La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Capítulo IV: El Salón del Aire

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Xerxes Break el Miér Dic 19, 2012 3:33 pm

La pelea entre Crescent y Flextus continuaba, a medida que los demás avanzaban por los bellos pasillos de la Muralla.

El salón del Aire era una plataforma circular sin techo, situada al aire libre. Esta estaba rodeada de columnas que aguantaban un anillo situado en la parte superior. Bastaba con asomarse por uno de los bordes para ver que la batalla continuaba en el exterior.

Y allí estaba ella. Iaga. Sin duda, una de las aprendices más prometedoras de la Escuela del Bosque Dorado. La única humana que ha conseguido ingresar en la misma, y sin duda, la más cualificada para poseer el Secreto del Aire. Ella y su flauta han demostrado serme muy útiles en innumerables ocasiones. Y ahora, se encargará de impartir justicia ante su contrincante.

Sasha... la verdad es que lamento de corazón que nos haya traicionado de ese modo. El pobre Alquamed ya me avisó y yo, como un ingenuo, decidí no escucharle. Los dulces ya no me saben tan bien desde entonces.

Pero se acabó. En cuanto haya terminado el combate, se hará justicia ante los traidores y los malhechores... lo juro
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Iaga el Jue Dic 20, 2012 1:57 pm

Sentada sobre la plataforma con mi flauta entre mis manos y una melodía que hacia de aquella estancia un sitio mucho mas agradable de lo que en realidad podía ser, había varias corrientes de aire, cada una e un sitio distinto y que de alguna manera se entrelazaban entre si, creando desde suaves brisas asta pequeños torbellinos que se remobian por toda la sala libremente, tan libre que a veces los envidiaba, pero en ese momento debía centrarme en vencer a ese tal Sasha, no tenia ni idea de como era, pues nunca lo había visto en persona, pero sin embargo Xerxes me había hablado sobre el, y puedo saber que se trataba de un traidor, cuya magia no merecía.

Desde la sala los vientos me traían los gritos y el ruido de las espadas que al chocar se lamentaban como si vida propia tuvieran. Mis vestimentas eran una túnica hecha por los mejores sastres elficos especialmente para la ocasión, su color era de un celeste que podía recordar al mismo cielo en los días de primavera y poseía algunas figuras marcadas con un color dorado intenso, esas figuras eran antiguos símbolos que representaban a los cuatro vientos.

Permanecia alli sentada tocando mi flauta y permaneciendo alerta.
avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Iaga el Jue Dic 20, 2012 9:31 pm

Estaba centrada en la musica cuando de pronto empecé a notar la presencia de alguien mas en la sala, observe la entrada y vi como un elfo entraba, debía de tratarse de Sasha, vi como se quitaba sus ropajes de viaje mostrando así una armadura, la armadura portaba unas especies de piedras preciosas incrustadas, seguramente se eran algún tipo de artefacto mágico, no me intimidó lo mas mínimo, pues yo tenia mi flauta, el secreto del aire, la mano negra, y mi propia voluntad.

- En efecto, yo soy Iaga, y si no recuerdo mal tu nombre es Sasha...-Le dije justo después de a ver parado de tocar la flauta y no sin haberme puesto en pie primero.

Estuve mirando a mi adversario durante unos instantes, se le veía que era una persona que podía ser muy impulsiva...

Sin decir nada mas me volví a sentar en el suelo y tambien volví a posar mi apreciada flauta en mis labio, instantáneamente comencé a tocar una pieza compuesta por mi misma, conforme empecé a tocar mi cuerpo se elevaba hacia arriba, manteniendo mi pose como si estuviera sentada en el aire, una vez en el aire hice un conjuro mientras tocaba, ese conjuro hacia que cuando sonara algún tipo de musica se creara una barrera a mi alrededor con forma de burbuja transparente, instantánea mente a mi alrededor se creó la burbuja mientras yo seguía tocando, sin duda la única forma de romper esa barrera era haciéndome parar de tocar, pero eso no era todo, pues la melodía que estaba haciendo sonar, era adormecedora, lo que en otras palabras quiere decir que Sasha se quedaría dormido si la escuchaba un poco mas
avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Iaga el Jue Dic 20, 2012 11:34 pm

No fue mala idea eso de que se tapara los oídos, pero... si no podía escuchar mi flauta, significaba que en ese momento carecía del sentido del oído, lo que me daba cierta ventaja. El elfo comenzó a moverse a grandes velocidades alrededor de mi escudo como si algo pretendiera haciendo eso, pero lo único que iba a conseguir así era gastar energías, después escuche sus palabras, su voz estaba un poco distorsionada a causa de la velocidad a la que iba y a que no se podía oír el mismo para poder estabilizar su voz.
¿Que pretendía diciéndome esas ilusas palabras? sinceramente no me iba a dejar llevar por sus provocadoras palabras, para que suelte la flauta.

