La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Ir abajo

Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  Joseph Winterose el Dom Mayo 26, 2013 8:08 pm

Definitivamente iba a ser una noche larga. Mi siguiente visita fue al sótano de la misma torre donde estábamos. Todas las plantas estaban vacías; no había nadie allí aquella noche y, si lo había, todos estaban dormidos.

Bajé al sótano a través de una puerta que había sido cerrada con magia y llave. Era un lugar oscuro que contrastaba con las paredes blancas del resto de la fortaleza. La única iluminación provenía de una serie de antorchas de fuego blanco que estaban siempre encendidas.

Me detuve frente a una puerta gruesa, de madera y cuidadosamente cerrada. No fue difícil para mí solventar aquel problema, pues yo mismo me había encargado de cerrarla. Me introduje en la estancia y cerré detrás de mí; era una mezcla de dormitorio y despacho, con una cama en un lateral y un escritorio en el otro.

Sobre la cama había un chico de pelo negro que se sostenía la cabeza con ambas manos. Alzó la mirada al verme y pude adivinar, en la penumbra, un par de ojeras oscuras remarcando sus ojos verdes.

Sin apenas inmutarme, fui hacia el escritorio y tomé asiento. En la mesa había una pila de agua y yo deposité al lado una pequeña cajita de madera que llevaba.

Ven, William, toma asiento. Ya es hora de que lo entiendas todo y de que nos sentemos a hablar.

_________________
avatar
Joseph Winterose
Humano

Nombre : Joseph Winterose
Escuela : Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Archimago
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  William el Dom Mayo 26, 2013 8:12 pm

Maldita sea mi suerte. Después de mi confesión (o de la confesión de Riak), esperaba recibir una condena. Prisión, muerte… ¿qué más daba? Cualquier cosa habría sido mejor que aquellas dos semanas encerrado entre cuatro paredes oscuras, a la espera de un futuro incierto que no parecía llegar nunca. De vez en cuando venían elfos que no conocía a hacerme siempre las mismas preguntas: «¿Te declaras culpable de las acusaciones? ¿Cómo mataste a Catherine? ¿Cuál fue el grado de implicación de Riak? ¿Qué sucedió con su espejo?». Yo nunca respondía, porque no quería revivir aquella historia y porque, he de reconocerlo, una parte de mí tenía miedo de la ejecución. De la muerte.

Pero, en aquellos momentos, estaba tentado de decir toda la verdad, de declararme culpable con el dominio pleno de mis palabras y de acabar de una vez con aquella espera insufrible. Esa noche estaba, justamente, dándole vueltas al tema cuando apareció Joseph, el archimago, en la sala.

¿Qué quieres que te diga? —dije, brusco y, en un arranque de sinceridad, añadí—: Sí, soy culpable. Sí, la maté. Sí, Riak me metió en todo esto. Sí, rompí su espejo. ¿Algo más? Sáquenme de una vez de este sitio, aunque sea para matarme.

Me senté en la silla, delante de la mesa y de Joseph, y lo miré con el ceño fruncido. Su serenidad me ponía de los nervios, porque era la misma que habían mostrado todos los elfos que habían pasado por la sala. Ninguno podía entender lo que sentía, ninguno de ellos podía entender nada.

Quiero recibir ya esa condena. Quiero saber si soy hombre muerto.

Mis últimas palabras sonaron temblorosas, pues, en el fondo, no quería afrontar esa posibilidad.

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  Joseph Winterose el Dom Mayo 26, 2013 8:15 pm

William me respondió, tosco, a preguntas que no había hecho y que no pensaba formular. Las dos semanas de encierro le habían afectado muchísimo; se notaba en su actitud y en las huellas que el desvelo había dejado en su rostro. Aquel chico no estaba preparado para afrontar nada; si ya dos semanas habían agotado su paciencia, no quería imaginar lo que podía suceder si tenía que soportar, como yo, ocho años en la prisión.

Nunca había hablado directamente con él, pero, si algo podía adivinarse de su comportamiento a partir de lo que veía y sabía, era su impaciencia. No podía esperar por nada, lo quería todo al momento. Eso me hizo entender por qué había caído fácilmente en las garras de la magia negra.

