambiase su prioridad y me diese algún respiro.

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Dom Dic 16, 2012 11:14 pm

En su intento desesperado de librarse del agua, le lanzo fuego al gran árbol que se encargaba de sostener el techo, el fuego avanzo por las ramas que me cubrían y estas cayeron hacia abajo, yo no tuve mas remedio que parar mi ataque de agua y centrarme en un hechizo defensivo, sin duda mi mejor defensa en ese momento seria mi "pirámide", empezó a recitar la letanía a una gran velocidad, consiguiendo crear la poderosa y resistente pirámide a mi alrededor, era de color verde semi-transparente, como si de una barrera de energía con forma de pirámide se tratase, las ramas cayeron y no me tocaron, lo preocupante ahora, era que el árbol se quemara por completo y el tejado de la instancia se derrumbara, dificultandonos aun mas el combate, pero no tenia tiempo, las llamas empezaron a consumir al árbol.

Yo que me encontraba en el interior de la pirámide, decidí transportarme a otro lugar mas apartado y seguro que estar debajo de aquel árbol, así que me teletransporte varios metros acercándome a Crescent y colocándome justo enfrente, lo mire fijamente y creí que era el momento de mediar algunas palabras con el príncipe de el norte, para ello, utilice un hechizo telepático, reforzado con una barrera que bloqueaba el acceso al mensaje, de otras mentes que quisieran oírlo.

- Crescent, yo en el fondo no soy un miembro total de los 6 secretos...si estoy haciendo esto, es por una causa personal muy importante para mi... no espero que lo entiendas, y por eso me ahorrare el explicarte la razón, pero te puedo asegurar que yo... estoy en un bando que no me pertenece en absoluto, yo comparto los ideales de aquellos que deseáis acabar con los 6 secretos... pero, me encuentro atado aquí, si quiero salvar a un amigo debo hacer esto, pero... puede que tenga una escapatoria -

Una vez llegado a este punto paré de hablar en seco, mientras le enviaba el mensaje, había dejado la pirámide debajo de el árbol, por lo que si me intentaba atacar la pirámide volvería a mi asegurando que no podria atacarme directamente mientras hablaba.
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Dom Dic 16, 2012 11:44 pm

El portador del secreto dejó de lanzarme agua y más agua pero no me libré de aquella semi-cúpula gélida, pues podría usarla para atacarle, o para seguir defendiéndome, aunque prefería librarme de ella cuanto antes por el hecho de que podría emplear otro hechizo para los mismos fines, aunque este ya estaba conjurado y no tenía intención de desperdiciarlo.

Las ramas cayeron sobre la pirámide y se quebraron y se consumieron pero al portador no le hicieron daño por la barrera que le protegía. Como yo me hallaba más lejos que él, el árbol no podría afectarme directamente, y como me hallaba cerca de la pared, los pilares de esta mantendrían el techo sobre mi cabeza, o al menos eso esperaba. Siempre podía conjurar una barrera más poderosa o teletransportarme a cualquier lugar en el que el techo ya se había derrumbado. Cualquier cosa.

Pues yo, con mi espada de fuego y mi escudo de hielo me hallaba allí plantado, esperando la próxima acción de Flextus, cuando, de lo más inesperado, salió de la cúpula, teletransportándose hasta estar a un metro y medio de mi aproximadamente. Enarbolé la espada directo a atacar, y cerré el puño con el que "sujetaba" la semi-cúpula, pero su voz en mi mente me hizo parar.

Su mensaje no podría serme tan desconcertante. Alegaba que, aunque compartía nuestros ideales, estaba en el bando de los secretos por cuestiones personales, todo por salvar a un amigo. ¿Qué podría saber yo? Podría estar intentar engañándome, por lo que respondí a su mensaje mental.

«Pero, aún así, estás en el bando en el que estás, y he venido aquí dispuesto a recuperar el secreto.» Fruncí el ceño. «Me dan igual los motivos por los que has hecho lo que has hecho, pero ahora eres mi enemigo; lo has sido desde el momento en el que tomaste el secreto.»

Sin esperar ningún momento, interpuse el escudo de hielo entre él y yo, y empujé con el brazo, lanzándole la semi-cúpula. Estando tan cerca como estaba, el impacto sería muy, muy doloroso.