Yo no hice caso y seguía tocando aquella pieza de musica hechizada, que iba dirigida a Sasha y que por lo tanto en ese momento solo le hacia efecto a el si lo escuchaba, se me tenia que ocurrir un nuevo plan cuanto antes, pensé que lo mejor seria cambiar de melodía, ya que mientras tuviera esos tapones improvisados esta melodía ya no le aria efecto, aunque, otras muchas si, y aun mas teniendo en cuenta que no podía oír.

Y con las mismas ganas con las que comencé el combate, me dispuse a emplear una nueva melodía, entre melodía y melodía no hubo casi ningún intervalo de tiempo por lo que la barrera perduro y se mantuvo, la pieza musical que estaba tocando ahora, era una que curiosamente encontré en la gran biblioteca mágica de la muralla, y que fue usada antaño por algunos magos del norte, que se suponían que usaban algún tipo de instrumento musical para emplearlo, la melodía se encargaría de invocar una gran ventisca nórdica, poco a poco empezaron a soplar cada vez mas fuertes vientos, hasta que derrepente una gran ventolera, fría como las mismas tierras muertas y cortantes como la mas afilada de las espadas, empezó a soplar, la ventisca traía muchos despojos con ella, como por ejemplo trozos de arboles y rocas que se había llevado por delante durante su trayecto, yo por suerte estaba a salvo en el interior de mi burbuja de energía musical, pero Sasha estaba a la intemperie, y sus improvisados tapones no tardarían en caerseles. Según mis cálculos la ventisca duraría un poco mas de media hora, incluso si yo paraba de tocar, la ventolera seguiría arrasando y oponiendo su poderío impetuosamente sobre nosotros.

Cuando ya estaba completamente segura de que la ventisca perduraría lo suficiente como para complacer mis planes, deje de tocar la melodía de la ventisca, pero justo tras parar de tocar esa pieza, comencé a tocar la otra, de manera que la barrera perduraba, estaba completamente segura que con la ventisca a Sasha se le habian caído los tapones y por si no fuera así la misma ventolera se encargaria de dejar una vía o rastro mágico que aseguraría que lo escucharía, aunque solamente fuera un poco, pero lo suficiente para dejarlo dormido, la melodía iba preparada para dormir a Sasha solamente y ya estaba sonando.
avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Iaga el Miér Dic 26, 2012 10:11 pm

Pude observar a medias como uno de los tapones se desprendía de los oídos del licántropo, no os voy a engañar, en ese momento pensé que el combate ya lo tenia ganado, pero sin embargo de un momento a otro, una potente explosión cegadora inundo la sala, cuando todo volvió a la normalidad, pude distinguir rápidamente el cuerpo de Sasha derrumbado en el suelo, a simple vista mi hechizo musical le había hecho efecto y se había quedado dormido, pero sin embargo el ambiente estaba cargado con otra energía, y la explosión había sido muy sospechosa, entonces me di cuenta, aun estando encerrada en mi burbuja pude detectar que a parte del rastro mágico de Sasha y el mio, había uno mas...

Estaba claro, Sasha era mas listo de lo que parecía, y había intentado jugármela, pero mis años de practica con la detección de energías en los bosques elficos, eran muy difíciles de burlar.

Una de las energías provenía de el cuerpo dormido, y la otra estaba un poco mas alejada de mi, sin duda alguna, ahora había dos Sashas.

Entonces se me ocurrió algo, empecé a tocar otra melodía, el cuerpo del Sasha falso empezó a levitar, y en vez de yo ir hacia el, el vino hacia mi levitando de una forma impresionante, el cuerpo se fue acercando a mi burbuja cada vez mas, hasta estar justo en frente, ahora venia la parte complicada del plan, mientras tanto utilice un hechizo que sello a aquel cuerpo, para que se quedara levitando frente a mi aunque yo no tocara la melodía, luego invoque rápidamente un poderoso elemental de los vientos, este media un poco mas de tres metros, y tenia dos patas con las que andaba (aunque podía volar) y dos brazos, estaba completamente formado por torbellinos, y poseía un peto de metal impresionantemente resistente de color negro.