Yo no he venido aquí a escucharte hablar, sino a que me escuches tú a mí. Comprenderás que no eres el centro del mundo y que el Concilio tiene asuntos más importantes que atender. —Hice una pausa y lo miré. Parecía tan enfadado con el mundo que creí que se abalanzaría sobre mí en cualquier momento—. Dos semanas no es mucho tiempo. Deberías aprender, muchacho, que la paciencia es una gran virtud.

Sin embargo, tenía la suerte de que ya no tendría que esperar más. Abrí la caja que había dejado sobre el escritorio y extraje una especie de lirios que no eran lirios normales. Eran Flores de Luz de Luna (o Lirios de Luna) recogidas del recóndito Bosque de las Hadas. No se encontraban fácilmente; aquellos ejemplares habían sido arrancados aquella misma noche de luna llena por una vieja herbolaria de Gadrýl, que me los había cedido gentilmente.

Cómetelas —le dije a William—. Cómete estas flores.

Y permanecí en silencio, sin ofrecerle más detalles. Quería jugar con sus dudas y con su impaciencia, quería saber qué hacía, qué pensaría. Merecía, al menos, el pequeño castigo de la incertidumbre.


_________________
avatar
Joseph Winterose
Humano

Nombre : Joseph Winterose
Escuela : Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Archimago
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  William el Dom Mayo 26, 2013 8:21 pm

Al principio creí que me estaba tomando el pelo. ¿Para qué iba a comerme esas flores? El archimago, sin embargo, no parecía estar bromeando. Es más, cabía la posibilidad de que aquellas plantas fueran venenosas. Quizá esa era mi condena. Quizá había llegado el momento.

¿Qué es esto? —susurré, tomando las dos flores entre mis manos. Sus pétalos eran de un color violeta azulado muy bonito y despedían una aureola de magia.

Parecía una planta inofensiva o incluso beneficiosa, pero no podía fiarme. Bajo aquel aspecto de flor indefensa podía esconderse el más mortífero de los vegetales.

Si lo que pretendes con esto es que muera envenenado…, te lo agradezco. Te agradezco que no me ejecutes en público. Me ahorras la humillación, ¿sabes? Morir me da igual —mentí, mientras las manos me temblaban ligeramente—, pero no quiero que otros sepan de mi derrota. Se alegrarían.

Joseph se quedó callado, sin despejar mis dudas, haciéndome sufrir en cada instante. Si aquella planta era venenosa, habría sido mejor que me lo dijera; lo mismo si no lo era. «¿Y si supiera que esto me va a matar… lo tomaría?», pensé, nervioso. Sabía que no sería capaz de hacerlo de tener la certeza y tal vez Joseph también lo sabía y, por eso, se callaba.

¿No vas a decir nada? —Silencio—. Ya veo. A mí la muerte me da igual —repetí, como para convencerme de mis propias mentiras—. Todo lo contrario, me harías un favor. No soportaría estar encerrado en prisión. Pero quiero saber si estas van a ser mis últimas palabras.

Silencio, otra vez. Joseph permanecía tranquilo, o incluso divertido, como si disfrutara con todo aquello. Yo volví a clavar mis ojos en las flores que descansaban sobre mis manos. «¿Qué otra cosa podría ser? Soy un prisionero del Concilio, me he declarado culpable de delitos graves, todos saben lo que he hecho. Esto solo puede ser una forma de ejecutarme…». No quería morir. No quería pisar el Otro Lado y tener que enfrentarme a Cathy, a su espíritu, que debía estar odiándome desde allá arriba.

¿No podrían enviar mi espíritu al Laberinto de las Sombras? —propuse, como opción desesperada. Había escuchado cosas terribles de aquel lugar, pero cualquier cosa era mejor que encontrarme cara a cara con la mujer a la que había matado—. A dónde sea, pero nunca al Otro Lado. No quiero verla…

«No quiero verla muerta», pensé, pero no lo añadí. De pronto, la sensación de angustia e incertidumbre dejó paso a una profunda melancolía. ¿Cómo había llegado a aquella situación? Lo había destrozado todo. Todo. Absolutamente todo. Y era desesperante saber que ya no había ninguna solución posible. «¿Y si huyera de aquí? ¿Y si me fuera lejos, muy lejos, a un lugar donde nunca pudieran encontrarme…?». Pero era imposible. Joseph nunca me dejaría huir.

No le cuenten nada a mi madre de esto. No le cuenten que soy un traidor y un asesino. Díganle que morí en… No sé, en una batalla. Donde se mueren los hombres honorables. Por favor.