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Lun Dic 17, 2012 3:51 pm

Parecía que Crescent no se había enterado aun de lo que quería decirle, suponía que debía explicárselo a fondo y darle mas detalles. El me lanzo el hielo que tenia acumulado por su defensa, pero no se había dado cuenta que mi pirámide aun estaba activada, pues suerte para mi y por desgracia para el, la pirámide desapareció de su posición anterior y apareció a mi alrededor de nuevo, el hielo impacto severamente contra la pirámide, y se rompió en mil pedazos que salieron dispersados por toda las sala entonces la pirámide se desactivo dejándome completamente desprotegido, entonces esboce una leve sonrisa y empuñe mi hacha con decisión haciendo una pequeña maniobra al agarrarla y colocarla adecuadamente.

-No tiene por que ser así- Pausé un instante -¡Vamos!, ven con tu espada e intenta atravesarme como ya abras hecho con otros miles de veces, pero escucha con atención lo que te voy a decir- Me puse en guardia con el hacha.
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Lun Dic 17, 2012 4:31 pm

Antes de impactar contra el escudo de hielo que le arrojé volvió a conjurar la pirámide, esta vez a su alrededor. Al impactar el escudo contra la estructura verdosa que parecía estar hecha de cristal, el escudo explotó en mil pedazos, aunque no me molesté en cubrirme por el hecho de que seguía teniendo activado el hechizo de piel de piedra, por lo que cada trozo que impactase contra mi cara rebotaría o quedaría hecho añicos.

Sin embargo, el impacto fue lo bastante fuerte para que la pirámide, recién conjurada, se desvaneciese como si fuese una neblina, una estructura de humo, dejando desprotegido al mago rival. Este, sin embargo, no se rindió, sino que tomó su hacha y me desafió mentalmente, pero, sin embargo, me pidió que le escuchase mientras me hablaba. Cancelé el conjuro de las llamas y rápidamente reduje la temperatura de la bastarda para evitar que su filo se doblase y me cubriese de metal candente por descuido. Así también tenía un arma en condiciones cuyo filo no se doblase ni se quebrase ante el más mínimo impacto.

Tomé ahora la espada con las dos manos, di un paso hasta el frente y en medio del siguiente paso giré y ejecuté un tajo vertical con tal fuerza que si me lo proponía podría haber cortado una roca en dos. Claramente, es una exageración, pero si le pillaba desprevenido, quizá le desarmase o le hiriese lo suficiente para que no pudiese luchar más y así pudiese reclamar el secreto.

Pero no le golpeé con toda la fuerza, ni con toda la rapidez que tenía: la intención era que lo esquivase, le estaba dando tiempo para que me explicase lo que quería decirme.

«Habla, pues, pero no perdamos el tiempo, no querrás que sospechen los que podrían estar mirándonos.» Le respondí mentalmente, sin dejar que se notase ningún atisbo de preocupación o nerviosidad en mi mirada sanguinolenta.

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Lun Dic 17, 2012 4:58 pm

Crescent pasó a la acción, apagó el fuego de su espada, la enfrió y me ataco, por suerte, su golpe no era demasiado difícil ni de esquivar ni de bloquear, y se notaba que podía a verme atacado con mucha mas potencia, pero seguramente sentía curiosidad y quería que le pudiera decir lo que tuviera que decirle, cuando el me habló yo asentí con la cabeza mientras me retiraba hacia a tras ágilmente esquivando a si el golpe de su espada.

-En cierto modo, yo estoy aquí obligado, pero nadie me a dicho que deba ganar esta pelea, aunque, tampoco es que me fié demasiado en rendirme... por eso e pensado que si colaboras conmigo... podríamos fingir la pelea, y hacer que me ganes limpiamente-

Mientras le hablaba con la mente, alcé mis brazos hacia arriba, cargándolos para después ejercer un golpe directo hacia abajo, el hacha iba dirigido directamente a la cabeza, y aparentaba llevar mucha mas fuerza que la que el golpe llevaba en realidad, y esperaba completamente que mi adversario lo bloqueara sin problemas.

-Pero... necesito que hagas una cosa por mi, seguramente, después de esto, caeré en manos de el concilio de archimagos y seré juzgado severamente, necesito que alguien le cuente al concilio lo que pasó de verdad...-
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Lun Dic 17, 2012 5:21 pm

Escuché su plan. No podría decir que me gustase o que no me gustase, pues se hallaba más bien en un punto intermedio. Básicamente, proponía que en vez de luchar, ejecutásemos una coreografía improvisada, una falsa pugna, cosa que a mi no me resultaba nada difícil. Aún así, me comportaba como si estuviese luchando por mi vida misma: Me había inclinado suavemente hacia un lado para empequeñecer el área que podría golpear, le miraba fijamente con mis ojos rojizos, no mirándolo sino viéndolo, leyendo cada uno de sus movimientos tratando de anticipar el siguiente.