Envié a aquel gigante de viento a que me cubriera las espaldas, simplemente por seguridad ya que ahora tendría que deshacer la burbuja que tanto me había servido hasta aquel momento, el elemental obedeció sin mas y se coloco de tras de mi, todo eso estaba trascurriendo en un par de minutos, en ese instante deje de tocar mi flauta por primera vez en toda la batalla e instantáneamente hice un gesto con la mano derecha y el cuerpo del Sasha falso que se encontraba levitando frente a mi, se acerco a mi a una extraordinaria velocidad tardando en venir un poco menos de un segundo.

En ese momento escuche un ruido, miré hacia a tras y vi unas espantosas raíces intentando atacarme, pero por suerte mi elemental se ocuparía de el, justo en ese instante empecé a tocar la flauta nuevamente por lo que el escudo de energía musical volvió a su sitio para volver a defenderme, pero esta vez entre mis brazos tenia el cuerpo falso del licántropo.

Esta vez, la melodía era un hechizo muy poderoso, y muy antiguo.

El hechizo exactamente se trataba de un hechizo que algunos elfos utilizaban para unir un lazo o vinculo especial entre dos personas, dos cuerpos, dos objetos, dos almas y todas esas cosas, esos vínculos eran muy difíciles de romper, y podían utilizarse perfectamente para hacer daño, e incluso para matar.

Pero para emplearlo se necesitaba una gran concentración y un gran movimiento de energías mágicas, por lo que pocos lograban dominarlo por completo, pero yo en ese momento gracias a el Secreto del Aire y a la adrenalina producida por el combate, podía permitirme hacerlo.

Lo que hice fue unir el cuerpo falso de Sasha en un vinculo con el cuerpo verdadero, aunque no sabia donde estaba Sasha podía hacerlo gracias a la gran energía que desprendía ese elfo, una vez que los uní a los dos lo que yo le hiciera el ese momento a el Sasha falso que tenia en mi poder también le aria el mismo daño o efecto a el verdadero, por eso debía aprovechar ese momento al máximo, pues aquel vinculo no duraría eternamente.

Entonces acerque mi flauta a su oído y comencé a tocar una pieza, la melodía era preciosa, pero su efecto no tanto.

Conforme iba tocando el cuerpo de aquel Sasha falso comenzó a retorcerse y a toser, no era una simple toz, si no que cada una de sus innumerables veces que tosía de su boca salia sangre, sin duda, el verdadero Sasha también tendría que estar muy grave.

La razón era que la melodía lo que hacia era dañar todos los órganos vitales y no tan vitales de sus oyentes, así como resquebrajar los músculos y tendones de todo su cuerpo, la verdad es que Sasha estaba muy jodido por dentro ya que le estaba provocando daños que si no se trataban en las próximas horas moriría. Desde donde yo me encontraba estaba oyendo como el Sasha verdadero tosía horriblemente.

La verdad es que todas esas heridas internas tendrían sus consecuencias aun si conseguía sobrevivir y ser tratado.

Poco a poco fui parando de tocar aquella melodía cuando el vinculo se deshizo por completo, y empecé a tocar una melodía normal solo para mantener la burbuja activada.

Era cuestión de minutos que Sasha se rindiera pues ya prácticamente no se podría ni mover y sus daños internos podrían ser mortales si no se rendía ya.

¿Que posibilidades tenia ahora Sasha de ganarme? es mas ¿Que posibilidades tenia Sasha de sobrevivir?
avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Iaga el Jue Dic 27, 2012 1:35 am

Sin duda alguna debí de a ver destruido aquellas malditas raíces cuando tuve la oportunidad, el elfo salio por fin de su escondite como tal rata rabiosa que era, sus ojos rojos como la sangre que chorreaba de sus labios mostraban furia y su mirada intentaba intimidarme, sin duda tenia ante mis ojos a un autentico psicópata. Quien sabe cuantas vidas abra podido segar tal monstruo, quien sabe cuantas veces abra tornado de negro y manchado el nombre de la magia que generosamente La Diosa nos concedió.

Algo derrepente había cambiado, el aire que soplaba bajo mi dominio, se vio alterado, sin duda Sasha estaba controlándolo, unas grandes rachas de vientos se arremetían con fuerza contra mi escudo musical, había llegado la hora de salir de aquella burbuja, entonces paré de tocar la flauta y el escudo se desbanecio, me puse en pie en el suelo, mirando fijamente al elfo, y derrepente empecé a escuchar voces, voces que fueron tomando forma, fueron tomando forma de recuerdos, recuerdos del corto periodo de tiempo que estuve junto a mis padres, mis manos comenzaron a temblar, mostrando por un momento un gran punto de debilidad. Pero entonces, me centre como pude, no, no debía dejarme llevar por la tristeza.