El archimago siguió guardando silencio. Yo respiré hondo, cerré los ojos y, al fin, sin detenerme a pensar en nada, me llevé las flores a la boca. Olían bien. Las mordí. No sabían a nada; era como comer papel. Al principio no sucedió nada, pero, cuando las tragué, un fuerte dolor de cabeza me atravesó de lado a lado y dejé escapar un gemido. ¿Me estaba muriendo?

Me levanté de la silla, sosteniéndome la cabeza con las manos, y, luego, caí sobre el suelo. Me di un golpe, pero apenas lo noté. Luego perdí el conocimiento durante unos segundos y perdí, también, la noción del tiempo y de la realidad. Y entonces… ¡Entonces todo cambió!

Me vinieron imágenes y recuerdos a la mente que no creía haber tenido nunca. El prisma de las cosas varió y, al principio, no podía entender nada. El corazón se me aceleró. Y, al terminar, me quedé inmóvil y aturdido, sin saber ya qué era real y qué era mentira.

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  Joseph Winterose el Dom Mayo 26, 2013 8:28 pm

Es increíble lo que puede llegar a hacer la imaginación de un hombre y William tuvo la oportunidad de comprobarlo aquella noche. Pensó que se moría, que iba a envenenarlo, y yo dejé que pensara lo que quisiera. Habló de su madre y, entonces sí, se acabó mi semblante imparcial y me arrancó una sonrisa.

En ese momento mordió las flores y los efectos se hicieron notar a los pocos segundos. El chico se sostuvo la cabeza con las manos y se desplomó sobre el suelo, para luego despertarse a los pocos segundos. Parecía desubicado y lo entendía, porque, en aquellos momentos, todo debía ser demasiado confuso para él.

Fui a su lado y lo ayudé a levantarse, a regresar a la silla.

Deberías leer más sobre herbología. ¿Nunca te han hablado de los Lirios de Luna? —El chico aún parecía perdido. Yo volví a ocupar mi asiento inicial y abrí uno de los cajones del escritorio para sacar un paño. Lo humedecí en la pila de agua y se lo ofrecí—. Ponte esto en la cabeza. Te ayudará a aliviar el dolor y a ordenar tus ideas.

Efectivamente, los Lirios de Luna le habían devuelto la memoria. Él lo había sabido todo, o casi todo, desde el principio. Antes de que yo saliera de prisión, cuando Catherine le pidió ayuda al Concilio para rescatar a sus padres, él ya había llegado a Ekhleer en busca de alguna forma de librarse de Riak. Lord Strord lo encontró y habló con él y, entonces, se pusieron en marcha todos los planes.

Eran mis últimos días de cautiverio y estuve al corriente de muchas cosas. William fue informado de las acusaciones falsas que lanzamos contra Narshel y aceptó colaborar en la estrategia. Le comentamos que Catherine iba a ser nuestra víctima, la prueba que íbamos a presentar. Entonces nos comentó que él había discutido con ella (aunque nunca entró en detalles y, de haberlo hecho, habría cambiado mucho nuestro concepto sobre él) y que Riak se creería más que hubiera sido él su asesino y no la Señora de la Torre.

Le pedimos que rompiera el espejo interdimensional de Riak, ya que sabía dónde encontrarlo y cuándo era el momento oportuno para hacerlo. De esta manera, nos librábamos de uno de los instrumentos favoritos de Riak para tejer sus retorcidos planes, y, de paso, impedíamos que pudiera buscar el espíritu de Catherine en el Otro Lado y descubrir nuestras intenciones. William consiguió hacerlo y, luego, regresó al Concilio.

Fue en ese momento cuando iniciamos el complejo proceso de eliminar recuerdos y sustituir por otros. Todo quedó en manos de Alice que, honrada como siempre ha sido y fiel a los principios de respeto a la privacidad, no se inmiscuyó en el pasado del chico y diseñó en su mente imágenes difusas del asesinato de Catherine, en el que todo sucedía a raíz de una discusión inocente en el Valle de los Lobos que acababa en tragedia. Dejó intacto el momento en el que William rompía el espejo, pero introdujo en su mente una justificación distinta: lo había hecho para que Riak no trajera de vuelta a Catherine.