«Está bien, seguiré tu plan, pero si tratas de engañarme morirás antes de poder ser juzgado por el Concilio. Si me lo entregas no tienes por qué preocuparte pues intercederé por ti.» Le respondí mentalmente, no sin quitarle la mirada del cuerpo y de los movimientos que hacía. Era más difícil concentrarse cuando tenías que luchar y hablar al mismo tiempo.

La buena noticia era que anticipé su próximo, pues a tiempo coloqué el filo de mi espada entre el mango y la hoja del hacha y así paré el golpe que podría haberme cortado la cabeza en dos. Le miré a los ojos, decidiendo qué podría hacer, de qué manera podría desarmarle. «Suelta el hacha» le dije mentalmente, y una milésima de segundo después ya alzaba la pierna y propinaba una patada contra su pecho para empujarlo hacia atrás. Dolería, probablemente, pero tendría que parecer real si se deseaba engañar a cualquier persona que en este momento nos observase.

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Lun Dic 17, 2012 5:52 pm

La cosa se tiño de un ambiente mas tranquilo al menos para mi, ya que si conseguimos ser buenos actores, lograríamos engañar a los que probablemente nos observaban ahora y quizás librarme de un supuesto castigo de el concilio, según el archimago que había llegado a la muralla anterior mente, se nos impondría la pena máxima si nos pillaban después de esta. Ahora Crescent había bloqueado mi ataque y me había dicho que soltase el arma, yo espere a recibir el golpe para soltarla y hacerlo mas realista.

Derrepente sentí en mi pecho un potente impacto, que me impulso hacia a tras y yo solté el arma por lo que me caí hacia atrás dándome un fuerte golpe contra el suelo, unos segundos después, me levante y me quite el yelmo de la cabeza que seguidamente lo lance a mi derecha, ahora ya no tenia ningún arma para atacar cuerpo a cuerpo por lo que pase a usar la magia.

El techo empezaba a resquebrajarse cada vez mas, a causa de que el árbol que servía de pilar había sido carbonizado, desde el techo caían trozos de piedra y roca, entonces aprovechando un poco la situación utilice un conjuro para que todos los trozos que caían incluidos lo que ya estaban en el suelo, salieran disparado hacia un objetivo fijo, el objetivo que puse era el cuerpo de Crescent de modo que todas las piedra y rocas fueran hacia el para golpearle, pero me asegure que ninguna iría a su cabeza, para evitar hacerle mas daño de lo necesario.
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Lun Dic 17, 2012 6:27 pm

Bien, la cosa iba como esperaba: Justo al recibir el golpe él soltó el hacha y cayó de espaldas a un metro o así de mi, y yo aproveché para tomar su hacha y lanzarla a un lado, más que nada por que era lo que haría si realmente me hallase en aquella supuesta situación de vida o muerte.

Bien, parecía habérselo tomado en serio de una vez, pues tomó su yelmo y lo lanzó a su derecha, y tras eso conjurando los poderes de la tierra y de la roca usando los trozos del techo que se iban cayendo y lanzándolos todos contra mi. Bien, aunque sabía que su intención no era hacerme más daño del necesario, no podía confiar en el hecho de que todos y cada uno de esos trozos de piedra fallaría milagrosamente.

Envainé la espada, pues iba a necesitar ambas manos para lo que iba a hacer, y alcé ambas manos hacia las rocas que hacia mi se acercaban. A mi orden y siguiendo el movimiento de mis manos, golpeaba unas rocas con otras para desviarlas a las dos de mi camino. Aunque era eficaz, estaba abierto a ataques del exterior, por lo que no era la mejor cosa que podría hacer. Así que di un salto, y otro, y otro más, pero un pedrusco del tamaño de mi puño impactó en mi armadura, y otro siguiéndole a él, por lo que me hizo perder la concentración y preocuparme más por defenderme que esquivar, y, como no, hacer que se centrase en otra cosa.

Primero, reforcé mis defensas, arrastrando mágicamente alguno de los pedruscos que me lanzó hacia mi, colocándolos delante de mi, para así crear una cuasi-barrera para protegerme de los posibles pedruscos. Tenía que arrodillarme para que me cubriese completamente.

Luego, volví a mirar el árbol. parte de él estaba en llamas, y la que no estaba se esforzaba para mantener el techo en pie. Una pena que mi plan fuese otro.