Suficiente, ya había aguantado suficiente la falta de respeto que Sasha acababa de cometer, el no lo sabia, pero acababa de sentenciarse a si mismo.

Mi rostro se torno de rabia, y una fría mirada tenia como objetivo al desgraciado elfo que sin saber lo que acababa de hacer controlaba los vientos como si suyos fueran, pero se confundía -Has estado al borde de la muerte, hace solo un instante, sabes perfectamente los que se siente, cuando notas que la vida se te desvanece, y aun así te atreves a utilizar a mis difuntos padres en tu cobarde hazaña de intentar arrebatarme lo que tu no supiste defender- Las palabras iban cargadas de dolor y rabia.

Entonces alce mis manos hacia arriba y comencé a canalizar un impresionante poderío, de pronto el aire comenzó a agitarse a mi son, y mi poder se alzo sobre el suyo mostrando asi una gran superioridad en el dominio de los vientos, una superioridad que podría triplicar fácilmente al suyo, el podría tener un gran dominio y todo lo que quisiera, pero yo tenia el Secreto del Aire ligado a mi corazón, y el mismísimo alma de los vientos era YO.

Una vez impuesto mi superior poder ante el los vientos comenzaron a agitarse rabiosamente e impresionante mente, revolviéndose de un lado a otro amenazantemente con una potencia casi devastadora bajo mi dominio - Puedes rendirte y perder tu magia, la magia que no mereces, o puedes seguir adelante y perder la vida- Mi tono de voz cada vez era mas severo y conforme este aumentaba los vientos también lo hacían.

De todas formas yo sabia que el espíritu competitivo de aquel maldito elfo era demasiado grande como para rendirse en ese momento, pero su competitividad le llevaría a la misma muerte, y el hecho de que hubiera utilizado a mis padres me daba suficientes ganas de matarlo sin tener ningún remordimiento, pero debía mantener mi compostura, mostrarme severa, pero a la vez superior a el y capaz de controlarme.

Entonces me acorde de algo, el se había curado gracias a que las raíces habían entrado en su interior, desde que eso ocurrió apenas habían pasado unos 20 minutos por lo que dentro de su cuerpo aun quedarían rastros de los vegetales, si no recuerdo mal aquellas raíces ya la había visto antes en algún lugar, si, eran unas raíces que fácilmente se incendiaban, solo bastaría con aumentar la temperatura del cuerpo de Sasha para prender los restos que quedaban, y echarlo a arder.

De ese modo y con esa idea en la cabeza, alce mi brazo derecho al frente y pronuncie varias palabras arcanas, estaba utilizando un conjuro de fuego, pronto la temperatura del cuerpo de Sasha comenzó a aumentar notablemente, hasta el punto de que el ambiente se caldeo increíblemente, desde mi posición ya pude notar como los despojos de las raíces se incendiaron dentro de el cuerpo de Sasha, pobre, me daba pena, pues morir quemado es una de las muertes mas sufridas, pero, el se lo a buscado.







avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Iaga el Jue Dic 27, 2012 1:18 pm

Tal y como me temía el licántropo enfrío su cuerpo justo a tiempo evitando así morir ardiendo, derrepente note como el entro en mi mente, y empecé a ver imágenes horribles y cosas por el estilo, sin duda estaba intentando torturarme psicológicamente, pero por suerte el no sabia como podría hacerlo para que me doliera aun mas, me desconcentre un momento, y el maldito elfo como cual rata alcantarilla que era, aprovecho ese instante para invocar lobos, lanzarme bolas de fuego y calentar la tierra a mi alrededor.

Sin ni siquiera el mínimo esfuerzo y sin pronunciar ninguna palabra arcana ni nada por el estilo, me puse a volar hacia arriba, de manera que los lobos no llegaban hasta mi, el suelo ardiendo no me podía dañar, y las esferas de fuego las esquive impresionantemente.

Bien, si el elfo quería jugar a las torturas mentales, pues juguemos.

Mientras tanto en mi cabeza se seguían repitiendo imágenes perturbadoras y sonidos escalofriantes, que en cierto modo me molestaban, pero no llegaban a limite de la desesperación, que ciertamente es a donde el quería llevarme. Aprovechando aquel vinculo irrompible que el elfo acababa de abrir, yo también empecé a enviarle mensajes e imágenes, pero las imágenes que yo le enviaba, le harían tener alucinaciones de un momento a otro.