Así, William pensó que había matado a Catherine por una discusión de la que apenas recordaba nada, una discusión por competencia entre habilidades mágicas, por envidia, que eran los motivos que él mismo había ofrecido. Sin embargo, con todo lo que se descubrió en el juicio, supimos que tanto William como Riak se habían creído tanto aquella escena porque el chico de verdad habría sido capaz de hacerlo, porque atribuían el asesinato a otras causas profundas que el Concilio no conocía.

¿Quién engañaba a quién? ¿Quién movía las piezas del juego? Fuera como fuese, el nigromante estaba preso, que era el objetivo principal de todo el entramado.

Ahora yo le había devuelto la memoria a William, aunque algunos de mis compañeros habían sugerido que era mejor esperar.

¿Lo recuerdas todo? —le pregunté—. Supongo que te aliviará saber que no la has matado.

_________________
avatar
Joseph Winterose
Humano

Nombre : Joseph Winterose
Escuela : Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Archimago
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  William el Dom Mayo 26, 2013 8:33 pm

Lo recordé todo, de golpe, y me sorprendí de mi propia astucia. Las falsas acusaciones contra Narshel las habíamos lanzado nosotros mismos, la estrategia de Riak era, en realidad, la estrategia del Concilio… En unos segundos, todo había cambiado.

Pero lo más importante era que Catherine estaba viva y, sobre todo, que yo no la había matado. Quitarme aquella culpa de encima fue un desahogo para mi conciencia, ¡llevaba tantos meses martirizándome por ello!

Entonces… ¿Entonces no está muerta? —pregunté, esbozando una ligera sonrisa, aunque no necesitaba más respuesta que la que mis recuerdos podían ofrecerme—. Por los dioses…, lo he pasado fatal…

Me costó un buen rato asimilarlo todo. El alivio inicial fue dejando paso, poco a poco, a una nueva concepción de la realidad. Recordé el juicio desde otra perspectiva y, si antes solo le había concedido importancia al cuerpo de Cathy y a mis sentimientos de culpa, ahora fui consciente de lo que me esperaba. De nuevo, Crescent, Riak y sus palabras eran los causantes de mi desgracia. Sobre todo Crescent, que había sacado a relucir un tema que yo me había esforzado por ocultarle al Concilio.

Regresaron entonces el miedo y la incertidumbre.

El plan funcionó. Riak está preso. Yo… Bueno, el Concilio debería tener en cuenta que hablaba bajo un hechizo de control mental. Eran las palabras de un nigromante… —Mis palabras habrían sido más creíbles de no ser por Crescent. Él contaba con demasiados apoyos como para poner en tela de juicio su palabra—. Crescent malinterpretó las cosas, vio lo que quiso ver. Pero ustedes saben que Riak siempre estuvo detrás de todo esto y…

Me detuve y miré a Joseph. Con Cathy viva y Riak a punto de ser ejecutado, ya no tenía ningún motivo para querer morir. Tenía la ingenua esperanza de que mi colaboración en la estrategia limpiaría mi nombre y me ayudaría a recuperar lo perdido; era lo que había pretendido conseguir antes de que me borraran la memoria.

Yo ayudé a conseguirlo. Riak está preso gracias a mí —le recordé, entre esperanzado y nervioso.


_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  Joseph Winterose el Dom Mayo 26, 2013 8:39 pm

El efecto de los Lirios de Luna era rápido y preciso. William pronto recordó todo lo que tenía que recordar y, para entonces, era una persona completamente diferente. Había un brillo de esperanza en sus ojos, ya no estaba atormentado. Después de la tragedia mayor, que era el asesinato de Catherine, ya nada podía ser peor a sus ojos. Parecía haberse olvidado de las otras cosas que sí había hecho y por las que estaba realmente imputado.

Me sorprendió que todavía se atreviera a negarlo. Yo no podía determinar cuál de ellos era sincero y cuál no porque apenas había tratado con ninguno de los tres. Incluso podría haber pensado que Crescent mentía o que no era de fiar, como apuntaban algunos de mis compañeros. Pero sí creía en Catherine, porque uno puede mentir con palabras, pero los ojos nunca engañan.

Hay cosas que no se pueden malinterpretar —comencé— y lo mejor que puedes hacer, si quieres recuperar tu dignidad, es reconocer tus errores de una vez por todas. Y sí, sabemos que Riak influyó en ti, pero tú te prestaste a ello.

Todo rastro de alegría desapareció de su rostro y una sombra se posó sobre sus ojos. Primero agachó la cabeza y luego me miró. Ya no tenía argumentos con los que defenderse, porque la evidencia era más poderosa que cualquier connotación que pudiera añadir a sus palabras.