Alcé las manos al techo mientras murmuraba las palabras adecuadas para hacer el hechizo, con una velocidad que podría considerarse inhumana:

Màm Ash Gaja Nän Ash Tót Ewë Reve Reve Ash Ewë Gaja Oblêv Tót Ewë Iak Nän Vèth Oblêv Chahl Oblêv
Vèth Iak Oblêv Lindur Ewë Nän Tót Ash fed Uv Reve Iak Ash Tót Uv Ash Ewë Sasel Tót Qóth Uv Iak Ash
Gaja Lindur Ash Dòh Iak Iak Reve Uv Màm Pùther Ewë Sasel Chahl Uv Tót Iak fed Reve Ash Nän Gaja Iak Sasel
Vèth Iak Dòh Ewë Ash Màm Ewë Ash Iak Nän Vèth Oblêv Chahl Ash Tót Iak Oblêv Nän Ewë Màm*

Alcé la mirada al techo y alcé las manos con la mirada, apreté los puños como si agarrase algo e hice que una pequeña porción de techo se derrumbase. «¡Teletranspórtate al otro lado de la sala!» Le dije mentalmente, para evitar que quedase aplastado por la masa de piedra que estaba a punto de caérsele encima.


 
Por si a alguien le interesa, es una invocación a la tierra en latín que hice en cinco minutos o así, por lo que probablemente haya cometido alguna falta garrafal. De cualquier modo, traducido del latín viene a ser algo como:

"Gran tierra, yo te invoco.
Violenta es tu furia,
pues quiebra espadas y destroza escudos.
Acude a mi invocación."

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Lun Dic 17, 2012 7:48 pm

Crescent hizo un conjuro que derribó una parte de el techo, justo donde yo me encontraba, el me aviso de que me apartara, pero yo ya me había percatado hacia unos instantes, así que rápidamente conjure un hechizo que hacia tiempo que había aprendido, y lo había usado ya en varias ocasiones, cuando termine de decir las frases en arcano la tierra empezó a tragarme a una gran velocidad asta que me sumergí completamente, y cuando el techo golpeó al suelo yo ya estaba en el interior de la tierra.

Después, utilice el hechizo para salir a superficie una vez mas, elegí un lugar alejado de Cres para salir a superficie, tomé un poco de aire y después puse las manos en la tierra concentrando gran energía y después me puse a pronunciar algunas palabras arcanas.

Sasel Iak Ewë Reve Pùther Ewë Dòh Ewë Lindur Vèth Ash Lindur Lindur Ewë Chahl Reve Ewë Pùther Uv Sasel Chahl Uv Lindur Ash Reve Vèth Ewë Nän Ash Màm Iak Yefer Lindur Uv Chahl Hirùl Ash Màm Iak Lindur Ash Dòh Oblêv

Derrepente la tierra comenzó a temblar impetuosamente y de su interior comenzo a salir una gigantesca serpiente, yo miraba orgulloso como aquella poderosa criatura mágica salia tras mi llamada, la verdad es que me costó mucho conseguir a ese ejemplar, pero valió la pena pues era una autentica Sierpe de el Valle Crepuscular, pocos magos podían presumir de tener alguna en su árbol de invocaciones.

-Enfrentate a la sierpe, pero te aviso que es muy poderosa- Le dije a Crescent.

La sierpe se abalanzo fuertemente sobre Crescent, la verdad es que es dura de derrocar pues su cuerpo esta completamente cubierto de una especie de
de armaduras, muy resistentes.

Spoiler:
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Crescent fon Wolfkrone el Lun Dic 24, 2012 11:25 pm

Esquivó el ataque del techo, tal y como habría predicho. Aunque sí, la verdad, casi me daba igual si quedaba atrapado o no, por que de cualquier manera me habría hecho con el secreto. Pero por fortuna fue lo segundo y pudimos seguir luchando.

Bueno, la cosa es que invocó una cosa similar a un gusano gigantesco. Este se alzó frente a mi y yo la miré, con una expresión entre el asco, la incredibilidad, el aburrimiento y finalmente la exasperación. ¿Realmente tenía que luchar contra esa cosa? No me malinterpretéis, había tenido peores, pero no eran tan desagradables a la vista y quizá al olfato, por lo que mis quejas estaban justificadas, o al menos eso quería hacerme pensar.

Acabé tomando mi espada con una mano y me agaché suavemente, doblando las rodillas con suavidad y mesura por si tenía que esquivar, cosa que sin dudarlo tendría. Y eso hice, saltando a uno de mis lados, evitando ser devorado por esa masa de fauces y dientes serrados y babas apestosas y malolientes.