Tiempo a tras, cuando supe que Sasha seria mi rival, hice una especie de recopilación de datos, y empecé a descubrir todo lo posible sobre el, su origen, su pasado y todas esas cosas, me costo mucho descubrir varias cosas, ya que mucha gente que le conocía no me quería facilitar nada los datos, pero... pude descubrir que tiene un hermano que se odian mutuamente, y que esta enamorado, de una maga de la torre, y que el haría lo que fuera por volver a estar con ella.

En ese momento empecé a enviarle alucinaciones que tenían que ver con esa tal Lumière Noire, y le estaba trasmitiendo un mensaje, este mensaje tenia un claro objetivo, que Sasha abandonara el combate.

Sin duda yo estaba manipulando la voz de esa mujer y metiéndosela en su cabeza junto con imagenes y recuerdos de ella y el, el mensaje decía así: "Vamos Sasha, ven conmigo, sal de ese combate y ven conmigo, volveremos a estar juntos, a ser felices, no quiero que mueras y mucho menos en ese lugar, por favor, ven conmigo, abandona esa falsa...te estoy esperando..." Ese claro mensaje se repetía en la cabeza de Sasha, con la voz de Lumière.

Justo cuando el elfo estaba mas concentrado en su cabeza, me puse a volar a su alrededor utilizando los poderes del viento, a una velocidad que engañaría a la vista de cualquier humano, enano, e incluso elfo
, cuando alcance la velocidad clave, iba tan rápido que no se me veía, y justo en ese momento lance u potente rayo eléctrico de color azul, y al ir volando tan rápido el rayo le venia de todas las direcciones al mismo tiempo, incluyendo desde arriba, ya que yo me movía a gran velocidad por todas los ángulos donde podría dañar.


avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Xerxes Break el Sáb Ene 19, 2013 2:48 pm

Fue brutal. Pero al fin se hizo justicia.

El combate fue realmente largo. Me dio algo de pena tener que dejar de observar los demás combates, pero aquello merecía mi presencia. Deshice la barrera del Salón del Aire y me teletransporté junto a Iaga, que se hallaba de rodillas junto al cadáver de Sasha.

Estaba hecha polvo. Pero aún con todo, Iaga ha conseguido derrotar al traidor. El muy necio, al parecer, prefirió la muerte a que le quitaran la magia. Debo reconocer que lo echaré en falta, pero una traición es una traición. Si Sasha prefirió morir, ese ya es su problema. Aunque dudo que se trate de algo extraño para él. Después de todo, no era la primera vez que moría.

Me dirigí a la agotada, aunque orgullosa Iaga:

- Lo has hecho muy bien, querida - le dije, con una sonrisa en los labios

Esperé paciente a que me respondiera. Después de aquel combate tan brutal, tendría que estar agotada.
avatar
Xerxes Break
Semielfo

Nombre : Xerxes Montgomery Break
Escuela : Escuela del Lago de la Luna, Castillo del Mar Espectral
Bando : Neutral
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Mentalista
Rango de mago : Mago consagrado, Especialista en Magia Chamánica
Clase social : Noble, Barón de la Casa de Reinsworth, Duque de los Elfos de las Brumas
Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 09/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Iaga el Sáb Ene 19, 2013 3:14 pm

No podía aguantarlo, lo había matado, le deje bastantes oportunidades, pero el era el culpable, tenia que reconocer que el elfo era poderoso, pero nada comparado al poder del aire y mi flauta, era la primera vez que mataba a alguien, me sentía extraña, no podia creer lo que habia pasado, pero cuando Sasha nombro y utilizo a mis difuntos padres debo reconocer que me descontrole un poco.
Aun así, mi conciencia quedaba limpia, el lo habia queriado, el lo había provocado, el era el único dueño de su destino, y si se hubiera rendido antes y no hubiera utilizado a mis padres, tal vez ahora estuviera vivo, sin magia, pero vivo.

Me levante del suelo al ver a Xerxes, perecía contento, yo estaba agotada, necesitaba descansar cuanto antes, pero quería saber que pasaba en los demás combates.

-Xerxes...¿Como van los otros combates?-
avatar
Iaga
Cuenta inactiva

Nombre : Iaga
Escuela : Escuela del Bosque Dorado
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de mago : Maga consagrada
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo IV: El Salón del Aire

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.