Rebusqué entre los bolsillos de mi túnica dorada y extraje un anillo de plata, con una esmeralda verde en el centro. Lo dejé sobre la mesa y se lo devolví a su propietario.

Riak lo dejó entre los escombros de la casa de los padres de Catherine, para culparte. No sé si lo sabías. —Guardé silencio unos segundos, pero él no dijo nada—. De cualquier forma, ya todo está decidido.

Conjuré unas palabras mágicas y un sobre lacrado se materializó en mis manos.

Aquí tienes la sentencia.

Le había pedido a Shewë que firmara aquel documento cuanto antes. Efectivamente, el futuro de William ya estaba decidido, aunque apenas unos minutos antes le había dicho a Catherine que el asunto se pospondría, que él permanecería encerrado hasta que se celebrara un nuevo juicio. Pero no era cierto. Le mentí para no preocuparla, porque sabía que no le iba a gustar lo que se había determinado para su agresor.

Esto lo hago por Nicole —le dije, muy serio—. Eres su hijo, y no se merece sufrir por nada ni por nadie. Así que espero que respetes las cláusulas de tu libertad. Y mándale recuerdos de mi parte.

Respiré hondo y quise encontrar en William algo de su madre, pero lo cierto era que se parecía más a su padre. De cualquier modo, eso no quitaba que fuera el único hijo de Nicole, y yo no podía quitarle de su lado a la persona que más quería en el mundo. No si estaba en mis manos.

Le he dicho a Catherine que estás encerrado a la espera de sentencia. Ni se te ocurra volver a acercarte a ella. Diremos que estás en el Supplicium y es mejor que todos lo crean. Ve al jardín de esta torre; en la puerta de entrada, tras las rejas, te esperan dos soldados que te llevarán a Puerto Agnolia.


_________________
avatar
Joseph Winterose
Humano

Nombre : Joseph Winterose
Escuela : Escuela del Lago de la Luna
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Archimago
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  William el Dom Mayo 26, 2013 8:48 pm

Me callé porque sabía que no servía de nada seguir maquillando la realidad. Lo di entonces todo por perdido, de nuevo, hasta que Joseph me dio la carta con la sentencia. La abrí de inmediato y leí el contenido.

Me habían absuelto. Me habían absuelto, aunque no era una absolución en toda regla. La carta estaba firmada por Shewë y por Joseph, y exponía las condiciones de mi «libertad». No podía volver a acercarme a Catherine ni a ninguna escuela, especialmente si se trataba de la Torre; debía mantenerme alejado del Concilio y, sobre todo, no volver a experimentar con magia negra. Era una libertad a medias que me dejaba un sabor agridulce, porque me veía obligado a abandonar la que había sido mi vida en los últimos años. Romper cualquiera de las cláusulas podría suponer mi reclusión inmediata. O mi muerte.

Pero eso ya no debía importarme. Seguiría vivo y no tendría que pasar el resto de mis días en prisión. Eso me supuso un nuevo alivio, pues saber que existe la posibilidad de ser ejecutado es una de las sensaciones más angustiosas que se pueden experimentar.

Gracias. Nada de esto volverá a suceder.

Me coloqué el anillo en el dedo y recordé entonces que aún tenía el collar de Cathy en el cuello, oculto bajo la camisa. Pensé en dárselo a Joseph, pero luego decidí no hacerlo. Si, como decía en la carta, no podría volver a verla, aquel sería el único recuerdo que me quedaría de ella.

Abandonarlo todo iba a ser complicado, pero era la mejor de las opciones a las que podía optar. La mejor de las opciones que me habían dejado Crescent tras su testimonio y Riak tras su confesión. «Algún día se volverán las tornas. Algún día...».

Habló de mi madre y me pregunté de qué la conocería. Me quedé un tanto desconcertado, pero tenía tantas ganas de irme de allí que no quise perder más tiempo. Me levanté y fui hacia la puerta.

Le mandaré recuerdos.

Y, con un nudo en la garganta y el corazón en un puño, salí de aquella maldita habitación, sin saber si alegrarme o entristecerme por mi libertad a medias.

_________________

avatar
William
Humano

Nombre : William Erik Arkwright
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Mago consagrado
Clase social : Plebeyo, marinero
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 02/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Varias explicaciones y una condena [Priv. William]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.