Me levanté casi instantaneamente, y corrí alejándome de la sierpe, hasta alcanzar una rama caída la cual había sido devorada por las llamas. Las rocé con mi espada y a mi orden el filo de esta volvió a verse rodeado por brillante fuego. Lo ondeé tres veces sobre mi cabeza y a la tercera señalé a aquella sierpe maldita, y un látigo de llamas huyó de mi filo buscando posarse bajo la cabeza de la sierpe y ahorcarla y quemarla y ahorcarla otra vez.

_________________
avatar
Crescent fon Wolfkrone
Señor de los lobos (humano)

Nombre : Crescent fon Wölfkrone
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de la Torre (magia y lucha física), Maestro de Guerrero Angelical (La Torre)
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guerrero Angelical
Clase social : Noble, Príncipe de Wölfkrone y de las Provincias Unidas
Mensajes : 621
Fecha de inscripción : 02/05/2011
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Flextus el Mar Dic 25, 2012 1:22 pm

Pude observar como aquel látigo de llamas se enredaba en el cuello de la Sierpe, la verdad es que aquella criatura podría hacer muchísimo mas en un campo de batalla, pero debido a las circunstancias no merecía la pena extraer todo su poder, por lo que si mas lo devolví a su plano, dejando así el látigo de Crescent sin nada a lo que pudiera ahorcar ni quemar.

Me moví varios pasos hacia delante, acercándome así un poco mas a mi adversario, la verdad es que ya tenia ganas de acabar con aquel maldito combate, si es que se le puede llamar así, porque mas que un combate era una falsa, no me gustaba llamarlo así, pero era lo que era.

- Crescent fon Wolfkrone, este combate ya a terminado- Suspire, y me puse las manos en el pecho, mientras recitaba unas palabrerías en voz baja, derrepente mis manos empezaron a iluminarse cada vez con mas intensidad y fuerza, cada vez el ambiente se cargaba con mas energía y poder, de entre mis manos apareció el Secreto de la Tierra, lo solté y este se fue levitando misteriosamente asta Crescent.
- Espero que lo lleves sano y salvo a La Torre- Mire hacia los lados y luego hacia arriba -¿Lo has visto Xerxes?-gritecon tono de rabia- ¡Te quedas sin secreto de la tierra!

Después de eso desaparecí de la sala teletransportandome.
avatar
Flextus
Cuenta inactiva

Nombre : Flextus
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Rango de guerrero : Guerrero experto (Hachas de guerra, una mano)
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 28/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Xerxes Break el Jue Dic 27, 2012 2:25 pm

Y una vez más vuelvo a ser traicionado... que lástima más grande. No... lo siento, pero no puedo permitir eso.

Con esto en mente, decidí tele-transportarme al Salón de la Tierra, donde Flextus y Crescent me observaron con cierto grado de incredulidad. Suspiré, estaba cansado, y no físicamente que digamos.

- ¿Por qué hacéis esto? - pregunté, calmado - ¿Acaso no sois capaces de comprender lo que estoy tratando de hacer?

"Eres una buena persona, Cres. Por esa misma razón, dejaré que te marches con el Secreto de la Tierra si ese es tu deseo. Pero no te enseñaré a usar la Mano Negra. Eso es algo que sólo está reservado a aquellos que me son fieles"

En ese momento, miré a Flextus. No musité palabra alguna. Solo le miré fríamente y pronuncié unas palabras mágicas. A continuación, unas cadenas surgieron del suelo, y estas capturaron al traidor, arrastrándolo hasta el interior de un espejo situado bajo sus pies.

- Esta es la última vez que me traicionan - pensé

Y con estas palabras en mente, el espejo desapareció. Entonces me dirigí a Crescent:

- Soy plenamente consciente de vuestro "acuerdo" - le dije, a través de la mente - ¿De verdad crees que iba a ser tan estúpido como para tragarme eso?

"Si quieres liberar a tu amiguito, deberás seguir avanzando por el interior de la Muralla hasta llegar al Salón de la Luz. Y en cuanto haya acabado con quien me tenga que enfrentar... entonces podremos saldar cuentas"

Y sin ni siquiera inmutarme, pronuncié las palabras del hechizo de teletransportación y desaparecí del lugar

NOTA: La captura de Flextus ha sido acordada y no se puede evitar. Siento las molestias.
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo III: El Salón de la Tierra

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.